Hoy el día durará 1 segundo más

Hoy será un largo día. No por las tareas que haya que cumplir, sino porque al final se le agregará 1 segundo a los relojes para cuadrar el día con el día solar medio.

Todo porque la rotación de la Tierra se está haciendo más lenta cada vez. Se requiere compensar, como explica Daniel MacMillan, del Centro Goddard de la Nasa.

Un día dura 86.400 segundos según el tiempo estándar que usamos. La duración de un segundo está basada en las predecibles transiciones electromagnéticas de los átomos de cesio, tan confiables que un reloj de cesio solo pierde 1 segundo cada 1.400.000 años.

Pero el día no está durando eso. La duración promedio de lo que tarda la Tierra en rotar es 86.400,002 segundos, porque la rotación se hace más lenta por el freno que produce la interacción con el Sol y la Luna. Los científicos consideran que el día solar medio no ha sido de 86.400 segundos desde el año 1820 más o menos.

La diferencia de 2 milisegundos no parece mucho, pero repetida día a día durante un año, suma casi 1 segundo. No sucede así exactamente porque a pesar de que la rotación es más lenta, la duración de cada día varía de manera impredecible por muchos factores, en especial atmosféricos, pero también por la dinámica del núcleo terrestre, el almacenamiento de hielo en las zonas polares, cambios atmosféricos y en los océanos. El Niño puede hacer que el día dure 1 milisegundo más, por ejemplo.

Todo esto hace que no concuerde el tiempo que medimos con el del reloj de cesio. Por eso hay que adicionar un segundo de tanto en tanto.

Hoy se agregará a las 23:59:59, el reloj se moverá de las 23:59:59 a las 23:59:60 y luego a las 00:00:00 del 1 de julio. Lo que hacen muchos sistemas es apagar el sistema 1 segundo.

Los ‘segundos bisiestos’ anteriores han producido retos para sistemas de los computadores y por eso se ha pedido eliminarlos, pues no pueden ser anticipados.

Las mediciones que se hacen dicen cuándo agregar el segundo. No ocurre todos los años.

De 1972, cuando se establecieron, hasta 199 prácticamente se agregó 1 por año. El de hoy será apenas el cuarto que se agrega desde 2000.

¿Por qué ese cambio? Los científicos no saben con exactitud porqué se han necesitado menos segundos bisiestos últimamente. Algunas veces, por eventos geológicos como terremotos o erupciones volcánicas que pueden afectar la rotación a corto plazo, pero el panorama es más complejo.

3 noticias que hay que leer

Cómo crecen los músculos. Sería necio afirmar que los músculos crecen cuando se los ejercita, pero no el preguntarse ¿por qué?

El secreto descansa en un factor químico producido por las células musculares durante su trabajo (como cuando se levanta pesas) que les señala a las células madre musculares multiplicarse para recibir la carga. La sustancia, factor de respuesta serum (Srf) aparentemente activa las células madre –células dormitantes capaces de diferenciarse en células musculares- para proliferar y convertirse en fibra muscular. Más fibras significan mayor músculo y más fortaleza.

El estudio fue hecho por Athanasia Sotiropoulos, del instituto Inserm en Francia y se publica hoy en Cell Metabolismo.

Se acaba el segundo bisiesto. Este mes, la International Telecommunication Union considerará una propuesta para eliminar el ‘segundo bisiesto’, un segundo que de tanto en tanto se adiciona al tiempo universal coordinado (UTC) para mantenerlo sincronizado con la rotación de la Tierra y la posición de los cuerpos celestes. Desde los años 70 se ha adicionado una docena de segundos.

Al eliminar la adición, el UTC no podrá en adelante describir la orientación de la Tierra con respecto al Sol y otras estrellas. Para 2050, los relojes diferirían del tiempo celeste real cerca de 30 segundos. Para los astrónomos, es una notable diferencia.

Simios tienen iPad. En el Zoológico de Milwaukee, los orangutanes podrán establecer comunicación con sus congéneres de otros zoológicos: llevan ya un tiempo jugando con los iPad que les proporcionaron y ahora se planea instalar Internet inalámbrico en sus recintos para que logren establecer la comunicación. El experimento servirá para recaudar fondos, explicó el conservacionista Richard Zimmerman, para el cuidado de estos animales en peligro de extinción.

Los orangutanes juegan con los iPad dos veces a la semana y quedan muy impresionados cuando ven televisión, imágenes de otros orangutanes y caras que les son conocidas. “Les fascinan las cosas brillantes. Les Gusta entretenerse”, dijo citado por la BBC.