Peligro mortal

¿Tiene un aneurisma? Una nueva investigación aporta luces sobre su peligrosidad según el sitio de ubicación y su tamaño.
Un estudio internacional dirigido por la Clínica Mayo encontró que el riesgo de ruptura de un aneurisma cerebral depende de su ubicación y del tamaño, según estudio que se presenta en el Sexto Congreso Mundial sobre Accidentes Vasculares Cerebrales, en Viena (Austria).
El aneurisma cerebral es una dilatación en forma de globo diminuto que ocurre en un vaso sanguíneo del cerebro, según el informe de prensa entregado por esa Clínica.
Los aneurismas pueden romperse, produciendo un sangrado en la zona entre el cerebro y las membranas que lo recubren, lo que deriva en un accidente vascular cerebral y muerte. Se calcula que en solo Estados Unidos, el 2 por ciento de la gente, unos seis millones de personas, tiene aneurismas cerebrales. Cada año ocurre la ruptura en cerca de 25.000 personas.
“El estudio brinda información útil que nos permitirá guiar mejor a nuestros pacientes con aneurismas intactos o no reventados respecto al riesgo de rotura durante un período muy largo de seguimiento”, comentó Robert Brown neurólogo de la Mayo e investigador principal del estudio.
Él y su equipo encontraron que el riesgo de ruptura era un poco mayor en pacientes que los tenían en la zona posterior del cerebro o en la arteria comunicante posterior, que también se encuentra en la parte trasera del cerebro, en comparación con aquellos en la parte frontal. En pacientes con aneurismas de más de 13 milímetros de diámetro, la probabilidad de una ruptura, como mínimo, se duplicaba, frente a aquellos cuyos aneurismas tenían entre 7 y 12 mm.
“Al comparar el riesgo de ruptura determinado en este estudio con aquel del tratamiento para aneurismas, parece que los riesgos son similares para los aneurismas pequeños de tamaño menor a 10 ó 12 mm. Aún no queda claro si es necesario tratar estos aneurismas en todos los pacientes, pero las futuras investigaciones lo aclararán”, expresó Brown.