La estrella que cambió de sexo

Cortesía John Pinfield

Nacieron como no era, con lo que no era. Los transexuales no solo son comunes sino que ya no tienen que esconderse como antaño.

Bueno, astrónomos parecen haber descubierto ese fenómeno en los cielos: una estrella transexual. Pasó mucho de su juventud como una estrella, pero ahora… ahora es un planeta. Cambió de identidad. Eso dice un artículo publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Hoy la temperatura del objeto es de 100 a 150 grados centígrados, pero muestra señas de que sucedió un gran cambio de temperatura. En el pasado durante millones de años pudo haber sido tan caliente como una estrella.

El objeto es denominado Wise J0304-2705 y es miembro de la recientemente establecida clase de clasificación estelar Enanas Y, la temperatura estelar más fría, adicionada a la secuencia histórica OBAFGKMLT.

Aunque su temperatura no está lejana de la de nuestro mundo, no es un cuerpo rocoso sino una gigante bola de gas como Júpiter.

Hasta la fecha solos e han hallado otras 20 Enanas Y y esta es peculiar debido a rasgos de su espectro. “Las medidas sugieren que puede tener la composición y/o la edad de uno de los miembros más viejos de la galaxia”, dijo David Pinfield, de University of Hertfordshire, del equipo descubridor.

Esto significa que la evolución de su temperatura pudo haber sido extrema comenzando a miles de grados aunque hoy difícilmente herviría una copa de té, explicó el científico.

La razón de su enfriamiento evolutivo se debe a que es subestelar: su interior nunca fue lo suficientemente caliente para la fusión de hidrógeno. Sin una fuente de energía para mantener una temperatura estable, el enfriamiento y desvanecimiento eran inevitables.

Durante los primeros 20 millones de años de su evolución, este objeto debió tener una temperatura de 2.800 grados, tal como Próxima Centauri, otra enana, la estrella más cercana al Sol. Luego de 100 millones de años se habría enfriado a 1.500 grados, con nubes de silicato condensadas en su atmósfera. A sus 1.000 millones de años de edad habría tenido 1.000 grados, lo suficiente para que el gas metano y el vapor de agua dominaran su apariencia. Desde entonces se ha continuado enfriando hasta su actual temperatura.

WISE J0304-2705 es tan masivo como 20 a 30 Júpiter combinados, entre las estrellas menos masivas y los planetas típicos. Pero en términos de su temperatura puede haber hecho la transformación de condiciones tipo estrella a tipo planeta.