Pez virgen da a luz hijos

Cortesía FWC

La necesidad tiene cara de perro dice el refrán y bien cierto que resulta para ciertos animales amenazados de extinción.

Un estudio presentado hoy en Current Biology reveló el primer caso de una hembra de pez sierra críticamente amenazada que se reproduce ella sola sin necesidad de macho, primer caso de vertebrado reportado en el medio natural.

Sí, una virgen que tiene descendientes viables.

De hace tiempo se sabía que algunas veces ciertos vertebrados podían reproducirse por partenogénesis sin necesidad de macho. Se han visto ejemplos de animales en cautiverio, como aves, reptiles y tiburones, que sorprendieron al tener cría sin tener cómo aparearse.

No hace mucho se reportó además el caso de tres serpientes hembras cada una con una cría, quedando la duda de si podían desarrollarse en libertad en su medio ambiente.

En el nuevo estudio Demian Chapman de la Universidad Stony Brook en Nueva York y colegas descubrieron los descendientes de esa especie de pez sierra (partenotes se les dice) vivían sin problemas en un estuario de la Florida.

El análisis del ADN mostró que cerca del 3% de estos peces sierra son nacidos por partenogénesis, sin presencia del macho, por lo que solo contienen los genes que les pasa la madre, lo que se ha considerado una limitante para su desarrollo.

Las sierras de dientes pequeños son una de las cinco especies de peces sierra existentes y se cree que podría ser la primera especie marina en desaparecer debido a la sobrepesca y la pérdida de hábitat costero.

La partenogénesis es común en invertebrados pero escasa en vertebrados. Se cree que en estos se ocurre cuando un huevo no fertilizado absorbe una célula hermana genéticamente idéntica. Las crías tienen cerca de la mitad de la diversidad genética de sus madres y con frecuencia mueren.