Cómo mantener los recuerdos

Si quiere mantener un recuerdo, PKMzeta. Si lo quiere borrar, PKMzeta.

No se trata de ninguna tableta ni del elíxir para recordar hasta el más mínimo detalle de lo vivido. No. Es simple y llanamente una enzima. ¿Para qué diablos?

Bueno, es que incluso mucho después de haberse formado, en las ratas un recuerdo puede ser acrecentado o borrado incrementando o reduciendo la actividad de esa enzima cerebral, de acuerdo con un estudio publicado en Science.

“Nuestro estudio es el primero que demuestra que, en el contexto de un cerebro funcional en la conducta animal, una sola molécula, PKMzeta es necesaria y a la vez suficiente para mantener la memoria de largo término”, explicó Todd Sacktor, del Suny Downstate Medical Center.

Sacktor, Yadin Dudai, del Weizmann Institute of Science, en Rehovot, Israel, y colegas, reportaron el descubrimiento en días pasados.

A diferencia a otros descubrimientos recientes sobre el fortalecimiento de la memoria, el mecanismo PKMzeta parece trabajar todo el tiempo. No depende de ventanas temporales limitadas cuando un recuerdo se hace temporalmente frágil y cambiable, lo cual puede conducir a que se olvide con el paso del tiempo.

El mecanismo descubierto podría ser objetivo para tratamientos que ayuden a manejar los recuerdos emocionales que se debilitan en los desórdenes por ansiedad y para mantener recuerdos que se debilitan en la vejez, dijo Thomas R. Insel, del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos que patrocinó la investigación.

Que no se le olvide.

De azul, en la foto, la enzima en el cerebro de la rata. Foto Suny Downstate medical Center, Sacktor