Avances en enfermedades olvidadas

La enfermedad del gusano de Guinea podría ser la segunda en ser erradicada en los últimos años, tras la polio, que aún muestra algunos pocos focos de resistencia.

No parece ser la única. Un informe de la Organización Mundial de la Salud reportó un progreso sin precedentes contra las enfermedades tropicales olvidadas, gracias a nuevas estrategias de salud pública, mejor abastecimiento de medicamentos de bajo costo y el apoyo mundial.

Son 17 enfermedades que están a punto de ser controladas o, como decía, erradicadas.

Pero hay otras que siguen siendo el coco de la salud de los países en vías de desarrollo y los más atrasados, como la enfermedad del sueño y la leishmaniasis visceral, muy difíciles de tratar.

El reporte, citado por SciDev.net, indica que la úlcera de Buruli, la enfermedad de Chagas y el pian -infección bacteriana de la piel- no cuentan con todas las herramientas para su control, requiriéndose más atención en el control de los vectores que transmiten el dengue, Chagas y leishmaniasis.

“Podemos confiar en que se cumplirán los objetivos de erradicar la enfermedad del gusano de Guinea en 2015 y el pian en 2020”, dijo a SciDev.net Jean Jannin, coordinador del equipo de Manejo Innovador e Intensificado de Enfermedades de la OMS.

Existen además buenas posibilidades de eliminar la leishmaniasis de Bangladesh y Sudán hacia 2020.

Todo esto pese a que países industrializados siguen ignorando estas enfermedades llamadas de los pobres:

“Solamente el 0.12 por ciento de los US$28 millones con los que la comunidad de donantes contribuyó a la salud mundial en 2010 fue asignado a estas enfermedades”, indicó a SciDev.net Jeremiah Norris, director del Centro para la Ciencia en Políticas Públicas del Instituto Hudson de los Estados Unidos.

Las enfermedades olvidadas afectan al menos a 1.400 millones de personas.

En la foto, un gusano sale por el pie de un paciente infectado con el gusano de guinea.

Hacen trampa al dengue

Una de las herramientas modernas para combatir enfermedades transmitidas por vectores comenzó a utilizarse con éxito en Brasil.

No es que la enfermedad, en este caso el dengue vaya a ser cosa del pasado, pero sí podría ser puesto a raya en algunas regiones.

Más de 10 millones de mosquitos Aedes aeegypti modificados genéticamente fueron liberados en la ciudad de Juazeiro, de 280.000 habitantes, en un proceso que comenzó hace un año.

Los resultados del experimento fueron presentados en un seminario en Rio de Janeiro, en donde el coordinador del proyecto, Aldo Malavasi, dijo que “eran muy positivos”.

Los mosquitos portan un gen que hace que los descendentes mueran antes de llegar a la edad madura, desarrollo de la firma británica Oxitec.

“De muestras recogidas en campo, 85% de los huevos eran transgénicos, lo que indica que los machos liberados están entre la población natural de mosquitos. Esto deberá incidir en la disminución del Aedes y en la transmisión del dengue”, dijo a SciDev.net.

Los mosquitos en Brasil son producidos por la firma Moscamed.

Estos insectos fueron ensayados en Malasia y en Islas Caimán, pñero el brasileño sería el experimento a mayor escala realizado a la rfecha.

Antes de la liberación, los residentes de Juazeiro fueron consultados y el 90% estuvo de acuerdo.

Mark Benedict, de la Universidad de Perugia en Italia, dijo que los resultados eran prometedores. “Los datos indican que el sistema trabaja como se esperaba”.

Ambientalistas como GeneWatch en el Reino Unido expresaron su preocupación por el potencial de los mosquitos para sobrevivir y aparearse en la naturaleza con resultados impredecibles según ellos.

Malavasi dijo que confiaba en que los mosquitos serán incapaces de producir descendencia viable. “Pero esto no quiere decir que no seamos cuidadosos. Siempre estamos haciendo pruebas de control”.

Foto del mosquito transmisor del dengue.