111 000 elefantes cazados en solo 10 años

Foto Benh Lieu Song-Wikipedia

Foto Benh Lieu Song-Wikipedia

No la pasan bien los grandes animales por la codicia humana. No la pasan bien los elefantes en África: fueron muertos 111 000 entre 2006 y 2015 de acuerdo con el Reporte del Estado del Elefante Africano de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, entregado en la cumbre de Cites en Sudáfrica.

El reporte comprende la situación en 37 estados subsaharianos e incluye más de 275 nuevos estimativos de poblaciones de elefantes en toda la región. Y por primera vez se estabelce un número total en los planos continental, regional y nacional.

Mediante una amplia variedad de métodos, desde rastreos aéreos hasta conteo de excrementos, se pudo estimar que en 2015 había 93 000 elefantes menos que en 2006, 111 000 al incluir poblaciones no registradas antes.

Hoy existen 415 000 elefantes y podría haber de 117 000 a 135 000 más en áreas no rastreadas de manera sistemática.

La caza de estos grandes animales por comerciantes olegales de marfil ha sido la principal razón de su declive, una caza que arreció en la última década y ha sido la peor ola desde los años 70 y 80 del siglo pasado.

Es una cifra alarmante sobre la cacería implacable sobre este animal, uno de lso más inteligentes y el mamífero terrestre más grande, en palabras de Inger Andersen, director general de la UICN.

El reporte es una ayuda más en el esfuerzo que se debe incrementar de manera sustancial para reducir la acción de los cazadores.

Con cerca de 70% de los elefantes, el sur de África posee el mayor número de especies, cerca de 293 000 elefantes; África Oriental el 20%, cerca de 86 000, unos 24 000 quedan en África Central o el 6%, mientras la menor población se registra en África Occidental con unos 11 000 o el 3% del total.

La región más afectada por la caza es África Oriental, donde se redujo más de 50% la población, en su mayor parte por el 60% de declive en Tanzania. En Uganda, Kenya y Rwanda las poblaciones han estado estables o han crecido un poco, con la mayor expansión dada en Kenya.