El extraño y fatal beso de dos estrellas

Dibujo ESO/L. Calcada

También las estrellas pueden besarse, solo que su beso es ¡fatal!

Con el Very Large Telescope de ESO en los Andes chilenos, un grupo de astrónomos halló la más caliente y masiva estrella doble cuyos componentes están tan cerca que pueden tocarse. Un beso celestial.

Ambas, del sistema VFTS 352, podrían estar ‘labio’ con ‘labio’ en un final dramático de sus días, cuando se unen para formar una estrella gigante o formar un agujero negro binario.

El sistema está situado a 160.000 años luz en la nebulosa de la Tarántula, una zona especial porque es la cuna más activa del universo cercano donde nacen estrellas y las nuevas observaciones sugieren que este par de estrellas jóvenes está entre las más extremas y extrañas halladas.

El sistema se compone de 2 estrellas muy brillantes, calientes y masivas que orbita una alrededor de la otra en poco más de un día. Los centros están separados por solo 12 millones de kilómetros. De hecho están tan cercanas que las superficies se traslapan y se ha formado un puente entre ellas. No solo es el sistema más masivo conocido de esta clase de binarias en contacto -tiene una masa de 57 veces la del Sol- sino que también contiene los componentes más calientes con temperatura superficial de más de 40.000 grados centígrados.

Estas estrellas tienen un papel principal en la evolución de galaxias y se cree que son las principales aportantes de elementos como oxígeno. Estas estrellas dobles han sido ligadas a un comportamiento exótico como el que se observa en las ‘estrellas vampiro’, donde una compañera pequeña se chupa la materia de la superficie de su gran vecina.

Pero estas dos son de tamaño casi idéntico. El material no es robado sino compartido. Se estima que comparten un 30% del material.

Un sistema así es raro porque además esa fase de las estrellas es muy corto, difícil de cogerlo en el acto.

Los astrónomos predicen que ese ‘beso’ terminará en un cataclismo en uno de dos modos: la fusión de las dos estrellas, que podría producir una estrella gigante de rotación acelerada, y luego acabar con una gran explosión de rayos gamma, las explosiones más energéticas del universo.

El otro es que permanezcan compactas y no se fusionen y acaben sus vidas en explosiones de supernova formando un sistema binario de agujeros negros, objeto que produciría intensas fuerzas gravitacionales.

El estudio apareció en The Astrophysical Journal.

Las 10 noticias científicas de la semana (29-3)

1. La amenazada vida del guepardo

Es el animal terrestre más veloz, pero de 100.000 individuos que había en 1900 solo quedan menos de 10.000 ¿A qué se debe el declive? Científicos decían que se debía a que este eximio cazador no es más fuerte que otros como la hiena y los leones, que le quitaban las presas luego de ese gran gasto energético en su cacería. Un estudio aparecido en Science sugiere que esa no es la razón, pues al analizar se encontró que para que la población diezmara se requeriría que los competidores le quitaran 50% o más de las presas que cazan, lo cual no es el caso. La culpa, ahora parece clara: la pérdida de hábitat y, como es usual hoy, la intervención humana. Foto cortesía Johnny Wilson.

2. Bienvenido: Escuela de reptiles

Un estudio publicado en Animal Cognition reveló por primera vez que los reptiles pueden aprender nuevas habilidades a través de la imitación real de la conducta de otros. No se trata de emulación sino de imitar: no solo el individuo copia lo que ve sino que entiende la intención detrás de la acción. Aprendizaje social que no se había reportado en estos animales. El estudio se realizó con dragones barbados (Pogona vitticeps).

3.Una superexplosión

Fue como el acabose. Y debió serlo en su entorno, pero menos mal estamos a 60 años luz. El satélite Swift de la Nasa detectó la secuencia más potente, caliente y fuerte de una llamarada solar jamás detectada, en una vecina enana roja. La serie fue 10.000 veces más potente que cualquiera registrada hasta hoy. Alcanzó temperaturas de 200 millones de grados Celsius, más de 12 veces más caliente que el centro del Sol. La superllamarada provino de una de las dos estrellas del sistema binario DG CVn. La detección se hizo el 23 de abril pasado.

4. Genes que vuelan bien

Si quiere saber para dónde van las mariposas, estudie sus genes. Bueno, no exactamente así, pero científicos publicaron en Nature que secuenciaron el genoma de 101 mariposas monarca de todo el globo, incluidas aquellas que no migran. La migración de estos insectos es una maravilla y ha intrigado a la ciencia. Los investigadores identificaron genes específicos que mejoran la función muscular en el vuelo sugiriendo que las grandes distancias que cubren en su viaje pudieron ayudar a seleccionar esos rasgos requeridos para volar con suma eficiencia. También hallaron un gen relacionado con su coloración, gen que no se había relacionado antes con la pigmentación.

5. Mi primo, el planeta

Se han hallado planetas girando en torno a una estrella, que son la mayoría de los detectados hasta ahora. U otros que orbitan una estrella de un sistema binario de estrellas. Por primera vez se encontraron dos planetas enormes tipo Júpiter, cada uno girando alrededor de las estrellas de un sistema binario Wasp-94A y Wasp-94B. Un nuevo abanico de posibilidades. El estudio apareció en Astronomy and Astrophysics.

6. Revirtiendo el alzheimer

Un pequeño estudio mostró que una novedosa técnica mejoró la capacidad mental en 9 de 10 pacientes con alzheimer en un período de 3 a 6 meses. Fue publicado en Aging. Se trata de un programa terapéutico de unos 14 elementos, del yoga a la reducción de carbohidratos, vitamina D3, aceite de pescado, melatonina entre otros. El programa fue desarrollado de Dale Bredesen, de la Universidad de California. Aunque pequeña la muestra, será replicada en grupos más grandes.

7. Los lentes de la invisibilidad

Científicos de la Universidad de Rochester desarrollaron un dispositivo para ocultar cosas a la vista, una clase de lentes que actúan en diferentes longitudes de onda de la luz y permiten que ‘desaparezca’ lo que se mira’. Los materiales usados, dijeron los investigadores, son ordinarios y baratos. El dispositivo dobla la luz y la envía a su centro, por lo que no es perfecto, teniendo la región invisibilizada forma de dona, un problema en el que ya trabajan. El avance fue presentado en Optics Express.

8. Pensé que era un árbol

Decenas de miles de murciélagos mueren contra las aspas de los montajes de energía eólica, una situación que preocupa a los investigadores. La mortalidad aumenta cuando hay poco viento. La mayoría de las víctimas son murciélagos que habitan en los árboles. Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que estos mamíferos son atraídos hacia las turbinas porque al parecer las ven como árboles, conclusión obtenida luego de analizar distintas variables y condiciones. Los casos de murciélagos de cuevas que mueren en las aspas son muchos menos.

9. Daños colaterales

No es extraño que en casos de neumonía se presenten fallas cardiacas, una relación que no se había esclarecido… hasta ahora. Investigadores hallaron pruebas sólidas de que la bacteria Streptococcus pneumoniae, la casa más común de adquirir neumonía, deja pequeñísimas lesiones en el corazón, que fueron detectadas en ratones, monos macacos y en autopsias en humanos. El estudio fue publicado en Plos Pathogen.

10. Encuentran la cuna del VIH

Una investigación liderada por científicos de las Universidades de Oxford y Leuven reconstruyó la historia genética del VIH-1 grupo M, que provocó la pandemia que se diseminó por todo el globo terráqueo. El resultado: se originó en Kinshasa (República Democrática del Congo) hacia 1920, con una seguridad del 95% que ocurrió entre 1909 y 1930. El VIH se ha transmitido de los grandes simios a los humanos al menos 13 veces pero solo una de esas originó la pandemia que ha infectado a más de 75 millones de personas. Entre 1920 y 1950 se juntaron varios factores como el crecimiento urbano, el desarrollo de los ferrocarriles en la colonia belga y cambios en el comercio sexual, que dieron paso a la presencia del VIH y su transmisión inicialmente a África y luego a todo el mundo. El estudio se publicó en Science.

Mis 10 noticias científicas de la semana (29-5)

1. Se imprimen cuerpos

En un avance llamativo hacia la impresión de órganos, científicos de las Universidades de Sidney, Harvard, Stanford y MIT lograron desarrollar una red de vasos artificiales bio-impresos que imitan el sistema circulatorio del cuerpo, esencial para el desarrollo de tejidos más complejos. La bioimpresión de órganos es un campo promisorio, aún en fases iniciales, que en el futuro permitirán que muchas personas urgidas de trasplante consigan órgano o aquellas con uno averiado por cáncer, por ejemplo, lo obtengan. El nuevo hallazgo fue publicado en Labo on a chip.

2. Los robots musculosos

Ingenieros de la Universidad de Illinois mostraron una nueva clase de bio-bots, robots caminantes accionados por células de músculos y controlados por pulsos eléctricos, permitiéndoles a los operadores un control sin precedentes sobre su funcionamiento, reveló un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. El diseño se inspiró en el complejo músculo-tendón-hueso que se ve en el medio natural. Los robots son accionados por una tira de células musculares movidas por esos pulsos.

3. Dos nuevos transneptunianos

El telescopio Hubble fue redirigido para que hasta agosto trate de encontrar nuevos objetos transneptunianos en el Cinturón de Kuiper, que podrían ser propuestos para que la nave Nuevos Horizontes que se dirige a Plutón, al que llegará el año próximo, siga hacia ellos. Hasta el momento se han detectado unos 1.000 de esos objetos, cuerpos fríos de diferente tamaño, 3 de ellos unos pocos como planetas enanos. En sus primeras miradas, parece haber descubierto dos nuevos objetos.

4. Cosa el celular a la camisa

Científicos creen haber descubierto un cristal que puede formar una capa de solo 3 átomos de grosor, que podría actuar como un interruptor. Su estructura matriz de cristal puede ser empujada mecánicamente adelante y atrás entre dos estructuras atómicas, una que conduce electricidad, la otra no, lo que permitiría que este semiconductor fuera usado en electrónica flexible. Por ejemplo, un celular cosido en la camisa. El estudio fue publicado en Nature Communications.

5. Una chaqueta para el planeta

A 3.000 años luz de nosotros científicos hallaron un planeta en un sistema de dos estrellas. Orbita a casi la misma distancia que la Tierra del Sol, pero la diferencia es que su estrella es mucho más tenue, lo que hace que se encuentre congelado, más frío que la luna Europa de Júpiter, cubierta de una gran capa de agua congelada. El planeta tiene dos veces la masa terrestre. El estudio publicado en Science revela que puede haber planetas a la misma distancia de su estrella que la Tierra del Sol en sistemas binarios.

6. Solos no

A las personas no les gusta estar a solas con su pensamiento ni sentarse por ahí a hacer nada. Eso revela un estudio publicado en Science en el que se muestra que siempre tienden a estar haciendo algo, así sea infligiéndose daño. Personas a las que se les pidió estar solas pensando durante 6 a 1|5 minutos manifestaron sentirse mal, lo que fue confirmado en otros experimentos. La gente prefiere estar conectada al mundo exterior.

7. Frío, muy frío

Investigadores desarrollaron una nueva técnica de superenfriamiento para aumentar el tiempo que los órganos humanos pueden permanecer viables fuera del cuerpo, lo que ayudaría  a encontrar más órganos para trasplante. El estudio fue publicado en Nature Medicine y se hizo con ratas, por lo que ahora debe ser demostrado en personas. Hoy la preservación fuera del cuerpo alcanza solo 24 horas. La nueva técnica lo extiende a 72. Todo un logro.

8. Animales de… cinco patas

No tienen cuatro como muchos otros mamíferos. Poseen cinco patas. ¿No lo habían notado? Eso hicieron investigadores que presentaron el estudio en Biology letters: mientras los canguros están quietos, la cola les sirve de una quinta pata, ayudándoles a hacer los saltos. También la emplean como quinto pie cuando caminan. No solo es un medio de equilibrio.

9. Inviernos zurdos

Los hombres que nacen en noviembre, diciembre o enero en el Hemisferio Norte, en pleno invierno, tienen mayor probabilidad de ser zurdos, según un estudio publicado en Cortex. Esa situación estaría relacionada con mecanismos hormonales que promoverían la tendencia a usar la mano izquierda, dijeron los investigadores de la Universidad de Viena (Austria). La causa radicaría en la mayor cantidad de luz en los meses de la concepción, entre mayo y julio. Un estudio que genera debates.

10. Grandes depósitos de plástico

Todos los océanos tienen grandes acumulaciones de residuos plásticos en su superficie siguiendo el giro de las cinco grandes corrientes oceánicas, demostró la expedición española Malaspina. Además de la del Pacífico norte ya demostrada, existen también en Atlántico del Norte central, el Pacífico Sur, el Atlántico Sur y el Océano Índico. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los mayores residuos son de polietileno y polipropileno usados en la manufactura de productos de uso diario como bolsas, y contenedores de alimentos y bebidas. Un gran problema.

Gigantes en acción

A 26.000 años luz de la Tierra, hacia el exterior del brazo Carina de la Vía Láctea, se encuentra dentro de Gum 29, una región con masiva presencia de hidrógeno que se extiende por unos 200 años luz, el cúmulo o grupo Westerlund 2, que se aprecia en el centro de la imagen.
Hasta acá, una noticia más de astronomía. Pero en este cúmulo joven, con solo 1 a 2 millones de años de vida, se encuentran un par de estrellas o sistema binario, en el cual una gira alrededor de la otra en un lapso de 3,7 días. Se encuentran en la fase final de su existencia. Están hacia el extremo inferior derecho de la foto.
Lo llamativo es que esas estrellas son 82 y 83 veces más masivas que el Sol, siendo de las estrellas más masivas que se conocen hoy. Las dos expulsan material a altas velocidades, el que colisiona y crea una gigante radiación de rayos X.
La imagen fue tomada por el telescopio europeo ESO en La Silla, Andes chilenos.
Qué monstruos.