Baile así para que sufra

Qué tal las bailarinas de tango: Usar zapatos de tacón mientras se baila podría añadir un toque de gracia a los movimientos de una mujer, pero los tacones también suponen una presión adicional para los dedos de la bailarina.

Eso concluyeron investigadores chinos y británicos, quienes midieron las fuerzas ejercidas sobre las plantas de los pies de seis bailarinas profesionales.

Hallaron que cuando bailaban con los pies descalzos, la fuerza se distribuía de forma equitativa entre el talón y los dedos de los pies. Sin embargo, bailar con tacones altos resultó en la transferencia de más fuerza a la parte delantera del pie.

El estudio aparece en el International Journal of Experimental and Computational Biomechanics.

Bailar con tacones de 10 centímetros (unas cuatro pulgadas) de alto puede conducir a una presión tres veces mayor que la de la atmósfera que se aplica a los dedos de los pies, dijo Yaodong Gu, de la Universidad John Moores de Liverpool en el Reino Unido.

Este aumento de la presión en la parte delantera del pie puede derivar en molestias y a una afección dolorosa llamada fascitis plantar durante un período prolongado de tiempo. Los hallazgos podrían ayudar a mejorar el diseño de zapatos de baile de tacones altos.

“La mayoría de los estudios publicados se han centrado en los efectos de los zapatos de tacón alto sobre caminar de forma normal, mientras que las investigaciones sobre una locomoción más intensiva como bailar son muy limitadas” señalaron los investigadores en un comunicado de prensa del editor de la revista.