10 noticias científicas de la semana

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

1. El aire que enferma ciclistas

Científicos presentaron en Environmental Science & Technology análisis del aire que respiran los ciclistas en sus recorridos, encontrando que en zonas congestionadas los compuestos orgánicos volátiles eran 100 a 200 veces más altos y ellos absorbían 40 a 100% más en esos sitios, lo que sugiere la importancia de rodar lejos del tráfico pesado. Un alto precio por contribuir a descontaminar las ciudades. Muchos de esos compuestos son cancerígenos.

2. Qué cosa tan enorme

Astrónomos pudieron medir con precisión el agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia NGC 1332 a 73 millones de años luz de nosotros: es unos 660 millones de veces más masivo que el Sol y una nube de gas lo rodea a una velocidad de 1,8 millones de kilómetros por hora. La medición se logró con la red Alma en Chile y fue publicada en Astrophysical Journal Letters.

3. ¿Hongo esquizofrénico?

Un novedoso estudio de científicos de la John Hopkins vinculó la esquizofrenia con un mayor número de infecciones por el hongo Candida y el desorden bipolar. Personas con esos desórdenes era más probable que hubieran tenido infecciones repetidas por el hongo según el estudio en npj Schizophrenia, aunque los autores indicaron que no se puede hablar aún de causa-efecto pero el hallazgo sí permite un examen al rol de los estilos de vida, sistema inmunológico debilitado y las conexiones microbios-cerebro como contribuyentes a un mayor riesgo de esos problemas mentales.

4. Tres planetas y una enana

En torno a una estrella enana a solo 40 años luz, astrónomos detectaron 3 planetas con tamaño parecido al de la Tierra y aunque 2 de ellos residen muy cerca a la estrella, que esta sea mucho menos caliente que el Sol abriría las posibilidades de que estuvieran en zona habitable. Del tercer cuerpo no se pudo establecer la órbita. Estas estrellas son un buen objetivo en busca de otras Tierras porque constituyen 15% de las estrellas cercanas a nosotros. El logro fue publicado en Nature.

5. La onda de choque

Astrónomo detectó la segunda onda de choque producida en la fusión de cúmulos de galaxias, que se desplaza a 2.700 kilómetros por segundo. El hallazgo revelado en The Astrophysical Journal ayuda a entender más la evolución de esos objetos a tan gran escala y a estudiar fenómenos de alta energía en el medio intergrupal. La detección se hizo en el cúmulo Abell 655.

6. Robot cirujano

En otro avance en cirugía robotizada, científicos lograron una operación de tejido blando en cerdo vivo mediante un robot, sin uso de las manos humanas, logrando alto nivel de precisión según un artículo aparecido en Science Translational Medicine. Este tipo de tejidos requiere suma destreza por las situaciones inesperadas que pueden ocurrir durante la intervención. Los robots han ganado presencia como asistentes, no como cirujanos directamente, por lo cual este logro tiene más relevancia.

7. El noveno, en entredicho

A comienzos de año hubo revuelo por la publicación de un estudio que sugería la existencia del planeta 9 en nuestro Sistema Solar. Ahora otro grupo de astrónomos publicaron en Astrophysical Journal Letters el análisis de varias de los escenarios para la existencia de ese planeta y concluyeron que son muy bajas, lo que atiza la hoguera de quienes siguen en la búsqueda de ese esquivo y hasta ahora inexistente cuerpo.

8. El perro comelón

Quienes tienen perros labradores retrievers saben de su avidez por la comida y su tendencia a la obesidad. Un estudio en Cell Metabolism vincula ese comportamiento a una mutación en el gen POMC. En los perros más obesos había un enredo en la sección final del gen, lo que hace que no tengan la capacidad de sentirse llenos luego de una comida.

9. Somos más

Un nuevo estudio sobre el tema sugiere que el planeta podría albergar un billón de especies, d ellas cuales apenas se han encontrado menos de 3 millones. El estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences se basa en nuevos modelos que consideran la altísima cantidad de microbios que deben existir. Hasta ahora las investigaciones sobre la biodiversidad de la Tierra arrojan resultados muy diferentes.

10. Más carne al banquillo

Para rematar los estudios de la Organización Mundial de la Salud que vinculó el año pasado el consumo de carne con mayor riesgo de cáncer, una publicación en el Journal of the American Osteopathic Association, mostró que en un estudio con 1,5 millones de personas se encontró que la mortalidad por todo tipo de causas es más alta en quienes consumían carne, en particular la roja y la procesada.

El cirujano es… ¡un robot!

La cirugía en cerdos. Foto cortesía Sheikh Zayed Institute

La cirugía en cerdos. Foto cortesía Sheikh Zayed Institute

¿Cómo estuvo la operación, señor Robot?

Y lo que parece un chiste está cada vez más cerca de convertirse en realidad. Científicos y cirujanos del Sheikh Zayed Institute for Pediatric Surgical Innovation at Children’s National Health System acaban de demostrar que una cirugía de tejidos blandos con un robot autónomo supervisado en un sujeto vivo, en este caso un cerdo, es posible y sobrepasa las técnicas clínicas estándares en un ambiente de hospital.

El avance fue publicado en Science Translational Medicine. Allí se reportaron los resultados de cirugías en tejido porcino inanimado y vivo mediante técnica robótica, el STAR (Smart Tisue Autonomous Robot), desarrollado en ese centro.

Esa tecnología remueve las manos del cirujano, que solo actúa como supervisor. La cirugía y las suturas son realizadas por el sistema robótico.

Los tejidos blandos son aquellos que conecta, soportan o rodean otras estructuras u órganos como tendones, ligamentos, piel, tejidos fibrosos, grasa, membranas sinoviales, músculos, nervios y vasos sanguíneos.

El resultado demuestra que hay un potencial alto para usar robots autónomos que mejoran la eficacia, consistencia, resultados y accesibilidad de estas técnicas quirúrgicas, en palabras de los investigadores

La intención de esta demostración no es remplazar los cirujanos, sino expandir la capacidad humana a través de una visión mayor, destreza e inteligencia complementaria de la máquina para mejores resultados quirúrgicos”, explicó Peter C. Kim, de ese centro médico.

Las cirugías asistidas por robots han aumentado, pero las cirugías de tejidos blandos se mantienen manuales por los cambios plásticos y de elasticidad en estos tejidos que se pueden presentar en una operación, que requiere que el cirujano realice continuos ajustes.

10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Un pingüino con ruedas

¿Cómo estudiar una colonia de pingüinos sin que lo descubran y lo acepten? Un disfraz no sería nada cómodo y sí muy sospechoso. Bueno, investigadores se idearon algo: un robot. Sí ¡un robot disfrazado de pingüino! Cuando se acercó un humano, reaccionaron atacándolo, al igual que un robot no disfrazado, pero con este el ritmo cardíaco no fue tan alto. Eso ocurrió en la isla subantártica Posesión con los Aptenodytes patagonmicus. Luego al estudiar pingüinos emperador en la colonia Pointe Geólogie en la Antártida, la mayoría no se inmutó con el robot disfrazado de pingüino. El estudio apareció en Nature Methods y permitió conocer algunas interacciones de estas simpáticas aves.

2. Algo brilla en el espacio

Un experimento de la Nasa detectó que hay una gran cantidad de luz infrarroja en el espacio entre las galaxias, sugiriendo que el universo es mucho más brillante de lo creído. Un resplandor atribuido a estrellas solitarias por fuera de las galaxias. El hallazgo llevaría a redefinir los límites galácticos. Una explicación al fenómeno sería que muchas estrellas son lanzadas al espacio intergaláctico cuando se producen choques de galaxias, algo común en el universo. El estudio apareció en Science.

3. Tienen que ser muy exitosos

Exitosos sí han sido. Y lo han logrado durante cientos de millones de años. Un artículo aparecido en Science reveló que los insectos surgieron en la Tierra hace cerca de 479 millones de años, mientras que los insectos voladores alzaron vuelo hace unos 406 millones de años. La mayoría de los que tenemos hoy aparecieron hace unos 345 millones de años, sobreviviendo a grandes extinciones como la del pérmico hace 250 millones de años.

4. Astrónomos enredados

Un artículo publicado en Astrophysical Journal Letters dio una explicación inesperada a G2, la gran nube que cae sobre el agujero negro en el centro de nuestra galaxia. Contrario a lo pronosticado, no fue tragada por el enorme agujero. Los investigadores sugieren que detrás hay un par de estrellas que se fusionaron en una gigante, o sea que no existe la enorme nube, sino este objeto estelar que no ha sido tocado por el agujero. Una explicación que otros astrónomos cuestionaron de inmediato.

5. Diálogo entre cerebros

No necesitamos hablar. Científicos reportaron en Plos One la réplica de un estudio realizado el año pasado en el cual dos cerebros se comunicaron vía internet. Un individuo es conectado a un equipo de electroencefalografía que lee su actividad cerebral y envía señales eléctricas vía pulsos por la web al segundo participante, que usa un gorro de natación con estimulación magnética transcraneana cerca del área cerebral que controla el movimiento de las manos. Así, el primero podía enviar señales para que el otro moviera su mano.

6. Oponiendo resistencia

La lucha contra la polio no se detiene y mientras hubo 350.000 casos en 1988 solo 650 se presentaron en 2011, pero en la República Democrática del Congo hubo un caso que llamó la atención: la alta mortalidad entre quienes contrajeron el mal. Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que la cepa ofrece resistencia a la vacuna: posee dos mutaciones no vistas hasta ahora de las proteínas que forman la capa del virus. El temor es que se vuelva a presentar una epidemia como la del Congo dijeron los investigadores.

7. Clima que enferma

No solo son inundaciones y olas de calor. El cambio climático está afectando la salud de la humanidad. Un estudio publicado en Emerging Microbes & Infections indica que están apareciendo nuevas enfermedades y reemergiendo otras. Son enfermedades que hoy provocan 1/3 de las muertes en el planeta, muchas de ellas en países en desarrollo. La reducción de lluvias en algunas áreas está asociada al incremento de ciertos problemas de salud en varias regiones.

8. Cuna planetaria

Con el nuevo telescopio Alma en Los Andes chilenos astrónomos pudieron observar con lujo de detalles, mayores a los del Hubble, un anillo de formación de planetas en una estrella joven, de solo 1 millón de años, menor que el Sol, a 450 años luz. HL Tauri alberga ese sistema en el cual se nota con claridad que existe un proceso de formación de varios planetas, lo que sugiere que estos se forman mucho más rápido de lo que se creía. La información fue divulgada por el Observatorio Europeo Austral (ESO).

9. Un niño juguetón

El análisis mensual sobre la oscilación Enso emitido por el Centro de Predicción del Clima de Estados Unidos reveló que el esperado fenómeno de El Niño aún no cuaja y se ha retrasado. Mientras el océano Pacífico muestra una temperatura más caliente de lo normal, la atmósfera no responde en concordancia, por lo que se hace difícil que se forme este año, aunque podría darse de acá al primer trimestre de 2015 y de hacerlo sería un El Niño débil. ¿Afectará de alguna forma el clima en unas regiones? Podría ser, pero sin intensidad.

10. Carne que te ha de vencer

Deliciosa la carne para medio mundo, pero nociva que es. La carne roja es conocida por afectar el corazón al contribuir a la formación de la placa arterial que provoca infartos y derrames. Un estudio en Cell Metabolism aporta luces para conocer el porqué. La carne contiene grandes cantidades de un nutriente que los microbios en el intestino convierten en una sustancia conocida por alentar la formación de esas placas.

Mi resumen científico de la semana (3-9)

1. El robot que nació del papel

Mediante técnicas inspiradas en el origami, un equipo de científicos estadounidenses construyó un robot que se puede desdoblar a sí mismo comenzando desde una hoja plana. El artículo fue publicado en Science. Comienza como una hoja de polímero con su electrónica y mores añadidos en la parte superior. Es tan delgada la hoja que puede ser doblada para formar una estructura deseada. El doblamiento no requiere intervención humana: la hoja contiene dobleces por las cuales unos elementos calientes insertados hace que se doble. Un computador que hace parte del dispositivo hace que los dobleces se doblen en un patrón predeterminado.

2. La locura de la vitamina D

El estudio más amplio sobre el tema reveló que la deficiencia de vitamina D sí se relaciona con un mayor riesgo de que las personas de más edad desarrollen demencia y Alzheimer. La probabilidad es más del doble. En el estudio los adultos con una deficiencia moderada tenían 53% más riesgo de esos males, pero aquellos con una deficiencia severa el riesgo era 125% mayor. La investigación fue publicada en Neurology. La vitamina D viene de distintas fuentes, de tomar el sol, alimentos como el aceite de pescado y los suplementos.

3. Se triplicó el mercurio

Los niveles de mercurio en los océanos se han más que triplicado en algunas regiones del planeta por la acción del hombre, en particular la minería y la combustión de combustibles fósiles, reveló un estudio en Nature. Y 2/3 del elemento están en aguas superficiales, hasta los 1.000 metros de profundidad. El aumento del mercurio de origen humano es del 150% desde la industrialización. ¿Se incorpora a la cadena alimenticia?

4. Aquí Rosetta: todo bien

Luego de 10 años de viaje por el espacio y haber recorrido 6.400 millones de kilómetros, la nave europea Rosetta alcanzó al cometa 67P/Churmuyov-Gerasimenko y se situó en su órbita para seguirlo los próximos meses. En noviembre dejará caer al explorador Philae sobre el núcleo del cometa para analizarlo en detalle. Rosetta se desplaza a unos 100 kilómetros del viajero espacial de órbita corta: solo 6,5 años alrededor del Sol.

5. X + X /2 = felicidad

Una ecuación matemática desarrollada por investigadores de University College London ha predicho la felicidad de 18.000 personas, revelando los resultados que el momento a momento de la felicidad refleja no sólo cuán bien van las cosas sino si están mejorando. La ecuación predice con exactitud cómo responderá la gente que está basados en eventos recientes como las gratificaciones que reciben y las expectativas que tienen durante una toma de decisiones. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

6. Así se comunican los caballos

Tienen otras formas de comunicarse que nosotros no y que no conocíamos. Científicos reportaron en Current Biology que los caballos son sensibles a las expresiones faciales y la atención de otros congéneres incluyendo la dirección de ojos y orejas. Sí. Se comunican así. El estudio demuestra que se basan en la orientación de la cabeza de los otros para encontrar comida, pero esa capacidad de ve limitada cuando parte de la cara es cubierta con máscaras. Una organización social fluida y compleja, como la de otros animales.

7. La estrella que cambió de personalidad

Astrónomos reportaron el descubrimiento de un objeto muy frío, de solo 100 a 150 grados que en su anterior vida fue mucho más caliente. Sí, tuvo otra vida, evolucionando a un estado muy diferente al inicial. El estudio fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. En realidad es un objeto de la clase enana Y. Durante millones de años fue supercaliente, pero hoy luce frío. Se halla hacia la constelación Fornax a entre 33 y 55 años luz. El objeto, Wise J0304-2705, es tan masivo como 20 a 30 planetas Júpiter, pero nunca alcanzó la masa suficiente para generar fusión de hidrógeno.

8. Lucha contra el Alzheimer

Si funciona en humanos, sería una herramienta para tener en cuenta: científicos de Yale descubrieron un compuesto que reversa el déficit cerebral de la enfermedad de Alzheimer en modelo de ratones. El TC-2153 inhibe los efectos negativos de la proteína Step, esencial en al regulación del aprendizaje y la memoria, funciones que se afectan con el Alzheimer. El estudio fue publicado en Plos Biology. Ahora los investigadores lo prueban en otros animales.

9. De Flores y el Down

Que sí, que no, que una nueva especie, que era un enfermo. Desde que se descubrieron restos humanos en la isla de Flores el alboroto llegó. Fue en 2004. Para unos, los descubridores y luego otros investigadores, se trataba de una nueva especie. Homo floresiensis lo llamaron. Era pequeño de estatura. Otros controvirtieron el hallazgo. En un estudio esta semana en Procedings of the National Academy of Sciences se cuestiona la asignación a otra especie, sugiriendo que se trata de alguien que tenía síndrome de Down. Más leña para el fuego.

10. Cof, cof, cof

¿Qué tanto contribuye el humo al calentamiento del planeta y por ende al cambio climático? Mucho se ha especulado. Esta semana investigadores mostraron en Nature Geoscience el resultado de un nuevo estudio en el cual concluyen que aunque el humo de los incendios forestales no tiene el mismo nivel de los gases de efecto invernadero de la combustión de combustibles fósiles, sí contribuye al cambio climático más de lo pensado hasta ahora. Otro asunto para considerar en serio.

Alguien lanzó una roca en Marte

O hay un marciano poniéndole zancadillas al robot Opportunity o tal vez cayó un meteorito a sus pies (o patas). O fueron sus ruedas.

El caso es que dos imágenes del mismo sitio en días distintos tomadas por los equipos del explorador marciano mostraron que una piedra está donde antes no.

Las fotos de la cámara panorámica tienen una diferencia de 13 días. La primera fue tomada el 26 de diciembre en el día marciano 3.528 desde su llegada, la segunda en el 3.540 el 8 de enero. Y antes de tomar la segunda, Opportunity se había movido un poco.

En esta última aparece el brillante objeto que antes no estaba. La roca tiene el tamaño de una dona. Una parte es casi blanca, la otra roja.

Los expertos de la Nasa advirtieron el cambio. Aunque pudo tratarse de un meteorito pequeño, no parece la explicación más plausible. En cambio, los científicos creen que las ruedas del robot desplazaron la piedra, que quedó en posición invertida a la que tenía entregando una buena oportunidad para estudiar cómo es por ‘debajo’.

El sitio donde está Opportunity es el borde del cráter Endeavour donde trabaja en el costado norte de las laderas en ese sitio de Marte, en el sexto invierno marciano que enfrenta el explorador.

La roca, de todas maneras, despertará la imaginación de más de una persona queriendo ver la obra de un marciano.

Foto cortesía Nasa

Especial: un año de Curiosity en Marte

El robot en su sitio de trabajo

Un año terrestre y medio año marciano después de haber pisado suelo en Marte, el robot Curiosity cumplió ya su misión: detectar que el planeta rojo sí tuvo las condiciones por las que un día lejano en el pasado pudo albergar vida.

Hoy se celebra 1 año del robot auscultado el planeta, el que más ha sido explorado por el hombre pero al cual nunca había llegado una máquina tan sofisticada como Curiosity.

Hace un año, decenas de miles de personas contenían el aliento, incluidos los técnicos de la Nasa, en la operación de descenso del robot. Era una maniobra que nunca se había experimentado.

Curiosity viajó hasta Marte a bordo del Mars Science Laboratory. La nave entró a la atmósfera marciana a una velocidad que no había tenido ninguna otra misión, 5.900 metros por segundo, experimentando un calor sin precedentes. En solo 7 minutos redujo su velocidad hasta posarse en el suelo. Para ello, soltó la coraza protectora, abrió paracaídas, se desprendió el módulo que guardaba el robot, este bajó, encendió cohetes retropropulsores, se elevó un poco, se desprendió el robot sostenido por unas cuerdas, tocó superficie y el módulo se apartó. Toda una odisea con un ingrediente espectacular: sin poder comunicarse con el mando en la Tierra. Siete minutos en los que no se supo nada más 14 que tardó la primera señal.

Así, comenzó la más compleja misión humana sobre superficie marciana en el sitio Bradbury, a los pies de una ladera del monte Sharp, dentro del cráter Gale, un sitio escogido por más de 100 científicos entre 30 posibles lugares de aterrizaje.

Antes, durante el vuelo, la misión había obtenido los primeros resultados científicos: la medición de los niveles de radiación natural entre la Tierra y Marte, información valiosa para planear viajes futuros.

“El éxito de Curiosity, desde que tocó suelo hasta los hallazgos científicos, nos llevan adelante hacia otras metas de exploración, como enviar humanos a un asteroide y a Marte”, según Charles Bolden, administrador de la Nasa.

Es que en estos 12 meses, Curiosity ha enviado más de 190 gigabits de datos, enviado más de 36.700 fotografías de alta resolución y 35.000 más pequeñas, disparado más de 75.000 rayos láser para investigar la composición de distintos objetivos, ha recogido y analizado muestras de dos rocas marcianas y ha recorrido más de 1.600 metros desde el sitio del aterrizaje.

Trayectora de 1.600 metros

En las últimas cuatro semanas se ha desplazado más de 699 metros luego de dejar el ambiente donde trabajó cerca de 6 meses.

En las exploraciones iniciales encontró evidencias de un antiguo flujo de agua en la zona, como habían sugerido los orbitadores que actualmente andan alrededor del planeta, pudiéndose decir que en los primeros 8 meses ya había logrado el objetivo principal de la misión de 23.

Aunque muchos creen que la misión busca vida marciana, la intención es determinar si hubo condiciones favorables para que esta se hubiese podido desarrollar en algún momento.

La evidencia de un pasado que pudo contener vida microbiana provino del análisis de la primera muestra recogida mediante perforación de rocas, una técncia que nunca se había usado en la exploración espacial.

“Ahora sabemos que Marte ofrecía condiciones favorables para la vida microbiana hace miles de millones de años”, dijo John Grotzinger, científico de la misión en el California Institute of Technology en Pasadena.

“Ha sido gratificante el éxito, pero eso ha aumentado el apetito por conocer más. Esperamos que esas capas vistas en el monte Sharp preserven una amplia diversidad de otras condiciones ambientales que podrían haber afectado la habitabilidad”.

La misión también encontró señales de que Marte perdió la mayor parte de su atmósfera original a través de procesos que ocurrieron en la parte superior, procesos que serán estudiado por la próxima misión, Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN), que partirá en noviembre próximo.

Al comienzo del periplo, Curiosity se desplazó al este, hacia el sitio Glenelg, donde hay una intersección de 3 tipos de terreno. Allí recogió la primera muestra del suelo de una roca bautizada John Klein, en la cual halló evidencia mineralógica y geológica de agua en el pasado y de elementos claves para la vida.

A fines de julio dejó esa zona para comenzar su viaje de varios meses hasta las faldas del monte Sharp, el principal destino de la misión.

Otros de los objetivos de la misión son medir la radiación en la superficie y caracterizar la geología del área en el monte Sharp.

Datos

Autorretrato con una de sus cámaras

-Curiosity mide 3 x 3 metros y es 5 veces más pesado que los exploradores Spirit y Opportunity (este aún en operación).

-El peso al partir era de 3.893 kilos y de 2.401 kilos al entrar a Marte.

-Para llegar al planeta recorrió 562 millones de kilómetros. Marte estaba a 249 millones de kilómetros de la Tierra el día del aterrizaje y la temperatura en el lugar era de -90° C a 0° C.

-La electricidad es suministrada por un generador de isótopos a partir de plutonio 238, lo que le permitirá sobrevivir sin problemas los 687 días de la misión o más.

-El vehículo puede pasar por encima de osbtáculos de hasta 65 centímetros y recorrer hasta 200 metros por día.

-Está dotado con 7 equipos, desde el analizador de muestras a una cámara para tomar primeros planos de las rocas y el suelo. También porta espectrómetro de rayos X y un equipo láser para evaporar capas de las piezas que analice. Estos equipos son 10 veces más masivos que los de previas misiones.

-Fue lanzado el 26 de noviembre de 2011 a bordo de un cohete Atlas V 541.

-Más de 400 científicos alrededor del planeta trabajan en las operaciones en tierra.

-El costo de la misión es de US$2.500 millones.

Así es Marte

-El planeta rojo tiene un color de amarilloso a rojizo.

-Su diámetro es de 6.780 kilómetros, la mitad del terrestre.

-Con una masa de 1/10 la terrestre, la gravedad es solo 38% la de la Tierra.

-El planeta es el cuarto del Sistema Solar, contado desde el Sol. Está 1,5 veces más lejos del Sol que la Tierra. Su máxima cercanía es de 206 milloens de kilómetros y se aleja hasta 249 millones de kilómetros.

-Su año dura 687 días terrestres.

-Los polos están inclinados 25 grados, creando estaciones similares a la Tierra.

-La atmósfera está compuesta por CO2 (95,3%) y nitrógeno (2,7), argón (1,6%).

-Los vientos alcanzan hasta 40 metros por segundo.

-Sus mayores rasgos son el monte Olimpo, el segundo más alto del Sistema Solar, de 26 kilómetros de alto y 600 de ancho.

-El cañón del Valle Marineris es el más largo y profundo del Sistema Solar: 4.000 kilómetros por hasta 10 de profundidad.

-El planeta posee dos pequeñas lunas, Deimos y Fobos.

Imágenes

Paisaje de la soledad marciana

Por aquí corrió un río

A la izq. centro: robot visto por orbitador en Marte

En el camino abundan las rocas

Mi selección: 10 hechos científicos de la semana

1. Adiós a un servidor

El observatorio espacial Heschel, de la Agencia Espacial Europea, cerró sus ojos esta semana luego de 3 años de andar dedicado a observar el frío universo. Lanzado en mayo de 2009, el martes se agotó el refrigerante, 2.300 litros de helio líquido, que permitían mantener los instrumentos en el cero absoluto. La confirmación de su muerte, que estaba prevista, provino de la estación terrestre en Australia occidental, que comprobó un aumento exagerado en la temperatura de todos los equipos. En su vida hizo más de 35.000 observaciones durante más de 25.000 horas de valiosos datos científicos en 600 programas.

En la foto de ESA, el observatorio contra la región Vela C de formación estelar.

2. El extraño insecto que voló

Durante las primeras horas de una mañana el verano pasado en el laboratorio de robótica de Harvard, un insecto alzó vuelo. De la mitad del tamaño de un clip para papeles y con un peso menor a 1/10 de gramo, se elevó varios centímetros, se detuvo un momento, batió sus alas y se desplazó por el cuarto. El primer insecto-robot probado con éxito, cuyo logro apenas acaba de divulgar el estudiante Pakpong Chirattanamon. Fue culminación de más de una década de esfuerzos de diversos científicos. El reporte se publicó en Science.

3. Una molécula que nos envejece

La región del cerebro que controla el crecimiento, la reproducción y el metabolismo también inicia el proceso de envejecimiento según un estudio publicado en Nature, un hallazgo que podría conducir a tratamientos para enfermedades relacionadas con el envejecimiento, permitiendo quizás que las personas vivan más.

Dongsheng Cai, fisiólogo del Albert Einstein College of Medicine en Nueva York y colegas rastrearon en el cerebro de ratones la actividad de NF-kB, una molécula que controla la transcripción de ADN y participa en la inflamación y la respuesta del cuerpo al estrés.

Encontraron que la molécula es más activa en el hipotálamo cuando el ratón se hace mayor.

Exámenes posteriores sugieren que esa actividad ayuda a determinar cuándo los ratones exhiben señales de envejecimiento.

4. Otro virus que brinca

Más de 126 casos confirmados en China y 26 muertes tiene a su cargo hoy el virus de la influencia aviar H7N9, cuya transmisión se ha dado de animal a humano aunque no se descarta que algún caso haya sido entre personas. Tampoco se tiene mucha claridad sobre el origen de la virulenta cepa que por ahora está confinada a ese país asiático pero que ha generado la alerta de la Organización Mundial de la Salud. Los rasgos genéticos del virus fueron puestos en internet por los científicos chinos para el estudio de la comunidad científica internacional.

5. Un mal regreso al pasado

Hace más de 3 millones de años que la Tierra no tenía las concentraciones de dióxido de carbono que exhibe hoy: casi 400 partes por millón de acuerdo con el Observatorio de Mauna Loa, una revelación conocida mientras en Bonn delegados de 160 países trataban de allanar el camino hacia un pacto que permita poner en cintura las emisiones de gases de invernadero. Al comienzo de la revolución industrial la concentración era de 280, lo que muestra la incidencia que hemos tenido los humanos en su crecimiento.

6. Anti, sí anti-materia, anti-gravedad

En un artículo en Nature Communications físicos de la Universidad de California en Berkeley y colegas del experimento Alfa en el CERN -Gran Colisionador de Partículas- reportaron la primera medición directa del efecto de la gravedad en la antimateria, específicamente en un antihidrógeno en caída libre. Aunque aún no es definitiva .la incertidumbre es 100 veces la medida esperada- el experimento el camino hacia una respuesta definitiva a la pregunta fundamental de si la materia cae hacia arriba o hacia abajo.

7. Choque esos dos

A la lista creciente de exoplanetas hay que sumarle otros dos hallados con el observatorio espacial Kepler, el espectrógrafo de alta precisión Harps-N del ESO y el espectrógrafo Sophie. Se trata de KOI-200 y del KOI-889-b. KOI: es Kepler Object of Interest. Ambos tienen cerca de la masa de Júpiter y órbitas excéntricas de menos de 10 días, residiendo muy cerca de sus estrellas. A la fecha se conocen 884 planetas extrasolares en 692 sistemas planetarios.

8. Si por acá llueve…

No es sencillo imaginarse un huracán 20 veces el tamaño de esos mortíferos que vemos en la temporada de huracanes en el Caribe. Bueno, la sonda Cassini que hace años transita por el sistema de Saturno encontró uno en el planeta de los anillos. Detectó un vórtice como esos asociados al tiempo dentro de un misterioso chorro con patrón hexagonal en el polo norte. Cuando Cassini llegó a Saturno en 2004 el invierno no dejaba ver, pero ahora, tras el equinoccio saturniano de 2009, hay más luz y pudo detectar la tormenta.

9. Esto se nos dañó

Un estudio publicado el viernes en Geophysical Resaerch Letters reveló cómo el calentamiento global con el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono cambiará los patrones climáticos y provocará más fenómenos extremos como sequías y precipitaciones. Por cada 0,5°C que aumente la temperatura la lluvia fuerte en el planeta aumentará 3,9% y la más ligera 1%, lo que no son buenas noticias.

10. Se deja ver 105 años después

Dicen que solo mató una persona en 1908 pero devastó más de 2.000 kilómetros cuadrados: el impacto de Tunguska en remota zona de Siberia, que se cree se debió a un meteorito pero que al no encontrarse restos algunos optaban por una explicación algo llamativa: el coletazo de un cometa. Dada la lejanía y las dificultades en las comunicaciones, como la convulsión sociopolítica en Rusia una comisión llegó al lugar varios lustros después. Ahora el jueves científicos anunciaron haber descubierto posibles fragmentos del meteorito. La publicación se hizo en MIT Technology Review y demandará estudios adicionales. ¿Principio del fin del misterio?

Curiosity encontró oro en Marte

Aunque no ha encontrado señales de compuestos orgánicos y tampoco rastros de actividad biológica alguna, la Nasa confirmó ayer tarde en rueda de prensa que el robot Curiosity encontró un gran yacimiento de oro en Marte.

El explorador, el más sofisticado robot construido por el hombre para la exploración planetaria, se encuentra en el cráter Gale en suelo marciano, en donde con su brazo robótico ha excavado en el suelo en busca de elementos de interés para la ciencia.

En el segundo análisis hecho por su pequeño laboratorio, el robot descubrió un mineral que no se esperaba existiese en el llamado planeta rojo.

A raíz del hallazgo, realizado a comienzos de mes, los científicos de la agencia espacial norteamericana procedieron a examinar una y otra vez los datos transmitidos por Curiosity, para evitar cualquier posible error.

Cuando hubo verificación total, la agencia decidió convocar a rueda de prensa, la que se cumplió anoche en las instalaciones del Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California, centro que maneja la misión.

Medios periodísticas y científicos comenzaron a especular, creyendo que la inesperada citación se debía al hallazgo de alguna huella biológica.

Ayer al atardecer (9 p.m. hora colombiana), los directores científicos de la misión del Mars Science Laboratory Project informaron que el robot había encontrado una gran veta de oro, lo que se deduce luego de estimar el alto porcentaje del metal en una roca de 10 por 7 centímetros que pulverizó el brazo robótico con ayuda del rayo láser que porta.

La Nasa dijo que no cree que se llegue a explotar el mineral en ningún momento en el futuro, no solo por los costos, sino porque se trata de una inocentada.

¡Pásela por inocente!

Foto cortesía Nasa

Curiosity examinó una roca marciana

Tomar una roca por la mano, alzarla y analizar su contenido no llamar la atención de nadie. No, a menos que sea ¡en Marte!

El robot Curiosity que llegó al planeta rojo a comienzos de agosto, tomó en su brazo robótico una roca del tamaño de una pelota de fútbol americano, llamada ‘Jake Matijevic’ por los especialistas de la misión, y sus equipos determinaron sus componentes.

La roca fue tomada el sábado. Luego, el robot puso su espectrómetro de Rayos X-Partículas Alfa en contacto con la roca, un dispositivo que se encuentra en la punta del brazo de 2,1 metros. Luego, una de las cámaras tomó imágenes cercanas de la piedra. La operación se repitió al día siguiente, domingo.

Después, la ChemCam, cámara de química, que dispara pulsos de rayos láser también examinó qué elementos contenía la roca.

La prueba sirvió par calibrar los dos instrumentos.

El lunes, Curiosity terminó su trabajo sobre Jake Matijevic y caminó 42 metros más en el cráter Gale donde se halla.

El robot cumple una misión de dos años, en la que con sus 10 instrumentos examinará si en ese lugar alguna vez hubo condiciones favorables para la vida microbiana.

En la foto, primer plano de la primera roca examinada por el robot, cortesía Nasa.

Curiosity completó 1 mes en Marte

Hace un mes el mundo observó atónito cómo una pequeña nave, Mars Science Laboratory, se insertaba en órbita de Marte y dejaba caer sobre la superficie el más complejo laboratorio científico enviado por el hombre a cualquier destino: el explorador Curiosity.

Allí, en la soledad del planeta rojo, a poco de su llegada mediante un descenso en paracaídas y luego en un dispositivo tipo cohete que le situó sobre suelo marciano, comenzó a transmitir imágenes diciendo que estaba bien. ¡La operación había sido un éxito!

¿Qué ha pasado en este mes? Tras transmitir imágenes de una de sus ruedas y del paisaje marciano circundante, los operadores en Tierra comenzaron a modificar el software de sus computadoras para colocarlo en fase de exploración. Luego disparó un láser sobre una roca para un sondeo inicial del equipo.

Curiosity ha caminado hoy 109 metros, pero no en línea recta, casi el tamaño de una cancha de fútbol. En este momento está dedicado, durante varios días, a poner a punto el brazo robótico con el que adelantará parte de su trabajo.

El miércoles, primero de los 6 a 10 días de chequeo de la herramienta de 210 centímetros de largo y de las herramientas que manipulará, lo extendió.

“Lo estamos moviendo en un amplio rango y colocándolo en ‘puntos enseñados’ que fueron establecidos durante los chequeos antes de la misión, como por ejemplo la posición para tomar muestras de material y ponerlos en los puertos de los instrumentos de análisis”, indicó Daniel Limonadi, del Jet Propulsion Laboratory de la Nasa, jefe de ingeniería de sistemas del sistema de ciencia y toma de muestras. “Son actividades importantes para tener un mejor entendimiento de cómo funciona el brazo tras el crucero a Marte en las distintas temperaturas y en la gravedad marciana, comparando con las pruebas acá en Tierra”.

El robot ha recorrido un cuarto de la distancia del sitio de aterrizaje en el punto Bradbury al sitio seleccionado para la primera gran prueba científica, Glenelg.

“Para los chequeos, necesitamos voltear hacia un ángulo particular en relación con el Sol y el terreno plano. Este sito parece el perfecto para estas actividades”, explicó Michael Watkins, jefe de la misión en el JPL.

Con esta preparación se podrá usar el brazo para colocar dos de los instrumentos científicos sobre roca y suelo. Además, las actividades son los primeros pasos para pdoer cavar el suelo, taladrar en rocas, procesar las muestras recogidas y llevarlas a los instrumentos de análisis.

“Aún estamos aprendiendo a usar el explorador. Es una máquina tan compleja que la curva de aprendizaje es ascendente”, explicó Joy Crisp, científico de la misión.

Tras la caracterización del brazo, Curiosity continuará durante unas semanas hacia Glenelg, que según los científicos ofrece una buena posibilidad para analizar el polvo recogido tras horadar una roca.

Curiosity se entrena en pleno suelo marciano. Lo mejor está por venir.

Foto cortesía Nasa: el brazo de Curiosity tomado por una de las cámaras que posee.

12