La soledad mata

Soledad que mata. Aunque hay tipos de personas que prefieren la soledad, nunca esta condición ha dejado de llamar la atención, pues se considera que el hombre es un ser social.
Pues bien: el aislamiento social incrementa las chances de una persona de morir luego de un derrame, según estudio en animales, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.
Courtney DeVries y colegas, reportaron que ratones machos en aislamiento presentaron menores tasas de supervivencia y experimentaron un mayor daño cerebral tras un derrame, que aquellos que vivían con hembras.
Sólo 40 por ciento de los ratones socialmente aislados sobrevivieron siete días a un derrame inducido quirúrgicamente, mientras que todos los que vivían en pareja superaron la dificultad.
Los científicos encontraron que los ratones aislados tenían niveles más altos de varios compuestos pro-inflamatorios en las áreas del cerebro alrededor del sitio del derrame, lo que podría explicar la mayor tasa de fallecimiento y de daño cerebral.
El tratamiento de estos ratones en soledad con anticuerpos para bloquear algunos de esos compuestos eliminó las diferencias en la severidad del derrame.
Los resultados sugieren que el aislamiento social puede alterar el resultado de un derrame al incrementar la respuesta inflamatoria al tejido cerebral daño.