Sume 10: van 565 exoplanetas detectados

Que habrá por allá, nadie lo sabe aunque se sospecha que quizás sean mundos muertos pero repletos de misterios.

Con el descubrimiento de 10 nuevos exoplanetas por el satélite europeo CoRoT asciende a 565 el número de planetas encontrados en distintas estrellas de la galaxia.

Se trata de 10 Júpiter calientes, un planeta algo más pequeño que Saturno y un sistema con dos objetos tipo Neptuno. Es decir: no habría vida en ninguno de ellos dado el tamaño solo.

Pero este zoológico de planetas no deja de ser interesante. “Aún desde los primeros días de la astronomía de exoplanetas, hemos sido sorprendidos por la variedad de planetas descubiertos: gigantes gaseosos más grandes que Júpiter y pequeños cuerpos rocosos, algunos con masas comparables a la Tierra”, anotó Malcolm Fridlund, científico del proyecto en la Agencia Espacial Europea.

Se conocen por ejemplo 70 sistemas con múltiples planetas.

Los nuevos planetas tienen una densidad que va de un valor similar al de Saturno, el menos denso del Sistema Solar, a la alta densidad de Marte.

Las estrellas que los albergan también son diversas: desde una estrella de casi 10.000 millones de años, el doble de la edad de nuestro Sol en el caso de CoRoT-17b, a una joven cita de apenas 600 millones de años que alberga a CoRoT-18b.

Dos de los planetas presentan órbitas demasiado elongadas, todo un reto para la dinámica planetaria,

Desde su lanzamiento en 2006, el satélite con un telescopio de 27 centímetros ha detectado varios cientos de posibles estrellas con planetas. Cada una tiene que pasar por un cuidadoso examen de confirmación.

Dibujo de un exoplaneta con su estrella. Cortesía

Cuentos: no se verá ningún asteroide

Un asteroide pasará hoy a unos 530.000 kilómetros de la Tierra. Mide unos 50 metros. Su nombre técnico es 2011 GP59 y fue descubierto hace poco. Contrario a lo que dicen españoles, es muy difícil verlo a no ser que se reúnan dos condiciones: se tengan conocimientos de Astronomía y se posea un buen telescopio, siquiera de unos 20 centímetros.

Ahora, el asteroide en cuestión sí ha resultado interesante. Los astrónomos aficionados y profesionales que lo han observado informan, de acuerdo con lo divulgado por la Nasa, que cada 4 minutos mata el ojo, es decir, como que pestañea. En otras palabras: destella un poco más.

Esto quiere decir, de acuerdo con Don Yeomans, director de la oficina del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra (Near-Earth Objects), que se trata de un cuerpo elongado que rota cada 7:30 minutos aproximadamente, por lo que brilla cada 4 aproximadamente.

El asteroide fue descubierto en la noche del 8 a 8 de abril en el Observatorio Astronómico de Mallorca.

las predicciones indican que no hay posibilidad en el futuro cercano y mediano de que esta roca entre a la atmósfera terrestre.

El 11 de junio el asteroide 2009 BD pasará un poco más cerca, a unos 380.000 kilómetros o algo así. Mide 5 a 13 metros pero tampoco es un peligro.

Foto del asteroide 2011 GP59 cortesía Nasa

Días propicios para ver Saturno en todo su esplendor

Justo el domingo, la Tierra pasará entre el Sol y Saturno, situación que se conoce como oposición. Es el momento ideal, dado que es el punto de máxima cercanía anual a nosotros, para mirar el planeta de los anillos. Con un pequeño telescopio o unos buenos binoculares, se ven muy bien.

La Tierra da una vuelta al sol cada año, Saturno lo hace cada 30 años, pero cada temporada, la Tierra interfiere entre los dos astros. Abril y mayo, de acuerdo con EarthSky, serán los meses ideales para ver el planeta, pues aunque estemos en invierno, ha habido noches despejadas.

Saturno aparece por el este al anochecer, totalmente opuesto a donde se esconde el Sol. El 3 de abril se encontrará a 1.289 millones de kilómetros de la Tierra.

En mayo y junio el planeta estará arriba por el oriente cuando se oculte el Sol. Cada vez será menos brillante, pero de todas maneras será un objeto muy luminoso en la noche.

Pero aproveche abril, que además trae la Semana Santa, días de descanso para muchas personas.

Aunque el planeta estará en el cielo la mayor parte del año, hacia septiembre-octubre desaparecerá por el oeste tras la puesta de nuestra estrella. Así en octubre-noviembre, estará por oriente pero… justo antes de amanecer.

La próxima oposición anual será en 2012, el 15 de abril.

Júpiter en su punto más cercano a la Tierra

Si el mal clima lo permite, podrá verse. De todas maneras, allí estará, más brillante que en los últimos años.

El llamado planeta joviano estará esta semana en su máximo acercamiento a nuestro planeta.

Hoy martes, por ejemplo, la Tierra se situará entre él y el Sol, como ocurre cada 13 meses. Mientras tanto, el mayor planeta del Sistema Solar aparecerá en el cielo cerca de la Luna. Brillará como la más brillante estrella.

Hasta el 23, Júpiter estará cerca de la Luna, hablando en cuanto a su ubicación en el firmamento, porque la verdad, andan lejísimos los dos astros.

Este año Júpiter está más cerca de la Tierra como no lo había estado desde 1963 y como no lo estará hasta 2022.

En su órbita de 12 años alrededor del Sol, ese gran planeta estará en su punto más cercano a la estrella regente dentro de seis meses, en marzo de 2011.

Unas horas antes de su oposición, ayer lunes, el planeta estuvo a 592 millones de kilómetros de la Tierra.

Si se mira con binoculares o un telescopio, se apreciarán varias de sus lunas (tiene 63).

Una ocasión para mirar al cielo, si las nubes lo permiten. Pero de acá a octubre lucirá más brillante. Hay tiempo.

Galaxias viejas aún procrean estrellas

Galaxias viejas que aún forman estrellas. Astrónomos del Texas A&M encontraron que algunas de las más antiguas galaxias surgidas en los primeros tiempos del universo, aún tienen zonas donde nacen estrellas.
Con el telescopio espacial Spitzer de la Nasa, el grupo de astrónomos encabezado por Kim-Vy Tran descubrió al observar galaxias antiguas que una fracción significativa de ellas aún produce estrellas.
Miraron en esencia un cúmulo galáctico de 10.000 millones de años luz, conocido como CLG J02282-05101, que luce muy moderno pese a haberse formado cuando el universo apenas tenía 4.000 millones de años.
Sorpresa resultó que ser que la tasa de nacimiento estelar es más alta en el centro del cúmulo que en el borde, a diferencia de lo que sucede en la porción local del universo, donde los núcleos de esos cúmulos son cementerios de galaxias elípticas masivas compuestas de estrellas viejas.

Una estrella cumple 20 años: el telescopio Hubble

Dos décadas en el espacio. El telescopio espacial Hubble está de cumpleaños. Ningún otro artefacto humano ha aportado tantas imágenes e información sobre el universo.
Para celebrarlo, el equipo de la Nasa y el Space Telescope Science Institute divulgaron una sorprendente imagen de la nebulosa Carina, una de las mayores fábricas de estrellas de la galaxia. En ella se aprecian tres torres de un año luz de tamaño de hidrógeno frío en unión con polvo de la pared de la nebulosa, una reminiscencia de la famosa foto de los Pilares de la Creación tomada en 1995.
Lanado en abril 24 de 1990 por el trasbordador Discovery, el Hubble revolucionó todas las áreas actuales de investigación astronómica, desde las ciencias planetarias hasta la cosmología.
Durante estos años, se le han roto equipos, como uno de los espejos primarios y se pospuso una misión de mantenimiento de uno de los trasbordadores, pero se han superado los problemas y se mantiene firme. En dos ocasiones al menos ha recibido visitas de lso técnicos astronautas, que repararon los problemas.
“Es sin duda uno de los más reconocidos y exitosos proyectos científicos de la historia”, dijo Ed Weiler, de la Nasa. “La misión de reparación del año pasado lo dejó operando a su máxima capacidad, para recomenzar sus logros científicos que impactan la sociedad”.
En el Hubblesite se puede efectuar un viaje interactivo y observar cientos de fotografías sorprendentes y otros datos que ha aportado.
En la imagen se aprecia una pequeña porción de Carina. El pilar de gas tiene tres años luz de altura, por decirlo así, y está siendo devorado por las cercanas y brillantes estrellas detrás. Está siendo separado además, mientras las nacientes estrellas dentro él despiden chorros de gas que salen como gusanos. Cortesía Nasa-Hubble

Esos increíbles rayos cósmicos

Enorme. Todo en el universo es gigante. El tamaño de las grandes estrellas, las distancias entre estrellas y entre galaxias, las explosiones, la velocidad de los objetos, los… rayos cósmicos.
La Nasa reveló que nuevas imágenes del telescopio espacial de rayos gamma, el Fermi, mostraron remanentes de supernovas que emiten radiación mil millones de veces más energéticas que la luz visible, lo que lleva a los astrónomos un paso hacia delante en el entendimiento de una de las fuentes universales de las partículas más energéticas, los rayos cósmicos.
Estos rayos consisten principalmente de protones que se mueven a través del espacio a casi la velocidad de la luz. En su viaje a través de la galaxia, las partículas son curvadas por los campos magnéticos, lo que confunde sus trayectorias y enmascara su origen.
Entender las fuentes de esos rayos es parte del trabajo de Fermi, según Stefan Funk, astrofísico del Kavil Institute for Particle Astrophysics and Cosmology.
Cuando los rayos cósmicos colisionan con el gas interestelar producen rayos gamma.
“El Fermi nos permite ahora comparar la emisión de remanentes de diferentes edades y distintos ambientes”, agregó Funk.
El telescopio de gran área de Fermi, mapeó rayos gamma de mil millones de electron voltios de remanentes de supernovas de edad media, conocidos como W51C, W44 y IC443, que nunca fueron vistos en esa energía. (La energía de la luz visible es de 2 a 3 electron voltios. Cada remanente son los restos en expansión de una estrella masiva que explotó hace 4.000 a 30.000 años.
Fermi también espió los rayos gamma en electron voltios de Cassiopeia A, un remanente de supernova de sólo 330 años.
Foto Nasa

Le presentamos un vecino

¿Ya conoce los vecinos? Le presentamos uno. Se llama NGC 4945 y vive cerca, a sólo 13 millones de años, en un barrio conocido como la constelación Centauro, que se puede ver con un pequeño telescopio.
ESO, programa astronómico europeo en Chile, con varios telescopios, acaba de rpesentar el retrato más reciente de ese desconocido vecino.
En la imagen se nota que es una galaxia muy parecida a nuestra casa, la Vía Láctea. Posee brazos y una barra central, aunque su centro es muy brillante. Es quizás el único rasgo inamistoso de este vecino: allí vive un poderoso agujero negro que se traga todo lo que le cae. Pero no hay que mirar la paja en el ojo ajeno: nosotros también poseemos uno, aunque un poco más pequeño.
NGC 4945 fue bautizado así por su número de ingreso al New General Catalogue compilado por el astrónomo danés-irlandés John Louis Emil Dreyer en 1880, aunque había sido descubierto en 1826 por el escocés James Dunlop,
Esta galaxia, desde nuestra perspectiva, aparece como un puro, pero en realdiad es un disco varias veces más ancho que grueso con bandas de estrellas y resplandecientes gases en espiral alrededor del centro.
Mediante un filtro especial, se encuentran zonas de formación estelar.
Esta galaxia es una Seyfert (en honor a Carl Seyfert), quien describió los rasgos de diversos núcleos galácticos. Desde entonces, los astrónomos sospechan la existencia de súper masivos agujeros negros en el centro de galaxias Seyfert, responsables del revolcón que se observa en tales regiones.
Así se simple, y complicado, es neustro vecino, que se aprecia en la imagen cedida por la ESO.

Datos de un mundo raro

Plutón. Este pequeño cuerpo, considerado por más de 80 años como planeta, fue degradado por la Unión Astronómica Internacional a planea menor. Una sonda norteamericana, Nuevos Horizontes, se dirige hacia ese confín del Sistema Solar, para estudiarlo.
Con el gran telescopio europeo en La Silla (Chile) científicos encontraron inesperadas altas cantidades de metano en la atmósfera, que es al menos 40 grados más caliente que la superficie, aunque es de todas maneras un gélido mundo a menos 180 grados centígrados.
Plutón, que es un quinto del tamaño de la tierra, está compuesto en esencia de roca y hielo. Está unas 40 veces más lejos del sol que la Tierra. Desde los años 80 se sabe que tiene una tenue atmósfera, una envoltura básicamente de nitrógeno con trazas de metano y quizás monóxido de carbono.
En su viaje de 248 años alrededor del Sol, la atmósfera, cuando se aleja, se congela y cae al piso. Al acercarse a su estrella, el hielo se sublima y aparece el gas.
Con el telescopio se logró algo que parecía imposible: medir con precisión rastros de gas en una atmósfera tan lejana y 100.000 veces más tenue que la terrestre.
En la imagen, un dibujo de cómo podría lucir la superficie de Plutón. Cortesía ESO

12