De las lluvias y el calor sobre Medellín

El calor agobia y seguirá agobiando. Desde hace dos meses, la Organización Meteorológica Mundial hablaba de las sequías en el norte del país. Pero el clima en Medellín ha estado dentro de lo normal hasta el mes de junio.

Lina Ceballos, climatóloga del Siata, explicó que se espera que una temporada climática esté entre el 70 y el 130% del registro histórico. Si está en él, no es un ciclo inusual.

Ante el calor que agobia desde que despuntó julio, hasta la amenaza de que llegue El Niño y se sienta a finales de año, surge la duda de si la primera temporada invernal estuvo dentro de lo normal para saber cuán fresco está el medio y cuánta es la capacidad de aguante.

Lina indicó que la temporada marzo a junio estuvo dentro de lo esperado. En junio, por ejemplo, en la mayoría de las estaciones en el Valle de Aburrá estuvo cerca al 80%, repartido según las estaciones, es decir un comportamiento de lluvias según lo esperado.

En Barbosa, dijo, el promedio es de unos 200 mm, cayeron 190.

En la región caen entre 100 y 200 milímetros.

Julio sí es más seco, con reducción a 100-150. En la zona metropolitana deben caer unos 1.400, 1.450 milímetros en el año.

La región quedó bien surtida de agua, podría decirse, aunque la sensación es que el calor de las primeras semanas de julio y las escasas lluvias alientan el temor de que si de acá a agosto se mantiene la situación, la temporada invernal de octubre es baja en precipitaciones y entra El Niño, sí podría haber problemas en el suministro de agua en el primer trimestre de 2015.

En los primeros 10 días de julio, de acuerdo con el Ideam, las lluvias en la estación del aeropuerto Olaya Herrera estuvieron apenas en el 49% del histórico, luego de que la última década de junio estuviera un 2% encima del promedio.

Sí, es verano.