Un gusano y una planta se copian

Sabia, la naturaleza es. O simplemente es así. Bueno: un gusano produce cianuro con la misma maquinaria que lo hace una planta… ¡la planta donde vive!

Los gusanos zyagena evita así que los pájaros se los coman.

No está claro, reportaron en Nature Communications los científicos que hicieron el descubrimiento, quién tomó e ejemplo de quién: si el gusano o la planta.

Es el primer ejemplo de organismos de reinos diferentes que evolucionan la misma maquinaria bioquímica.

Algunas plantas son conocidas por tener bombas de cianuro, de modo que cuando un insecto llega a comerse las hojas, ingredientes guardados en distintas partes de las células de la planta, se combinan para producir cianuro y activar la defensa.

Científicos sabían que algunos gusanos podían comer plantas con cianuro y lo almacenaban en su cuerpo, pero descubrieron recientemente que cuando las plantas tienen poco cianuro, los gusanos lo elaboran como una manera de detener posibles depredadores.

“Podemos retirar esos gusanos y ponerlos en plantas que no contienen cianuro, y ello continúan produciéndolo”, dijo Birger Moller, coautor del estudio, de la Universidad de Copenhague.

Los investigadores especularon que en algún momento del pasado los gusanos robaron los genes productores de cianuro de las plantas, pero la secuencia del ADN en los genes del cianuro en gusanos y plantas no se parecía. De manera extraña, ambos usan genes de la misma superfamilia que se encuentra en muchos otros organismos (los humanos usan genes de esta familia para descomponer toxinas en el hígado).

Los dos no solo guardan las instrucciones del cianuro en tres genes similares pero distantemente relacionados, sino que lo cocinan, por llamarlo así, de la misma manera.

Fotos de planta que produce cianuro y del gusano que habita en ella.

Campeones en tomar café

Café. Esa antigua costumbre ligada a la alimentación, las buenas conversaciones, los ratos en familia y… la vigilia.

Estudiantes que lo toman para resistir noches en vela acompañados de libros y cuadernos, médicos para pasar sus ajetreadas jornadas, vigilantes para no caer en los brazos de Morfeo…

Café. La bebida. ¿Quiénes son los campeones en beberlo?

Aunque los datos son de Estados Unidos, pueden proporcionar una idea de lo que sucede en otros lados.

Las enfermeras y los médicos, en ese orden son los que más toman café. En ese país, le siguen los trabajadores de hoteles, los diseñadotes y arquitectos, los representantes de ventas y los preparadores de alimentos.

No aparecen piensa uno con relación a nuestro medio, vigilantes, periodistas, estudiantes y otras personas que deben pasar largas horas trabajando, a veces hasta el amanecer.

Un dato de la encuesta de Harris Interactive, creería uno que sí podría aplicarse a nuestro medio:

Los investigadores encontraron que el 43 por ciento de los bebedores de café dicen que son menos productivos si no lo toman en el trabajo. Y un tercio dice que lo necesitan durante el día.

¿Cómo podría explicarse esta situación? La fuerza laboral de hoy trabaja muchas horas y tiene cargas pesadas, indica Richard Castellini, de CareerBuilder, que ordenó el estudio.

“La encuesta muestra que tener una adición de energía en la mañana y a lo largo de la jornada, puede mejorar los niveles de productividad”.

Aunque algunos cuestionan los beneficios del café, distintos estudios no han encontrado a la fecha evidencias claras de sus perjuicios.

Por ejemplo, un estudio de Tony Chou y Neal Benowitz en Comparative Biochemestry and Physiology, concluyó que no existía evidencia, al revisar la literatura existente, de que el café y la cafeína incrementen el riesgo de infarto, muerte repentina ni de arritmia.

¡Alce esa taza de café!

El pingüino no era como lo pintan

Olvídese. No siempre lo que fue seguirá siendo. Y lo que es, quizás dejará de serlo al evocar el pasado.

¿En qué piensa cuando le mencionan un pingüino? En ese gracioso animal que camina como tambaleándose, vestido con un elegante frac de blanco y negro.

El pingüino no era así. No al menos hace 36 millones de años. En ese entonces tenía el doble del tamaño del, pongamos un ejemplo, el pingüino emperador. Y nada de blanco y negro. Sus plumas eran como granate y grises.

Esto se desprende de un fósil encontrado en Perú, ancestro de los pingüinos, el Inkayacu paracasensis, que medía como 1,5 metros.

“Antes de este fósil, no existía evidencia de las plumas, colores y sus patas. Teníamos preguntas y esta es una manera de comenzar a responderlas”, expresó Julia Clarke, paleontóloga de The University of Texas en Austin en la Jackson School of Geosciences y cabeza de un artículo que apareció hoy viernes en la revista Science.

El fósil revela que la forma de las plumas y aletas que han hecho de estos simpáticos animales unos expertos nadadores, evolucionaron muy temprano, mientras el color de los actuales es de reciente adquisición.

Las plumas están modificadas en su forma, densamente empaquetadas y dispuestas una encima de la otra.

Los científicos hallaron que los melanosomas (orgánulos que contienen melanina, el pigmento absorbente de la luz en los animales) eran más parecidos a las de otras aves, permitiéndoles deducir la coloración de aquellos antiguos habitantes del planeta.

Determinar el color de los animales extinguidos ayuda a conocer su ecología y conducta, expresó Jacob Vinther, de Yale University, co autor.

Este fósil fue descubierto por el estudiante peruano Ali Altamirano en la Reserva Nacional de Paracas.

Dibujo cortesía The University of Texas At Austin

Crean ovario artificial que madura óvulos

El laboratorio no es clandestino. Ni forma parte de una película de terror en donde alocados científicos planean apoderarse del mundo.
Investigadores del Women & Infants Hospital en Brown University inventaron el primer ovario humano artificial, un avance que provee un medio poderoso para investigaciones de infertilidad y para pacientes con tratamiento por cáncer.
El órgano, creado en laboratorio, ha sido empleado para madurar oocitos humanos.
Sandra Carson, profesora de Obstetricia y Ginecología en el Warren Alpert Medical School de esa universidad y directora de la División de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad en el Women & Infants informó que “un ovario está compuesto de tres tipos principales de células y es la primera vez que alguien ha creado una estructura de tejidos en 3D con esa tripleta.
El desarrollo fue presentado en el Journal of Assisted Reproduction and Genetics.
El ovario no sólo provee un laboratorio vivo para investigar cómo trabajan los ovarios sanos, sino que servirían para ver cómo problemas como la exposición a toxinas y otros químicos pueden interrumpir la maduración del óvulo y la salud.
El ovario artificial podría jugar un rol en preservar la fertilidad de las mujeres con tratamiento de cáncer en el futuro, opinó Stephan Krotz, doctor en fertilidad en Houston, autor líder del estudio y antiguo miembro del laboratorio de Carson..
Los óvulos inmaduros podrían ser salvados y congelados antes de la quimioterapia o la radiación, y madurados luego en el ovario artificial.
Lo que hace este ovario un tejido funcional y no un cultivo de células, es que tiene los tres tipos de células en un arreglo en 3D similar a un ovario real en el cuerpo.
Los medios para desarrollarlo fue inventada en el laboratorio de Jeffrey Morgan, profesor de Ciencias Médicas e Ingeniería. Sus platos Petri 3D están hechos de un gel de azarosa moldeable que provee un patrón de desarrollo para alentar a las células a disponerse en formas específicas.
Para crear el ovario, los científicos formaron dispositivos de células teca, uno de los dos tipos claves del ovario, donados por mujeres en edad reproductiva (25-46 años) en el hospital. Luego de que esas células crecieron, grupos esféricos de células de granulosa donadas fueron insertadas en agujeros del arreglo junto a óvulos humanos. En un apr de días, las células teca cubrieron la granulosa y los óvulos, imitando un ovario real.
El gran examen, sin embargo, era ver si la estructura podía funcionar como un ovario para madurar óvulos, lo que se demostró en experimentos subsiguientes.
En la foto, arriba, células teca envuelven las esferas de granulosa. Abajo, el tejido 48 horas después (izquierda) y luego de cinco días. Cortesía Carson Lab.

Pillan estrella comelona

Lo que no es permitido en Tierra, en el espacio infinito puede ser común.
Joel Kastner, profesor del Rochester Institute of Technology, encontró evidencias de que una estrella variable en la constelación Piscis, BP Piscis, no es la joven que aparente y todos creían, sino una vieja gigante roja de mil millones de años de edad que se ha comido una estrella en la vecindad. O un planeta.
En otras palabras: pilló esa estrella que se acaba de comer una compañera, con lo que se posibilita la formación de planetas de segunda generación. Aparece en verdad rodeada por un disco de polvo sin especificar. Ilsutración cortesía CXC-M. Weiss.
Para deducir la edad y descartar que se trate de una alocada joven, se basó, junto a Ben Zuckerman, en tres pequeños detalles:
Está sola y la mayoría de estrellas jóvenes no nacen solas. No tiene litio, que sí poseen las estrellas jóvenes. Y la emisión de rayos X sugiere que rota muy rápido, lo cual es, en términos estelares, señal de senectud.
La estrella estás ingresando en la fase de gigante roja, la última de su existencia antes de morir. Para Joel, la captaron justo tras haberse engullido la compañera: el material de esta cayó hacia BP y parte fue expulsado en potentes chorros.
Para corroborar la hipótesis, se estudiará en infrarrojo el polvo alrededor para ver si está dando lugar a la formación de algún planeta.

Siga la flecha (a las hormigas)

No parece tan difícil como cazan los pájaros hormigueros (Thamnophilidae) y cuánta lógica tiene su estrategia.
Estos pájaros, así como los carpinteros, lo que tienen que hacer es descubrir un ejército de hormigas legionarias cazadoras que marchan por miles a través de la hojarasca en la selva panameña consumiendo cuando insecto, araña y lagartijas hallen en el camino, y seguirlo.
Pues bien, como hay insectos que volando pueden escapar de la acción del temible ejército de hormigas, como los saltamontes y grillos, los pájaros con facilidad los devoran.
La táctica de caza, cerca de la frontera con Colombia, fue descrita por Robb Brumfield, curador de recursos genéticos y profesor de Biología en el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad del estado de Louisiana.
El científico encontró también que existen distintos niveles de especialización entre las aves. El primer y más común nivel es el de los seguidores ocasionales del ejército de hormigas. Otros pájaros siguen el ejército cuando pasa por su territorio, pero no lo siguen más allá de sus límites. Otros sí se aventuran más allá de su territorio, pero también cazan por otro lado.
Por último, están los verdaderos especialistas, todos unos profesionales en el seguimiento de los ejércitos de legionarias y, por lo tanto, dependen de ellos.
Sorpresas te da la naturaleza. Foto cortesía NSF.

Secadores de manos en la picota

Lavarse las manos y no secárselas bien, podría aumentar la diseminación de las bacterias. Secárselas con las hoy comunes máquinas eléctricas que proporcionan calor… ¡también!
Como a los científicos poco se les escapa, un estudio de la Universidad de Bradford publicado en el Journal of Applied Microbiology, analizó distintos maneras de secarse las manos y su efecto en la transferencia de bacterias.
Desde el secado con toallas de papel, secadores tradicionales y aquellos que secan soplando.
En la piel existen muchas bacterias, pero hay otras que se adhieren, por ejemplo al manipular carne cruda, y son difíciles de despegar.
Los científicos encontraron que al frotarse las manos mientras se seca, ayuda a transferir bacterias a otras superficies.
El método más efectivo, se encontró, fue el secado con las toallas de papel.

Denúnciela: esta mariposa se automedica

Sí, las mariposas monarca se curan a sí mismas y a sus descendientes utilizando plantas medicinales.
Así lo creen científicos de Emory University tras sus investigaciones.
Pocos estudios se conocen sobre automedicación en animales, aunque algunos científicos han teorizado que la práctica puede estar más difundida de lo pensado. Jaap de Roode, científico de esa institución, dijo en un informe de prensa que “hemos demostrado que algunas especies de la planta hospedera de las larvas (de la monarca pueden reducir las infecciones”.
La investigación se ha centrado en un parásito protozoario que puede infectarlas.
También encontraron que las hembras prefieren depositar sus huevos en plantas que harán que sus descendientes enfermen menos, lo que sugiere que han desarrollado la habilidad de medicar a sus hijos.
“Los resultados son excitantes porque esta conducta es transgeneracional”, opinó Thierry Lefevre, con un postdoctorado. “Mientras la madre es la que expresa el comportamiento, sólo sus descendientes se benefician”.
Los gusanos de la monarca se alimentan en una docena de plantas, incluyendo algunas con alto contenido de cardenolidos, que no los afectan pero los hacen tóxicos para los depredadores incluso luego de emerger como adultos de sus crisálidas.
Estudios previos se han centrado en si las mariposas eligen variedades más tóxicas de las plantas para protegerse de los depredadores. Pero de Roode se preguntaba si no estaría relacionado con el parásito Ophryocystis elektroscirrh, que invade el estómago de los gusanos y persiste cuando son adultos.
Una hembra infectada transmite los parásitos al poner sus huevos. Si una mariposa emerge de una pupa infectada, secreta fluidos y puede morir.
Los experimentos en el laboratorio demostraron que una hembra infectada prefiere poner sus huevos en una planta tóxica. Las hembras sanas no muestran preferencia alguna.
En la foto, cortesía de Emory, una mariposa infectada con el parásito.

Restituyámosle el buen nombre al tiburón

Es más peligroso andar bajo una tormenta eléctrica o cerca de un enjambre de abejas que ir a la playa.
Aunque son estudios relacionados con Estados Unidos, un reporte de Andre Landry, experto marino del Texas A&M University en Galveston trae la calma.
De 1959 a 2008, en todo Estados Unidos 1.930 personas murieron por un rayo y sólo 25 por ataques de tiburones. En Texas, en ese periodo, 208 personas murieron por los rayos y sólo 1 por ataque de tiburón.
Es más peligroso el viaje hasta la playa, tal parece.
Landry expresó que “usted no tiene que preocuparse mucho por los tiburones cuando esté en la playa”. La gente siempre tiene un factor de miedo porque no sabe qué hay al lado o en la cercanía bajos las aguas.
De distintas maneras se ha probado muchas veces que estos escualos no atacan intencionalmente a los humanos como fuente de alimento. Cuando hay un ataque es porque hay una fuente de alimento cercana al mismo tiempo.
Algunos surfistas han sido atacados por tiburones. Se cree que es porque a los ojos de los tiburones aparecen como focas, una de sus comidas, cabalgando en la ola.
Este año van 28 ataques en Estados Unidos con sólo un caso fatal.
La probabilidad de ser atacado por un tiburón es 1 en 264 millones, según un reporte de The Internacional Shark Attack File.
En contraste, cada año en todo el mundo al menos de 50 a 100 personas perecen por ataques de abejas.
Aunque las estadísticas son claras, hay maneras de reducir las probabilidades de un ataque. Se pueden ver en el sitio de George Burgess.

La fea se acomoda con un feo

Las gorrioncitas menos atractivas tienden a no tener aspiraciones altas cuando de seleccionar pareja se trata, de acuerdo con una investigación presentada en BMC Evolutionary Biology.
Las hembras de menor calidad prefieren machos de menor calidad.
Aunque siempre se ha asumido que las hembras querrán elegir la mejor pareja posible, en términos del bienestar genético y reproductivo, Matteo Griggio y Herbert Hoy hallaron que, de hecho, las hembras poco atractivas no soñaban aparearse con un macho considerado fuera de su liga.
En términos de gorriones, para ser claros, los machos con un gran parche de plumas de colores oscuros son considerados los más atractivos. Mientras más grande el distintivo, más probable que posea el mejor territorio en dónde criar la descendencia.
Si las hembras creyeran que el tamaño es lo que importa, esos machos serían irresistibles para cualquiera.
En el experimento los científicos del Konrad Lorenz Institute for Ethology en Viena dividieron al azar 96 machos de gorriones caseros en dos grupos, aquellos con un parche promedio y otros con un parche creado artificialmente.
Al observar la conducta de 85 hembras definieron el macho preferido.
Griggio explicó que las hembras no tienen una preferencia por el tamaño, pero encontraron que las menos atractivas, esas con menos peso y condición más pobre, tenían una clara preferencia por machos de parche más pequeño o promedio. En vez de no elegir ninguno, escogían un macho poco atractivo.
Se antoja que en algunos casos se parecen a los humanos. ¿O no?

12