Sobrepeso puede llevar al… cáncer

La costumbre de hacer ejercicio es benéfica para la salud. Foto Wikipedia

La costumbre de hacer ejercicio es benéfica para la salud. Foto Wikipedia

No hay nada que hacer. Por desconocimiento, pereza u otra condición fisiológica, aparece una condición, la obesidad. Bien sabido esto, pero un nuevo estudio reafirma que está vinculada con 8 tipos de cáncer.

Una razón más para hacer ejercicio y mantenerse sanos.

Esa condición está relacionada con los cánceres de estómago, hígado, páncreas, ovario, meningioma (cerebral), tiroides, vesícula biliar y mieloma sanguíneo múltiple.

Al limitar la ganancia de peso en el curso de las décadas podría ayudar a reducir ese riesgo según los datos surgidos de una revisión de más de 1.000 investigaciones sobre el exceso de peso y el cáncer, revisión publicada en The New England Journal of Medicine.

Esta carga de cáncer debido al sobre peso y la obesidad es más extensa de lo que se asumía”, en palabras de Graham Colditz, experto en prevención del cáncer en Washington University.

Varios de los nuevos cánceres vinculados al exceso de peso no han estado en el radar de quienes tienen ese componente de peso”.

En el planeta cerca de 640 millones de adultos y 110 millones de niños son obesos y sobre ellos debería recaer la acción para disminuir el riesgo.

Valga indicar que en 2002 el grupo de expertos había encontrado suficiente evidencia que liga la obesidad con el mayor riesgo de cánceres de colon, esófago, riñón, pecho y útero.

A mayor Índice de Masa Corporal, mayor riesgo, que se puede reducir con estilos de vida saludables, como una alimentación adecuada, ejercitarse, no fumar y mantener el peso recomendado.

Y como es difícil para muchas personas bajar de peso, al menos no ganar más, según los investigadores.

El riesgo es similar para hombres y mujeres y en las distintas regiones del planeta analizadas.

El sobrepeso y la obesidad suponen más riesgo porque el exceso de grasa deriva en superproducción de estrógeno, testosterona e insulina y promueve la inflamación, todo lo cual puede llevar al desarrollo del cáncer.

No haga ejercicio y mire su barriga

Échele la culpa de la obesidad o sobrepeso a la falta de ejercicio, no a las calorías que consume.

Eso sugiere un estudio publicado en el American Journal de Medicine que revela que ha habido un aumento en el Índice de Masa Corporal y una disminución en la cantidad de ejercicio físico de las personas en los últimos 20 años.

Y aunque se refiere a población estadounidense, puede aplciarse a otras poblaciones donde viene sucediendo lo mismo.

Los investigadores de Stanford revelaron que el porcentaje de mujeres adultas que reportó inactividad pasó de 19,1% en 1994 a 51,7% en 2010, mientras que en hombres pasó del 11,4% al 43,5%.

Durante el periodo el IMC ha crecido tanto para hombres como para mujeres.

“Los cambios se dieron en el contexto no solo de un incremento sustancial en la proporción de adultos que reportan falta de ejercicio sino de pocos o ningún cambio en el promedio de ingestión calórica diaria”, dijo Uri Ladabaum, investigador principal. Y el IMC y circunferencia abdominal han crecido.

La obesidad abdominal es definida como una circunferencia de 88 centímetros en mujeres y 102 en hombres.

La obesidad abdominal ha crecido entre mujeres de peso normal y hombres y mujeres con sobrepeso. Y mientras se discute si el sobrepeso solo aumenta el riesgo de muerte, un mayor volumen abdominal sí parece aumentarlo independiente de la masa corporal.

Claro que dieta inadecuada con ejercicio tampoco parece lo ideal.

No se encontró una relación directa entre la ingestión calórica y más altas tasas de obesidad sino entre la tendencia a no tener ejercicio en distintos periodos y unos números altos de masa corporal.

Mis 10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Se acortan los inviernos

Los lagos del Ártico se han venido congelando más tarde y descongelando más temprano creando una temporada invernal 24 días más corta que como era en 1950 reveló un estudio de la Universidad de Waterloo publicado en The Cryosphere. El grosor del hielo ha disminuido de forma dramática como respuesta al cambio climático, según Cristina Surdu, autora principal. El estudio analizó datos de más de 400 lagos al norte de Alaska.

2. No todo puede ser vitamina

Son baratas, pero… Dos estudios revelaron que suplementos vitamínicos que toman deportistas interfieren con los beneficios del ejercicio, algo de lo que ya se había venido hablando. El análisis cobijó las vitaminas C y E, así como la vitamina D2. Estas atenuaban la generación de radicales libres, que en el caso del ejercicio, a diferencia de otras situaciones, son benéficos. Hace poco se había publicado que los suplementos de vitaminas no prevenían la demencia, el cáncer ni las enfermedades del corazón.

3. La luz de la productividad

Un estudio publicado en Sleep revela que la luz azul en el día mejora el estado de aleta de las personas y su desempeño en las actividades. En la noche ya se conocía ese efecto, pero no se había demostrado en la luz del día y en la investigación participaron 16 participantes sometidos bien a luz azul o a una verde, que no demostró ser efectiva en mantener las personas más atentas y activas.

4. Las razones del deterioro

Cuando se envejece son más comunes los casos de cáncer. Un estudio aparecido en Carcinogenesis encontró la razón: la metilación del ADN, un proceso en el cual grupos metil activan o apagan genes afectando la interacción entre el ADN y la maquinaria celular de producción de proteínas. La metilación parece ser parte normal del proceso de envejecimiento, lo que explica esa mayor incidencia del cáncer a edades avanzadas.

5. El ciclo del sobrepeso

No solo tiene ciclos el cuerpo para dormir. Un estudio de investigadores de Cornell University y el VTT Technical Research Centre en Finlandia encontró un ciclo para… bajar o subir de peso. Sí: en semana se baja peso y se gana en fines de semana. Y la diferencia entre obesos y delgados podría ser cuánto se gana de más el fin de semana. La fluctuación de peso es mayor domingos y lunes. Siguiendo una reducción del peso hasta el viernes. El hallazgo podría ayudar a controlar las personas con sobrepeso.

6. El frío adelgaza

Tiritar de frío y tandas de ejercicio moderado ayudan a convertir la grasa blanca en grasa negra, según un estudio del endocrinólogo Paul Lee, de Sydney’s Garvan Institute of Medical Research publicado en Cell Metabolism. Unos 50 gramos de grasa blanca acumulan más de 300 kilocalorías de energía. La misma cantidad de grasa negra podía quemar más de 300 kilocalorías por día. El estudio demostró una comunicación entre los músculos a través de ciertas hormonas, convirtiendo las células grasas blancas en negras para protegernos contra el frío. Ante el frío y el ejercicio la hormona irisina y FGF21 crecen. Unos 10 a 15 minutos de tiritar equivalen a una hora de ejercicio moderado.

7. Un planeta con el clima más loco

Si hubiera gente allí nos abría si usar bermudas o abrigo. Con datos del telescopio espacial Kepler se encontró un planeta con una bamboleo tan notorio de su eje que el clima debe ser muy loco. Se trata de Kepler-413b: el movimiento de su eje es de unos 30 grados en un período de 11 años. En la Tierra esa precesión es de 23,5° durante 26.000 años. Esta es la que permite la existencia de estaciones. El planeta está a unos 2.300 años luz hacia la constelación del Cisne y orbita un par de estrellas rojas enanas roja y naranja cada 66 días. En su órbita también realiza un movimiento debido a que el plano de su órbita está inclinado unos 2,5 grados con respecto al plano de la órbita de las estrellas.

8. Nada lo detiene

Se ha ganado en su comprensión y cuando es diagnosticado a tiempo y tratado con las herramientas actuales, la persona sobrevive. El cáncer mata 8,2 millones de personas al año, cifra que será hasta los 13 millones en 20 años. Además de 14 millones de casos nuevos detectados hoy se pasará a 22 millones. Eso dice el informe mundial sobre el cáncer divulgado por la Organización Mundial de la Salud. En los países en desarrollo, donde falta prevención y es difícil el acceso a los tratamientos adecuados, la situación es peor.

9. Ejercicios para obesos

Una fórmula común para estimar la intensidad de ejercicio requerida para perder peso no sería útil para personas obesas reportó un estudio en el International Journal of Obesity. Factores empleados para hacer el cálculo, relacionados con la intensidad, costos energéticos y toma de oxígeno se tornan imprecisos a medida que es más alto el Índice de Masa Corporal de la persona, y deberían ser corregidos para considerar la grasa cuando se prescriban ejercicios para personas obesas.

10. Para frenar el autismo

Un avance prometedor: una droga que se les suministró a ratonas preñadas con modelos de autismo previene esa conducta en sus descendientes, reveló un estudio en Science. Aunque no puede ser administrada prenatalmente en humanos, dado que no hay manera de determinar el autismo en fetos humanos, ensayos clínicos con la droga suministrada luego en niños que han desarrollado los síntomas autistas, ha permitido que mejoren. Podría haber esperanzas. Hasta ahora las causas del desorden por el espectro autista son complejas y no se entienden bien.

Escribir sobre valores personales ayudaría a bajar peso

Perder peso no parecería ser solo asunto de ejercicio. No. Un estudio aparecido en Psychological Science reveló que las mujeres que escribieron sus valores más importantes, como relaciones, música o religión, perdieron más peso en los meses siguientes que quienes no se tomaron ese trabajo.

“Necesitamos la necesidad de sentirnos íntegros”, explica Christine Logel, de la Universidad de Waterloo, quien participó en el estudio junto a Geoffrey L. Cohen de Stanford University.

Cuando amenaza el sentimiento de que uno es una persona buena, como perder un examen o pelear con un amigo “podemos mantener esa auto-integridad recordándonos a nosotros mismos cuánto amamos nuestros hijos, por ejemplo”.

Para su estudio, los científicos reclutaron 45 mujeres universitarias con índice de masa corporal de 23 o más. De 18,5 a 24,9 se considera normal; un 58% de las mujeres son obesas o con sobrepeso.

Cada una fue pesada y se le entregó una lsita de valores importantes, como creatividad, política, música y relaciones con amigos y familiares. Cada una los clasificó según la importancia que tenían para ella. A la mitad se le dijo luego que escribiera en 15 minutos sobre el valor que consideraba más importante. A la otra mitad se le dijo que escribiera sobre porqué un valor en su lista clasificado bajo podía ser importante para alguien más.

Las mujeres volvieron al mes y a los 4 meses para ser pesadas. Aquellas que escribieron sobre el valor más importante, perdieron en promedio 3,41 libras, mientras que las del grupo de control habían ganado en promedio 2,76 libras, un patrón de ganancia de peso común en universitarios.

“Cómo nos sentimos con nosotros mismos puede tener un gran efecto”, expresa Logel. Quizás cuando esas mujeres llegaron a casa y pensaron sobre el valor importante que sobre el que escribieron, comieron menos para sentirse mejor. Al día siguiente pudo ser igual.

Distintos estudios, según un boletín de prensa referente a la investigación, pueden tener un gran efecto sobre situaciones donde la gente siente una amenaza a su integridad.

No se sabe si lo hallado podría ser válido para cualquier persona, dijeron los investigadores.

¡Niñas entran a la pubertad a los 7 años!

Algo está sucediendo. No es en Colombia, pero… Hoy, el doble de niñas de 7 años que hace una década, están llegando a la pubertad en Estados Unidos.
“Encontrar que las niñas están comenzando del desarrollo de los senos temprano y más temprano es muy preocupante”, dijo Marcia Herman-Giddens, de la Universidad de Norte de Carolina, quien había desarrollado un primer estudio en 1997. ¿Qué está sucediendo? “Para tener tal cambio en tan corto tiempo, tiene que ser el medio ambiente”, agregó.
Un nuevo estudio con 1.200 chicas en tres ciudades de Estados Unidos mostró que el 10,4 por ciento de las blancas de 7 años tenían desarrollo de senos relacionado con el inicio de la pubertad, comparado con 5 por ciento en 1997.
La proporción de niñas negras, sin embargo, decreció un poco, del 48 al 43 por ciento de las de 8 años que están entrando en la pubertad.
Frank Biro, del Cincinnati Children’s Hospital Medical Center en Ohio, líder del nuevo estudio, consideró que “parte de este incremento se debe al aumento del sobrepeso en las niñas”.
Las hormonas liberadas por las células con grasa adicional podría estar incidiendo. Su grupo está chequeando también muestras de sangre y orina para detectar químicos que imiten el estrógeno, por ejemplo provenientes de plásticos en el ambiente, o de la soya en la dieta.

Otra ventaja de pesar menos

Incontinencia. Baja r de peso tiene, además de todos los beneficios ya estudiados, una ventaja adicional: reduce la incontinencia urinaria.
Así lo revela un estudio del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón de Estados Unidos que es publicado hoy 29 en el New England Journal of Medicine.
En la investigación, conducida en varias ciudades, se reclutó a 338 mujeres obesas y con sobrepeso que padecían al menos 10 casos de incontinencia a la semana. Al azar fueron asignadas bien a un programa intensivo de seis meses que incluía dieta, ejercicios y modificación de hábitos o a uno que recibía la información sobre dieta y ejercicio, pero que no era entrenado para cambiar los hábitos.
Los investigadores reportaron que las mujeres en el grupo intensivo de pérdida de peso perdió alrededor de un 8 por ciento de su peso corporal (unas 17 libras) y redujo los episodios de incontinencia semanal en un 47 por ciento. Las mujeres del grupo que solo recibió información perdieron en promedio un 1,6 por ciento del peso (3 libras) y redujeron la incontinencia en un 28 por ciento.
Para Griffin Rodgers, director del Instituto, es una clara evidencia de que la pérdida de peso tiene un impacto positivo sobre la incontinencia urinaria.

Sál.. tese la sal

Sal: no sea tan salado, como la mujer de Lot. En la edición de febrero de American Journal of Clinical Nutrition, un estudio de Kacie Dickinson, de Flinders University en el sur de Australia, muestra que reducir el consumo de ese producto ofrece efectos cardio protectores más allá de la reducción de la presión sanguínea.
La reducción del sodio es benéfica para quienes tienen una presión sanguínea normal y para quienes presentan sobrepeso u obesidad, y los beneficios se sienten a las pocas semanas.

Hágase gordo

Doble error: las personas que comen rápido y lo hacen hasta sentirse llenas tienen tres veces más probabilidades de sobrepeso que otras, según resultados de un estudio japonés de Hiroyasu Iso y colegas publicado en British Medical Journal.
Hasta hace no mucho, las personas no comían lo suficiente para que el organismo almacenase grasa, pero hoy, con las comidas rápidas, alimentos baratos y menos familias que comen juntas, han aumentado los índices de obesidad.