Resumen científico de la semana

1. Estrellas viajeras

Aunque no se crea, un tercio de las estrellas en nuestra Vía Láctea han modificado su órbita. No están en su lugar original, según el artículo en The Astrophysical Journal. El estudio se basó en la observación de 100.000 estrellas durante 4 años. El desplazamiento ha sido largo, así como muchas personas van a vivir a países muy distintos y lejanos al que nacieron. De la composición química de cada una se deriva su historia de vida, dijeron los astrofísicos.

2. Un planeta especial

Mediante el telescopio espacial Spitzer se confirmó el hallazgo del planeta rocoso más cercano al Sistema Solar. Está a 21 años luz y aunque no puede ser visto de manera directa no por los telescopios, la estrella donde está sí es visible al ojo desnudo hacia la constelación Casiopea. Pese a ser rocoso no tiene condiciones para la vida pues orbita muy cerca de su estrella. Tiene una masa 4,5 veces la terrestre y su año dura 3 días de los nuestros. Alrededor de esa estrella giran además un gran planeta exterior y otras dos Supertierras.

3. Qué estrés

Las plantas siguen sorprendiendo. Otra sorpresa más: Aunque no poseen un sistema nervioso utilizan señales normalmente usadas por los animales cuando se encuentran bajo condiciones de estrés. El estudio fue publicado en Nature Communications. Responden al ambiente de manera similar a los animales, con una combinación de respuestas eléctricas y químicas pero con un mecanismo diferente. Un aporte más que muestra la increíble versatilidad de las plantas, consideradas antes como simples organismos inmóviles.

4. Extraños grafitis en otro mundo

La Nasa reveló imágenes tomadas por la sonda Cassini en abril en un sobrevuelo de la luna Tetis de Saturno. Se observan unas rayas rojas sobre la superficie, a manera de grafitis, como si hubieran sido pintadas con aerosol. No se sabe a ciencia cierta a qué se deben, podría ser hielo impuro, pero todo es mera especulación. En otro sobrevuelo a finales de año se tomarán fotos en mayor resolución para ver si se resuelve el misterio.

5. Arcilla apetitosa

Chimpancés en las selvas de Uganda están comiendo cada vez más arcilla como suplementación mineral en su dieta reportaron investigadores en Plos One. Estos primates han sido observados comiendo y bebiendo de hoyos arcillosos y de los nidos de las termitas. Parece que han comenzado a ingerir más minerales consumiendo la arcilla que les ayuda a desintoxicarse y digerir el alimento. Además, la disminución de las palmas en las cuales obtenían minerales ha incidido igualmente.

6. Era el ébola

Ensayos con la vacuna experimental VSV-ZEBOV en 7.500 participantes en Guinea sugieren que confiere alta protección contra el ébola a los 10 días de la vacunación en adultos que han estado expuestos al virus por contacto cercano con una persona recientemente infectada. Los resultados fueron publicados en The Lancet y sugieren además que la vacuna es segura y se registraron efectos secundarios mínimos en las pruebas. El estudio fue patrocinado por la Organización Mundial de la Salud. Una esperanza.

7. Mis dos manos nuevas

Médicos del hospital infantil de Filadelfia reportaron el primer trasplante bilateral de manos en un niño que había sufrido amputación de manos y pies tras una infección después de un trasplante de riñón. La complicada cirugía del trasplante fue en un niño de solo 8 años, que hasta el momento avanza en su recuperación. En cuanto a sus pies, había recibido ya prótesis, con lo cual se espera puede desenvolverse mejor en sus actividades.

8. Microbios que deprimen

Bacterias depresivas. O que la causan. Científicos reportaron en Nature Communications una relación entre las bacterias intestinales y la ansiedad y depresión en las personas. Se encontró que no son solo las bacterias sino la doble comunicación alterada entre el sujeto estresado temprano en su vida y su microbiota lo que conduce a esas situaciones. En el estudio ratones fueron sometidos a estrés y luego a bacterias intestinales, derivando en ansiedad y depresión.

9. Auroras en una enana

Astrónomos lograron deducir la existencia de auroras en una lejana estrella enana marrón, todo un logro pues solo se han observado en planetas del Sistema Solar. Se trata de una enana a 20 años luz según la revelación en Nature. El hallazgo sugiere que esos cuerpos tienen más características de planetas, pues no alcanzaron la masa para generar reacciones de hidrógeno. Estas enanas son muy tenues, poco brillantes, y la observación se confirmó con radiotelescopio.

10. Un cometa orgánico

Los análisis realizados por la sonda Philae sobre el cometa 67P en el cual descendió y se perdió, detectaron compuestos orgánicos formando aglomerados y no disueltos de manera aislada. Eso no se había visto en otros cometas y para algunos reafirma la hipótesis de que fueron esos viajeros del espacio los que trajeron la vida al planeta en el intenso bombardeo inicial luego de su formación.

Las 10 noticias científicas de la semana

1. Noticias claras de la materia oscura

Una semana con mucha materia negra. En primer lugar, científicos del Laboratorio Fermi entregaron el primer mapa de la materia oscura en el universo examinando las distorsiones en la forma de cerca de 2 millones de galaxias, imagen lograda con la cámara de energía oscura de 570 megapixeles. En el segundo estudio, astrónomos mostraron lo que parecería ser la primera interacción de la materia oscura consigo misma, en el cúmulo de galaxias Abell 3827. El estudio fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. En la foto se aprecia el mapa, vía Dark Matter Survey.

2. Una ballena bate marca mundial

Científicos presentaron en Biology letters la que podría ser la migración más extraordinaria de animal alguno: la ballena gris occidental se desplaza más de 22.000 kilómetros desde la isla Sakhalin a través del Océano Pacífico a la costa occidental de Estados Unidos y a Baja en México. Una de las ballenas etiquetadas visitó las 3 grandes zonas de crianza de las ballenas grises orientales, lo que además sugeriría que las dios poblaciones no son especies tan lejanas.

3. E. T. no contesta aún

Luego de mirar cerca de 100.000 galaxias con el observatorio orbital Wise de la Nasa, astrónomos de Penn State informaron que no encontraron señales de vida inteligente. La idea de los investigadores es que si una galaxia ha sido colonizada por una civilización avanzada la energía producida por su tecnología debería ser detectable en infrarrojo. Bajo esa premisa, nada revela que una civilización avanzada domine alguna galaxia de las observadas.

4. ¡Hijo!

Un estudio publicado en Nature descubrió cómo la hormona oxitocina actúa sobre neuronas individuales para desencadenar respuestas de conducta social específicas, siendo entonces responsable de la respuesta materna a las necesidades de su bebé, según el estudio con ratones. La oxitocina ha sido relacionada ya con inducir la atracción sexual, el orgasmo y la regulación de la alimentación materna. O sea, ahora deja de ser la droga del amor y se convierte en amplificadora o supresora de señales neuronales en el cerebro.

5. Marte está mojado

Un estudio liderado desde la Universidad de Copenhague sugiere que en Marte podría haber agua líquida, no solo en hielo. Esto se debería a la humedad recogida en la noche, que se depositaría en forma de escarcha y que el perclorato de calcio hallado por el robot Curiosity derretiría. Un proceso nocturno y del invierno. Sería lógicamente agua salobre. Falta mucho por conocer del planeta rojo.

6. Humanos… sabrosos

El análisis de cuerpos de un reconocido sitio arqueológico del paleolítico, la caverna Gough en Somerset reveló marcas inconfundibles de mordeduras humanas, mostrando prácticas caníbales en la población de entonces. El estudio fue publicado en el Journal of Human Evolution. Era un canibalismo de personas muertas, como práctica mortuoria. El sitio data de hace unos 14.700 años.

7. Amores perros

La mirada mutua a los ojos y los niveles de oxitocina en ambos cuando interactúan son los elementos básicos que explican la relación intensa de perros y humanos sugiere un estudio publicado en Science, un amor a primera vista casi instintivo. Hasta ahora no se había visto la influencia de la oxitocina en la afinidad entre dos especies.

8. Los movimientos del pulpo

Los pulpos han sido animales intrigantes, llamativos y bellos que han cautivado la curiosidad humana. Se sabe ya que usan herramientas en ocasiones para proveerse alimento. Ahora un estudio en Current Biology estudió cómo hacen para moverse y controlar sus brazos, revelando que tienen una sola estrategia motriz que va con su forma extraña. Sus estrategias de locomoción son diferentes a las de todos los otros animales, quizás debido a su cuerpo blando que derivó en una morfología ‘rara’.

9. ¿Por qué tenemos barbilla?

¿Por qué somos los únicos animales con barbilla? No la poseían ni los neandertales. Un estudio en el Journal of Anatomy sugiere que no se origina por las fuerzas mecánicas que se dan por ejemplo al masticar, sino que se trata de un proceso evolutivo que involucra el tamaño y la forma de la cara, quizás vinculado a cambios hormonales cuando nuestros ancestros se tornaron más sociales. Una pregunta trivial con una respuesta profunda.

10. Los hay por doquier

Es uno más de tantos que se han encontrado, pero su hallazgo tiene un toque especial: muestra que existen por doquier. El telescopio espacial Spitzer, que trabaja en el infrarrojo, detectó un planeta gaseoso a 13.000 años luz de nosotros, uno de los más distantes hallados hasta ahora. El más lejano ‘visto’ se halla a 25.000 años luz. El estudio apareció en el Astrophysical Journal.

Las enanas marrón son tormentosas

Las enanas más cercanas a la Tierra, cortesía Wise

Son mundos misteriosos con mucho por revelar aún. Son mundos ‘oscuros’ que hoy no parecen tan escasos como ayer.

Sí, las enanas marrón. Objetos fríos. Ni tan grandes para ser estrellas ni tan pequeños como Júpiter. Y son noticia porque nuevas observaciones del telescopio Spitzer de la Nasa sugieren que en ellas también hay tormentas y un clima nublado, como en Júpiter.

“Mientras rotan sobre su eje, la alternancia de lo que creemos son regiones libres de nubes y otras nubladas producen una variación periódica en el brillo que podemos observar”, explicó Stanimir Metchev, de Western University en Ontario. “Hay señales de parches en la cobertura de nubes”.

Las enanas marrón (brown dwarfs) se forman como las estrellas, pero carecen de la masa para la fusión de átomos. Son como los parientes mayores de Júpiter: entre 13 y 90 masas del planeta, solo 1/10 de la masa solar. Son muy frías, siendo su detección todo un reto por lo que se acude a observatorios en infrarrojo.

Los científicos piensan que las regiones nubladas de estas enanas toman la forma de tormentas acompañadas por vientos y, posiblemente, por rayos más violentos de los que se observan en Júpiter o cualquier otro planeta del Sistema Solar.

Las observadas hasta ahora son muy calientes para que exista lluvia de agua, creyéndose que la lluvia en esas tormentas está constituida por arena caliente, hierro derretido o ambos.

Para el estudio el Spitzer, que trabaja en infrarrojo, observó 44 enanas mientras rotaban sobre su eje por más de 20 horas.

Casi todas, si no todas, presentan tormentas.

En el estudio se detectó además que las enanas marrón rotan más despacio de lo que se había medido.

En 2013 se anunció el descubrimiento de las enanas marrones más cercanas a la Tierra: un par a tan solo 6,5 años luz, el tercer sistema más cercano a nosotros tras Alfa Centauri y la estrella de Barnard.

Detectan nubes en planeta lejano

Qué tal: un planeta en el que la mitad anda con nubes y la otra despejada. No parece nada anormal, pero resulta que se trata de Kepler-7b un planeta más grande que Júpiter y alejado de nosotros.

Astrónomos crearon el primer mapa de nubes de un planeta fuera de nuestro Sistema Solar, gracias a los datos proporcionados por el ahora averiado telescopio espacial Kepler y el telescopio Spitzer.

El planeta está marcado pro nubes altas y en oeste y cielos claros en el este. Pero no se sabe qué será mejor: está a menos de 10.000 kilómetros de su estrella, pese a lo cual no es tan caliente.

“Luego de observarlo durante 3 años pudimos producir un mapa de baja resolución de este planeta gigante y gaseoso”, dijo Brice-Olivier Demory, del Massachusetts Institute of Technology en Cambridge. Es la cabeza del artículo que aparecerá en Astrophysical Journal Letters.

“No esperaríamos ver océanos o continentes en esa clase de mundo, pero detectamos una señal clara y reflectiva que interpretamos como nubes”.

Las observaciones en luz visible del Kepler hechas sobre el planeta Kepler-7b y lo que semejan fases lunares permitieron un mapa del planeta que revelan un punto brillante en el hemisferio oeste. El punto por sí solo no era una señal segura, para lo cual se tuvo ayuda del telescopio espacial de infrarrojos Spitzer.

Se pudo determinar así la temperatura del planeta, de 1.100 a 1.300 Kelvin, muy frío para un planeta que orbita tan cerca de su estrella. Por eso determinaron que la luz de la estrella se refleja en las nubes altas de la región occidental del planeta.

“Kepler-7b refleja mucha más luz que la mayoría de planetas gigantes que hemos hallado, lo cual atribuimos a nubes en la atmósfera alta”, dijo Thomas Barclay, científico del Kepler en el Centro Ames de la Nasa. “A diferencia de las nubes en la Tierra los patrones en este planeta no parecen cambiar mucho en el tiempo”.

Los hallazgos son los pinitos iniciales hacia el empleo de técnicas similares para estudiar la atmósfera de planetas parecidos a la Tierra en composición y tamaño.

Dibujo cortesía Nasa/JPL

La otra historia de Don Quijote

Sorpresas te da el espacio. Y allí, muy cerca de la Tierra encontraron a Don Quijote, que tenía la personalidad trocada.

Sí, resulta que Don Quijote es un objeto cercano a la Tierra, un asteroide, o al menos eso era lo que se creía desde hace 30 años. Denominado 3552 Don Quijote, es el tercer mayor objeto cercano y un equipo encabezado por Joshua Emery, de la Universidad de Tennessee, Knoxville, hizo un descubrimiento del que algunos sospechaban.

Don Quijote tenía una doble personalidad. Es que se le consideraba asteroide pero en verdad es un… cometa.

Se estima que un 5 por ciento de los objetos cercanos son cometas muertos que han perdido todo el agua y el dióxido de carbono en la forma de hielo que le da su coma (una de las partes del cometa, esa nube que rodea al núcleo) y la cola.

El equipo halló que Don Quijote no es ni lo uno ni lo otro. Es un cometa aún activo, posiblemente con hielo de agua y no solo rocas.

“Siempre ha sido considerado como algo extraño”, dijo Emery. “Su órbita lo trae cerca a la Tierra, pero también más allá de Júpiter. Tal órbita es similar a la de un cometa, no a la de un asteroide, que tiende a ser más circular, por lo que pensaban que había perdido sus depósitos de agua”.

Mediante el telescopio espacial Spitzer de la Nasa, examinaron de Nuevo fotografías de Don Quijote en 2009 cuando estaba en el punto más cercano al Sol y encontraron que tenía un coma y una cola débil.

Emery también reexamine imágenes de 2004 cuando estaba en su punto más lejano al Sol y determine que su superficie está compuesta de polvo de silicato, similar al polvo del cometa. También determine que Don Quijote no tenía coma ni cola a esa distancia, lo cual es común en estos objetos porque requieren la radiación solar para formar el coma y las partículas solares cargadas para formar la cola. Y también precisaron el tamaño y la escasa reflectividad de su superficie.

Don Quijote es otro ahora.

Hallan estrellas jugando con un hula-hula

Que aún lo usen los niños es normal. Que algunos adultos que hacen ejercicio, también. ¿Pero una estrella? Sí, una estrella que usa un hula-hula.

Astrónomos que usaron el telescopio espacial Spitzer captaron un sistema estelar que parpadea cada 93 días. Denominado YLW 16A, este sistema consiste de tres estrellas en desarrollo, dos de los cuales están rodeados por un disco de material que quedó tras el proceso de formación estelar.

Como las dos estrellas internar giran una alrededor de la otra, se escapan del disco que las rodea como un hula-hula. El aro parece estar desalineado del par central,, quizás por la interferencia orbital que causa desde la periferia la tercera estrella del sistema.

Este grupo pasa por fases de brillo mayor y menor, con la tercera estrella jugando a las escondidas cuando el disco inclinado las rodea. Se estima que ese disco podría dar paso a la formación de planetas y otros cuerpos.

YLW 16A es el cuarto ejemplo de un sistema estelar que parpadea de esa manera y el segundo en la misma región hacia la constelación de Rho Ofiuco, lo que sugiere que podría ser más común de lo creído.

Estos sistemas ofrecen la posibilidad de estudiar la formación de los planetas.

El estudio aparecerá publicado en Astronomy & Astrophysics.

En la imagen, dibujo del sistema estelar con el hula-hula. Cortesía Nasa-JPL/Caltech

Mis 10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Con solo pensarlo ¡vuelas!

Investigadores de la Universidad de Minnesota encabezados por Bin He informaron un gran avance hacia la manipulación de objetos con la mente: varios estudiantes pudieron, gracias a una especie de casco con 64 electrodos, hacer volar un quatricóptero y dirigirlo hacia distintos puntos de un gimnasio en la Facultd de Ingeniería. El aparato no estaba conectado con los electrodos. Las ‘señales mentales’ fueron enviadas vía WiFi. El adelanto es un paso para que personas tetrapléjicas puedan ganar autonomía. En estudios previos de otros grupos voluntarios habían movido brazos robóticos y cursores en una pantalla, pero mediante una complicada red de electrodos y alambres.

2. ¡Diga wiski!

Astrónomos que usaron el Very Large Telescope de ESO en los Andes chilenos fotografiaron un planeta a 300 años luz alrededor de la estrella joven HD 95086, cuerpo 4 a 5 veces mayor que Júpiter. El logro es que hasta ahora es el exoplaneta menos masivo observado de manera directa. Se encuentra de su estrella a unas 56 veces la distancia Tierra-Sol (150 millones de kilómetros). La estrella es muy joven, de solo 10 a 17 millones de años, en comparación con el Sol que tiene cerca de 4.600 millones de años. Todo un logro.

3. Nuestro tatara-tatara-tatarabuelo

No llamaría la atención saber que hace 55 millones de años merodeaba por lo que hoy es China un pequeño animal tipo ratón. Lo que sí es sorprendente es que ese es nuestro ancestro más antiguo, reveló un estudio publicado en Nature. Se trata de una criatura denominada Archicebus (antiguo mono). El esqueleto hallado ayuda a explicar las ramificaciones que se sucedieron en la base del árbol evolutivo de los primates. Eran animales que andaban por las copas de los árboles, unos pocos de millones de años después de la extinción de los dinosaurios. El Archicebus era ágil, pequeño y comía insectos.

4. Abracadabra ¡desaparecí los datos!

Si desea borrar un evento de su historial, no estaría lejos de lograrlo. Ingenieros eléctricos reportaron en Nature que usaron láseres para crear un ‘manto’ que puede ocultar comunicaciones en una especie de ‘hueco del tiempo’, de modo que pareciera que nunca fueron enviados. El método es el primero que puede borrar datos enviados a la velocidad vista en los sistemas de telecomunicaciones y abre la puerta a la transmisión de esquemas ultrasecretos, a la vez que podría proporcionar una forma mejor de blindar información del ruido de la corrupción. ¡Nunca existieron!

5. ¿Cómo así, cáncer en aquellos tiempos?

De hace 4.000 años más o menos se conocían casos de cáncer. Ahora se encontró un caso 30 veces más antiguo: ¡cáncer en un neandertal! Sí, un individuo que vivió en lo que hoy es Croacia hace unos 120.000 años. Una enfermedad que parece muy antigua, que hoy se achaca a problemas como la contaminación o los preservativos en los alimentos que no existían entonces. El cáncer se encontró en una costilla hallada entre 1899 y 1905 en una excavación en Kaprina, una cueva al norte del país donde se han hallado miles de restos de antiguos humanos. Un simple análisis a ojo reveló que en el hueso había un espacio donde hubo un cáncer, lo cual fue confirmado con imágenes de tomografía. El estudio apareció en Plos One.

6. El hambre todo lo puede

Cada quien hace lo que sea con un regalo, pero hay algunas formas extrañas, para nosotros, de disponer de ellos. Una de ellas corre por cuenta de la hembra del calamar cola de botella según un estudio publicado en Biology letters: durante el apareamiento, el macho coloca una bolsa con el esperma en la cavidad donde está la boca de la hembra. La mayoría de las veces el regalo temrina como ¡un comestible! Sí, una manera de proporcionar nutrientes para los huevos no fertilizados, con lo cual los machos estarían contribuyendo a la fertilización que haga otro macho, quién creyera. Tiempo perdido.

7. Desiertos poblados

No todo lo que parece solo lo está. El telescopio espacial Spitzer, que mira en infrarrojo, detectó un show estelar en regiones consideradas desiertas en la Vía Láctea, alejadas del atiborrado y convulsionado centro galáctico. En su afán por hacer un mapa de la galaxia, los astrónomos analizan diferentes regiones y han identificado unas 130 en las que aparecen chorros de material brotando de estrellas en su fase de juventud, como sucede con más de 30 estrellas hacia la constelación del Can Mayor.

8. Solo andaba de vacaciones

Una rana que se consideraba extinguida y que fue redescubierta en 2011 acaba de regresar al mundo de los vivos como un fósil viviente según un estudio en Nature Communications. De la rana pintada de Hula en Israel no se había sabido en 60 años hasta que un guardabosques la encontró en un pantano. Desde entocnes otros 11 ejemplares han sido descubiertos. Al analizarla se encontró que es una especie con rasgos muy primitivos, similar a fósiles de millones de años. Parece que es pariente de un grupo de anfibios que se extinguieron hace unos 15.000 años Los anfibios Latonia fueron comunes en Europa durante millones de años, pero ya no queda sino la rana de Hula.

9. Se les extravió el pene

La mayoría de las aves no tiene pene. Machos y hembras se unen frotando la cloaca para pasar el esperma, lo que se llama el beso cloacal. Algunas como los patos y gansos sí lo poseen. Científicos reportaron en Current Biology la causa de la desaparición de ese apéndice: se trata de un gen, Bmp4, fundamental para que el falo se desarrolle. Ese gen tiene además un papel activo en el desarrollo de rasgos como pico y plumas. Para los científicos, quizás la evolución favoreció formar otro rasgo, desapareciendo el pene.

10. Se fabrican cometas

Con el observatorio Alma, científicos observaron el sistema Oph-IRS 48 en la constelación del Ofiuco y detectaron una región de granos grandes de polvo que pueden crecer debido a la colisión, alcanzado el tamaño de un cometa. “Es probable que estemos mirando una fábrica de cometas dado que las condiciones son adecuadas para que las partículas alcancen ese tamaño”, dijo Nienke van der Marel, autor principal del estudio. Ese sistema se encuentra a unos 400 años luz de la Tierra.

Este planeta es menor que la Tierra

A solo 33 años luz se encuentra un exoplaneta, el tercero más pequeño hallado hasta ahora gracias al telescopio espacial Spitzer de la Nasa.

La agencia espacial reveló que el candidato a planeta (debe confirmarse por otros equipos) llamado UCF-101, es el primero identificado por ese telescopio, que se dedica al rango de luz del infrarrojo.

Este planeta se encontró de manera inesperada, dijo Kevin Stevenson, cabeza del estudio que ha sido aceptado para publicación en The Astrophysical Journal.

Es un planeta caliente alrededor de la estrella enana roja GJ 436, en torno a la cual gira otro planeta, GJ 436b. De hecho se estudiaba este cuando se observó una oscilación en las imágenes del Spitzer, que permitieron deducir la existencia de ese planeta pequeño.

El diámetro es de unos 8.400 kilómetros. El cuerpo gira alrededor de su estrella a unas 7 veces la distancia Tierra-Luna, durando su año solo 1,4 días terrestres.

Dada su proximidad a la estrella, está más cerca de ella que Mercurio de nuestra estrella, el Sol, por lo que su superficie debe ser de unos 600 grados Celsius.

El planeta no debe tener atmósfera y si alguna vez la tuvo se evaporó rápido. Podría ser, especularon los científicos, que semeje un mundo muerto repleto de cráteres, como Mercurio.

Joseph Harrington, coautor, sugiere otra posibilidad; que el extremo calor pro estar tan cerca de la estrella habría derretido la superficie. “Podría incluso estar cubierto por magma”, dijo.

Los científicos creen que allí habita otro planeta pequeño, de acuerdo con las observaciones, pero no se ha podido verificar.

De las 1.800 estrellas identificadas por la misión Kepler como candidatas a tener planetas, solo tres contienen planetas más pequeños que la Tierra y solo unos ería más pequeño que los dos hallados por el Spitzer, con un radio similar al de Marte, 57% del terrestre.

Dibujo cortesía Nasa-JPL-Caltech

Hubo una fuerte explosión solar

Una gran llamarada solar salió del Sol el lunes a las 12:45 hora colombiana. Aunque fue clasificada como categoría media 1,7, visualmente ha sido la más espectacular de los últimos años de acuerdo con la Nasa.

El Observatorio de Dinámica Solar (SDO) la grabó en longitudes de onda del ultravioleta extremo.

El sitio especializado SpaceWeather.com reportó que la llamarada no expulsó plasma en dirección a la Tierra, pero sí hacia una de las dos sondas Stereo que logra imágenes completas del Sol. También afectará el telescopio espacial de infrarrojos Spitzer y al robot Curiosity que se dirige hacia Marte.

la llamarada se produjo hacia el lado izquierdo de nuestra estrella, una región activa que pudo ser la causante de intensa actividad observada el domingo 15.

La llamarada expulsó una enorme cantidad de plasma solar en una explosión conocida como eyección de masa coronal (del Sol).

Si hubiera estado dirigida hacia la Tierra hubiera provocado ya intensas auroras boreales y, de pronto, afectado algunos satélites.

En el video cortesía de la Nasa, cómo fue la explosión.

Un planeta con dos soles y flores negras

Diversas posibilidades de plantas. O'Malley James

Mundos con dos soles… hay. Que haya vida en ellos, quién sabe. pero si existiera…

Cierre los ojos y piénselo un momento: ¿cómo sería la Tierra si tuviéramos dos soles? ¿No habría día y noche? ¿Sería igual la vegetación? ¿Y los animales? Ah, no está de más: ¿cómo seríamos nosotros?

Estrellas como el Sol albergan exoplanetas. Y las enanas rojas son las estrellas más comunes en nuestra galaxia. Cerca del 25 por ciento de las primeras y 50 por ciento de las segundas se hallan en sistemas múltiples.

De hecho, el telescopio espacial Spitzer observó tantos discos de asteroides y cometas en sistemas binarios como en aquellos dominados por una sola estrella. Es en aquellos donde los discos residen a una distancia hasta tres unidades astronómicas (una unidad equivale a unos 150 millones de kilómetros) de sus estrellas.

O’Malley-James, supervisado por Jane Greaves, en la Universidad St Andrews, John Raven de Dundee y Charles Cockell de The Open University, tratan de precisar cómo sería la posible vida fotosintética en un planeta que existiese en uno de esos sistemas.

“Si se hallara un planeta en un sistema con dos o más estrellas, habría potencialmente múltiples fuentes de energía disponibles para la fotosíntesis. La temperatura de una estrella determina su color y por lo tanto el color de luz utilizado para la fotosíntesis. Dependiendo de los colores de la luz de la estrella, las plantas evolucionarían distinto”, explicó O’Malley-James.

Gliese 667: sistema de dos estrellas y planetas menores de 10 masas terrestres. ESO.

Las simulaciones realizadas sugieren que planetas en sistemas multiestelares pueden albergar formas exóticas de las plantas más comunes que vemos en la Tierra. Las plantas alumbradas por la tenue luz de enanas rojas podrían aparecer negras a nuestros ojos, absorbiendo tanta luz como le fuera posible y podrían incluso emplear la radiación ultravioleta e infrarroja para la fotosíntesis.

En planetas orbitando dos estrellas como nuestro Sol, la intensa y nociva radiación de las llamaradas solares podría conducir a plantas que desarrollaran sus propias pantallas protectoras contra la radiación UV o microorganismos con fotosíntesis que se moverían en respeusta a una llamarada súbita.

Estos estudios fueron presentados en la reunión de la Royal Astronomical Society esta semana.

Hasta esta semana, van 531 exoplanetas descubiertos, la mayoría en un radio de 300 años luz de nosotros.

12