Mis 10 noticias científicas de la semana (16-22)

1. Homosexuales por genética

La homosexualidad, al menos en hombres, tendría mucho de genética. Eso reveló un estudio publicado en Psychological Medicine, que confirmó que una sección del cromosoma X es crucial en determinar las preferencias sexuales de los hombres. La investigación se hizo con 400 parejas gays y confirma lo que se había sugerido hace 20 años, cuando entonces solo se trabajó con 38 parejas. Se trataría de la región Xq28. Los investigadores encabezados por Michael Bailey trabajan en un estudio más amplio, con más de 1.000 homosexuales, para tratar de encontrar genes específicos. El hallazgo tiene implicaciones amplias sobre la homosexualidad masculina.

2. Ratones somos

Un extenso estudio del Consorcio Encode publicado en Nature comparó los genomas de los ratones y los humanos, encontrando que en general los sistemas usados para controlar la actividad de los genes tienen muchas similitudes y han sido conservados o continuados a través de la evolución. Ratones y humanos comparten cerca del 70% de las mismas secuencias de genes codificadoras de proteínas, un 1,5% de sus genomas. También se encontraron diferencias notorias. Los ratones han servido como modelos para estudiar distintas enfermedades de los humanos.

3. Bésame, bacteria

Un beso. Un beso contagioso. Un estudio publicado por científicos de la Universidad de Amsterdam reveló que en un beso apasionado de unos 10 segundos pueden transmitirse unas 80 millones de bacterias, que por lo general no causan problemas. Las personas que se besan unas 9 veces al día tienen bacterias similares, en especial las de la lengua. En la boca habitan unos 700 tipos de bacterias. Además se encontró que los hombres tienden a besar mucho más que las mujeres.

4. Una red universal

Investigadores europeos encontraron que la rotación de los ejes de agujeros negros supermasivos en una muestra de cuásares (galaxias con agujeros negros supermasivos activos en sus centros) son paralelos entre sí a distancias de miles de millones de años. Una especie de red cósmica. El estudio fue publicado en Astronomy & Astrophysics. Esa alineación se da incluso en los cuásares separados por miles de millones de años. Una verdadera telaraña universal. Un modelo de evolución del universo.

5. Expulsado de su casa

Es un agujero negro a 90 millones de años luz parece haber sido desplazado del centro de su galaxia, del cual se encuentra a 2.600 años luz, revelaron astrónomos en Monthly Notices of the Astronomical Royal Society. Esa es la explicación más plausible, aunque también podría tratarse del remanente de una gran estrella en explosión de supernova. El objeto, llamado SDSS 1133 se encuentra en la galaxia enana Markarian 177 hacia la constelación de la Osa Mayor. De tratarse del agujero, la explicación para su actual residencia sería la fusión de dos galaxias.

6. Corran que hay derrumbe

Un deslizamiento de tierra de 88 kilómetros que cubrió un área de 2.000 kilómetros cuadrados fue encontrado al suroeste de Utah por investigadores de Kent State University en Estados Unidos. Por fortuna, ocurrió hace 21 millones de años. Sería el mayor deslizamiento conocido, mayor que el de la montaña Heart que ocurrió hace unos 50 millones de años. El hallazgo fue publicado en Geology

7. A soportar más rayos

El Sol tiene una incidencia directa sobre las tormentas eléctricas en la Tierra reveló un estudio publicado en Environmental Research letters. Al moverse su campo magnético mueve el terrestre y las partículas que entran así más fácil llegan a las nubes incidiendo en la formación de rayos. Los rayos cósmicos son canalizados a distintas regiones del planeta incidiendo en las tormentas. El estudio confirma un estudio publicado en mayo pasado.

8. Proteínas en acción

Un nuevo mapa humano del ‘interactoma’, publicado en Cell, presenta 14.000 interacciones entre proteínas. El esfuerzo de 9 años rastreó sistemáticamente cerca de 13.000 proteínas humanas y podría ayudar a entender mejor procesos que derivan en cáncer y otras enfermedades. La meta, dijo uno de los investigadores, es entregar información sobre cada una de las enfermedades crónicas.

9. Nadie sabe para quién trabaja

Un medicamento muy usado en todo el mundo para tratar la diabetes tipo 2 y enfermedades metabólicas, la metformina, sería útil para mejorar la respuesta inmunitaria contra uno de los males que ha vuelto a pasearse por el planeta: la tuberculosis. Esa medicina inhibe el crecimiento de M. tuberculosis e incluso en pacientes con diabetes y tuberculosis, reduce la severidad de la infección. El estudio fue publicado en Science Translational Medicine.

10. Nacidos por gravedad

Tras la explosión del Big Bang aparecieron las partículas de Higgs y en esa aceleración, sugieren los modelos, el universo naciente debió colapsar. No sucedió. ¿Por qué? Un nuevo estudio en Physical Review Letters sugiere cómo la curvatura del espacio-tiempo, de hecho la gravedad, entregó la estabilidad necesaria para que eso no sucediera y pudiera sobrevivir a la expansión, gracias a la cual estamos acá.

Las 10 noticias científicas de la semana

1. Tocamos cometa

En una hazaña comparable a la conquista de la Luna, el módulo Philae, que durante 10 años viajó dentro de la nave Rosetta, descendió sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko para una serie de experimentos sobre la composición y condiciones de ese objeto. La sonda aterrizó con algunos problemas y aunque envió información, había problemas para asegurar una mayor supervivencia por problemas para recargar baterías, apagándose al finalizar la semana. De todas maneras, un paso importante en el conocimiento del Sistema Solar.

2. Un gato indomable

Los gatos, a decir verdad, solo están semidomesticados, reveló un estudio genético publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Pero la domesticación ha incidido ya en genes relacionados con la memoria, el temor y la obtención de recompensas. El estudio hace parte del proyecto del genoma del gato, ideado originalmente para estudiar ciertas enfermedades en el felino similares en algunos casos a las que afligen a los humanos. El estudio permitió detectar que además los gatos tienen genes para el consumo de carne que evita la acumulación de grasa.

3. Dice la célula: grabando, grabando

La grabadora más pequeña del mundo es una… tira de ADN. Sí, en un sorprendente desarrollo científicos lograron que tiras de ADN almacenen datos dentro de las células, datos que no solo se almacenan sino que se pueden leer. Es información relacionada con la actividad dentro o alrededor de las células. Un paso en la biología sintética con aplicaciones varias, como conocer la exposición de una célula a diferentes ambientes. El artículo fue publicado en Science.

4. Infaticidios, hembras y testículos

Como el infanticidio no es ajeno a muchas especies, en especial en especies donde ellas viven en grupos sociales dominados por uno o unos pocos machos, un estudio publicado en Science encontró que las hembras tratan de aparearse con una mayor cantidad de machos de modo que no les sea posible determinar la paternidad, lo que ha derivado en la competencia de estos, la llamada competencia del esperma, que ha contribuido a que posean testículos más grandes.

5. El mosquito que nos pica

Un estudio publicado en Nature reveló que un gen sería el principal responsable de la predilección del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue y la fiebre chikungunya, por picar humanos. Las personas liberan más que otros animales una molécula que atrae al mosquito, dada la activación del gen en sus antenas. Eso no ocurre en un pariente cercano, Aedes aegypti formosus, que prefiere las zonas boscosas.

6. Un toque eléctrico

Un estudio aparecido en Science reveló que un análisis de 11 modelos climáticos sugieren que debido al aumento de las temperaturas asociadas con el cambio climático los rayos aumentarán un 50%. Si bien el estudio se hizo para Estados Unidos, podría extrapolarse a otras regiones del planeta. Por cada grado de más de la temperatura, aumentan 12% los rayos establecieron los científicos. Lo que se viene será muy eléctrico.

7. Alivio sobre la polio

Se siente cierto descanso: un informe de la Organización Mundial de la Salud indica que una de las cepas del virus que causa la polio, fue probablemente erradicada del mundo. En los últimos dos años no ha habido reportes de infección por el polivirus tipo 3. El número de casos de polio se ha reducido 99% desde 1980, siendo el tipo 1 el que ha atacado recientemente en tres países. Una cepa menos es una buena noticia

8. La mancha que no se borra

La enorme mancha roja de Júpiter que lo identifica ante el mundo, no sería una tormenta sino una ‘quemada de sol’ según un nuevo artículo de científicos de la Nasa. En él sugieren que sería fruto de la rotura de algunos químicos por la acción solar en la parte superior de la atmósfera del llamado planeta joviano. La mancha es un rasgo en movimiento, del tamaño de dos tierras. Su ubicación, sugieren, se debería a la altitud en la atmósfera.

9. Intestino deprimido

El autismo y la depresión parecen relacionados con la bacteria intestinal, de acuerdo con nuevas y crecientes evidencias que serán presentadas la próxima semana en el encuentro de la Sociedad de Neurociencias de Estados Unidos. De esa relación se tenían conocimientos precarios, pero es un campo que comienza a abrirse espacio y que conduciría a nuevas y mejores formas de tratamiento de esas condiciones.

10. Otro planeta tormentoso

El clima en Urano es increíblemente activo. Eso dicen astrónomos profesionales y aficionados que han estado observando poderosas tormentas en el planeta azulado. Estas podrían haber sido comunes en 2007, cuando ocurrió el equinoccio en ese lejano planeta, que se presenta cada 42 años, pero no se esperaba verlas ahora. Los observadores han detectado enormes y brillantes sistemas de nubes que incluso han logrado apreciar los aficionados. El hallazgo fue difundido por la Universidad de California en Berkeley.

Enseñan a sumar a las moscas

No han ido a clase, pero podrían hacerlo: las moscas saben contar, demostraron científicos de Estados Unidos y Canadá, quienes desarrollaron una población de moscas de las frutas que muestran su habilidad matemática.

El estudio, aunque preliminar, fue presentado en el Primer Congreso de Biología Evolutiva en Ottawa, Canadá, y apoya la noción de que los mecanismos neurales bajo las capacidades matemáticas emergieron hace millones de años.

Casi nadie duda que nuestros parientes animales más cercanos tienen cierta capacidad para contar. Diversos estudios han revelado también las capacidades numéricas de especies lejanas, como salamandras, peces y abejas. Hasta ahora nadie había intentado, al parecer, desarrollar la habilidad de un animal para contar.

Los genetistas evolutivos Tristan Long, de Wilfrid Laurier University en Waterloo, Canadá, y William Rice, de University of California, Santa Barbara, se unieron para crear una raza de insectos ‘entendidos’ en números. Durante un entrenamiento de 20 minutos, moscas fueron expuestas a dos, tres o cuatro rayos de luz –dos y cuatro rayos coincidían con una sacudida fuerte por una fuente cercana a la caja donde estaban las moscas. Luego de un breve descanso, las moscas eran regresadas al contenedor y se les mostraban rayos de luz. Pese a ser sacudidas, la mayoría no fue capaz de asociar el estímulo negativo con el número de rayos, pero 40 generaciones después sí.

Si bien son resultados iniciales, se debe saber cuáles cambios genéticos están detrás de la evolución del sentido numérico de los insectos.

“El próximo paso es ver cómo la neuroarquitectura de las moscas se ha modificado”, dijo Long. Luego se analizarán las diferencias genéticas entre las moscas del experimento y otras de control para conocer los genes responsables de alentar la habilidad numérica.

Los hallazgos podrían ser ruta para estudio de problemas matemáticos en las personas, como la discalculia.

Las ballenas se broncean sin bikini

Las ballenas también se broncean. Sí, no es que les guste, pero andar en el mar, así no sea en la playa, tiene sus riesgos incluso y para estos mamíferos también parece ser una realidad.

Científicos de la Zoological Society of London y las universidades Queen Mary, de Londres y Cicimar revelaron que la piel de estos cetáceos exhibe daño consistente con la exposición al sol, condición que parece empeorar con el tiempo. Los hallazgos fueron publicados en Proceedings of the Royal Society B.

Los investigadores estudiaron ballenas azules, de aleta y el cachalote en el Golfo de California y determinaron los efectos de los niveles crecientes de rayos ultravioleta sobre su piel.

Durante años, se han observado ampollas sobre su piel. Mediante fotografías de alta calidad pudieron analizarlas bien, así como las áreas afectadas. Encontraron que el daño es similar al que presentan los humanos cuando se tuestan al sol.

Es más: hallaron que el daño era más severo en las ballenas de piel pálida, las azules, en comparación con las más oscuras. Los síntomas, además empeoraron durante los tres años que duró la investigación.

Los índices de radiación ultravioleta en ese golfo se mantienen entre altos y extremadamente altos durante todo el año. Las ballenas, dijo la científica Laura Martinez-Levasseur, necesitan salir a la superficie a tomar aire, para socializar y alimentar los bebés, quedando más expuestas al sol.

El aumento en el daño de la piel en las ballenas azules es motivo de preocupación, pero aún no se sabe qué provoca ese incremento.

Tal como se esperaba, explicó el profesor Edel O’Toole, las ballenas que pasan más tiempo al sol, son las más afectadas.

Restituyámosle el buen nombre al tiburón

Es más peligroso andar bajo una tormenta eléctrica o cerca de un enjambre de abejas que ir a la playa.
Aunque son estudios relacionados con Estados Unidos, un reporte de Andre Landry, experto marino del Texas A&M University en Galveston trae la calma.
De 1959 a 2008, en todo Estados Unidos 1.930 personas murieron por un rayo y sólo 25 por ataques de tiburones. En Texas, en ese periodo, 208 personas murieron por los rayos y sólo 1 por ataque de tiburón.
Es más peligroso el viaje hasta la playa, tal parece.
Landry expresó que “usted no tiene que preocuparse mucho por los tiburones cuando esté en la playa”. La gente siempre tiene un factor de miedo porque no sabe qué hay al lado o en la cercanía bajos las aguas.
De distintas maneras se ha probado muchas veces que estos escualos no atacan intencionalmente a los humanos como fuente de alimento. Cuando hay un ataque es porque hay una fuente de alimento cercana al mismo tiempo.
Algunos surfistas han sido atacados por tiburones. Se cree que es porque a los ojos de los tiburones aparecen como focas, una de sus comidas, cabalgando en la ola.
Este año van 28 ataques en Estados Unidos con sólo un caso fatal.
La probabilidad de ser atacado por un tiburón es 1 en 264 millones, según un reporte de The Internacional Shark Attack File.
En contraste, cada año en todo el mundo al menos de 50 a 100 personas perecen por ataques de abejas.
Aunque las estadísticas son claras, hay maneras de reducir las probabilidades de un ataque. Se pueden ver en el sitio de George Burgess.

Abracadabra: ¡desaparécete!

n paso más hacia la invisibilidad. Lo que era exclusivo de series como Viaje a las Estrellas, El señor de los anillos y Harry Potter, dejará de serlo, quizás dentro de no mucho tiempo.
Varios pasos se han dado en ese sentido. Elena Semouchkina, profesora de la Universidad Tecnológica de Michigan, acaba de dar otro.
Encontró cómo utilizar resonancia magnética para capturar rayos de luz visible y enrutarlos alrededor de objetos, que se ese modo se vuelven invisibles al ser humano.
No se trata de tomarse una pastillita y listo, pero las aplicaciones se vienen a la mente de prisa.
En la publicación Applied Physics Letters reportó, con Douglas Werner y George Semochkin, presentaron el avance: el desarrollo de un manto no metálico que usa resonadores de vidrio idénticos hechos de un tipo de material dieléctrico (que no conduce la electricidad) . En simulaciones de computador, el manto hace que objetos golpeados por ondas de infrarrojo -de una millonésima de largo- desaparezcan de la vista.
Ensayos exitosos de otros científicos han empleado anillos de metal y alambres, pero es la primera vez, dijo, que se logra desaparecer objetos con vidrio.
En la foto, la profesora muestra los resonadores de cerámica que le permiten desaparecer objetos en las frecuencias de microondas, trabajo en el cual está inmersa ahora.

Caen rayos sobre Saturno

Cosas, que asustan: las tormentas eléctricas. ¿Es la Tierra el único planeta donde se producen? No. Los rayos se han observado en otros. El equipo científico de la sonda Cassini presentó ayer una película de una tormenta en Saturno, en la que se escucha el sonido o interferencia que el fenómeno produce en los equipos a bordo de la nave.
“Es la primera vez que tenemos juntos la vista de un rayo y su sonido”, expresó Georg Fischer, científico del Space Research Institute en Graz (Austria). Esto refuerza la creencia de que existen fuertes tormentas eléctricas.
Brillan tanto como los famosos destellos en la Tierra. Son al menos tan fuertes como las que se presentan acá, pero no se presentan con tanta frecuencia, explicó Andrew Ingersoll, del California Institute of Technology.
Se suceden con menor frecuencia, en cualquier momento, pero pueden durar meses.
Desde que Cassini llegó a Saturno en 2004, ha sido difícil observar los relámpagos dado que el planeta es muy brillante y reflectivo. La luz que desprenden los enormes anillos hacen que incluso el área donde es de noche sea más brillante que una noche de Luna llena en la Tierra. El equinoccio, alrededor de agosto de 2009, cuando el Sol directamente cae sobre el ecuador de Saturno, produjo la suficiente oscuridad para tomar las imágenes. En el equinoccio, los anillos están de canto, lo que facilita la observación.
Foto cortesía Nasa.