Hallan un gran hilo de la web cósmica

Imagen de la web cósmica. Consorcio Virgo

Imagen de la web cósmica. Consorcio Virgo

Una telaraña universal: un grupo de astrónomos de varios países descubrieron una enorme concentración de galaxias no vista hasta ahora, en dirección a la constelación Vela, con la cual la llamaron: supercúmulo de Vela.

Es uno de los tal vez 10 millones de supercúmulos de galaxias del universo. Un supercúmulo es una amplia cantidad de galaxias unidas en la red cósmica, las estructuras más grandes del universo.

La atracción gravitacional de este supercúmulo podría estar incidiendo en la Vía Láctea y el Grupo Local de Galaxias a las que pertenecemos según la clasificación de los astrónomos.

También explicaría la velocidad y la dirección del Grupo Local.

Estos enormes supercúmulos contienen grupos de galaxias que se expanden por más de 200 millones de años luz a través del cielo. No están aislados en el espacio sino que existen con otras concentraciones más pequeñas de galaxias, siendo parte de ´muros’ de galaxias que rodean grandes vacíos, lo que llaman la red cósmica,

No solo son grandes, sino masivas, teniendo una gran incidencia gravitatoria. Por ejemplo, según una nota en EarthSky, un supercúmulo reconocido es el Shapley, a unos 650 millones de años luz, que tiene dos docenas de grupos masivos de rayos X, el más grande de su tipo en el vecindario cósmico.

El supercúmulo de Vela está a unos 800 millones de años luz y cubre un área mayor que Shapley y se halla debajo del plano de la Vía Láctea, donde el polvo y las estrellas oscurecen el fondo y de ahí que no se hubiera visto.

Se cree que puede ser tan masivo como el Shapley, pero se requieren más observaciones para estimar su masa, extensión e influencia.

La Vía Láctea y el Grupo Local lo conforman unas 30 galaxias y son parte del supercúmulo de Virgo, que se expande por 200 millones de años y contiene cerca de 100 cúmulos de galaxias.

El hallazgo fue presentado por el Max Planck Institute de Alemania.

Aparecen 9 galaxias en el vecindario

Ubicación de las 3 galaxias más visibles halladas. Cortesía Y. Beletsky

De una, sin dolor, astrónomos anunciaron el descubrimiento de nuevas vecinas. Sí, 9 galaxias, minigalaxias para ser exactos, satélites de nuestra Vía Láctea. La más cercana se encuentra a unos 95.000 años luz y la más lejana a más de 1 millón de años luz.

Son 9 que orbitan nuestra galaxia, detectadas por el rastreo Deep Energy que trata de descubrir los misterios detrás de la materia oscura, esa sustancia no vista que mantiene juntas las galaxias.

Se trata del primer descubrimiento de galaxias enanas en una década, luego de que muchas fueron halladas en 2005-06 en el Hemisferio Norte. Las nuevas fueron encontradas en el sur, en la región de las nubes de Magallanes.

Son galaxias mil millones de veces más tenues que la Vía Láctea y 1 millón de veces menos masivas.

El grupo descubridor, astrónomos de la Universidad de Cambridge, indicó que 3 son definitivamente galaxias enanas mientras las otras podrían serlo o ser cúmulos globulares, que tienen propiedades visuales similares pero no mantenidos juntos por la materia oscura.

Las galaxias enanas son estructuras muy pequeñas. La más débil tiene unas 5.000 estrellas, frente a los billones de la Vía Láctea.

Modelos cosmológicos sugieren que debe haber cientos de galaxias enanas alrededor de la nuestra, pero son difíciles de detectar.

Alrededor de la Vía Láctea se conocen alrededor de 26 galaxias, formando un subgrupo local que pertenece al Grupo Local con unas 54 galaxias, que a la vez es parte del Supercúmulo de Virgo.

Como las minigalaxias contienen hasta 99% de materia oscura y 1% de observable, son ideales para examinar los modelos de materia oscura, que compone cerca del 25% de toda la materia y energía del universo. Y en su búsqueda hallaron las nuevas galaxias enanas.