301 especies de mamíferos en extinción

Damán. Foto Wikipedia

Damán. Foto Wikipedia

 

¿Eres mamífero? Pues podrías extinguirte. Un estudio en Royal Society Open Science reveló que 301 especies, incluyendo 126 primates, 26 murciélagos y 65 ungulados como el ciervo y los cerdos salvajes están en camino a la extinción.

Y gran responsable es la caza, por lo que sin medidas de protección, que son urgentes, el panorama no parece prometedor.

No es mentira. El autor, William Ripple, se interesó en el tema cuando al estudiar los leones hambrientos de África encontró que tenían que competir con los humanos por alimento como las gacelas.

Por eso, comenzó a estudiar con colegas qué sucedía en otros lugares del planeta y se enfocaron en los 1169 mamíferos terrestres amenazados según la Lista Roja de Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, mirando si la amenaza se originaba por la caza o por el comercio de especies..

Encontraron que más de un cuarto de esas especies se enfrentan a la extinción debido a la caza. Las 301 especies incluyen más del 60% de todas las especies terrestres de mamíferos con peso superior a 1000 kilos como los hipopótamos y rinocerontes, animales más expuestos por tener poblaciones más reducidas y más espacio intergeneracional.

A algunos les va mejor que a otros, como a los tenrecs y los damanes, pero el gaur, el oso perezoso, el camello bactriano y el jabalí barbudo la están pasando mal.

Además más de un cuarto de todos los micos y otros primates están en la mira de la extinción.

El estudio va más allá de los grandes animales como elefantes y tigres, para incluir también especies poco miradas pero que también están sometidas a una presión constante.

¿A quién puede interesarle 301 especies? Si no a los hombres, sí a los ecosistemas, que si las pierden tendrán cambios inevitables que perjudicarán a quien propició su muerte: el hombre.

Podrían ser más porque de muchas de las que están en la lista no hay mucha información, como algunos monos de Guinea Ecuatorial muy perseguidos pero como estudiados.

El estudio analizó la protección de los hábitats de esas especies, encontrando que solo 10,5% lo están, aunque la caza con frecuencia se hace en las zonas de reserva.

Una tarea difícil su conservación dados los beneficios para los cazadores, cada vez más tecnificados: por ejemplo, solo en el aeropuerto Charles de Gaulle en París cada semana llegan 5 toneladas de carne de animales silvestres.

Resumen científico de la semana

1. Llegando a la raíz del cáncer

Científicos demostraron que con imágenes de resonancia magnética se pueden detectar las señales más tempranas de recurrencia del cáncer de seno y temores de rápido crecimiento. Con la técnica, basada en una solución de contraste fabricada por ellos, se detectan micrometástasis, células tumorales con el potencial de desarrollar cánceres secundarios peligrosos en cualquier sitio del cuerpo. En el estudio publicado en Nature Communications se muestra la capacidad de detectar tumores con solo unas pocas centenas de células. Cerca de 1/3de los pacientes con cáncer de seno desarrollan metástasis en distintos órganos. Detectar a tiempo es fundamental para salvar vidas. En el dibujo de NIH una mamografía tradicional.

2. Ocho brazos de genes

El genoma del pulpo, ese inteligente y aún misterioso cefalópodo, fue presentado en la revista Nature y aunque en mucho se parece al de otros invertebrados marinos, también contiene características inesperadas claves para entender el origen y funcionamiento de su exclusivo sistema nervioso. Los cefalópodos fueron los primeros seres inteligentes del planeta, según los investigadores y su genoma muestra por ejemplo que a diferencia de otros animales en los cuales los genes están juntos en los cromosomas en el pulpo están por todos los tentáculos. Un animal muy distinto incluso a otros con los cuales está relacionado.

3. Nos quedamos sin batería

El universo produce hoy la mitad de la energía de hace 2.000 millones de años,: se está apagando y cada vez más. Con el uso de los más grandes telescopios terrestres y espaciales los astrónomos analizaron unas 200.000 galaxias y hallaron que en 21 longitudes de onda estudiadas la producción de energía está decayendo. Los modelos predicen que así continuará, hasta que solo reinen el frío y la oscuridad. La información fue divulgada por la Universidad Western de Australia.

4. Mujer llena… corazón enamorado

Un estudio publicado en Appetite muestra que el cerebro de las mujeres responden más a las insinuaciones románticas cuando tienen el estómago lleno que cuando está vacío, con lo que parece cierto eso de el romance comienza en la cocina y no en el dormitorio. El estudio exploró los circuitos cerebrales en mujeres saciadas frente a otras hambrientas, encontrándose que a diferencia de lo que muestran otras investigaciones, en esta se ve que las mujeres jóvenes son más sensibles a recompensas cuando han comido. También se halló un circuito neuronal común entre alimentación y sexo.

5. El doble de Júpiter

Astrónomos presentaron en Science el hallazgo de un planeta, el más similar a Júpiter hasta ahora, con dos veces la masa de este, y se encuentra a 100 años luz. Es 51 Eridani b, cuya formación es reciente, solo unos 20 millones de años por lo que sirve de modelo para estudiar la evolución planetaria. Detectaron en él una fuerte presencia de metano y también rastros de agua. Se encuentra de su estrella un poco más lejos de lo que Saturno está del Sol.

6. Especialistas en oler

Las hormigas no solo detectan unos compuestos en las feromonas sino todos los hidrocarburos en ellas, con lo cual distinguen cada individuo de cada casta social, si es del mismo nido o de otra colonia. Responden ante la presencia o ausencia de un hidrocarburo e incluso a la forma como están mezclados. No se les pierde un solo detalle y esa parece ser una necesidad de los llamados insectos sociales Eso halló un estudio publicado en Cell Reports.

7. Sembrando confianza

En el Journal of Neuroscience científicos reportaron la identificación del área cerebral donde se establece la confianza. En el experimento detectaron señales en el estriado ventral y la corteza prefrontal media que se correlacionaban con valores sociales cuando los participantes tomaban decisiones. Además el estudio mostró que las personas prefieren interacciones con amigos que con desconocidos y cómo esa interacción influye en las decisiones que se toman, en las que la confianza entre las personas está presente.

8. Un mapa con mucho fondo

Científicos crearon un mapa del piso de los océanos con el 70% de la Tierra mapeada. Desde los años 70 no se actualizaba información de ese suelo, encontrándose que las profundidades son muy complejas. El piso oceánico es una tumba donde llegan las criaturas microscópicas, el fitoplancton, uno de cuyos componentes, diatomeas, produce alrededor de 25% del oxígeno que respiramos y ayudan a combatir el cambio climático. Se encontró que la acumulación de diatomeas en el piso es independiente de las que florecen en aguas superficiales en el océano del sur. El estudio lo trae Geology.

9. Este es un planeta errático

Astrónomos reportaron el hallazgo del 10° planeta circumbinario, que orbita dos estrellas. Se trata de Kepler 453b, situado dentro de la zona habitable de su estrella hospedera. Un encuentro que sugiere que ese tipo de cuerpos podría ser muy común. El hallazgo fue publicado en el Astrophysical Journal. Tiene una órbita errática al ser halado por las dos estrellas por lo que su observación es difícil. Solo volverá a verse en 2066. Las estrellas tienen 94% del tamaño del Sol y 20%, siendo más frías.

10. Toda una vida haciendo daño

Un nuevo estudio publicado en Ecography sugiere que fueron los humanos los responsables de la extinción de la llamada megafauna: mamuts y rinocerontes lanudos,el armadillo gigante y hasta del tigre diente de sable, todos los cuales fueron borrados hace 80.000 a 10.000 años. Para llegar a esa conclusión se basaron en análisis estadísticos profundos en los cuales analizaron miles de escenarios posibles.

Mis 10 noticias de la semana

1. El Higgs sí es el Higgs

En la conferencia de física de Moriondi en Italia, científicos de los experimentos Atlas y CMS del Gran Colisionador de Partículas del CERN en Suiza confirmaron que la partícula hallada el año pasado sí es el esperado bosón Higgs, que faltaba para completar el Modelo Estándar de partículas elementales. El bosón es el que explica porqué las demás partículas, esas que constituyen el mundo y el universo que vemos y sentimos, adquirieron y tienen una masa.

2. Jugando a las escondidas

Astrónomos de Penn University descubrieron un par de estrellas enanas marrón a tan solo 6,5 años luz de nosotros. Es el tercer sistema más cercano, tras el de Alfa Centauri y el de la estrella de Barnard. Ahora se buscarán planetas en ellas, una idea que no se descarta.

3. Marte fue favorable para la vida

La Nasa confirmó que el robot Curiosity halló señales de que en Marte pudo haber condiciones favorables para la vida. Tras analizar las muestras de una roca taladrada, se encontraron elementos indispensables para el desarrollo de la vida que conocemos. La misión no busca vida en sí, sino si pudieron existir condiciones para su desarrollo en el planeta rojo. Y parece que sí.

4. El Alma del universo

En las alturas de los Andes chilenos, en el Atacama, fue inaugurado el radiotelescopio Alma, el más poderoso instrumento para el estudio del universo. Un proyecto de varios países, liderado por ESO (European Southern Observatory). Consta de 66 antes que trabajan en interferometría, con lo cual su campo de acción llega a límites no vistos hasta ahora.

5. Los destellos del cometa Panstarrs

Esta semana por fin se dejó ver el cometa Panstarrs en los cielos del Hemisferio Norte. En Colombia fue reportado en sitios despejados, como el desierto de La Tatacoa. La llegada del invierno podría estropear su observación, teniendo en cuenta que comenzó a alejarse de nosotros y cada vez será muy débil. Se aprecia por occidente, luego de caer el sol. Es el primero de los cometas esperados para este año.

6. Antibióticos encienden alarma

Una nota editorial en Nature recordó que cada vez es mayor la resistencia de las bacterias a los antibióticos, lo que sería una catástrofe de orden mundial. Historias de súperbacterias se hacen cada vez más comunes a lo largo y ancho del planeta. La alarma se disparó tras un informe en el Reino Unido sobre el aumento de esa resistencia. El reporte sugiere 17 formas e enfrentar lo que es ya una crisis seria.

7. Defensa de la vida

La Conferencia de las Partes de Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Salvaje) terminó sesiones en Bangkok con la aprobación de 55 propuestas para frenar la disminución de las maderas tropicales y de varias especies de tiburones, mantarrayas y otras plantas y animales. En la cita se rechazaron 9 propuestas y se pospusieron 6. La Conferencia acordó por primera vez tomar acciones para detener la cacería de elefantes y rinocerontes que ha diezmado sus poblaciones a límites críticos. La próxima cita será en 2016 en Sudáfrica.

8. La plantas corren hacia el norte

El aumento de temperatura en latitud norte ha hecho que las plantas estén creciendo más hacia esa región, mostró un estudio de Nasa presentado en Nature Climate Change. En ese Hemisferio el clima es más templado hoy, el Ártico se está derritiendo, la duración de la nieve es menor y la estación propicia para las plantas se está extendiendo, por lo que están creciendo más.

9. Salados la cosa es peor

Tres estudios publicados a la par en Nature mostraron algo que no se había establecido y que pone a pensar: las enfermedades autoinmunes como la esclerosis y la diabetes 1 han aumentado en distintos países, estableciendo los científicos los mecanismos para su desarrollo, encontrándose que existe un gran culpable: el consumo de sal, que es alto.

10. Abejas contra el sida

En estudio presentado en Antiviral Therapy es otra esperanza para detener algún día al VIH. Científicos cubrieron una toxina que se halla en el veneno de las abejas y encontraron que detiene al virus sin afectar las células sanas. Es suministrado mediante nanopartículas. El estudio se hizo in vitro. Se trata de un gel diseñado para aplicar en la vagina y evitar que comience la infección.

Entendiendo el cerebro de gatos y perros

¿Se ha preguntado qué se requiere para tenerlo grande? Pues ser sociable, parece la respuesta.

Durante millones de años (lógico, considerando los ancestros de los cuales derivaron), los perros han desarrollado un cerebro más grande que el de los gatos porque las especies de mamíferos muy sociables necesitan más poder cerebral que los animales solitarios, sugiere un nuevo estudio de Oxford University.

Un grupo de científicos establecieron el cuadro de la historia evolutiva del cerebro de distintos grupos de mamíferos durante los últimos 60 millones de años. Hallaron grandes variaciones en cómo los cerebros de diferentes grupos evolucionaron. Y sugieren que existe un vínculo entre la sociabilidad de los animales y el tamaño de sus cerebros relativo al tamaño corporal, según el estudio publicado en Proceedings of the Nacional Academy of Sciences.

Los investigadores analizaron los datos disponibles del cerebro de más de 500 especies de mamíferos vivos o fosilizados. Encontraron que los de los simios crecieron más, seguidos por los caballos, delfines, camellos y perros. El estudio mostró que grupos de mamíferos con cerebros relativamente más grandes tienden a vivir en grupos sociales estables. Los cerebros de animales más solitarios, como los gatos, venados y rinocerontes crecieron mucho más despacio durante el mismo periodo.

La investigación fue realizada por Susanne Shultz y el profesor Robin Dunbar, del Oxford University’s Institute of Cognitive and Evolutionary Anthropology (Icea) y estableció una amplia variedad de patrones de crecimiento cerebral entre los distintos grupos de mamíferos y hallaron que no todos tienen cerebros grandes, lo que podría ser una muestra de que los animales sociales necesitan pensar más.

“Es interesante ver”, dijo Dunbar, “que aún animales que han tenido contacto con los humanos, como los gatos, tienen un cerebro mucho más pequeño que perros y caballos dada su reducida sociabilidad”.

Shultz resaltó que el crecimiento cerebral en los animales más sociales ha sido mucho más rápido.