Si se le cae el cono, no chupe más

Si se le cae el helado, mejor llorarlo que recogerlo. Los alimentos húmedos se contaminan más rápido. Foto Pexels

Si se le cae el helado, mejor llorarlo que recogerlo. Los alimentos húmedos se contaminan más rápido. Foto Pexels

Recójalo rápido no parece una buena sugerencia cuando de un alimento caído al suelo se trata. Si se le cayó, tal vez lo mejor sería lamentarlo y no recogerla.

Hay personas que dicen que si es rápido no se contamina y hasta dan un límite de 5 segundos para proceder, pero ¿es verdad?

Eso respondieron en un estudio científicos de la Universidad Rutgers. Donald Schaffner, profesor experto en ciencias de los alimentos, encontró que la humedad, el tipo de superficie y el tiempo de contacto contribuyen a un tipo de contaminación cruzada. Y en algunas circunstancias, la contaminación comienza en menos de un segundo.

Sus hallazgos aparecen en el journal Applied and Environmental Microbiology.

La creencia popular es la regla de los 5 segundos que dice que si un alimento cayó al piso si se recoge rápido es seguro porque no ha habido tiempo de que se contamine con bacterias”, dijo.

Por eso quisieron ver si era verdad. Examinaron 4 tipos de superficies -acero inoxidable, azulejos de cerámica, madera y alfombras- y 4 tipos de alimentos -sandía, pan, pan con mantequilla y gomas dulces. Y midieron 4 tiempos: menos de 1 segundo, 5, 30 y 300.

Luego analizaron en laboratorio en medio de crecimiento, lo que encontraron de Enterobacter aerogenes, un primo no patógeno de la Salmonella.

La sandía fue la más contaminada y las gomitas dulces las menos. “La transferencia de bacterias de las superficies parece estar afectada por la humedad”, dijo Schaffner.

Las bacterias no tienen pies, explicó, se mueven en la humedad y mientras más mojado sea el alimento, mayor riesgo de transferencia. A mayor tiempo de contacto por lo general hay más transferencia de más bacterias de cada superficie al alimento.

Se encontró que en la alfombra hay menor transferencia, comparado con los azulejos de porcelana y el acero inoxidable, mientras que en la madera es más variable. Es decir, la topografía de la superficie y del alimento juegan papel importante en esa transferencia.

O sea que la regla de los 5 segundos solo funciona en cuanto a que mientras más rápido se recoja mejor, pero no elimina la contaminación que también depende de la superficie de contacto.

Las bacterias pueden contaminar de modo instantáneo.

Una ventaja adicional para la sandía

¿Sandía contra la hipertensión? Tal parece, en un nuevo estudio que aporta pruebas para lo que podría ser una ayuda natural contra ese problema que desencadena en enfermedad cardiovascular.

La sandía es dulce, baja en calorías, tiene alto contenido de fibras y es rica en nutrientes y ahora científicos de Florida State University sugieren que puede ser útil contra la prehipertensión.

Arturo Figueroa y Bahram H. Arjmandi, profesores, encontraron que cuando seis gramos del aminoácido L-citrulina/L-arginina de un extracto de la sandía era administrado durante seis semanas, mejoraba la función arterial y disminuía la presión sanguínea en la aorta en nueve personas prehipertensas de 51 a 57 años.

¿Por qué? Figueroa explicó que es una fruta rica en L-citrulina, cercanamente relacionada con L-arginina, el aminoácido requerido para la formación de óxido nitroso, esencial en la regulación del tono vascular y la presión sanguínea saludable.

Una vez en el cuerpo, L-citrulina es convertida en L-arginina. Si fuera ingerida como suplemento, provocaría náuseas, diarrea y malestar gastrointestinal. Pero en la sandía es bien tolerada.

Los hallazgos fueron encontrados en American Journal of Hipertensión.

Esa frutita le levanta el ánimo

Si le hablaran de la sandía, ¿en qué pensaría? Muy probablemente, en una jugosa fruta que calma la sed. Y eso está bien, pero la sandía trae otras sorpresas que nadie imaginaba y que podría ser un regalo ideal el día de… los enamorados.
La sandía posee ingredientes que provocan un efecto similar al del Viagra en los vasos sanguíneos del cuerpo y puede aumentar la libido.
Lo dijeron científicos del Texas A&M Fruit and Vegetable Improvement Center, encabezados por Bhimu Patil, su director.
Tal parece que los beneficios de esta fruta, crecen con cada nuevo estudio.
Los ingredientes benéficos de ésta y otras frutas y vegetales son fito-nutrientes, compuestos naturales que son bio activos o capaces de reaccionar con el cuerpo humano para activar reacciones saludables.
En las sandías, se incluyen el licopeno, betacaroteno y la gran estrella naciente entre todos los fito nutrientes, la citrulina, cuyas funciones benéficas se están descubriendo ahora. Entre ellas, su capacidad para relajar los vasos sanguíneos, como lo hace el Viagra.
Los científicos saben que cuando se consume sandía, la citrulina es convertida en arginina a través de ciertas enzima. La arginina es un amino ácido que hace maravillas en el corazón y el sistema circulatorio y mantiene bien el sistema inmunológico. Es útil, según Patil, para los obesos y quienes padecen diabetes tipo 2.
La arginina incrementa el óxido nítrico, que relaja los vasos sanguíneos, el mismo efecto básico del Viagra para tratar la disfunción eréctil y, quizás, prevenirla.