Enero-noviembre: el periodo más caliente de la historia

Temperatura del planeta. Cortesía NOAA

Sí, este año no solo se fue rápido, sino que se calentó rápido.

Noviembre fue el noviembre más caliente desde que se llevan registros (1880) con 0,97°C por encima del promedio de estos 136 años de datos.

El noviembre más caliente hasta ahora había sido el de 2013 con solo 0,15°C encima del promedio histórico reveló la NOAA (agencia del clima de Estados Unidos).

Además noviembre fue el séptimo mes consecutivo más caliente rompiendo marca.

Pero no solo el mes. El periodo enero-noviembre ha sido el más caliente también de la historia, un calor en el que El Niño ha jugado su parte.

Por lo general El Niño adiciona al menos 0,1°C a la temperatura global. Así, junto a las emisiones de gases de invernadero, todo indica que 2015 será el año más caliente de los registros. Hasta hoy es 2014.

Y de continuar El Niño, nada raro que 2016 también fuera el tercer año consecutivo más caliente.

La NOAA reportó que la temperatura de la superficie terrestre fue 1,31°C más alta que el promedio, mientra la de los océanos estuvo 0,84°C por encima.

En noviembre, además la extensión del hielo del Ártico fue un 8,3% menor al promedio de 1980 a 2010 mientras la de la Antártica estuvo 1,2% encima de ese promedio.

La temperatura promedio de tierra y océanos en el periodo enero-noviembre fue 0,87°C más que el promedio de 136 años, mientras que la sola temperatura de la superficie en esos 11 meses estuvo 1,27°C por encima y la de los océanos 0,72°C encima.

Los datos confirman la tendencia creciente del calentamiento global, debido a la actividad humana como ha reportado el Panel Intergubernamental del Cambio Climático.

La meta de la Cumbre del Clima de París es que la temperatura del planeta no aumente más de 2°C con respecto a la era preindustrial. De esa cantidad, ya nos hemos gastado la mitad.

5 bases del histórico acuerdo de cambio climático suscrito en París

A caminar para recuperar la tierra degradada

Luego de dos décadas de persuasión y negociaciones para que los países del planeta decidieran enfrentar la mayor amenaza de la Tierra, el cambio climático, hoy se logró un acuerdo en París en el marco de la reunión 21 de la Conferencia de las Partes (COP21), con lo cual se persigue que a finales de siglo la temperatura no aumente más de 2°C con respecto a la era preindustrial y la intención incluso de no superar 1,5°C..

Un acuerdo que si no es perfecto sí marca el derrotero a seguir y revela la voluntad de 195 países de limitar el calentamiento del planeta y que tiene metas ambiciosas, con compromisos diferenciados para países desarrollados, en desarrollo y los más pobres.

El acuerdo logrado significa el fin de la economía basada en el carbono, en los combustibles fósiles, para dar paso a una limpia. Y no solo se comenzará a remplazar esa fuente energética sino que se tendrán que reducir los otros problemas asociados a los sumideros de carbono: la deforestación, los cambios en los usos del suelo y su manejo.

El acuerdo entrará a regir en 2020, con metas concretas desde antes.

El documento aprobado consta de 12 páginas, con 19 adicionales de temas no vinculantes.

Un resumen de 5 aspectos básicos del acuerdo, es el siguiente:

Temperatura

Se acuerda limitar el aumento de la temperatura a 2 °C con respecto a la era preindustrial, pero en busca de 1,5°. Las naciones reducirán emisiones tan pronto como sea posible para lograr un balance entre las emisiones antropogénicas por distintas fuentes y remoción por sumideros como las selvas que absorben gases de invernadero.

Quiere decir que en algún momento de la segunda mitad del siglo tendrá que haber un balance cero entre emisiones y sumideros como uso de la tierra, conservación de bosques, agricultura, que hoy responden por 25% de las emisiones.

Es lograr el equilibrio entre lo que emite el hombre y lo que absorben árboles, suelo y océanos.

Esos 2 grados significa reducir emisiones entre 40 y 70% a 2050 comparado con los niveles de 2010.

Mecanismo de revisión

Los países tendrán que actualizar sus compromisos actuales de reducción de polución a 2020 y así cada 5 años. Los planes sometidos por 186 países garantizan en el mejor de los casos un aumento de 2,7°C.

Cada país implementará su propio plan de acción climática, que revisará en 2018.

Periódicamente se analizará el progreso colectivo. La primera evaluación de inventario global será en 2023.

Así se verá si se marcha en la dirección para limitar el aumento de temperatura acordado.

Mercados de carbono

Se establece un mecanismo para contribuir a la mitigación de las emisiones de gases y apoyar el desarrollo sostenible y allana el camino para la cooperación voluntaria entre países para lograr la meta de polución. Las reglas de ese mecanismo de mercado se acordarán luego.

Transparencia

Los gobiernos aceptaron establecer un marco para monitorear, medir y verificarla reducción de emisiones, lo que promoverá la transparencia. Los países en desarrollo tendrán más flexibilidad en ciertos temas, como la frecuencia y el nivel de detalle de los reportes.

Serán menores los requirimientos para las pequeñas islas Estado y los países menos desarrollados.

Financiación

El acuerdo obliga a las naciones desarrolladas a ayudar a los países en desarrollo a pagar para reducir la polución y adaptarse a los impactos del cambio climático. En 2025 se revisará para aumentar la ayuda. La próxima meta será incrementar los 100.000 millones de dólares anuales que habían prometido ya a partir de 2020. Las naciones en desarrollo que peudan también podrán aportar.

Análisis

Para algunos observadores, las herramientas no son suficientes para garantizar que la temperatura no suba más de 2 grados y el planeta sigue camino a los 3, pero el compromiso de revisar científica y periódicamente los esfuerzos de cada país podrían cerrar la brecha.

El acuerdo conducirá a descarbonizar las economías antes de 2050, lo que significará desbancar los combustibles fósiles como principal fuente energética global.

Las 10 noticias científicas de la semana

Domesticación de plantas. Wikipedia Commons

1. La agricultura alteró nuestros genes

La revolución genética agrícola. Y no tiene que ver con nuevos cultivos ni semillas modificadas. No. Un análisis genómico mostró genes humanos específicos que cambiaron durante y luego de la transición en Europa de una vida de cazadores errantes a agricultores hace 8.500 años. Sí, genes asociados con la estatura, la inmunidad, la digestión de la lactosa, la claridad de la piel, el color azul de los ojos y el riesgo de enfermedad celiaca. El estudio apareció en Nature.

2. De cómo mata la soledad

La soledad enferma y… mata. De hace tiempo se sabe que los adultos mayores que se sienten solos tienen mayor riesgo de muerte, incrementando 14% el riesgo de morir prematuramente. Ahora científicos detectaron que la soledad activa respuestas fisiológicas que pueden enfermarnos. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences. La soledad conduce a señales de estrés que en últimas pueden afectar la producción de glóbulos blancos.

3. Me equivoqué de cabeza

Gusanos con cabezas y cerebros cambiados. Sí, es la novedad que presentaron biólogos de la Universidad Tufts: desarrollaron una especie de platelmintos con cabezas y cerebros de otras especies, un trabajo que muestra circuitos fisiológicos como una nueva clase de epigenética (información por fuera de la secuencia genómica) que determina la anatomía a gran escala. El hallazgo de que la forma de la cabeza no está ligada al genoma sino que puede ser controlada manipulando sinapsis eléctricas en el cuerpo sugiere que las diferencias en especies podría ser determinada en parte por la actividad de redes bioeléctricas. El estudio apareció en el International Journal of Molecular Sciences.

4. Corazón reventado

La cardiomiopatía ventricular arritmogénica es la condición del corazón más común que puede producir muerte súbita durante el ejercicio. Investigadores encontraron en ratones una versión mutada de la desmoplaquina, una proteína que ayuda a mantener la estructura del corazón, que durante el ejercicio afecta las paredes de ese órgano llevando a un desarrollo temprano de esa cardiomiopatía. Un hallazgo presentado en el American Journal of Physiology que muestra la necesidad de detectar personas con esa mutación para tener un entrenamiento adecuado.

5. Estoy repleto

¿Le sucede? ¿No le cabe una cucharada más de comida? Tal vez las bacterias intestinales le estén enviando un mensaje. Un estudio sugiere que 20 minutos después de haber comido esas bacterias producen unas proteínas que pueden suprimir el deseo de comer en los animales. Al ser inyectadas en ratones, las proteínas actúan en el cerebro reduciendo el apetito. Es decir, las bacterias pueden ayudar a controlar cuándo y cuánto comer. La investigación apareció en Cell Metabolism.

6. Una increíble inteligencia colectiva

Científicos reportaron que los puentes que forman hormigas unidas de la especie Eciton hamatum son más sofisticados de lo que se creía. Es un ensamblaje que hacen automáticamente en una expresión de inteligencia colectiva. Estas hormigas, temidas en la selva, no conocen de obstáculos y si en el camino se presenta un obstáculo, forman un puente de muchos individuos unidos para sortearlo en una muestra de conducta compleja. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

7. Un anillo a la medida

Fobos se deshizo… esa será noticia esperada por la humanidad, si existiese entonces, en unos 10 a 20 millones de años. Sí, la mayor de las lunas de Marte pierde altura y en un momento dado el planeta causará su pulverización, esperando los astrónomos que el planeta rojo quede con un anillo, tal como otros planetas del Sistema Solar. Eso publicaron en un artículo en Nature Geoscience. El anillo perduraría entre 1 y 100 millones de años.

8. Calientitos

2015 pasará a la historia, por corto tiempo, como el año más caliente en 135 años de registro, en el que además se sobrepasó un límite psicológico: la temperatura parece que será 1°C más alta que la que tenía el planeta en la era preindustrial, reveló la Organización Meteorológica Mundial, que también reportó que el actual quinquenio ha sido el más caliente en ese periodo. Hasta ahora 2014 ha sido el más caliente y se cree que 2016 desbancaría a 2015.

9. Mosquitos antimalaria

mediante una técnica de edición de de genes científicos crearon mosquitos capaces de introducir genes que bloquean la malaria, eliminando la capacidad de estos insectos de transmitir la enfermedad a humanos, un esfuerzo más en la lucha contra ese mal. Los científicos insertaron un elemento de ADN en la línea germinal de Anopheles stephensi que derivaron en el gen que previno que no se transmitiera al 99,5% de los descendientes. El avance requiere ser confirmado en futuros estudios. Fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

10. Inmunoterapia que sirve

En una nueva forma de inmunoterapia contra la diabetes tipo 1, los pacientes no experimentaron reacciones adversas serias luego de recibir infusiones de al menos 2.600 millones de células seleccionadas especialmente para proteger la capacidad del cuerpo de producir insulina. El avance fue publicado en Science Translational Medicine. Las células fueron detectadas incluso un año después, mostrando la durabilidad del tratamiento.

Datos reales de una Tierra caliente (serie cambio climático 4)

Foto Wikipedia Commons

Este año podría superarse una marca psicológica para el planeta: la temperatura estaría 1°C encima del periodo preindustrial. El año será el más caliente en 135 de registros.

Nada agradable si se considera que el quinquenio 2011-2015 ha sido también el más cálido jamás registrado, con 0,57°C por encima del promedio.

Estos datos de la Organización Meteorológica Mundial se conocen a poco de comenzar la Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El año tan caliente ha contado con un ingrediente adicional e importante: la presencia del Fenómeno de El Niño.

“El estado del clima mundial en 2015 hará historia por varios motivos”, dijo el Secretario General de la OMM, Michel Jarraud.

“Los gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron nuevos niveles máximos y, durante la primavera de 2015 del hemisferio norte, la concentración media mundial de CO2 superó por primera vez la barrera de las 400 partes por millón. Son malas noticias para el planeta.”

Una situación apremiante pese a que se tienen las herramientas y el conocimiento para rebajar esos gases, recordó Jarraud.

Como El Niño se mantendría activo hasta bien entrado 2016, el próximo también podría quebrar marca. No solo cada una de las últimas décadas ha sido más caliente que la anterior sino que casi todos los años de este siglo han sido más calientes que el promedio histórico.

A octubre, la temperatura media mundial en superficie para 2015 era en torno a 0,73 ºC superior a la media del período 1961-1990, de 14,0 ºC, y cerca de 1 ºC superior al período preindustrial 1880-1899.

Y hay más: la temperatura media mundial de la superficie del mar, que alcanzó un récord en 2014, igualará o superará probablemente esa marca.

América del Sur, según el reporte, está registrando el año más cálido del que se tiene datos, así como Asia (similar a 2007), y en África y Europa es el segundo más cálido.

Con calor produciremos menos (serie cambio climático 1)

(Comenzamos una serie de publicaciones sobre el cambio climático y sus implicaciones en distintos sectores y en el planeta en general, con ocasión de la Conferencia de las Partes de París que comienza a fines de ese mes. Notas que irán intercaladas con noticias científicas cuando lo amerite la ocasión. Un aporte para enfatizar la importancia del tema y aportar algo al conocimiento y al debate)

Salina en La Guajira. Foto Henry Agudelo

Los colombianos de finales de siglo verán reducido su ingreso per cápita en un 77% debido al impacto del cambio climático, una cifra mucho mayor a la prevista hoy por Planeación Nacional y aportada por un estudio publicado en Nature. En promedio cada persona en el planeta tendrá una afectación del 23%.

El hallazgo indica que el cambio climático ampliará las desigualdades, dado que el calentamiento será bueno para países fríos, que se harán más ricos, y nocivo para los calientes. En el estudio se estableció que el cambio climático reducirá un 75% los ingresos en el 40% de los países más pobres, mientras que el 20% de los ricos experimentará ganancias.

El estudio se centró solo en la temperatura y no consideró otros efectos como huracanes o el aumento en el nivel del mar.

Como otros animales, los humanos también tienen una productividad óptima a determinada temperatura, por lo que aun aumento tendrá sus consecuencias. Si baja la productividad individual por una mayor temperatura, se reducirá la nacional.

La investigación es una evidencia clara de que al actividad económica en todas las regiones está relacionada con el cambio climático y entre sus hallazgos figura que los costos globales serán 2,5 veces más altos que los previstos en otros modelos.

“Históricamente la gente ha considerado que una reducción de 20% en el PIB es casi una catástrofe” recordó Solomon Hsiang, uno de los investigadores. Y lo que hallaron es peor.

Los países más calientes sufrirán más: en el escenario menos optimista se estima que 43% de los países serán más pobres en 2100 que hoy debido al cambio climático y pesar del progreso tecnológico y otros avances.

La temperatura económica ideal es de 13°C. Un aumento incide también aspectos como el aire acondicionado, infraestructura, en errores humanos que provocan accidentes y en campos de la salud como ataques cardíacos en países ricos y malaria y dengue en los menos desarrollados. Además en la violencia, documentada por los autores en un estudio de 2013 en el cual hallaron que el cambio climático incentivará los conflictos internacionales y las guerras civiles.

El análisis consideró 166 países.

Hacia la ‘feminización’ de las tortugas

Una tortuga verde inmadura. Foto Camryn-Allen

Otro mal del cambio climático: la feminización. Sí, tal como lo lee… pero no de humanos. De las tortugas.

Es que científicos establecieron la relación de machos y hembras de un grupo de tortugas verdes, estudio que sugiere que pueden ser vulnerables a la feminización debido al aumento de la temperatura que viene con el cambio climático.

El sexto de estos reptiles es determinado por las temperaturas durante la incubación en las playas donde anidan las madres, con una arena más caliente produciendo más hembras.

En el estudio publicado en Plos One los científicos se centraron en las Chelonia mydas, en San Diego, Estados Unidos, las cuales han estudiado durante 25 años, encontrando que hay mayoría de hembras.

Establecer el sexo de estos animales marinos amenazados es importante para su conservación al conocer las tendencias de anidación y la abundancia de la población.

Los investigadores usaron un método para determinar el sexo de las tortugas inmaduras y tener así mayor exactitud. Eso no es fácil dado que el sexo solo es visible cuando adquieren la madurez.

Los resultados sugieren una relación de 2,83 hembras por cada adulto entre las 69 tortugas marinas examinadas.

Varios factores pueden explicar esa tendencia, pero la más probable se debe a las condiciones de los huevos, lo que revelaría que es el cambio climático el responsable.

Las tortugas que cazan en la bahía de San Diego pertenecen a la población de anidación de México. Cuando están maduras sexualmente van a Michoacán, al archipiélago Revilladiego para aparearse y hacer los nidos.

Que haya más hembras podría ser benéfico para la recuperación de especies por el potencial reproductivo. Pero si el fenómeno crece, podría no haber suficientes machos para mantener la diversidad genética. A menos que las tortugas cambien hábitos, por ejemplo anidando antes para evitar una temperatura mayor, los escenarios de cambio climático sugieren que algunas poblaciones de tortugas estarían compuestas casi todas por hembras en los próximos 10 a 15 años.

Las 10 noticias científicas de la semana

Foto cortesía A. Loveridge

1. El destino del león

Perseguido sin desmayo, emblema casi mundial, icono de su región. El león africano se extingue sin compasión humana. Un estudio aparecido en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) en el que se evaluaron 47 poblaciones de leones estimó que África Oriental perderá al menos 37% de sus leones en las próximas dos décadas y África Occidental perderá la mitad, mientras que en el sur, donde la mayoría vive en áreas protegidas, tiende a crecer el número de individuos, mostrando la importancia de crear esas zonas. El estudio sugiere declararlo como críticamente amenazado en África del oeste y regionalmente amenazado en la del este.

2. ¡Cánteme mejor!

Cuando al bebé se le habla para calmarlo no se logran tan buenos resultados. Es mejor cantarle, según un nuevo estudio publicado en Infancy. En el estudio el canto tuvo el doble de efectividad que hablarle para que se calmara. Aunque no hay una razón clara, los investigadores creen que el canto ayuda a los bebés a aprender el autocontrol emocional.

3. La tentación de la carne

El instituto de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud concluyó que el consumo continuo de carnes procesadas es cancerígeno, mientras que las carnes rojas de distintos animales probablemente lo sean pero no hay suficientes evidencias. El organismo no llamó a evitar su consumo sino a hacerlo de manera moderada, de todas maneras la carne contiene elementos nutritivos de alto valor.

4. El fósil de los pequeños simios

Científicos reportaron el hallazgo de un fósil de hominoideo Pilobates cataloniae que vivió hace 11,6 millones de años y que ayuda a resolver el misterio sobre la divergencia de los simios, ofreciendo pistas firmes sobre el origen de los actuales gibones. El estudio fue publicado en Science. Aunque se extinguió, no se habían hallado hominoides de ese tamaño, y tenía rasgos parecidos a algunos de los actuales primates, heredados tal vez de un ancestro común que vivió antes que él.

5. Oxígeno, por favor

Una de las sorpresas mayores en el análisis del cometa Churyumov-Gerasimenko hecho por los instrumentos de la sonda Rosetta que aún va detrás de él, fue encontrar tan elevada proporción de moléculas de oxígeno en su atmósfera. Toda una sorpresa considerando que se descartaba su presencia en esos viajeros del espacio. El oxígeno es el cuarto gas más común en el cometa según el estudio en Nature.

6. El golfo será un horno

Sobrevivir seis horas expuesto a temperaturas de 35°C es casi imposible según estudios recientes. Pues bien, esa será la temperatura media del Golfo Pérsico en unas décadas de acuerdo con estudio publicado en Nature Climate Change. Ese límite casi lo alcanza este verano Bandahr Mashrahr en Irán, con 34,6°C. Los modelos sugieren que ciudades grandes como Doha, Qatar, Abu Dhabi y Dubai en los Emiratos Árabes Unidos, así como Bandar Abbas en Irán podrán alcanzar esas temperaturas varias veces en un periodo de 30 años.

7. Pica que pica

Cuando un zancudo se posa en los vellos de la piel, surge la necesidad de rascarse. Científicos revelaron en Science un hallazgo sorprendente: las neuronas involucradas en esa sensación son distintas a las relacionadas con el dolor y a la picazón que produce un elemento químico. Es decir, hay una red neuronal exclusiva para esta sensación en la médula espinal. Un mecanismo muy complejo.

8. Se creció la casa

Astrónomos descubrieron un componente no observado antes de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Al hacer un mapa de ubicación de las estrellas variables Cefeidas encontraron un disco de estrellas jóvenes detrás de una densa capa de polvo en el bulbo central. Hallaron 655 Cefeidas, estrellas que varían de brillo al contraerse y expandirse, de las cuales 35 son más jóvenes de lo que se pensaba, de menos de 100 millones de años, un hallazgo que sugiere que en esa región sí se están formando nuevas estrellas. El estudio fue publicado en Astrophysical Journal Letters.

9. Evolución de afán

La evolución a veces no tarda tanto. Al estudiar un grupo de gallinas de pedigrí, científicos encontraron mutaciones en el genoma de la mitocondria, dos de las cuales se formaron en solo 50 años. Se estimaba que esos cambios eran menos de 2% por millón de años. También encontraron un ejemplo de ADN mitocondrial transmitido por el padre, cuando siempre han sido las hembras las que lo transmiten. El estudio apareció en Biology letters.

10. Aire en la oficina

Las personas que trabajan en oficinas bien ventiladas e índices bajos de CO2 y otros contaminantes en el interior tienen resultados cognitivos más altos reveló una investigación publicada en Environmental Health Perspectives, un hallazgo significativo dada la cantidad de horas que por lo general pasan los empleados en el lugar de trabajo y que da pautas para mantener ambientes óptimos de trabajo y bienestar.

El Niño se fortalece y el agua escasea

Anomalía en la temperatura: es muy alta

Los calores son extremos, la sequía agobia varias regiones mientras El Niño se fortalece.

El último reporte internacional del CPC reveló que existe una probabilidad del 90% de que el fenómeno se extienda todo el invierno del Hemisferio Norte y 85% de que vaya hasta el comienzo de la primavera en marzo de 2016.

No solo eso: se espera que hacia septiembre el fenómeno sea más fuerte: la temperatura de la zona El Niño en el Pacífico ecuatorial estaría cercana 2°C. Para algunos analistas, será un evento serio, como el vivido en 1997.

El reporte indica que las anomalías en las temperaturas en la subsuperficie del océano aumentaron en julio, mientras la atmósfera permaneció combinada con un calentamiento oceánico originando anomalías importantes en los vientos del oeste de niveles bajos y en los vientos altos del este.

“Colectivamente, estos patrones atmosféricos y oceánicos reflejan un El Niño significativo y en fortalecimiento” dice el informe.

No hay ningún modelo que no diga que El Niño continuará hasta la primavera de 2016 y todos predicen además un fenómeno fuerte hacia noviembre-diciembre, a fines del otoño del Norte.

Así la probabilidad es mayor del 90% a que El Niño prosiga hasta el invierno 2015-2016 y cerca del 85% que se extienda más.

En Colombia los efectos se han sentido con especial fuerza en la región Andina y Caribe, con una reducción considerable de las precipitaciones.

El 2014 tuvo un clima preocupante

Foto Donaldo Zuluaga

2014 fue un año especial. Y aunque suene raro que se siga hablando de él a mediados de 2015, el informe del Estado del Clima muestra razones de peso: el año pasado fue el más caliente que se ha tenido desde que se llevan registros.

Además otros indicadores claves vienen al alza.

El reporte compilado por el Centro del Tiempo y el Clima de Estados Unidos, basado en contribuciones de 413 científicos de 58 países, presenta los siguientes datos básicos:

Los gases de efecto invernadero siguieron en alza. Las concentraciones atmosféricas de CO2 se incrementaron 1,9 partes por millón, para un promedio anual de 397,2. En 1990, cuando comenzaron a publicarse los reportes, era de 354.

2014 fue el más caliente. El calor fue común en todas las regiones, salvo el este de Norteamérica.

También las temperaturas de la superficie de los océanos fueron las más elevadas, siendo más notable en el Pacífico norte.

El contenido de calor en la parte superior de los océanos marcó un nuevo récord, relejando la acumulación continua de energía térmica en las capas superiores de los océanos. Estos absorben más de 90% del exceso de calor de la Tierra por los gases de invernadero.

El nivel del mar también subió: ahora es de 3,2 milímetros año.

El Ártico sigue caliente: la extensión se hielo permaneció baja. El derretimiento de la nieve fue 2030 días antes que en el promedio 1998-2010. La región experimentó el cuarto año más caliente.

En contraste el hielo de la Antártida mostró la mayor extensión, siendo el tercer año consecutivo con mayor extensión de hielo.

Mañanas nubladas en planetas extrasolares

Estado del tiempo en lejano planeta. Cortesía Linda Esteves-AJ

No solo pasa acá: mañanas nubladas, tardes calientes. Un estado del tiempo muy normal en nuestro planeta. Pero es que se repite en otros mundos.

Un grupo internacional de astrónomos descubrió evidencia de ciclos del tiempo en otros planetas, todo gracias al análisis de los datos del telescopio espacial Kepler.

Es uno de los primeros análisis de los patrones climáticos en planetas extrasolares.

El estudio encabezado por Lisa Esteves y publicado en el Astrophysical Journal se analiza las variaciones en 14 planetas, encontrando mañanas nubladas en 4 de ellos y tardes soleadas en 2.

La mayoría de los mundos analizados eran calientes y grandes, con temperaturas de más de 1.600 grados Celsius y tamaño comparable a Júpiter gracias a que están muy cerca de su sol. Son condiciones inhóspitas para la vida, pero buenas para medir las fases del tiempo según los autores.

Los investigadores siguieron los cambios en los planetas a medida que orbitaban su estrella e identificaron el ciclo día-noche en ellos.

Se encontró que las nubes que se forman en el lado nocturno del planeta (que giran contrario a las manecillas del reloj) donde la temperatura es más baja, son llevadas por el viento al lado del amanecer. A medida que transcurre el día se disipan llevando a temperaturas más altas luego de mediodía. El día en esos planetas es muy corto.

Un avance importante en el conocimiento del clima de otros planetas, dada la distancia de cientos o miles de años luz de distancia.

Se espera que con nuevos instrumentos en órbita la próxima década se logre observar el estado del tiempo en planetas tamaño Tierra.