Las 10 noticias científicas de la semana

Supercomputador con el que se midió la masa. F. Jülich

1. La pequeña gran diferencia

El que el neutrón sea más masivo que el protón es la razón por la cual el núcleo atómico tiene exactamente las propiedades que permiten nuestra existencia. 80 años luego del descubrimiento del neutrón, científicos calcularon con mayor exactitud la diferencia de masa entre neutrón y protón, una diferencia de solo 0,14%. Esa diferencia explica porqué los neutrones libres decaen en unos 10 minutos mientras los protones, bloques constitutivos de la materia, permanecen estables por un periodo ilimitado. El estudio apareció en Science.

2. No crezcas más

Detente, no crezcas más. Lo que parece tan simple ha sido un gran acertijo para la ciencia: cómo un organismo sabe hasta dónde crecer y los órganos hasta dónde. En un estudio en Nature Communications investigadores ayudan en la respuesta al mostrar que en las moscas de las frutas el tamaño y la precisión del patrón dependen de la cantidad de recursos reproductivos que las madres invierten en el proceso antes de que el huevo salga del ovario. El tamaño depende de la cantidad de la expansión inicial del tejido en el ovario.

3. Nube en centro galaxia

Una gran nube de polvo en el centro de nuestra galaxia pasó cerca del agujero negro sin que hubiera sufrido severas consecuencias, según científicos. La nube, denominada G2, debió pasar por el punto de máximo acercamiento en mayo de 2014. Estudios anteriores y uno nuevo demuestran que no colapsó estirándose como se suponía. Esto sugiere que debe orbitar un cuerpo muy denso. El estudio apareció en Astrophysical Journal Letters.

4. Otro problema climático

La corriente del Golfo es uno de los sistemas de transporte de calor más importantes, llevando agua caliente al norte y fría al sur, incidiendo en los patrones climáticos. Un estudio demostró que se está haciendo más lenta, quizás por el derretimiento de Groenlandia por razones antrópicas, con lo que se impactan no solo ecosistemas marinos sino que afectaría el nivel del mar en zonas de Norteamérica y Europa. El estudio aparecerá en Nature Climate Change.

5. No es tan pegajosa

La materia oscura no reduce velocidad cuando choca con otra componente similar, lo que sugiere que interactúa menos consigo misma de lo que se había pensado. El nuevo análisis se basó en observaciones de los telescopios espaciales Hubble y Chandra. La materia oscura es transparente y solo se observa cuando dobla el espacio visto con la técnica de lentes gravitacionales. El estudio analizó 72 colisiones de cúmulos de galaxias, en las cuales se puede estudiar esa materia.

6. Nitrógeno marciano

En muestras de 3 sitios distintos, científicos encontraron formas de nitrógeno sobre la superficie marciana, lo que sugiere que pudo existir un ciclo del nitrógeno en algún momento del pasado en el planeta rojo, un avance para tratar de responder la pregunta que hace siglos se formula el ser humano: ¿hubo o hay vida en Marte? El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

7. La rana desconcertante

En la reserva Las Gralarias en Ecuador científicos reportaron el hallazgo de una rana del tamaño de una uña que cambia de piel en cuestión de solo 3 minutos: de una apariencia espinosa a otra lisa. El hallazgo fue presentado en el Zoological Journal de la Sociedad de Linneo. La rana es la Pristimantis mutabilis dada su gran capacidad para mutar su apariencia.

8. Son más las tormentas fuertes

El aumento de la lluvia en el Trópico está relacionado con el cambio de las tormentas y no por el número de estas reveló un estudio de la Nasa presentado en Nature. Es decir, hay más grandes tormentas en las cuales cae más lluvia y no un aumento de tormentas. Tormentas más grandes y organizadas y menos pequeñas y desorganizadas en palabras de uno de los autores. El clima cambió.

9. Qué salamandra

En lo que hoy es Portugal hallaron restos de un enorme animal tipo cocodrilo que vivió hace cerca de 220 millones de años, un anfibio de amplia distribución en latitudes bajas y que debió ser eximio depredador. Es pariente lejano de las salamandras actuales. Crecía hasta 2 metros y vivía en lagos y pantanos en el Triásico tardío. Megafauna como mucha de la de entonces. La mayoría de esos grandes anfibios fue borrada durante la extinción masiva de hace 201 millones de años aproximadamente. El estudio apareción en el Journal of Vertebrate Paleontology

10. La gripe que sí mata

Aunque la mayoría de las personas se recuperan a la semana de una fuerte gripe o influenza, algunos sucumben. Sí, mueren. Un estudio presentado en Science reveló el hallazgo de una mutación desconocida hasta ahora que provoca el mal funcionamiento del sistema inmunitario. Se basó en el análisis del genoma de una niña de 2,5 años que falleció por esa razón. La influenza puede matar por otras comorbilidades como enfermedad pulmonar, peor la mayoría de casos fatales ha permanecido sin explicación. Esta es una.

Hallan una rana que ‘hace magia’

Transformación de la rana. Cortesía Zoological Journal

La maga del disfraz que bien podría ser la actriz principal de una buena película de acción. Sí, científicos documentaron una pequeña rana -del tamaño de una uña- que cambia su apariencia de una piel espinosa a lisa en solo minutos, el primer anfibio en ser documentado con tal característica.

Se trata de la rana mutante Pristimantis mutabilis descubierta en las montañas andinas ecuatorianas, en la reserva Las Gralarias, donde también residen pájaros y mariposas bien especiales.

El hallazgo lo hicieron investigadores del Cleveland’s Case Western Reserve University and Cleveland Metroparks durante un sondeo de la población anfibia: Katherine Krynak y Tim Krynak, que han caminado la selva en las noches siguiendo el canto de las ranas y buscando especies raras.

La rana fue vista en 2006 y solo se tomó una foto. Aparecía como llena de espinas y la llamaron la rana punk. Eso lo vieron al ampliar la foto.

La rana es de 20 a 23 milímetros, mientras los machos son menores. Las ranas de la lluvia pertenecen a un grupo que se saltan la etapa de renacuajos y se desarrollan como ranas directamente de los huevos.

El autor principal del estudio, Juan Guayasamín, de la Universidad Tecnológica Indoamérica en Ecuador, fue el primero en sugerir que podría tratarse de una nueva especie, reportó el portal LiveScience.

Fue así como se logró tomar una y colocarla en un contenedor para tomarle fotos al día siguiente. Y en la mañana al abrir el recipiente encontraron que no tenía espinas. Pensaron que se habían equivocado de rana y agregaron musgo a la caja para retornar la rana a su medio al anochecer. Cuando la volvieron a abrir ¡las espinas habían reaparecido!

Luego registraron en fotos el cambio de textura de la piel.

El análisis mostró que se trata de una nueva especie.

El estudio revelando el increíble hallazgo apareció en el Zoological Journal de la Sociedad Linneo.

La rana que se convierte en hielo durante 6 meses

No tienen que mover la nariz ni son víctimas de una bruja. Hay ranas en el ártico que por sí solas se convierten en ¡hielo! En cubos de hielo, para ser más exactos.

Son ranas que sobreviven a temperaturas increíblemente bajas y tras meses en ese estado resurgen victoriosas para la vida.

Se trata de las ranas del bosque Lithobates sylvaticus, conocidas por el superpoder, porque eso es, de congelarse hasta solidificarse en el invierno.

Estas ranas no emigran a zonas más tibias ni se esconden en cavernas para hibernar. Casi que se convierten en estatuas vivientes, congelando su piel, su sangre, el cerebro, algo que mataría la mayoría de los animales.

Y cuando llega la primavera, recuperan la vida y se reproducen como si nada hubiera pasado.

El caso fue analizado en la reunión anual de la Sociedad de Biología Comparativa e Integradora,

La rana, pequeña, vive en los bosques de Alaska y soporta los más crudos inviernos que uno pudiera imaginarse.

Estudios en el occidente medio canadiense o en el sur han mostrado que temperaturas de -7 grados pueden matar aranas. Y un estudio en laboratorio encontró que dos meses de congelamiento son fatales también.

El hábitat de estas ranas se extiende hacia el Círculo Ártico en Alaska y Canadá. Aún abajo del Círculo, su hábitat en Alaska puede permanecer bajo 0 la mitad del año y las temperaturas pueden llegar a -20 grados.

¿Las acaba el invierno? ¿Son más fuertes? Eso fue lo que estudió Don Larson, de la Universidad de Alaska en laboratorio y en su ambiente.

Con su grupo halló 18 ranas que se estaban preparando para el invierno y pusieron sensores en lugares ocultos. Tomaron algunas para encierros en exterior y otras las condujeron al laboratorio para ser congeladas artificialmente.

Las ranas en su medio permanecieron congeladas 193 días en promedio. En esos días los sensores mostraron una temperatura promedio de -6,3 grados y en algunos momentos descendió hasta -18,1. Pese a esas condiciones las ranas sobrevivieron.

¿Cómo lo logran? El secreto parece estar en el azúcar, dijo Larson. Para proteger sus células mientras se congelan usan la sola molécula de azúcar, la glucosa.

Al ‘empaquetar’ sus tejidos con glucosa evita que se sequen demasiado mientras el hielo se cristaliza alrededor de sus células. Y evita que algún hielo se forme dentro de las células,lo que sería letal.

Comparadas con las del laboratorio, las del exterior tenían 10 veces más glucosa en algunos de sus tejidos quizás por el cambio de temperatura del paso del otoño al invierno. Las ranas bombean glucosa tan pronto sienten que se están congelando.

Larson también halló una molécula anticongelante en los tejidos, fuera de las células, las que se unen a los cristales de hielo cuando se forman. Previene que el hielo traspase la membrana celular. Esa molécula ha sido hallada en otros animales y plantas.

Las ranas del estudio se congelaron mucho más de lo que los científicos habían visto antes y cada una despertó en la primavera. Se cree que podrían aguantar condiciones peores.

Mis 10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Con solo pensarlo ¡vuelas!

Investigadores de la Universidad de Minnesota encabezados por Bin He informaron un gran avance hacia la manipulación de objetos con la mente: varios estudiantes pudieron, gracias a una especie de casco con 64 electrodos, hacer volar un quatricóptero y dirigirlo hacia distintos puntos de un gimnasio en la Facultd de Ingeniería. El aparato no estaba conectado con los electrodos. Las ‘señales mentales’ fueron enviadas vía WiFi. El adelanto es un paso para que personas tetrapléjicas puedan ganar autonomía. En estudios previos de otros grupos voluntarios habían movido brazos robóticos y cursores en una pantalla, pero mediante una complicada red de electrodos y alambres.

2. ¡Diga wiski!

Astrónomos que usaron el Very Large Telescope de ESO en los Andes chilenos fotografiaron un planeta a 300 años luz alrededor de la estrella joven HD 95086, cuerpo 4 a 5 veces mayor que Júpiter. El logro es que hasta ahora es el exoplaneta menos masivo observado de manera directa. Se encuentra de su estrella a unas 56 veces la distancia Tierra-Sol (150 millones de kilómetros). La estrella es muy joven, de solo 10 a 17 millones de años, en comparación con el Sol que tiene cerca de 4.600 millones de años. Todo un logro.

3. Nuestro tatara-tatara-tatarabuelo

No llamaría la atención saber que hace 55 millones de años merodeaba por lo que hoy es China un pequeño animal tipo ratón. Lo que sí es sorprendente es que ese es nuestro ancestro más antiguo, reveló un estudio publicado en Nature. Se trata de una criatura denominada Archicebus (antiguo mono). El esqueleto hallado ayuda a explicar las ramificaciones que se sucedieron en la base del árbol evolutivo de los primates. Eran animales que andaban por las copas de los árboles, unos pocos de millones de años después de la extinción de los dinosaurios. El Archicebus era ágil, pequeño y comía insectos.

4. Abracadabra ¡desaparecí los datos!

Si desea borrar un evento de su historial, no estaría lejos de lograrlo. Ingenieros eléctricos reportaron en Nature que usaron láseres para crear un ‘manto’ que puede ocultar comunicaciones en una especie de ‘hueco del tiempo’, de modo que pareciera que nunca fueron enviados. El método es el primero que puede borrar datos enviados a la velocidad vista en los sistemas de telecomunicaciones y abre la puerta a la transmisión de esquemas ultrasecretos, a la vez que podría proporcionar una forma mejor de blindar información del ruido de la corrupción. ¡Nunca existieron!

5. ¿Cómo así, cáncer en aquellos tiempos?

De hace 4.000 años más o menos se conocían casos de cáncer. Ahora se encontró un caso 30 veces más antiguo: ¡cáncer en un neandertal! Sí, un individuo que vivió en lo que hoy es Croacia hace unos 120.000 años. Una enfermedad que parece muy antigua, que hoy se achaca a problemas como la contaminación o los preservativos en los alimentos que no existían entonces. El cáncer se encontró en una costilla hallada entre 1899 y 1905 en una excavación en Kaprina, una cueva al norte del país donde se han hallado miles de restos de antiguos humanos. Un simple análisis a ojo reveló que en el hueso había un espacio donde hubo un cáncer, lo cual fue confirmado con imágenes de tomografía. El estudio apareció en Plos One.

6. El hambre todo lo puede

Cada quien hace lo que sea con un regalo, pero hay algunas formas extrañas, para nosotros, de disponer de ellos. Una de ellas corre por cuenta de la hembra del calamar cola de botella según un estudio publicado en Biology letters: durante el apareamiento, el macho coloca una bolsa con el esperma en la cavidad donde está la boca de la hembra. La mayoría de las veces el regalo temrina como ¡un comestible! Sí, una manera de proporcionar nutrientes para los huevos no fertilizados, con lo cual los machos estarían contribuyendo a la fertilización que haga otro macho, quién creyera. Tiempo perdido.

7. Desiertos poblados

No todo lo que parece solo lo está. El telescopio espacial Spitzer, que mira en infrarrojo, detectó un show estelar en regiones consideradas desiertas en la Vía Láctea, alejadas del atiborrado y convulsionado centro galáctico. En su afán por hacer un mapa de la galaxia, los astrónomos analizan diferentes regiones y han identificado unas 130 en las que aparecen chorros de material brotando de estrellas en su fase de juventud, como sucede con más de 30 estrellas hacia la constelación del Can Mayor.

8. Solo andaba de vacaciones

Una rana que se consideraba extinguida y que fue redescubierta en 2011 acaba de regresar al mundo de los vivos como un fósil viviente según un estudio en Nature Communications. De la rana pintada de Hula en Israel no se había sabido en 60 años hasta que un guardabosques la encontró en un pantano. Desde entocnes otros 11 ejemplares han sido descubiertos. Al analizarla se encontró que es una especie con rasgos muy primitivos, similar a fósiles de millones de años. Parece que es pariente de un grupo de anfibios que se extinguieron hace unos 15.000 años Los anfibios Latonia fueron comunes en Europa durante millones de años, pero ya no queda sino la rana de Hula.

9. Se les extravió el pene

La mayoría de las aves no tiene pene. Machos y hembras se unen frotando la cloaca para pasar el esperma, lo que se llama el beso cloacal. Algunas como los patos y gansos sí lo poseen. Científicos reportaron en Current Biology la causa de la desaparición de ese apéndice: se trata de un gen, Bmp4, fundamental para que el falo se desarrolle. Ese gen tiene además un papel activo en el desarrollo de rasgos como pico y plumas. Para los científicos, quizás la evolución favoreció formar otro rasgo, desapareciendo el pene.

10. Se fabrican cometas

Con el observatorio Alma, científicos observaron el sistema Oph-IRS 48 en la constelación del Ofiuco y detectaron una región de granos grandes de polvo que pueden crecer debido a la colisión, alcanzado el tamaño de un cometa. “Es probable que estemos mirando una fábrica de cometas dado que las condiciones son adecuadas para que las partículas alcancen ese tamaño”, dijo Nienke van der Marel, autor principal del estudio. Ese sistema se encuentra a unos 400 años luz de la Tierra.

Una pequeña coterránea

¡Cuánto nos falta por conocer la vida en Colombia! Científicos a la cabeza de los biólogos Juan Carlos García y John Lynch identificaron otra colombiana, una nueva especie de rana, en el parque nacional Munchique, en el departamento del Cauca.
Pertenece al género Eleutherodactilus y vive en el bosque húmedo en el sector de La Romelia, en un rango entre los 2.550 y los 2.750 metros sobre el nivel del mar.
Los machos adultos miden 19,8 a 24,1 milímetros, mientras las hembras adultas entre 32,4 y 34,6 milímetros, tienen crestas craneales y su dorso es de color marrón oscuro, ocre o gris.
Los ejemplares de esta especie se observan en la noche sobre la vegetación, a dos metros de altura sobre el suelo, lo que permite determinar que su reproducción es continua.
La investigación fue verificada por la revista especializada Zootaxa.
En la foto, una de las nuevas ranas.
Las ranas son de los animales que más rápido avanzan hacia la extinción, junto a otros anfibios como salamandras, debido a los cambios en las condiciones climáticas del planeta y a la destrucción de su hábitat.