Internet nos activa y hace tambalear la televisión

No nos damos casi ni cuenta, pero internet nos está cambiando nuestro entorno social y la manera de relacionarnos con los demás. Así, aunque alguien podría aislarse, otros que parecen aislados podrían en verdad disfrutar de una mayor vida social.

La web, además, está cambiando las costumbres.

Los siguientes datos son del Pew Research Center para Estados Unidos, pero sugieren cómo está la movida.

El 75 por ciento de todos los americanos adultos pertenecen a algún tipo de grupo voluntario u organización y los internautas son más dados a estar activos que otros: 80 por ciento de todos los usuarios de la red participan en grupos, comparado con el 56 por ciento de los que no la usan. Es más: los que están en las redes sociales es más posible que sean activos, 82 por ciento y 85 por ciento de los usuarios de Twitter participan en grupos.

“Una de las cosas llamativas en los datos es cuán propositiva es la gente cuando se hace parte activa de los grupos”, notó Kristen Purcell, coautora.

“Muchos disfrutan las dimensiones sociales de involucrarse, pero lo que quieren en verdad es tener impacto. La mayoría se siente orgullosa del grupo al que pertenecen y la mitad cree que así pudieron lograr algo que solos no hubieran podido”.

Un 25 por ciento de los adultos americanos no pertenece a ningún grupo, por estrés o asuntos de salud, entre otros. Cerca de un quinto de ellos cree que la falta de acceso a internet es una limitante.

Segundo: En Estados Unidos, hoy el 41 por ciento de los americanos se informan de las noticias a través de internet. Y aunque la televisión es aún la principal fuente de información, con el 66 por ciento, ha descendido 8 puntos desde hace 3 años y 16 desde 2002, mientras que el número de personas que se informan por internet creció 17 puntos desde 2007.

Entre quienes están en el rango de 30 a 39 años de edad, en los próximos años internet igualará o sobrepasará a la televisión como primer medio para estar informados.

El estudio del Pew se hizo en la primera semana de diciembre.