VIH y circuncisión: ¿sirve o no?

Estudios en África habían demostrado que la circuncisión puede disminuir la propagación del VIH en heterosexuales, pero la práctica no parecería muy efectiva para prevenir las infecciones en los hombres homosexuales y bisexuales en países occidentales.
En países africanos se había hallado que los heterosexuales circuncidados eran hasta un 60 por ciento menos propensos que los hombres sin circuncidar a contraer el VIH.
Pero se desconocía si el procedimiento modificaría la transmisión del virus en Estados Unidos y otros países occidentales, donde gran parte de los contagios se producen en relaciones sexuales entre hombres.
Un equipo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) analizó las tasas de infección en un grupo de 4.900 hombres en Estados Unidos, Canadá y Holanda que participaron en un ensayo clínico de una vacuna contra el VIH.
El equipo encontró que no había diferencia entre los hombres circuncidados y no circuncidados en cuanto al riesgo de adquirir el VIH en tres años.
Si bien el sexo sin protección con una pareja VIH positivo elevaba el riesgo de adquirir el virus, no hubo evidencias de que la circuncisión alterase ese riesgo.
Los resultados, publicados en AIDS, surgen mientras los CDC redactan nuevas recomendaciones para el uso de la circuncisión para reducir la transmisión del VIH.
Las autoridades estudian si deben aconsejar la circuncisión para hombres heterosexuales con alto riesgo de contraer el VIH y para los hombres que tienen sexo con hombres.

Mujer u hombre, ¿da lo mismo?

Sexo. Sexo y hermafroditismo. Imagínese: nacer como mujer y más tarde en la vida cambiar naturalmente hacia un hombre. O al revés.
¿Por qué es tan escaso este hermafroditismo, llamado hermafroditismo secuencial, si no parece ser costoso para los animales que lo viven?
La mayoría de los animales tienen sexos separados, pero algunos viven como un sexo en una etapa de sus vidas y luego como el otro sexo, y para la ciencia sigue siendo un enigma porqué es un fenómeno tan raro si los costos del cambio de sexo raramente exceden los beneficios.
Científicos de Yale abordaron el tema en The American Naturalist y expresaron que mientras el proceso es favorecido evolutivamente, su escasez no puede ser explicado por el análisis de los costos biológicos versus los beneficios.
El hermafroditismo secuencial ocurre en varios organismos, desde plantas a peces. Y tras cuatro décadas de investigación, que demostraron porqué el cambio de sexo es ventajoso, no se ha respondido porqué sigue siendo tan escaso.
Erem Kazancioglu, investigador, se mostró sorprendido al ver que un hermafrodita podía pasar el 30 por ciento de su vida en el proceso de cambiar de sexo, pese a lo cual el proceso se mantiene en ciertas poblaciones.
Esto sugiere que solo enormes costos pueden dejar de favorecer el cambio de sexo.
En la imagen de Erem Kazancioglu se aprecian algunos organismos que cambian de sexo durante su vida, de la izquierda arriba, en sentido del reloj: Thalasoma bifasciatum, Pandalus borealis, Credipula fornicate y Bryaninops yongei.

Sexo: ellas no siempre lo disfrutan a plenitud

Sexualidad: el estudio Preside, el más extenso relacionado con los problemas sexuales de la mujer, mostró que el bajo deseo sexual es el inconveniente más común reportado por mujeres de 18 o más años.
En el nuevo estudio con más de 31.000 mujeres, publicado en Obstetrics & Gynecology, cerca de una en diez mujeres informó experimentar bajo deseo relacionado con malestar físico o mentale, una condición denominada Desorden del Deseo Sexual Hipoactivo, definido por el manual de la Asociación Psiquiátrica Americana como el sentimiento de disminución del interés sexual o deseo, ausencia de pensamientos sexuales o fantasías que provoca malestar o dificultad personal y que no es provocado por una condición médica ni el uso de algún medicamento. Se considera una condición sub diagnosticada.
Los resultados de la encuesta muestran que el 44,2 por ciento de las mujeres tienen un problema sexual de alguna clase, con el bajo deseo en primer lugar con un 38,7 por ciento; baja excitación el 26,1 por ciento y dificultades para el orgasmo con un 20,5 por ciento. Del total de mujeres encuestadas, el 22,8 por ciento informó tener malestar relacionado con el sexo.
El bajo deseo sexual fue más marcado en las mujeres de edad media, aunque se manifestó en todos los grupos de edad.

Obesidad, sexo, el Hubble, fenicios, el hambre y otras novedades

Mire que…

… las mujeres obesas, contrario a la creencia, tienen una actividad sexual normal, tanto como las mujeres de menor peso, reveló un estudio de unas 7.000 mujeres hecho por  Bliss Kaneshiro y publicado en Obstetrics & Gynecology.

 el leopardo del lejano oriente se encuentra bien, o al menos una hembra capturada por unas horas para investigación; este leopardo  es quizás el gato grande más amenazado, pues se cree que solo quedan de 25 a 40 individuos, que viven en una estrecha franja al oriente de la Federación Rusa. Se le tomaron muestras de sangre y electrocardiogramas, pues el corazón de estos mamíferos presenta a veces ciertos problemas.

… la exposición prenatal al hambre puede conducir a cambios epigenéticos que afecten la salud de la persona cuando alcance la edad media, según un estudio de científicos de las Universidades John Hopkins y Leiden University Medical Center. Es la primera vez que se demuestra tal relación. Los niños expuestos a hambre durante las primeras 10 semanas de gestación tenían ciertas deficiencias en su ADN, se reveló.

… tras ser sometido a una reparación, el telescopio Hubble quedó tan bien, que fue enfocado hacia las galaxias interactuantes Arp 147 y captó espléndidas imágenes que sorprendieron a los astrónomos. El anillo azul que se ve en una de ellas fue formado cuando la galaxia de la izquierda pasó a través de la galaxia de la derecha, revelaron la Nasa y la European Space Agency (ESA), que cedieron esta foto. El par se encuentra en la constelación del cetáceo a unos 400 millones de años luz.

… en los países donde se ajusta el reloj en verano, se presentan más casos de infarto en la primera semana del cambio según publicación en el New England Journal of Medicine. La tasa aumenta un cinco por ciento, según el estudio del Instituto Karolinska en Suecia.

… el olor de una persona permanece identificable aunque se produzcan grandes cambios en su dieta, lo que sugiere una razón biológica, tal como las huellas digitales, lo que permitiría identificar a una persona por su olor, reportaron investigadores del Centro Monell en la publicación Plos One.

… los fenicios legaron a la humanidad el alfabeto, así como un amor por el color morado. Pero también le dejaron algo más: sus genes. Un estudio en el American Journal of Human Genetics reveló que al menos un hombre de cada 17 en la cuenca del Mediterráneo es descendiente de un fenicio en línea directa. En el dibujo, los puntos rojos muestran la mayor descendencia de los fenicios en Europa.

… un hongo, el microsporidia, que provoca diarrea crónica en pacientes con el virus del sida, receptores de trasplantes y viajeros, forma parte de los hongos que se reproducen sexualmente. Un grupo de Duke University comprobó tal condición y detectó que mientras invade el cuerpo humano, está teniendo sexo.

Enfermedades restringen sexo casual

Las enfermedades restringen el sexo ocasional o casual. Un estudio demuestra que el riesgo de enfermedad está relacionado con el nivel de interés en ese tipo de encuentros sexuales. En países con alto riesgo de contraer sida, la gente es más cautelosa sobre una relación sexual corta. Pero si es alta la tasa de enfermedades no sexuales, las mujeres en realidad se interesan más en relaciones sexuales no comprometedoras.
Nigel Barber, autor del estudio publicado en Evolutionary Psychology, explica este patrón paradójico mediante la teoría evolutiva. En los países donde el impacto de enfermedades no sexuales es alto, las mujeres se pueden beneficiar de aventuras sexuales por medio de los genes que las parejas pueden proporcionarles a la cría mutua. Genes de alta calidad de esos hombres, podrían proveer a los hijos una resistencia valiosa contra las enfermedades.
Barber halló, además, que las mujeres en países más ricos están más interesadas en sexo por propia cuenta, pero los hombres lo están menos comparados con los de países menos ricos.
Además: el riesgo de embarazo en adolescentes y la residencia en países de alta densidad poblacional disminuyen el interés en el sexo casual.

La mosca que se enloqueció

Qué tal que a uno sufriera una mutación genética que lo hiciera… amar a personas del mismo sexo. Pues bien, eso fue lo que se descubrió en moscas de las frutas, según científicos de Duke University.
Las moscas que perdieron un gene para un receptor de un olor marticular, se volvieron despistadas en asuntos de amor. Al carecer de la capacidad para leer señales químicas importantes, esas moscas intentaban tener sexo tanto con otros machos como con hembras con las que se habían apareado. Las señales que se les perdieron son feromonas que emanan de hembras apareadas y de los machos. El trabajo se publicó en Nature Neuroscience.
Los machos sin el gene Gr32a, el gene receptor del gusto, tenían niveles normales de cortejo con hembras vírgenes, pero en comeptencia con moscas normales, fueron superados 4 a 1. De hecho las que no tenían tal gene cortejaban también a los machos.
Que no se nos pierda.