Sangra corazón, sangra

Corazón sangrante. Sí, no es por una herida ni por frustraciones amorosas. El corazón de las personas con infarto sangra al reanudar los latidos. Y tal parece que la cantidad de sangre se relaciona con el daño que ha recibido el músculo.
Las personas sufren un ataque cardiaco cuando una de las arterías que suministra sangre al corazón se bloquea, deteniendo el suministro y privando de oxígeno al corazón.
Científicos del Centro de Ciencias Clínicas del Imperial London College, captaron por primara vez, dijo la institución, imágenes que muestran el corazón sangrante, en un estudio que fue publicado en Radiology. Utilizaron resonancia magnética.
La cantidad de sangre, dijeron, está relacionada con el daño padecido por el corazón durante el infarto.
En la imagen suministrada por el Imperial London College, se aprecia el corazón sangrante.