No hay que tomar 8 vasos de agua

Foto Public-domain images

Foto Public-domain images

Para mantenerse saludable tómese ocho vasos de agua al día. Ha sido la receta desde hace dos o tres décadas, pero… parece que no hay tal necesidad.

Científicos de Monash University revelaron el mecanismo que regula la ingestión de agua por el cuerpo y que determina cuándo no tomar más. El estudio desafía la fórmula de los ocho.

Tomar agua en exageración también puede conducir a una intoxicación. ¿Entonces?

El estudio mostró que una ‘inhibición a tragar’ se activa en el cerebro luego de que se consume líquido en exceso, ayudando a mantener calibrados los volúmenes de agua.

Si solo hacemos lo que el cuerpo nos demanda, probablemente estaremos bien, bebiendo solo según la sed en vez de tener un horario elaborado”, indicó Michael Farrell, otro de los investigadores.

A participantes en el estudio se les pidió calificar la cantidad de esfuerzo para beber agua bajo dos condiciones: tras hacer ejercicio cuando tenían sed y cuando se les pidió tomar agua en exceso.

En este último caso el esfuerzo es tres veces mayor. Es decir, hay una resistencia a beber más de la cuenta, lo que es compatible con la noción de que el reflejo de tragar se inhibe una vez que se ha bebido suficiente agua, explicó Farrell.

Mediante imágenes de resonancia magnética funcional se estudió además la actividad cerebral enfocada en el periodo breve antes de tragar.

Se vio que las áreas prefrontales derechas eran más activas cuando los participantes trataban de beber con esfuerzo, lo que sugiere que la corteza frontal tiene que ver con aquella inhibición.

El investigador recordó que ha habido maratonistas muertos en ciertas circunstancias por beber en exceso. Es que beber demasiada agua pone al cuerpo en peligro de intoxicación por hiponatremia, cuando los niveles vitales de sodio en la sangre se hacen demasiado bajos provocando síntomas desde letargo a náuseas, convulsiones y coma.

También se da el caso de personas, en particular las ancianas, que no toman la cantidad de agua que requieren.

El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Droga fulmina la malaria en ratones

Transmisor de malaria. Foto NIH

Soñar no cuesta nada. Y soñar despierto. Tampoco. más si se tienen los pies en la tierra: científicos probaron un compuesto antimalárico que erradicaba la enfermedad en solo 48 horas, de acuerdo con el reporte presentado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

No solo destruye las células rojas infectadas con el parásito de la malaria sino que no ataca las células sanas.

Se trata del compuesto denominado (+)-SJ733, desarrollado a partir de una molécula identificada en un estudio previo por investigadores del St. Jude Children’s Research Hospital.

La malaria es transmitida por la hembra de varias especies de zancudo Anopheles. El parásito, plasmodium, ingresa al cuerpo y provoca la enfermedad que según al forma va de malestar general y escalofrío hasta la muerte. Cada año fallecen más de 700.000 personas en el mundo por esa causa, en zonas tropicales.

El compuesto empela un mecanismo novedoso para matar el parásito al reclutar al sistema inmunitario para eliminar las células infectadas. En un modelo de ratón una sola dosis eliminó 80% de los parásitos en 24 horas. Luego de 48 horas no se detectó.

¿Qué sigue? La idea de los científicos es comenzar pruebas en humanos adultos sanos.

Las evidencias sugieren que la velocidad y el modo de acción del compuesto trabajan juntos para suprimir el desarrollo de parásitos resistentes a las drogas. Este ha sido uno de los problemas con los medicamentos en uso.

La intención, de funcionar en humanos, es elaborar una medicina que elimine el parásito con una dosis única.

La secuenciación completa del parásito Plasmodium falcíparum, la forma más mortal del parásito, reveló que (+)-SJ733 interrumpía la actividad de una proteína fundamental, que actúa como una bomba de la que este depende para mantener el balance del sodio.

Hay que seguir soñando.

Otro Mar Muerto en el Sistema Solar

La Tierra tiene uno y el Sistema Solar otro. Sí podría decirse que hay dos Mares Muertos.

Al analizar datos de la misión Cassini de la Nasa, los científicos tienen evidencias firmes de que dentro de la mayor luna de Saturno, Titán, el océano existente allí es tan salado como el Mar Muerto de la Tierra.

Esto se deduce tras estudiar los datos de la gravedad y topografía tomados por Cassini en sus sobrevuelos en los últimos 10 años, que permitieron entender mejor la estructura de la capa externa de hielo.

“Titán es un mundo fascinante y con nuestra añeja nave Cassini vemos nuevos misterios mientras resolvemos los viejos”, dijo Linda Spilker, científica de la Nasa no involucrada en el nuevo estudio.

Otros hallazgos adicionales apoyan las sugerencias previas de que la capa helada externa es rígida y el proceso de congelamiento sólido. Los investigadores hallaron que se requiere una densidad relativamente alta del océano de Titán para explicar los datos de la gravedad. Esto indica que ese océano es extremadamente salado, agua mezclada con sales disueltas posiblemente compuestas de azufre, sodio y potasio.

La densidad indicada para esa mezcla le daría al océano un contenido de sal al menos equiparable a los cuerpos de agua más salados de la Tierra.

El estudio fue publicado en Icarus.

La carne roja envía pronto a la tumba

La carne roja parece un pasaporte expedito a la tumba, de acuerdo con un nuevo estudio de la escuela de salud pública de Harvard.

El consumo de carnes rojas fue asociado una vez más con bases sólidas al aumento del riesgo total de muerte por enfermedad cardiovascular y… cáncer.

El estudio aparece publicado en Archives of Internal medicine.

“Nuestro estudio aporta más evidencia al riesgo de ingerir altas cantidades de carne roja, que ha sido asociado en otros estudios con diabetes tipo 2, enfermedad coronaria, derrame y ciertos cánceres”, dijo An Pan, del Departamento de Nutrición.

Los investigadores, incluido Frank Hu, autor senior, y demás colegas analizaron retrospectivamente 37.698 hombres de un estudio de 22 años y 83.644 mujeres en otro de 28 años, que estaban libres de enfermedad cardiovascular y cáncer al comenzar.

Las dietas fueron evaluadas mediante cuestionarios cada cuatro años.

De los dos estudios, se documentaron 23.926 muertes, 5.910 por enfermedad cardiovascular y 9.464 de cáncer.

El consumo habitual de carne roja, en especial la carne procesada, se asoció con un aumento en el riesgo de mortalidad.

Una porción diaria de carne roja sin procesar (del tamaño de una baraja de cartas) se asoció con un riesgo mayor de mortalidad del 13% , y una porción de carne roja procesada (una salchicha o dos tajadas de tocino) se asoció con un aumento del 20%.

Entre las causas específicas, el correspondiente aumento en el riesgo fue 18% y 21% para la mortalidad cardiovascular y 10% y 16% para la mortalidad de cáncer. Los análisis tuvieron en cuenta factores de enfermedad crónica como edad, índice de masa corporal, actividad física, historia familiar de enfermedad del corazón o grandes cánceres.

La carne roja, en particular la procesada, contiene ingredientes que han sido vinculados con un mayor riesgo de enfermedad crónica, como la cardiovascular y el cáncer. Entre ellos figuran la grasa saturada, el sodio, nitritos, hierro rojo y ciertos carcinógenos formados durante la cocción.

El remplazar una porción de carne roja con una de una fuente sana de proteína se asoció con un menor riesgo de mortalidad: 7% para pescado, 14% para pollo, 19% para nueces, 10% para leguminosas, 10% para lácteos bajos en grasa y 14% para granos integrales.

Los investigadores estimaron que 9,3% de las muertes en hombres y 7,6% en mujeres se hubieran podido evitar si todos hubieran consumido menos de 0,5 porciones por día de carne roja.

“Este estudio proporciona evidencias claras de que el consumo regular de carne roja, en especial la procesada, contribuye de manera sustancial a la muerte prematura”, dijo Hu.

Hallan culpable de la hipertensión

Si es de los que sufre hipertensión y no ha tenido malos hábitos, quizás le interese esta noticia.

Incluso personas que ingieran una cantidad normal de sal pueden padecer hipertensión, de acuerdo con un estudio de científicos del Max Planck Institute en Alemania, debido a una disfunción del socio.

Los investigadores, por fortuna, hallaron el gen responsable, con miras a futuros tratamientos.

La regulación de la presión sanguínea es muy compleja. Los niveles son determinados por el volumen de sangre. A más sangre en circulación, más alta la presión. Y el centro de control se localiza en los riñones, en donde el volumen y, entonces, la presión, son regulados por la excreción renal de agua y sodio. Para lograrlo, los riñones reciben información de receptores de la presión arterial, el sistema nervioso autónomo y de distintas hormonas.

El grupo del Max Planck, liderado por Thomas Böttger, estudió el gen SLC4A5, que codifica una proteína que transporta ciertos iones (compuestos de la sal), previniendo entonces las altas concentraciones de esa sustancia en la sangre.

Los científicos probaron que un defecto en este gen provoca una retención excesiva de sodio y agua. Esto genera un aumento anormal de la presión sanguínea. “A través de estudios con grandes series de pacientes, se han identificado muchos genes que podrían estar asociados con la hipertensión. Sin embargo sus roles específicos no han sido precisados con claridad”, dijo Böttger.

Los investigadores estudiaron el caso de ratones a los que les fue inactivado el gen y sufrían de hipertensión. Aunque se activaron mecanismos compensatorios en ellos, las concentraciones de sodio permanecían elevadas en ellos.

Estudios previos habían sugerido que el gen era solo un candidato contribuyente a la hipertensión.

Ahora los investigadores mirarán en qué clase de pacientes esa condición es provocada por el SLC4A5. “Si logramos restablecer la regulación de socio en esos pacientes, podríamos llevar la presión sanguínea a niveles normales”, dijo Böttger.

De la sal al cigarrillo mentolado

Para rematar semana, vemos algunas notas interesantes sobre la salud.

La sal es dañina, aunque un nuevo estudio sugiere que la actividad física podría reducir el impacto negativo de una dieta rica en sal sobre la presión arterial. ¿Será que sí?

Los investigadores hallaron que cuanto más ejercicio hacía la gente, menos aumentará su presión arterial en respuesta a una dieta rica en sal. “Para quienes tienen una baja actividad física, la presión arterial aumentará más si incrementan su ingesta de sodio”, aseguró el coautor del estudio, Jiang He, del departamento de Epidemiología de la Facultad de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane en Nueva Orleáns.

“Sorprende un poco. Sin embargo, este es el primer estudio en examinar esta relación particular entre la actividad física, la sensibilidad a la sal y la presión arterial. Luego de pensarlo un poco, tiene sentido porque ya sabemos que la actividad física reduce la presión arterial”.

Él y sus colegas presentarán sus hallazgos en la reunión de la American Heart Association en Atlanta. Los resultados deben ser corroborados por otros investigadores.

Ojo: No quiere decir que haya libertad para consumirla en exceso.

Cigarrillos mentolados. El riesgo de cáncer de pulmón para quienes fuman cigarrillos mentolados no es mayor que el de aquellos que prefieren los regulares dijeron investigadores.

Los hallazgos hacen eco de un panel asesor de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos que motivó titulares de prensa cuando aseguró que prohibir los cigarrillos mentolados podría beneficiar la salud pública. Aunque el panel concluyó que el sabor mentolado parece disponer a la gente más al tabaquismo, agregó que no había evidencia de que los mentolados fueran más peligrosos que los cigarrillos normales en cuanto al riesgo de cáncer de pulmón u otros problemas respiratorios.

El nuevo estudio, publicado el Journal of the National Cancer Institute, parece coincidir con esa idea. De hecho, los investigadores hallaron que la gente que fuma cigarrillos mentolados incluso podría estar en riesgo algo menor de desarrollar y de morir por causa del cáncer de pulmón, frente a otros fumadores.

Casos y cosas curiosas de la ciencia

Doping horneable

Los suplementos diabéticos con bicarbonato de sodio (polvo para hornear) en la mañana de un juego de tenis permite a los deportistas mantener su tono de acuerdo con un estudio aparecido en BioMed Journal of the Internacional Society of Shorts Nutrition. Quienes recibieron el suplemento no rebajaron en su desempeño durante un encuentro simulado. Parece que ayuda a prevenir la fatiga que reduce el rendimiento dijo Chen-Kang Chang, del Nacional Taiwan College of Physical Education. El saque y el revés se mantienen consistentes. No se sabe cuál es la razón. ¡Qué curioso!

Los buitres no resisten esa drogas

Aunque la pérdida del hábitat y la degradación de suelos son los principales causantes de la extinción de animales en todo el planeta, hay otros culpables bien llamativos. Un estudio en Science reveló la droga diclofenaco, un antiinflamatorio similar al ibuprofeno que se ha introducido en el mercado veterinario en el subcontinente de la India en los 90, es bien tolerada por los animales, pero los buitres no. ¿Qué tiene que ver? Resulta que cuando se alimentan de ganado muerto, estas aves mueren por fallo renal. Esto ha hecho que desde 1992 la población de los buitres orientales de lomo blanco ha declinado en más de un 99 por ciento. ¡Qué curioso!

Levanta el cabello, pero no aquello

Propecia, un fármaco empleado para tratar la pérdida de cabelo o alopecia masculina, refuerza el crecimiento capilar, pero en algunos casos provoca problemas sexuales. Una revisión de estudios recientes reveló que los hombres tratados con finasteride son más propensos a percibir un aumento de cabello y de groso, pero uno de cada 80 comienza a padecer disfunción eréctil según un estudio en Archives of Dermatology. Le crece arriba, pero se le baja allá abajo. ¡Qué curioso!

Descuadernado

Casi todos los mamíferos poseen 7 vértebras en su cuello, sin importar cuán largo o corto es. Los perezosos tienen 10. Pero un estudio reciente que estudió esa anormalidad encontró que en verdad que esas vértebras extras provienen de la cavidad toráxico. El perezoso de tres dedos vive en árboles tropicales de la selva. Por lo general los machos pasan toda la vida en el mismo árbol, mientras las hembras se muda tras tener los hijos, que se quedan con él. ¡Qué curioso!

Un millón de años en la misma casa

Los granos de arena del mar de arena de Namibia han estado allí al menos durante el último millón de años, según un estudio aparecido en Nature Geoscience. Pese a los grandes cambios climáticos en esa región en ese tiempo, nunca la zona estuvo libre de arena. Ese mar tiene unos 400 kilómetros. El hallazgo se hizo a analizar los isótopos radioactivos producidos por los rayos cósmicos. ¡Qué curioso!

Encuentran una sorpresa en la Luna

La Luna tiene un suelo más rico de lo que se pensaba, rico incluso en agua en forma de hielo, confirmó la Nasa.

Sodio, mercurio y quizás plata. Pero también metano, dióxido de carbono, amoníaco e hidrógeno.

Todo eso se detectó al analizar la información que se recogió el 9 de octubre de 2009 cuando las sondas gemelas Lunar Crater Observation and Sensing Satellite y su cohete acompañante fueron chocadas contra el cráter Cabeus en el lado oscuro del satélite natural de la Tierra.

Ese material no ha visto la luz del Sol durante al menos miles de millones de años.

La polvareda que se levantó voló unos 16 kilómetros encima de la corona del cráter y el Lunar Reconnaissance Orbiter, orbitando la Luna, recogió toda la información, que será publicada mañana en el journal Science.

El impacto desprendió unos 155 kilos de agua en hielo y en vapor, de un total de 4.000 a 6.000 kilogramos de material removidos durante el choque, que formó a su vez un cráter de 25 a 30 metros de ancho.

“Ver granos de agua pura en el chorro de material significa que el hielo fue puesto en la Luna en el pasado o algunos procesos químicos están haciendo que se acumule en grandes cantidades”, dijo Anthony Colaprete, investigador del proyecto en el Ames Research Center de la Nasa.

La variedad de materiales sugiere la acción de cometas o asteroides en el pasado y un ciclo activo del agua en las sombras lunares.

Un 20 por ciento del material eyectado fueron volátiles, compuestos que se congelan y son atrapados en los fríos cráteres y se vaporizan cuando los calienta el Sol.

Los instrumentos revelaron que el agua no se halla distribuida uniformemente, sino en sitios puntuales, que podrían estar también por fuera de la región de sombra perpetua. Tanto el agua como los volátiles pudo haber llegado por el golpe de algún cometa.

Foto cortesía Nasa.

Ténganme en cuenta también

Sal. Sal y potasio. Sal y potasio para mantener la presión arterial. ¿Cómo es el cuento? La mayoría de las personas saben que mucho sodio aumenta su presión. Un nuevo estudio sugiere que la gente que trata de bajar su presión sanguínea debería también incrementar la ingestión de potasio, que tiene el efecto contrario al sodio.
Investigadores hallaron que la relación de sodio-potasio en la orina de las personas predecía con mayor fuerza la enfermedad cardiovascular que el sodio o el potasio solos.
“Hay muy poco enfoque en el potasio, pero parece ser efectivo para reducir la presión sanguínea y la combinación de un consumo mayor de potasio y uno bajo de sodio parece ser más efectivo para reducir el riesgo de problemas cardiovasculares”, según Paul Whelton, autor senior de un estudio aparecido en Archives of Internal Medicine. Whelton es epidemiólogo y presidente del Sistema de Salud de la Universidad Loyola.