788 formas de identificar un cáncer

Células cancerosas. Foto Wikipedia

Células cancerosas. Foto Wikipedia

 

Una buena señal aunque difícil de captar todavía: científicos han identificado 788 biomarcadores en la sangre que podrían ser usados para desarrollar un examen de rastreo de cáncer en etapas tempranas en cualquier persona.

Se trata de un estudio de las Universidades de Sheffield, Coventry y Warwick en el Reino Unido que estableció una lista de los biomarcadores relevantes que han sido hallados en los últimos 5 años, a la vez que los agrupa ´por su función molecular y las tecnologías que podrían ser empleadas para detectarlos.

La investigación analizó cerca de 19.000 estudios científicos de los últimos 5 años que investigador esos marcadores. Luego redujeron a 4.000, con los cuales se estableció la lista.

El paso siguiente será analizar en detalle cada investigación detrás de cada uno de los biomarcadores para ver su solidez y determinar si podría ser detectado en un examen de sangre. También serán agrupados por tipo de cáncer.

Los que sean validados se usarán en estudio clínico empleando muestras de pacientes con cáncer y controles sanos para ver si efectivamente identifican la presencia del cáncer.

Aquellos que resulten positivos irán a otro ensayo, para ver si en la práctica funcionan y determinar los costos.

Para el profesor Ian Cree, de Coventry, “nuestras expectativas son que una vez se completen la validación y los estudios clínicos, tengamos alrededor de 50 biomarcadores identificados usando 4 tests distintos que puedan ir a la fase de ensayo clínico. Pata completar la validación y las pruebas tomará de 6 a 8 años, pero en teoría podríamos tener un test en unos 3 años para usar en grupos de alto riesgo”.

Creemos que nuestra prueba detectará incluso pequeñas cantidades de biomarcadores que pueden estar en la sangre en una etapa temprana del cáncer, sin identificar necesariamente con cuál cáncer se relaciona. Entonces los pacientes pueden ser referidos para pruebas más específicas que podrían establecer el tipo de tumor”.

Curiosidades científicas

En las altiplanicies del Tibet, consideradas el techo del mundo, las plantas están floreciendo más tarde en la primavera, acortando el tiempo de los cultivos, lo que podría poner en peligro a miles de nómadas que viven de la ganadería. El patrón de florecimiento es diferente al de otras partes: en Europa, por ejemplo, en 2000 las plantas florecieron 8 días antes que como fue en 1971 y el cambio de color de las hojas en otoño se presentó 3 a 4 días antes de lo usual, reveló Juanchu Xu, autor del estudio aparecido en PNAS. En El Tibet las plantas de estepas vieron recordado su periodo en un mes, mientras las de las pasturas unas tres semanas. Cosas del cambio climático. Qué curioso.

Triclosán, un compuesto presente en jabones y muchos otros productos como calcetines y pasta dental, parece afectar el embarazo, pues podría interferir el estrógeno sulfotransferasa, que ayuda a metabolizar la hormona y transportarla al feto en desarrollo. Puede ser un elemento peligroso si llega a la placenta, explicó Margaret James, profesora en University of Florida College of Pharmacy. Qué curioso.

Los adultos que nacieron sordos reaccionan con mayor rapidez ante los objetos situados en el límite de su campo visual que quienes sí escuchan según un estudio de University of Sheffield. El test demostró cómo la visión periférica se desarrolla en los limitados auditivos de la infancia a la edad adulta. Los niños que nacieron sordos reaccionan con más lentitud que los niños con buena audición, pero eso se revierte con el tiempo dice el estudio publicado en Development Science. Qué curioso.

Lo que fuera una fértil tierra, sumergida hoy en el Golfo Pérsico puede haber sudo el hogar de una de las primera poblaciones de humanos fuera de África, según un artículo publicado en Current Anthhropology. Jeffrey Rose, arqueólogo e investigador de University of Birmingham en el Reino Unido, dice que el área pudo ser ocupada por humanos antes de que quedara sumergida hace unos 8.000 años. En la línea de costa se han encontrado evidencias, en los últimos años, de posibles asentamientos. Esa región estuvo encima del nivel del mar desde hace cerca de 75.000 años hasta que se hundió. Qué curioso.