Se reduce altura de las nubes

Nos estamos nublando. El cielo está cayendo encima de nosotros. Sí. Durante los últimos 10 años, la altura de las nubes se ha estado reduciendo según un nuevo estudio.

Y aunque 10 años es poco para mediciones válidas, si las observaciones del futuro confirman que están bajando, los efectos sobre el cambio climático global serán evidentes. Las nubes que están bajas en la atmósfera permitirían que la Tierra se refrescara con mayor eficiencia, quizás aliviando alguno de los nocivos efectos del calentamiento provocados por los gases de invernadero.

“No sabemos exactamente qué hace que las nubes tengan una altura menor”, dijo en una declaración Roger Davies, autor del estudio en la University of Auckland en Nueva Zelanda. “Pero debe ser por un cambio en los patrones de circulación que forman nubes a gran altura”.

Las nubes son una de las cartas difíciles para entender el clima de la Tierra. Efímeras como son, son difíciles de seguir en el tiempo y factores como la altura y su ubicación hacen una gran diferencia en si disminuirán los efectos del calentamiento global o si los exacerbarán. Nadie sabe hoy cómo responderán al cambio climático.

Pero durante 10 años, el espectro-radiómetro a bordo del satélite Terra de la Nasa ha estado observando las nubes. Davies y colegas analizaron los primeros 10 años de medición de la altura de las nubes, de marzo de 2000 a febrero de 2010 y encontraron que la altura promedio decreció alrededor de 1 por ciento sobre la década, o sea de 30 a 40 metros. La mayor parte de la reducción se observó con una menor formación de nubes a mayores alturas.

Los resultados fueron presentados en el journal Geophysical Research Letters. El satélite Terra continúa recogiendo datos y lo hará toda esta década para ver si se confirma la tendencia.