Confirmado: 92% del planeta está ahogado

Contaminación en Toluca, México, similar a la que ha vivido Medellín. FotoWikipedia

Contaminación en Toluca, México, similar a la que ha vivido Medellín. FotoWikipedia

Con razón: cada año más de 3 millones de muertes se deben a la contaminación del aire en exteriores y es que 92% de la población mundial vive en sitios donde la calidad del aire es más que deficiente según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud.

Eso dice un modelo que tomó datos de más de 3000 localidades que miden ese tipo de contaminación.

En 2012 se reportó que hubo 6,5 millones de muertes asociadas a la polución del aire tanto en exteriores como en interiores, o sea 11,6% de todas las muertes. Y 90% ocurren en países de ingresos bajos y medios. Pero el nuevo estimativo dice que 1 de cada 9 muertes se debe a este tipo de contaminación.

La polución deriva en enfermedades cardiovasculares, derrames, cáncer y obstructivas pulmonares. Además aumenta los riesgos de infecciones respiratorias agudas.

Los modos de transporte ineficientes, las plantas a carbón, la preparación de alimentos en las casas con combustibles inadecuados y las actividades industriales fomentan el aire sucio, además de causas naturales como las tormentas de polvo.

La OMS establece para las partículas de tamaño 2,5 micrómetros un límite seguro de 10 ug/m3 anuales, pero en muchos países, como Colombia, las normas son más permisivas, autorizando tres y más veces esa cantidad, lo que da una idea de la afectación de la salud de las personas con el beneplácito de las autoridades que no logran detener los elevados factores de contaminación.

Resumen científico de la semana

Trayectoria de neutrinos y región de procedencia. Cortesía Nasa

Trayectoria de neutrinos y región de procedencia. Cortesía Nasa

1. Mensajero intergaláctico

Hace cerca de 10.000 millones de años hubo una explosión en una galaxia conocida como PKS B1424-418. La luz de ese acontecimiento comenzó a llegar a la Tierra en 2012. Ahora un grupo de astrofísicos y físicos han demostrado que unos neutrinos observados por ese año probablemente provienen del mismo y dramático evento. El estudio apareció en Nature Physics. Los neutrinos son las partículas fundamentales más rápidas, ligeras y antisociales así como las menos entendidas. Difícilmente interactúan con otras partículas y por eso es difícil su detección.

2. Reparación de tejidos

Científicos del Instituto Gladstone, en un avance sorprendente, transformaron células de la piel en células del corazón y del cerebro mediante una combinación de químicos, sin agregar genes adicionales como habían hecho otros grupos, un avance que un día permitirá regenerar células dañadas o perdidas mediante medicinas en el punto donde está el daño, un proceso más cercano a la regeneración natural. El avance fue publicado en Science y Stem Cell Biology

3. Los amigos tipo morfina

Una investigación de científicos de la Universidad de Oxford publicada en Scientific Reports sugiere que las personas con más amigos tienen mayor tolerancia al dolor, un resultado explicable por los niveles de endorfina, ese químico cerebral relacionado con el dolor y el placer así como con los vínculos sociales en humanos y otros animales. Así, parecería ser que a más amigos, menos dolor.

4. Tatequieto al cáncer

De 29 pacientes 27 se curaron de una agresiva forma de leucemia que había sido resistente a otros tratamientos, un logro gracias a la modificación genética de sus células T, esas que combaten la enfermedad. Una muestra más de la eficacia de la inmunoterapia, una arma contra el cáncer que suscita gran interés así no se comprendan varios aspectos, como por qué no se curan todos los pacientes. El estudio apareció en el Journal of Clinical Investigation.

5. Células estudiosas

Científicos franceses reportaron en Proceedings of the Royal Society B que la capacidad de aprendizaje se encuentra incluso en organismos unicelulares que carecen, lógico, de cerebro y sistema nervioso, algo que no se creía posible. El estudio se hizo con un moho, protista, Physarum polycephalum, que tiene otras capacidades llamativas como evadir trampas y resolver un laberinto.

6. Genes felices

Un artículo en Nature Genetics presentó el hallazgo de 3 variantes genéticas relacionadas con la felicidad, siendo los primeras que se vinculan con ese estado aunque se considera que existen más. Esas variantes también se superponen con síntomas de la depresión, lo que sugiere que estudiando la felicidad pueden develarse secretos de la segunda. En el estudio se encontraron además 11 puntos del genoma vinculados con el neuroticismo.

7. Enano con hija

Mucho más allá de Plutón, en una región del espacio y del Sistema Solar llamada el cinturón de Kuiper, habita infinidad de cuerpos fríos, asteroides y cometas, También unos planetas enanos, como Makemake. Usando el telescopio Hubble, astrónomos observaron que tiene una luna, de unos 160 kilómetros de diámetro, cuyo origen está por precisar. Este satélite hace pensar que las lunas son comunes en cuerpos de Kuiper.

8. Me falta el oxígeno

Se quedan sin oxígeno los océanos debido al cambio climático, según evidencias en algunas áreas, según estudio publicado en Global Biogeochemical Cybles, el cual indica que hacia 2030-2040 será más evidente en zonas más extensas, situación que podría incidir en la menor disponibilidad de vida marina. El mar obtiene oxígeno de la atmósfera y del fitoplancton.

9. Polución y embarazo

Mujeres embarazadas expuestas a altos niveles de aire contaminado tenían casi el doble de riesgo de las expuestas a bajos niveles de presentar inflamación intrauterina, que en el primer trimestre ofrece el mayor riesgo, lo que incidiría en nacimientos prematuros y problemas respiratorios en los niños, según el artículo en Environmental Health Perspectives.

10. Minitermómetro

Hoy que el mundo se mueve en lo nano, científicos desarrollaron el más pequeño termómetro de ADN, 20.000 veces más pequeño que un cabello humano, que ayudaría no solo a entender la nanotecnología natural y humana sino que podría servir para medir la temperatura a esa escala. El avance fue presentado en Nano Letters.

5 bases del histórico acuerdo de cambio climático suscrito en París

A caminar para recuperar la tierra degradada

Luego de dos décadas de persuasión y negociaciones para que los países del planeta decidieran enfrentar la mayor amenaza de la Tierra, el cambio climático, hoy se logró un acuerdo en París en el marco de la reunión 21 de la Conferencia de las Partes (COP21), con lo cual se persigue que a finales de siglo la temperatura no aumente más de 2°C con respecto a la era preindustrial y la intención incluso de no superar 1,5°C..

Un acuerdo que si no es perfecto sí marca el derrotero a seguir y revela la voluntad de 195 países de limitar el calentamiento del planeta y que tiene metas ambiciosas, con compromisos diferenciados para países desarrollados, en desarrollo y los más pobres.

El acuerdo logrado significa el fin de la economía basada en el carbono, en los combustibles fósiles, para dar paso a una limpia. Y no solo se comenzará a remplazar esa fuente energética sino que se tendrán que reducir los otros problemas asociados a los sumideros de carbono: la deforestación, los cambios en los usos del suelo y su manejo.

El acuerdo entrará a regir en 2020, con metas concretas desde antes.

El documento aprobado consta de 12 páginas, con 19 adicionales de temas no vinculantes.

Un resumen de 5 aspectos básicos del acuerdo, es el siguiente:

Temperatura

Se acuerda limitar el aumento de la temperatura a 2 °C con respecto a la era preindustrial, pero en busca de 1,5°. Las naciones reducirán emisiones tan pronto como sea posible para lograr un balance entre las emisiones antropogénicas por distintas fuentes y remoción por sumideros como las selvas que absorben gases de invernadero.

Quiere decir que en algún momento de la segunda mitad del siglo tendrá que haber un balance cero entre emisiones y sumideros como uso de la tierra, conservación de bosques, agricultura, que hoy responden por 25% de las emisiones.

Es lograr el equilibrio entre lo que emite el hombre y lo que absorben árboles, suelo y océanos.

Esos 2 grados significa reducir emisiones entre 40 y 70% a 2050 comparado con los niveles de 2010.

Mecanismo de revisión

Los países tendrán que actualizar sus compromisos actuales de reducción de polución a 2020 y así cada 5 años. Los planes sometidos por 186 países garantizan en el mejor de los casos un aumento de 2,7°C.

Cada país implementará su propio plan de acción climática, que revisará en 2018.

Periódicamente se analizará el progreso colectivo. La primera evaluación de inventario global será en 2023.

Así se verá si se marcha en la dirección para limitar el aumento de temperatura acordado.

Mercados de carbono

Se establece un mecanismo para contribuir a la mitigación de las emisiones de gases y apoyar el desarrollo sostenible y allana el camino para la cooperación voluntaria entre países para lograr la meta de polución. Las reglas de ese mecanismo de mercado se acordarán luego.

Transparencia

Los gobiernos aceptaron establecer un marco para monitorear, medir y verificarla reducción de emisiones, lo que promoverá la transparencia. Los países en desarrollo tendrán más flexibilidad en ciertos temas, como la frecuencia y el nivel de detalle de los reportes.

Serán menores los requirimientos para las pequeñas islas Estado y los países menos desarrollados.

Financiación

El acuerdo obliga a las naciones desarrolladas a ayudar a los países en desarrollo a pagar para reducir la polución y adaptarse a los impactos del cambio climático. En 2025 se revisará para aumentar la ayuda. La próxima meta será incrementar los 100.000 millones de dólares anuales que habían prometido ya a partir de 2020. Las naciones en desarrollo que peudan también podrán aportar.

Análisis

Para algunos observadores, las herramientas no son suficientes para garantizar que la temperatura no suba más de 2 grados y el planeta sigue camino a los 3, pero el compromiso de revisar científica y periódicamente los esfuerzos de cada país podrían cerrar la brecha.

El acuerdo conducirá a descarbonizar las economías antes de 2050, lo que significará desbancar los combustibles fósiles como principal fuente energética global.

A encargar bebé en el verano

Qué tal que hubiera una temporada de apareamiento. Todos al tiempo para tener hijos en la misma época, como la mayoría de los animales. El caso es que los hijos concebidos en ciertas épocas del año parecen ser más sanos y eso como que es demostrado ahora en un nuevo estudio, al menos para los países con estaciones.

En los años 30 se había advertido ya que los niños nacidos en invierno eran más proclives a tener problemas de salud. Entre las explicaciones se decía que el clima, las temperaturas difíciles, la polución asociada con el invierno, entre otras.

Pero si se analizaba la demografía, el tema era más complicado, pues ciertas condiciones como raza y situación económica inciden en la salud y los problemas de desarrollo de los niños.

Los economistas Janet Currie y Hannes Schwandt, de Princeton University, utilizaron una aproximación distinta al problema, tomando solo hermanos nacidos de la misma madre y el patrón parecía reiterarse. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Entonces, mayo aparece como el tiempo más desfavorable para embarazarse. Los niños concebidos ese mes, que nacen en el invierno, eran un 13% más probable que nacieran prematuros. Eso más el bajo peso consiguiente, afectan la salud.

Los concebidos entre enero y mayo, la duración de la gestación era una semana más corta, nivelándose hacia junio.

En términos de peso al nacer, junio sería el mejor tiempo para concebir. De junio a agosto las madres ganaban más peso en el embarazo y los niños pesaban más al nacer.

Esto fue comparado con la época de aparición de enfermedades como la influenza y pareció coincidir. En esas épocas es más probable que las madres den a luz más rápido.

La situación, se diría, es al revés en países del Hemisferio Sur con estaciones: entre noviembre y enero serían los mejores meses.

¿Y en los países tropicales? Como que todos los meses serían los indicados para concebir, ¿o no? (El estudio solo se relacionó con Estados Unidos)

El ozono disminuye productividad laboral

Si la contaminación atmosférica no preocupa a las empresas, quizás comiencen a hacerlo al saber que aún niveles bajos de ozono afectan la productividad de los trabajadores.

Científicos del Department of Health Policy and Management en Mailman School of Public Health en Columbia midieron el impacto de la contaminación en los agricultores usando las variaciones diarias de los niveles de ozono. Los resultados indican que aún niveles bajo los actuales estándares de calidad del aire en la mayor parte del mundo, tienen un impacto negativo significativo sobre la productividad.

Sus hallazgos sugieren que la protección ambiental es importante para promover el crecimiento económico e invertir en el capital humano en contraste con la idea de un impuesto como productores.

Los resultados fueron publicados en el American Economic Review.

La polución por ozono es un tema de discusión con mucho debate sobre los niveles óptimos. Mientras los políticos dicen que regular el smog del ozono produce beneficios en la salud como menos hospitalizaciones y muertes, Matthew Neidell, principal investigador de este estudio, analizó si incluso niveles bajos podrían afectar el desempeño laboral.

Hasta ahora no se había evaluado este aspecto.

Los investigadores encontraron que un cambio de 10 partes por billón en la exposición promedio al ozono derivaba en un 5,5% de cambio en la productividad de un trabajador agrícola. “Estos estimados son valiosos dado que la agencia ambiental de Estados Unidos se dirige a reducir los estándares federales del ozono”, dijo Neidell.

El presidente Barack Obama dijo en septiembre que no apoyaría un endurecimiento de la normatividad sobre el ozono porque podría ser una carga para los negocios, algo que sorprendió a ambientalistas y expertos en salud.

Plantas carnívoras se vuelven vegetarianas

La contaminación podría estar evitando la muerte de algunas moscas, de acuerdo con un nuevo y novedoso estudio.

Sí: la polución por nitrógeno le está proporcionando a plantas carnívoras tal cantidad de nutrientes, que no necesitan atrapar muchas moscas.

La Drosera rotundifolia crece en mucha parte del norte de Europa, en hábitats llenos de material en descomposición con pocos nutrientes, por lo que deben aumentar la ingestión de nitrógeno atrapando diversidad de insectos que llegan hasta sus pegajosas hojas.

Pero no contaban con un aliado inesperado: el hombre. Las actividades humanas que incluyen la combustión de combustibles fósiles en el transporte e industria, han aumentado de manera significativa el nitrógeno depositado en los sitios donde crece la planta carnívora.

Un estudio publicado en New Phytologist muestra que esta lluvia artificial de fertilizante está llevando a que las plantas pierdan interés en insectos. Aquellas en áreas poco contaminadas obtienen el 57% del nitrógeno de los insectos, mientras que las que reciben más nitrógeno apenas toman el 22% de los desafortunados insectos.

No necesitan comer mucho si disponen de mucho nitrógeno en sus raíces, dijo Jonathan Millett, de Loughborough University, cabeza del estudio.

Pero, ¿como manejaron este cambio en su dieta? Millett dice que algunos experimentos sugieren que pueden hacer sus hojas menos pegajosas, por lo que atrapan menos insectos.

También podría contribuir el cambio de color: aquellas plantas en zonas más contaminadas son mucho más verdes que aquellas que crecen en condiciones de escasez de nutrientes. Estas tienen un color rojo que se cree es el que atrae los insectos.

Por eso sugiere que mirar el color de las plantas podría brindarles a los ecólogos una forma rápida de evaluar cuánta polución por nitrógeno ha sufrido un área.

Los científicos han teorizado que las plantas adoptan el estilo de vida carnívoro cuando no obtienen suficiente nitrógeno a través del sistema convencional apra adquirirlo: las raíces. Por eso, atrapar insectos es otra fuente, aunque no es la solución ideal: demanda mucha energía en el equipo especializado; una vez la planta ha entrado por este sendero, le resulta difícil competir con rivales no carnívoras por el escaso nitrógeno en el suelo.

Ahora buscarán replicar los hallazgos en áreas más contaminadas, como Gran Bretaña: mientras la deposición de nitrógeno por contaminación es de 1,8 kilos por hectárea año en Suecia, en varios sitios británicos se aproxima a 30 kilos.

Increíble forma de supervivencia.

Morir de a poquito

Medellín hacia el sur

Aire. Aire puro. Eso es lo que necesitamos en Medellín, en donde los índices de material particulado son mucho más alto de lo que permiten las débiles normas colombianas. Se publicó hoy en The New England Journal of Medicine un estudio que, aunque referido a Estados Unidos, pone a pensar.
C. Arden Pope y colegas encontraron que una reducción de 10 micrones por metro cúbico en el aire, aumenta las expectativas de vida de 0,6 a 0,2 años.
En las áreas estudiadas, la disminución de la contaminación del aire respondía por un aumento del 15 por ciento en las expectativas de vida de los habitantes.
Un estudio de Elkin Martínez y colegas en 2007 en Medellín mostró que la contaminación del aire en la ciudad por partículas de 10 micras era en promedio de 95 unidades por metro cúbico, mientras la norma de la Organización Mundial de la Salud habla de 20 como máximo permitido.
Una muerte lenta.

Cuando el hielo dice la verdad

No caben dudas. La quema de carbón en Norte América y Europa sí afecta la salud de las capas polares y sus ecosistemas, de acuerdo con un estudio publicado en Proceedings of the Nacional Academy of Sciences. Pero, saben qué, los investigadores liderados por Joe McConnell, del Laboratorio de Química de Ultra-trazas, se encontraron con una inesperada sorpresa:
Al analizar un bloque de hielo extraído del Ártico, los contaminantes encontrados no coincidieron con los mayores picos de actividad industrial de los años 60 y 70.
De hecho, “la polución en el hielo de Groenlandia era más alta hace 100 años cuando las economías de aquellos países se basaban en el carbón, antes de que se introdujeran tecnologías más limpias”.
En el hielo se encontraron metales pesados tóxicos como el cadmio, el talio y el plomo en niveles más altos de lo pensado.
En la foto se observa un bloque de hielo analizado en laboratorio. Cortesía de la NSF.