Mover el cuerpo ayuda a solucionar problemas

Si quiere remediar un problema tenga en cuenta su cuerpo. Obvio, el cerebro, pero también sus ademanes y todo lo demás.

La conexión cerebro-cuerpo no es de una sola vía y así lo confirma un estudio desde la psicología cognoscitiva. “Ser capaz de usar el cuerpo en la solución de los problemas, altera la manera como los resuelve”, explicó Martha Alibali, profesora de la Universidad de Wisconsin.

“Los movimientos del cuerpo son una de las formas en las que desarrollamos procesos cognitivos”.

Estas son conclusiones de un estudio publicado en Psychological Science reforzadas por otra muy clara: cuando de solucionar problemas que tienen que ver con movimiento y espacio, la incapacidad de mover el cuerpo nos obliga a otras estrategias, que pueden ser más eficientes.

El estudio involucró dos experimentos. El primero con 85 estudiantes no graduados, a la mitad de los cuales se les impidió el movimiento de manos, mientras que a los otros no se les permitió mover sus pies, todos amarrados con tiras de velcro.

Del otro lado de una pantalla opaca, se les preguntaba acerca de problemas con palancas. Debían responder en voz alta y se les grababa en video.

A quienes se les permitió hacer gestos lo hicieron y fue común que emplearan también estrategias motrices perceptuales. Quienes tuvieron sus manos amarradas e incluso quienes escogieron no hacer gestos, usaron estrategias abstractas y matemáticas con mayor frecuencia sin referencia a los procesos motrices-perceptuales.

En un segundo experimento, 111 adultos hicieron lo mismo en silencio y fueron grabados y sus estrategias descritas luego. Los resultados fueron idénticos.

Los hallazgos conducen a preguntas más profundas sobre la relación de mente y cuerpo y su relación con el espacio, dijo Alibali. “Como pensantes, utilizamos metáforas visuales-espaciales todo el tiempo para solucionar problemas y conceptualizar cosas aún en los dominios que no parecen físicos.

Sumar es ‘arriba’, restar ‘abajo’. Un buen genio es ‘alto’ y uno malo es ‘bajo’. Una estructura metafórica de nuestro paisaje conceptual.

Lo hace mejor que muchos

Tal parece que los cuervos de Nueva Caledonia son capaces de resolver problemas físicos complejo mediante razonamiento casual y analógicamente acerca de las relaciones causales. El reporte lo hicieron A. H. Taylor, de la Universidad de Auckland, y colegas, en Proceedings of the Royal Society B.
Hasta ahora no se ha encontrado mucha evidencia de que los animales no humanos utilicen el conocimiento causal en vez del aprendizaje asociativo para resolver problemas físicos complejos.