Hallazgo en Europa enreda el origen de los humanos

Las huellas halladas en Creta. Foto Andrzej Boczarowski

Las huellas halladas en Creta. Muestran un pie tipo humano, don los dedos al frente. Foto Andrzej Boczarowski

Un nuevo hallazgo complica nuestro pasado. En Creta encontraron unas huellas de hace 5,7 millones de años, hechas por un homínino según los análisis.

De esa época solo se conocen homínidos y homíninos (rama diferente a los grandes simios) de África. Entonces, ¿de dónde venimos?

Si no se conoce todavía toda nuestra historia evolutiva con periódicos hallazgos de fósiles que replantean hipótesis o siembran más dudas, lo hallado en Creta confunden mucho más.

Desde el descubrimiento de los fósiles de Australopithecus en África oriental y del sur durante la mitad del siglo pasado, el origen del linaje humano se ha pensado en África. Algunos descubrimientos más recientes, como el pie tipo humano y la locomoción erguida, incluyendo las icónicas huellas de Laetoli en Tanzania de hace 3,7 millones de años, reforzaron la idea de que los homíninos no solo se originaron en África sino que permanecieron aislados allí varios millones de años antes de dispersarse por Asia y Europa.

El nuevo hallazgo sugiere un panorama mucho más complejo. Fue publicado en Proceedings of the Geologists’s Association.

El pie humano tiene una forma única, distinta a cualquier otro animal terrestre. La combinación de una planta larga, cinco dedos cortos estirado al frente, sin garras, y un dedo gordo que es más grande que los demás también es exclusiva.

Pie de hembra humana moderna. Cinco dedos que miran hacia adelante y una planta característica. Foto Pixabay

Pie de hembra humana moderna. Cinco dedos que miran hacia adelante y una planta característica. Foto Pixabay

 

El pie de nuestros parientes más cercanos, los grandes simios, se parecen más a una mano humana con un dedo gordo que se desprende hacia un lado. Las huellas de Laetoli, que se cree fueron hechas por Australopithecus, son muy similares a las de los humanos modernos salvo que el talón es más estrecho y la planta carece de arco. En contraste, el Ardipithecus ramidus, de hace 4.4 millones de años, hallado en Etiopía, el homínino más antiguo conocido con fósiles más o menos completos, tiene un pie tipo gran simio. Para quienes lo describieron, es un ancestro directo de homíninos posteriores, sugiriendo que entonces no había evolucionado el pie tipo humano.

Las nuevas huellas de Trachilos, Creta occidental, tienen una forma humana, en especial en los dedos. El dedo gordo es similar al nuestro en forma, tamaño y posición, y presenta una característica de la planta que no está presente en los grandes simios. Y la planta es proporcionalmente más corta que la de Laetoli pero tiene la misma forma general.

Parecen no quedar dudas, entonces, que esas huellas las hizo un homínino que caminó por Creta, algo más primitivo que el de Laetoli (ver la diferencia de edades). Fueron hechas en una playa de arena, quizás un pequeño delta de un río, mientras las de Laetoli se hicieron en ceniza volcánica.

Lo que las hace controversiales es la edad y ubicación”, según el profesor Per Ahlberg de Uppsala University, autor del estudio.

Con unos 5,7 millones de años, son más recientes que los homíninos más antiguos, Sahelanthropus de Chad y contemporáneas con el Orrorin de Kenya, pero más antiguas que las del Ardipithecus ramidus. Esto entra en conflicto con la tesis de que e A. ramidus es un ancestro directo de homíninos posteriores. Es más, hasta este año, todos los fósiles de homíninos de más de 1,8 millones de años (la edad de Homos tempranos de Georgia) eran de África.

Pero las huellas de Trachilos, están datadas con precisión con base en foraminíferos (microfósiles marinos) de lechos someros y profundos, más el hecho de que están justo debajo de una roca sedimentaria reconocida, que se formó cuando el mar Mediterráneo se secó brevemente hace 5,6 millones de años

Por coincidencia, según los autores, a comienzos de año otro grupo reinterpretó al primate Graecopithecus, de Grecia y Bulgaria, de hace 7,2 millones de años, como un homínino. De este solo se conocen dientes y mandíbulas.

En el tiempo en el que se hicieron las huellas de Creta, el Mioceno tardío, no existía el desierto del Sahara, los ambientes sabana se extendían del norte de África hasta el Mediterráneo oriental. Creta no se había separado de Grecia. Por eso no resultaría difícil que los homíninos hubieran estado por el sudeste europeo y por África, y dejaran sus huellas en una playa mediterránea que un día sería parte de la isla de Creta.

El descubrimiento desafía la narrativa establecida de la evolución humana temprana y probablemente generará debate. Si la comunidad científica sobre los orígenes humanos aceptará estas huellas como evidencia concluyente de la presencia de homíninos en el Mioceno en Creta, está por verse”, expresó Per Ahlberg.

Un paisaje demasiado complicado en el que, sin duda, faltan piezas.

A seguir excavando.

Las 10 noticias científicas de la semana

Imagen de la forma de vida más pequeña. UCBerkeley

1. Superultrapequeñita

No puede haber vida más pequeña. En un avance casi increíble científicos de la Universidad de California en Berkeley lograron las primeras imágenes detalladas de las llamadas bacterias ultrapequeñas, tan pequeñas como es posible para que tengan vida. Las células tienen un volumen de 0,009 micrones cúbicos (un micrón es la millonésima parte de un metro). Cerca de 150 de estas bacterias cabrían dentro de una célula de la bacteria E. coli y cerca de 150.000 cabrían en la punta de un cabello humano. Es la célula más pequeña en la que puede haber vida. El logro fue publicado en Nature Communications.

2. Abono gratis para la amazonia

El año pasado una nube de polvo procedente del Sahara, se explicó luego, cubrió el Valle de Aburrá. Un estudio aparecido en Geophysical Research Letters, siguió el rastro de ese polvo, mediante imágenes satelitales. De tiempo atrás se ha sabido que ese polvo ayuda a fertilizar la Amazonia. ¿Pero cómo lo hace? Los científicos estimaron que cada año llegan unas 22.000 toneladas de fósforo desde esa región africana.

3. Este sí es un monstruo

Científicos reportaron en Nature el hallazgo del cuásar más brillante del universo antiguo, alimentado por el agujero negro más masivo conocido de esa época, unos 900 millones de años tras el Big Bang. El agujero negro tiene una masa de 12.000 millones de soles, una luminosidad como la de 420 billones de soles, a 12.800 años luz. Un monstruo inimaginable.

4. La manzana perfecta

No fue un logro anunciado esta semana, pero se supo que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos aprobó una nueva clase de manzana modificada genéticamente: una que cuando se expone al aire no se vuelve café sino que conserva su color. Es el paso previo a la aprobación por la FDA. Y luego a comercializarla. El color café que adquiere la manzana una vez partida se produce cuando el oxígeno reacciona con una enzima de la fruta, polifenol oxidasa.

5. Efectos secundarios

También se defienden. Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences encontró que bacterias, ante la presencia de antibióticos, crean un biofilme, acumulación de bacterias, una consecuencia indeseable al activar la presencia de bacterias peligrosas para la salud. Por hacer bonito… se hace feo.

6. Para asirte mejor

Tres austriacos recibieron una prótesis que les permitió recuperar su mano, afectada por un desgarro del plexo braquial, una reconstrucción biónica con la que lograron mayor movimiento, flexibilidad y funcionalidad de los dedos. La técnica puede ser desarrollada en cualquier hospital con los recursos técnicos dijeron los investigadores que publicaron el avance en The Lancet.

7. Perfecto, niños de tres padres

Le llegó el turno y la Cámara de los Comunes votó a favor de las técnicas de remplazo mitocondrial que permitirá que nazcan niños de tres padres al remplazarse la mitocondria con defectos del óvulo de la madre por la de otra mujer sana. Un tema que suscita controversias. Una esperanza para niños que de otra forma nacerían con serios defectos.

8. La culpa es del Higgs

En el universo hay más partículas que antipartículas, un enigma que ha sido el coco de los teóricos. Los planetas y las estrellas están hechos de partículas o materia y no de antipartículas y antimateria. ¿Por qué? Físicos en Physical Review Letters vienen con una nueva hipótesis: el responsable es el Higgs, el campo de Higgs y la forma como se relaciona con la partícula de Higgs encontrada recientemente. Ese campo pudo hacer las masas de partículas y antipartículas desiguales por un tiempo.

9. Gases de invernadero en acción

Científicos observaron por primera vez el incremento en el efecto de un gas de invernadero sobre la superficie de la Tierra. Midieron la capacidad incrementada del dióxido de carbono (CO2) de absorber la radiación termal emitida desde la superficie terrestre en dos ciudades norteamericanas, una tendencia al alza debido al aumento en las emisiones de gases de efecto invernadero según explicaron. El estudio apareció en Nature.

10. Enfriamiento pasajero

Desde comienzos de siglo se nota una disminución en el ritmo del calentamiento global pese a la mayor emisión de gases de invernadero. La situación es pasajera según estudio publicado en Science, que atribuye el hecho a oscilaciones en el Pacífico y el Atlántico. Tras un lapso que podría ser de unas décadas volverá a subir la temperatura debido al cambio que los gases producen en la atmósfera. Esa ralentización ha mantenido inquietos a los científicos que trabajan los temas climáticos.

El Sahara estuvo pegado a Suramérica

Qué rico el desierto del Sahara con un mar. Y sí, eso fue lo que pudo tener hace 130 millones de años: estuvo bañado por lo que pudo ser el océano Atlántico Sahariano.

Eso sugiere un nuevo estudio publicado en Geology.

Quiere decir que la forma de los continentes era muy diferente a la actual y que cuando se dividieron tras el rompimiento del supercontinente Gondwana el Sahara quedó anclado a Suramérica.

Y es que cuando se habla de los continentes lo más común es pensar que siempre han estado como hoy. No es así, se mueven. Han variado mucho durante la historia geológica del planeta y lo siguen haciendo. En 250 millones de años, por ejemplo, África se unirá con Europa y Australia se desplazará al norte para juntarse con Asia según un informe de la Nasa.

Bien, en el nuevo estudio se recuerda que durante cientos de millones de años Suramérica, África, Antártida, Australia e India estuvieron juntos en Gondwana y luego, por una causa aún en estudio, se comenzaron a dividir.

Christian Heine, de la Universidad de Sidney y Sascha Brune del GFZ analizaron las márgenes continentales actuales del Atlántico sur y la estructura bajo la superficie del sistema del Rift en África occidental que va de Nigeria hacia Libia, concluyendo según las modelaciones que por esa zona se partió África, provocando que lo que hoy es el Sahara se desplazara con Suramérica

Un estudio que, se verifique o no, recuerda el movimiento continuo y lento de los continentes.

En el dibujo se muestra cómo debió lucir el Sahara pegado a Suramérica.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-14)

1. Déjenla que se fue

A 19.000 millones de kilómetros, la nave Voyager 1 se convirtió en el primer artefacto humano en salir del Sistema Solar. La información revelada por la Nasa indica que durante un año la nave ha estado viajando a través de plasma, el gas ionizado que está presente en el espacio entre estrellas. La Voyager 1 navega hoy en un plasma 40 veces más denso que cuando se encontraba dentro de la heliosfera o esa burbuja dominada por el Sol. La Nasa recibe datos de la nave cada día. Las señales de radio, tan débiles como un bombillo de 23 watts de una nevera, tardan 17 horas en llegar a la Tierra. ¡Buen viaje!

2. Zurdos o derechos

Un estudio genético encontró ciertos genes ligados a ser derecho o zurdo, involucrados en el proceso biológico a través del cual un embrión cambia entre una forma redonda de células y se establece un lado izquierdo y uno derecho. El estudio fue publicado en Plos Genetics. Los investigadores sugieren que los genes podrían ayudar a establecer las diferencias derecha-izquierda en el cerebro, lo cual influencia el uso de una u otra mano.

3. Es que son muchas estrellas

Mediante el telescopio espacial Hubble se descubrió la mayor población conocida de cúmulos estelares globulares: 160.000 en el enorme grupo de galaxias conocido como Abell 1689. La Vía Láctea solo posee unos 150. El estudio de estos cúmulos ayuda a entender los procesos intensos que marcaron la formación de galaxias. Las observaciones confirmaron también que esos grupos estelares compactos pueden ser usados como marcadores confiables de la cantidad de materia oscura en los grandes cúmulos de galaxias. El estudio apareció en The Astrophysical Journal.

4. Orangutanes llaman a la agencia de viajes

Un día antes, los orangutanes machos comunican a los otros miembros de la especie la ruta que han planeado seguir. Esto con el fin de atraer hembras y repeler machos rivales. Y no solo son los individuos en cautiverio, sino aquellos en su medio natural los que demuestran su capacidad de planear. El estudio fue presentado por científicos de la Universidad de Zurich que lo publicaron en Plos One. Los orangutanes viajen solos por lo general en la selva, pero mantienen lazos sociales. El grito para anunciar su viaje lo hacen hacia el lado al que se dirigirán.

5. Mentiras energéticas

Un análisis publicado por Peter Miller en BMJ muestra preocupación por la manipulación de información científica realizada por empresas que producen bebidas energizantes. De ese tema se ha hablado mucho y de tanto en tanto aparecen estudios que las defienden o encuentran sus lados benéficos. Algunos podrían estar ligados a las mismas empresas o ser pagos por ellas. La duda queda y más fuerte.

6. Ríos ocultos de África

El África habría tenido unas enormes autopistas hace más de 100.000 años. Habrían sido ríos por los cuales se produjo, de manera expedita, la migración de los primitivos humanos, de acuerdo con un estudio aparecido en Plos One. Los ríos estarían hoy tapados por la arena del Sahara. Eso han sugerido algunos estudios geológicos. Aunque se requieren más análisis, la investigación ayuda a explicar algunos usos en distintas partes de África.

7. Los microbios siempre jóvenes

Envejecer es una ley de la vida para todos. Para todos, menos para unos microbios que rejuvenecen cada vez que se reproducen, según estudio de investigadores del Max Planck Institute. S. pombe se reproduce diferente a otras especies y en verdad es un poco más joven cada que lo hace en condiciones adecuadas. Un organismo útil para estudiar ciertas células humanas antiedad, como las germinales, las células madre y las cancerosas.

8. El vidrio más delgado bate marcas

Eso sí es ser muy delgado: científicos que habían creado un vidrio de solo dos átomos de grosor lo tendrán ahora en el libro de récords Guinness. Fue creado con un átomo de silicio y otro de oxígeno visibles por medio de microscopia electrónica en el laboratorio del profesor David A. Muller en la Universidad de Cornell. El desarrollo había sido publicado en Nano letters en 2012 y el año entrante entrará al libro de las marcas mundiales.

9. Se me olvidaba que…

Memorias indeseables asociadas con el uso de drogas pueden reaparecer, pero científicos encontraron una forma, en ratones, para borrar recuerdos asociados con metanfetaminas, según artículo en Biological Psychiatry. Al tratar la amígdala de unos de esos roedores con un agente despolimerizador de actina, se inactivaban los recuerdos de cierto estímulo asociado con aquella droga, pero no se borraban los demás.

10. Un insecto tipo engranaje

Eso ya lo habían inventado. Las ruedas dentadas que forman parte de engranajes fueron un desarrollo humano según se ha creído. Pero hay un insecto que ya las usaba. Es más: las posee en su anatomía para poder pulsarse cuando salta, según un artículo publicado en Science. Se trata de las jóvenes chicharras Issus, un insecto común a los jardines europeos. Posee coyunturas en sus patas traseras con tiras curvadas de dientes opuestos que se mezclan, rotando como un engranaje mecánico para sincronizar las patas cuando salta. Una forma de tracción desconocida hasta ahora.

El meteoro que deslumbró a nuestros ancestros

Nos sorprendemos todos cuando vemos algo raro en el firmamento. ¿Se acuerdan de los recientes meteoros sobre dos regiones colombianas? De todo se dijo. Y con una gran ignorancia.

Hace unos pocos miles de años –no se ha precisado aún- un objeto rasgó el cielo africano y cayó cerca de lo que hoy es el borde entre Egipto y Sudán, en pleno desierto del Sahara.

Es muy probable que, dado su tamaño, hubiese sido observado por primitivos humanos. ¿Qué habrán pensado?

El cráter que dejó sólo fue hallado. En 2008, el minerólogo Vincenzo De Micheli, del Museo de Historia Natural de Milán, que buscaba rasgos naturales en el planeta utilizando Google Earth, lo detectó.

Se puso en contacto con el astrofísico Mario Di Martino, del Instituto Nacional de Astrofísica, que junto a Luigi Folco del Museo de la Antártica en Siena, organizaron la expedición.

El meteoro pudo alcanzar la superficie a una velocidad de 12.000 kilómetros por hora, medía 1,3 metros y pesaba una tonelada: era de hierro.

Calculan los científicos que pudo ser observado hasta a 1.000 kilómetros de distancia, como una bola de fuego que caía. El cráter tiene un tamaño de 16 metros de profundidad y 45 de ancho. Permaneció prácticamente igual hasta ahora.

Los primeros análisis sitúan la frontera del suceso hace 10.000 años, pero podrían ser varios miles menos.

El cráter se fue denominado Kamil, por un promontorio cercano.

Los científicos determinaron que un meteoro metálico de ese tamaño no se desintegra en la atmósfera, sino que explota al chocar con la superficie y produce un cráter. Una información que servirá para establecer el riesgo de pequeños asteroides.

El informe sobre este estudio fue presentado por Alphagalileo, que difunde notas científicas europeas.

¿Qué habrán pensado quienes lo vieron caer?

Foto cortesía L. Folco