Cómo sufrieron las aves en Fukushima

Lo que sucedió con Chernobyl tendría que repetirse con Fukushima. Y así es: un estudio reveló que los niveles de radiación tras el incidente nuclear seguido al terremoto y tsunami en Japón afectaron las poblaciones de aves.

El estudio aparecido en Environmental Pollution mostró que los altos niveles de radiación se correlacionaron con poblaciones disminuidas de aves. El hecho es atribuido a que el problema en la planta de Fukushima ocurrió en marzo, durante comienzos de la temporada de apareamiento y crianza.

“Los datos que presentamos constituyen la primera investigación de las respuestas iniciales de la comunidad biológica a la radiactividad del desastre de Fukushima”, escribieron los autores.

El equipo comparó también los efectos de la radiación sobre las poblaciones de aves en Fukushima con respecto a las aves cerca a Chernobyl. Las 14 especies que habitaban en los dos sitios parecieron afectarse más por la creciente radiación en Fukushima que lo que estuvieron en Chernobyl. En el primer sitio, la radiación aumentada se correlacionó con un mayor decrecimiento en la población de aves. Sin embargo, una caída general en la abundancia de aves estuvo más fuertemente asociada con el aumento en la dosis de radiación en Chernobyl, quizás porque varias especies en las áreas más contaminadas han estado ausentes más tiempo.

“Los impactos prolongados relativamente más grandes sobre las comunidades de Chernobyl señalan posibles impactos sostenidos de largo plazo que pueden reflejar consecuencias acumulativas y multigeneracionales de acumulación de mutaciones en las poblaciones”,

dijeron.

Foto aves de Chernobyl

Curiosidades te trae la ciencia

Tiembla la atmósfera. No sólo se movió el mar y se desplazó la tierra. El terremoto del Japón en marzo 11 provocó mucho más… aunque nada nefasto. El movimiento sísmico de magnitud 9 movió la ionosfera, según un nuevo estudio. Las ondas sísmicas de la superficie y el tsunami desencadenaron ondas en la atmósfera, ondas que se propagaron hacia arriba a la ionosfera, creando oscilaciones en el gas ionizado unos 350 kilómetros sobre la Tierra. Los llamados disturbios ionosféricos propagados por sismos fueron medidos mediante receptores GPS en Japón. El primer disturbio apareció con un aumento en forma de disco en la densidad de electrones cerca de 7 minutos después del terremoto. Luego, secuencias de ondas concéntricas de aumento en la densidad de electrones se desplazaron desde el centro de los disturbios ionosféricos. Otros disturbios en la atmósfera se han detectado en pasados terremotos, pero estos fueron los más grandes hasta ahora. El estudio apareció en el Journal of Geophysical Research-Space Physics. Curioso.

Personalidad sumergida. Con su cara a veces inanimada, las anémonas (Actinia equina) parecen organismos muertos, pero una investigación aparecida en Plos One reveló que esta especie de bolas marinas tienen… personalidad. La personalidad animal ha sido definida como la conducta diferente entre individuos de un modo consistente en el tiempo. Los autores del paper en la Universidad de Plymouth en el Reino Unido encontraron que tras ser sorprendidas por una corriente de agua, las anémonas mantuvieron sus tentáculos en calma por una vez pero con un espacio de tiempo diferente para cada individuo. La tendencia se mantuvo a pesar de diferencias en la temperatura en el sitio de residencia de las anémonas, una variable que puede afectar el comportamiento. Bien curioso.

Las hijas no copian. Hay mamás que quieren que sus hijas sean como ellas y hasta se vistan y maquillen como lo hacen. Pero no. Así no es. Un estudio en el Journal of Consumer Behaviour investigadores encuestaron 343 parejas madre-hijas de 44 y 16 años y encontraron que las madres imitan intencionalmente el estilo de sus hijas. A todas se les preguntó sobre si sus madres o hijas influían en sus gustos en estos temas. Si la madre piensa que su hija tiene buen estilo tenía un 25% de chance de copiarla; pero si era al revés, la chance era del 9$ apenas. El estudio demuestra que los hijos pueden afectar las decisiones de consumo de sus padres en un grado mayor a lo que se creía. Curioso.

 

Las gorditas mejor. Puro instinto de conservación. Los machos de las arañas viudas negras (Latrodectus hesperus) son bien selectivos a la hora de escoger pareja. Los machos cortejan más hembras bien alimentadas que aquellas que parece que aguantan hambre según una nueva investigación publicada en el número de agosto de Animal Behaviour. Aún en ausencia de hembras, los machos comienzan a cortejar en la red de las bien alimentadas que en las más flacuchentas, por decirlo así, basados en señales químicas. Como se sabe, es frecuente que tras el apareamiento, la hembra se coma literalmente al macho, por lo que preferir una que ande bien llenita podría salvar la vida del desesperado amante. Curioso.

Estar de buen humor para trabajar creativamente

Si encuentra que un empleado mira videos divertidos en internet, no quiere decir que está perdiendo el tiempo. No, bajo un reciente hallazgo en psicología.

Sí, tal parece que estar de buen humor es una manera de pensar más creativamente.

“Generalmente, el humor positivo ha sido asociado al aliento de la solución de problemas creativos y al pensamiento flexible”, dice Ruby Nadler, graduado de la Universidad de Western Ontario. Ella y sus colegas Rahel Rabi y John Paul Minda realizaron un estudio presentado en Psychological Science, en el que analizaron una clase particular de aprendizaje que es mejorada por el pensamiento creativo.

Los estudiantes que tomaron parte en el estudio fueron puestos en diversos estados de ánimo y se les entregó una tarea de aprendizaje (aprendían a clasificar un conjunto de fotos con patrones visuales complejos. Los investigadores manipularon el ánimo con la ayuda de clips de música y de videos; primero, ensayaron algunos para ver qué los ponía tristes o contentos. La música más alegre fue una pieza de Mozart y el video más alegre el de un bebé riendo. Los investigadores los usaron luego en el experimento: una canción triste y un video de la Lista de Schindler y una noticia sobre un terremoto; y una pieza y un video que no afectaba el humor. Luego de escuchar la pieza y ver el video, los participantes tenían que intentar aprender a reconocer un patrón.

Los voluntarios más contentos aprendieron mejor la regla para clasificar los patrones que los tristes o neutrales.

Para resolver un problema que requiere pensar con innovación, ser positivo puede ayudarle, dijo Nadler. Y la música es una manera fácil de tener un buen humor, aunque cada quién puede tener una pieza musical de su preferencia, no necesariamente Mozart.

Quizás por eso es que las personas ven videos chistosos en la oficina. “Tratan inconscientemente de estar de buen genio”, dijo. Entonces, no estarían perdiendo tiempo.