El zika llega a los testículos

Transmisor del zika, Aedes aegypti. Foto CDC

Transmisor del zika, Aedes aegypti. Foto CDC

¿Puede un pequeño mosquito y el virus que transmite afectar la fertilidad de un hombre?

Respuesta: podría.

Y podría en convencional porque hay una noticia que puede comenzar a preocupar, aunque todavía es pronto para saberlo: un estudio con ratones, publicado en Nature, reveló que ratones macho infectados con una cepa del zika pueden experimentar lesiones de tejido asociadas con un tamaño menor de los testículos y niveles reducidos de dos hormonas sexuales, así como de espermatozoides en el fluido seminal.

Si afecta a los hombres no se ha estudiado y ese es el llamado que hace esta investigación.

Lo que sí se sabe es que el virus puede ser detectado en el fluido seminal de los machos por amplios periodos y ser transmitido sexualmente. En ratones adultos se ha probado que la infección con el zika deriva en infección de los testículos.

Los investigadores encabezados por Michael Diamond evaluaron los efectos en el tracto reproductivo de ratones. El virus fue detectado dentro de los testículos y el epidídimo (el conducto que guarda y transporta el esperma) a los 7 días de infectados y luego de 14 días estaba en grandes cantidades en ese tracto en la mayoría de los ratones.

Se observó un notorio decrecimiento en el tamaño testicular y en el peso de los animales infectados, así como daños en los túbulos seminíferos productores de semen en testículos y lesiones en el epidídimo. También se detectaron niveles bajos de testosterona e inhibina B, dos hormonas importantes en la producción del esperma.

Las pruebas de fertilidad revelaron tasas reducidas de preñez y de fetos viables de hembras apareadas con machos infectados en comparación con los no infectados.

Se aclaró que no se sabe si en humanos sucede lo mismo, siendo un próximo tema de investigación.

Aparte de causar serias afectaciones en muchos fetos y recién nacidos, parece que el zika va más directo: a los testículos.

Resumen científico de la semana

1. Radiografía del ejercicio

Un estudio aparecido en el Journal of the American Heart Association quiénes se benefician más del ejercicio: los datos indican que más los hombres que las mujeres, más los menores de 50 años y quienes padecen diabetes, hipertensión o hiperlipidemia. El ejercicio de todas maneras beneficia a quien lo practica, pero el hallazgo sugiere que no se debería mandar el mismo programa a todas las personas.

2. Los humanos crecen

Evolución en curso: Un estudio global publicado en Nature reveló que la gente hoy tiende a ser más alta y más inteligente que sus predecesores, en especial aquellas personas nacidas de padres con distinto componente genético. El estudio incluyó datos de más de 350.000 personas en 100 estudios que se han hecho sobre el tema. A mayor diversidad genética, se encontró, mayor estatura y mayores capacidades cognoscitivas y mayor nivel educativo.

3. Qué lindo bebé

Con el Very Large Telescope de ESO en Chile, astrónomos descubrieron un planeta bebé, aún envuelto entre la nube de gas y polvo de la que se formó, observación no lograda antes. El planeta, grande, gira alrededor de la estrella HD 100546 a 335 años luz de nosotros. El bebé tiene entre 5 y 10 millones de años, lo que permitirá estudiar en detalle su crecimiento. El hallazgo fue revelado en The Astrophysical Journal.

4. Hormonas arriesgadas

Las hormonas testosterona y cortisol pueden afectar los mercados financieros haciendo que los agentes financieros sean más arriesgados al tomar sus decisiones, según un estudio publicado en Scientific Reports. A voluntarios a los que se les suministraba dosis adicional de las hormonas, eran más arriesgados en sus transacciones financieras. Estudios previos habían mostrado ya que hombres con mayores niveles de testosterona eran más seguros y exitosos en situaciones competitivas.

5. La cola del caballo

¿Por qué la cola del caballo de mar es cuadrada? Parece una pregunta trivial pero su respuesta incidirá en mejores robots y dispositivos médicos. Y un grupo de científicos reveló en Science que tendría la respuesta: porque así se agarra mejor y es más resistente que si fuera cilíndrica. En la mayoría de los animales es redondeada.

6. El olor de la rosa

Científicos reportaron en Science el hallazgo de una enzima, RhNUDX1, es la responsable del olor de las rosas, por lo cual su manipulación podría hacer que la especial y dulce fragancia de las rosas se extienda por más tiempo, para beneficio de la industria cosmética y perfumería. El hallazgo es toda una novedad, pues científicos atribuían esa característica a otro mecanismo en la flor.

7. Tampoco somos tantos

Un estudio de científicos de Michigan State University sugiere que en el universo no habría tantas galaxias como se ha creído. Los datos obtenidos indican que la cantidad es 10 a 100 veces menor. Eso debido a que no habría tantas galaxias débiles en el universo primigenio. Se creía que había cientos de miles. La nueva aproximación sugiere que serían solo decenas de miles. Una información para estudiar la evolución del universo y su estructura. El artículo apareció en The Astrophysical Journal.

8. Corazón de mentiras que funciona de verdad

Una pequeña mujer de 44 años se convirtió en la primera mujer en tener un corazón artificial de remplazo desarrollado para personas pequeñas hasta que le resulte un trasplante definitivo. Más de 140 han recibido el dispositivo, pero en este caso funcionará hasta el trasplante definitivo. Es un dispositivo de solo 50 centímetros cúbicos, que aún se encuentra en fase experimental en Estados Unidos. El logro fue divulgado por la Universidad de California en Los Ángeles.

9. Muerte dulce

El consumo de bebidas azucaradas, sean jugos, gaseosas o energizantes, es responsable de la muerte de al menos 184.000 personas en todo el mundo cada año, debido a diabetes, enfermedad cardiovascular y diversas formas de cáncer provocadas por ese consumo. El estudio apareció en Circulation. Solo las bebidas sin dulce, como los jugos puros, son sanas se desprende de la investigación.

10. Los huecos del cometa

Análisis de las fotos del cometa 67P tomadas por la sonda Rosetta que lo sigue desde el año pasado, reveló unos extraños agujeros en la superficie, hoyos de decenas a cientos de metros de profundidad. Podrían deberse a material sublimado al acercarse el cometa al Sol, lo que los dejó al descubierto. Un rasgo que llama la atención de los astrónomos. El estudio apareció en Nature.

Las 10 noticias científicas de la semana (15-21)

1. Se los advertimos

En la última primavera una serie de devastadores tornados causaron estragos en Estados Unidos matando 35 personas. Más de 24 horas antes, unos pájaros pequeños, las reinitas alidoradas (Vermivora chrysoptera), volaron lejos, 1.500 kilómetros en 5 días, para alejarse de la tormenta que venía. Sí: sabían que venía y se fueron. El descubrimiento, realizado por accidente, fue publicado en Current Biology. Se fueron casi al tiempo mientras los meteorólogos anunciaban que las tormentas venían. ¿Tienen sensores? Investigadores creen que podrían escuchar el infrasonido que emiten los tornados. La foto es de Henry Streby y Gunnar Kramer.

2. Más viejos y más sanos

Por todo el planeta la gente está viviendo más que hace solo dos décadas mientras las tasas de muerte por enfermedades cardiovasculares e infecciosas se reduce, reveló un estudio en The Lancet. La expectativa global de vida para ambos sexos se incrementó de 65,3 años en 1990 a 71,5 en 2013, con mayores ganancias de las mujeres: 6,6 años frente a 5,8 para los hombres. Esto sugiere que a 2030 la expectativa de vida será 85,3 años para ellas y 78,1 para ellos. La enfermedad isquémica del corazón es la principal causa de muerte, seguida de los derrames.

3. Abrázame despacio y fuerte

Un estudio publicado en Psychological Science sugiere que los abrazos sirven para proteger del estrés y las infecciones. Los investigadores de Carnegie Mellon University demostraron así que el apoyo social fortalece las personas expuestas al virus de la gripe. Aquellos agripados que recibieron más abrazos tuvieron síntomas más benignos. También las personas con conflictos que eran abrazadas sentían menos estrés.

4. Señales marcianas

El robot Curiosity que recorre una región de Marte detectó un incremento de 10 veces en el metano del ambiente, originado por una fuente no conocida y que para algunos reabre la posibilidad de que hubiese habido vida o aún exista, algo poco probable dado el medio hostil del planeta rojo. El robot, al perforar la roca Cumberland y analizarla, encontró residuos de moléculas orgánicas. El estudio apareció en Science.

5. Tsunami espacial

La nave Voyager 1, lanzado en 1977, el aparato humano que más lejos ha llegado encontrándose hoy en el medio interestelar, está experimentando algo no pensado. Siempre se ha creído que el medio en el que navega es suave, tranquilo como una piscina, pero qué sorpresa: la nave detecta ondas de choque continuas reveló la Nasa. Un tsunami espacial provocado por las explosiones solares al encontrarse con el plasma del espacio interestelar.

6. Los perros van mal en matemáticas

Los perros no son buenos para contar. Esa cualidad, indispensable para muchos animales con el fin de evaluar si se enfrenten a un grupo rival, parece perdida. Un estudio publicado en Frontiers in Psychology muestra que se desempeñan mejor los lobos. La domesticación, dicen los investigadores, pudo afectar esa capacidad de la representación mental de las cantidades.

7. El poder de la mente

Les Baugh perdió sus dos brazos, desde el hombro, hace 40 años. Bueno, este hombre, gracias al trabajo del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins se convirtió en el primer amputado de ese tipo en usar y controlar simultáneamente dos brazos prostéticos, pero no solo eso: movió el sistema con solo pensarlo, realizando varias tareas. El anuncio lo hizo la universidad y muestra lo que ganarán en unos años personas con movimiento limitado.

8. Hombres en… embarazo

Cuando los hombres tienen un hijo, su nivel hormonal cambia. Un nuevo estudio en el American Journal of Human Biology revela que esos cambios se dan incluso antes de que nazca el bebé, unos cambios que podrían tener implicaciones para la conducta paterna. Se encontró que los hombres producen menos testosterona y estradiol. También podría deberse a cuestiones de la edad, revelaron los investigadores. Más estudios se necesitarán para conocer a qué se debe ese cambio.

9. Malo también sirve

Hace más de un año el telescopio espacial Kepler, cazador de planetas extrasolares, se averió. Se dijo que no podía volver a detectarlos pues requería mucha precisión y el daño lo impedía. Tras un reacomodo, se acaba de revelar que sigue trabajando: halló un nuevo exoplaneta, HIP 116454b, que tiene 2,5 veces el diámetro de la Tierra y su año solo dura 9 días de los nuestros, por lo que al estar tan cerca de su estrella sería un mundo muy caliente e inhóspito para la vida. El reporte lo hizo la Nasa.

10. La grasa que respiramos

Parece simple: ¿a dónde va la grasa de nuestro cuerpo cuando adelgazamos? No se quema como energía, tampoco como calor. No. Esa grasa sale… por el aire que respiramos, según un estudio publicado en el BMJ, un hallazgo que tiene implicaciones para el funcionamiento de nuestro metabolismo y también para los gases que van a la atmósfera: el dióxido de carbono que almacenan alimentos vegetales es liberado cuando enflaquecemos y respiramos esa grasa.

Nota: Al mermar la actividad científica, interrumpimos el resumen semanal por las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Reanudaremos el 18 de enero. Mil gracias a todos los que han segudio este resumen. Lo mejor para el año que viene.

Homosexualidad no sería genética

A la luz de la evolución, la homosexualidad es más que intrigante, pues es un rasgo que no se espera que se desarrolle y persista según la selección natural darwinista. Desde el punto de vista reproductivo no tiene sustento por la teoría. Pese a esto es común en la mayoría de culturas, tanto en hombres como en mujeres.

Un estudio publicado hoy en The Quarterly Review of Biology, sugiere que la epigenética -cómo es regulada la expresión genética por interruptores temporales llamados epi-marcas- es un factor crítico en la homosexualidad que ha sido ignorado hasta hoy.

Las epi-marcas específicas del sexo, que normalmente no pasan entre generaciones siendo entonces borradas, pueden conducir a la homosexualidad cuando escapan al borrado y son transmitidas de padre a hija o de madre a hijo.

Estudios previos han mostrado que la homosexualidad se presenta en familias, llevando a muchos investigadores a presumir una huella genética sobre la preferencia sexual, pero hasta ahora no se ha encontrado un gran gen responsable pese a tantos estudios que han buscado la conexión genética.

En el estudio descrito, investigadores del Working Group on Intragenomic Conflict en el National Institute for Mathematical and Biological Synthesis (NIMBioS) integraron la teoría de la evolución con los avances recientes en la regulación molecular de la expresión de genes y el desarrollo sexual dependiente de andrógenos para producir un modelo matemático que delineara el rol de la epigenética en la homosexualidad.

Las epi-marcas constituyen una capa extra de la información unida a nuestros genes que regulan su expresión. Mientras los genes contienen las instrucciones, las epi-marcas dirigen cómo esas instrucciones se presentan, cuándo, dónde y cuánto de un gen se expresa durante el desarrollo. Esas son producidas cada nueva generación, pero evidencia reciente demuestra que algunas veces pasan entre generaciones y entonces contribuyen a la similitud entre parientes, semejando el efecto de genes compartidos.

Las epi-marcas específicas del sexo producidas en el desarrollo fetal inicial protegen cada sexo de la variación natural sustancial de la testosterona que se da luego en el desarrollo fetal. Esas epi-marcas específicas impiden que los fetos de niñas se masculinicen cuando experimenten una testosterona muy alta y viceversa para los fetos masculinos.

Las diferentes epi-marcas protegen distintos rasgos de ser masculinizados o feminizados, algunas afectan los genitales, otras la identidad sexual y otras la preferencia por pareja sexual. Pero cuando estas epi-marcas son transmitidas entre generaciones de padres a hijas o de madres a hijos, pueden provocar efectos reversados, como la feminización de ciertos rasgos en los hijos, como la preferencia sexual, y del mismo modo una masculinización parcial de las hijas.

El estudio parecería remediar el acertijo evolutivo de la homosexualidad, hallando que las epi-marcas sexualmente antagonistas, que protegen los padres de la variación natural en la hormona del sexo durante el desarrollo fetal, algunas veces pasan por generaciones y provocan la homosexualidad en los hijos de sexo contrario.

Agresividad verbal se mide por los dedos

La agresividad podría estar escondida en la vida de la persona antes de nacer. De acuerdo con un estudio que determinó que la exposición prenatal a la testosterona tiene que ver con la agresión verbal tanto en hombres como en mujeres.

El estudio publicado en el Journal of Communications vincula esos dos elementos y según los autores es el primer estudio que examina la proporción de los dedos de la mano como determinante de una característica de la comunicación.

Los investigadores de las Universidades de Nueva York, Tennessee y Michigan State predijeron un factor neuroendocrino, la testosterona prenatal, podría conducir a una mayor agresión verbal. Para comprobarlo, Allison Shaw, Michael Kotowski, Franklin Boster y Timothy Levine usaron la medición 2D:4D, la relación del tamaño del segundo dígito (dedo índice) y del cuarto (dedo anular) para medir la exposición a la hormona. El método involucra medir cada dedo de donde se une a la palma de la mano a la punta.

La relación es una medida de la exposición prenatal a andrógenos como la testosterona.

A los participantes además se les fotocopió cada mano con la palma y dedos extendidos. Llenaron luego una escala de agresión verbal, así como un inventario de personalidad y una escala argumentativa.

Los hallazgos sugieren que hombres y mujeres con relaciones 2D:4D menores se reportaban como más agresivos, una característica necesaria en ciertas situaciones pero nociva en muchos otros en la vida y las relaciones personales.

El hallazgo podría ser útil para tratar a las personas más proclives a agredir verbalmente.

Los hombres castrados viven más

Que las mujeres viven más que los hombres es una realidad, al menos en el mundo industrializado: 5 años más en promedio, una mayor longevidad explicada por científicos por la diferencia en hábitos saludables o células más resistentes. Pero hay más…

Un estudio presentado en Current Biology involucra otro actor: la testosterona, de acuerdo con un estudio en hombres castrados. Estos viven más, ¿por qué?

La idea de que esa hormona sexual masculina afecta la duración de la vida no es nueva. Perros y otros animales castrados viven más que los que no lo están. Los estudios en humanos han sido poco concluyentes por lo difícil de su realización.

En 1969 un estudio en Kansas, reportó un artículo en Science Now, halló que los eunucos vivían en promedio 14 años más, pero en 1993 un estudio en niños castrados en Italia para preservar su voz, no halló nada relevante en cuanto a longevidad.

El biólogo Kyung-Jin Min, de Inha University en Incheon, Corea, se preguntó sobre la carencia de información al observar una drama televisivo sobre eunucos, que fueron comunes hasta finales del siglo 19: los empleaban para servir la corte real. Se les permitía casarse y adoptar niños castrados como hijos.

Un registro de eunucos, el Yang-Se-Gye-Bo, sobrevivió hasta nuestros días, con el registro de fechas de nacimiento y fallecimiento y otros detalles de 385 hombres castrados que vivieron entre la mitad del siglo 16 y mediados del siglo 19.

Fue así como con colegas del Instituto Nacional de Historia de Corea y la Universidad de Corea, comenzó a analizar la información. El equipo pudo identificar la historia de 81 eunucos y compararla con otros hombres no castrados de la misma época. Los eunucos vivieron en promedio 14 a 19 años más que los no castrados.

El grupo de los eunucos tuvo 3 centenarios entre los 81 verificados, un número alto considerando que en Japón es 1 en 3.500 y 1 en 4.400 en Estados Unidos.

Para evitar errores, verificaron una y otra vez la información.

El estudio no explica por qué viven más, pero provee una evidencia de que la testosterona, la gran diferencia entre castrados y no castrados, juega un rol, que también se vería en la diferencia de vida entre mujeres y hombres.

Más cerca del anticonceptivo masculino

Vale la pena insistir en esta noticia, pues ha sido de gran revuelo esta semana:

Científicos encontraron al fin un compuesto que puede ofrecer por primera vez la ansiada píldora anticonceptiva masculina libre de hormonas.

La revelación la hace un estudio publicado en el journal Cell, que revela que una pequeña molécula vuelve infértiles ratones, de modo reversible, sin afectar su desempeño sexual.

Cuando los animales dejaban de tomar la nueva forma de anticonceptivo, sus espermatozoides recuperaban su capacidad y podían concebir descendientes sanos.

“Este compuesto produce un decrecimiento rápido y reversible en el número de espermatozoides y en su movimiento con profundos efectos en la fertilidad”, dijo James Bradner, del Dana-Farber Cancer Institute, cabeza de la investigación.

Hasta ahora ha sido muy difícil lograr un anticonceptivo masculino en gran parte por la dificultad para cualquier droga de cruzar la barrera sangre-testículos, donde puede llegar hasta las células germinales.

Esta carencia de un anticonceptivo masculino es la causa de muchos embarazos no planificados.

A pesar de las opciones no muy agradables de contracepción masculina, cerca de un tercio de las parejas dependen de los métodos de control del hombre.

El compuesto, conocido como JQ1, fue desarrollado en el laboratorio de Bradner apuntándole a una proteína específica de los testículos denominada BRDT esencial en la fertilidad.

Cuando a los ratones se les daba la molécula inhibidora de BRDT, comenzaban a producir menos espermatozoides y los que producían no nadaban muy bien.

“Es una buena razón para estar entusiasmados sobre el bajo conteo de espermatozoides”, dijo Martin Matzuk, del Baylor College of Medicine, otro autor del reporte. Sus estudios confirmaron que JQ1 sí trabaja como un anticonceptivo efectivo.

Lo que es mejor: sus efectos son reversibles y sin consecuencias adversas para los niveles de testosterona de los animales y su comportamiento.

Tampoco parece que haya efectos adversos sobre los futuros descendientes.

“Desde el invento del condón no hay un método anticonceptivo reversible para machos”, anotó William Bremner, de la Universidad de Washington en Seattle, en un comentario adjunto a la publicación del estudio.

“Creemos que nuestros hallazgos pueden ser trasladados a los hombres entregándoles una estrategia novedosa y eficacia para la anticoncepción masculina”, dijeron los autores, advirtiendo sobre el alto grado de conservación entre las proteínas BRDT en humanos y ratones.

Un parche anticonceptivo masculino

La pregunta ha sido la misma: ¿por qué siempre las mujeres? Décadas llevan tomando píldoras anticonceptivas para planear el número de hijos. La píldora para el hombre ha sido esquiva para la ciencia.

Bueno, al menos hasta ahora…

En realidad no se trata de una píldora anticonceptiva masculina, pero sí de algo que tiene los mismos efectos: un parche.

En el encuentro anual de la Sociedad Endocrina en Estados Unidos investigadores reportaron éxito en un estudio clínico.

Al azar, los investigadores asignaron a 99 hombres de Los Ángeles y Seattle aplicarse en su piel todos los días dos geles no marcados. Unos recibieron geles con testosterona y Nestorona, una hormona sintética similar a la progestina. Otros recibieron un gel con testosterona y un placebo.

Fueron 56 los que completaron toda la prueba de 20 semanas. Al final, 89 por ciento de los que habían recibido el tratamiento con las dos hormonas tenían un conteo de espermatozoides que había bajado de 15 millones por milímetro cúbico de eyaculado a menos de 1 millón. Es más, la mayoría no tenía espermatozoides.

“Menos de 1 millón es una medida arbitraria, pero es compatible con una anticoncepción efectiva”, dijo Christina Wang. coautora y médica de UCLA. “Hubo una supresión muy efectiva de espermatogénesis”.

Un 23% de los que recibieron una hormona más placebo tuvo también conteos inferiores a 1 millón.

El tratamiento testosterona-Nestorona inhibe ciertas actividades en el hipotálamo y en la glándula pituitaria que regulan la producción de espermatozoides en los testículos, disminuyéndola al máximo.

Uno de cada 5 participantes desarrolló algo de acné. Quienes dejaron el estudio lo hicieron por el alto número de muestras de sangre que se debían tomar para la investigación.

La mezcla será perfeccionada con miras a una posible aplicación.

Los hombres vienen programados para ser papás

Machos, lo que se llama mero machos tal vez no existan de acuerdo con un nuevo estudio que presenta evidencias de que los hombres vienen biológicamente preparados para cuidar y criar sus hijos, mostrando de manera concluyente por primera vez que la paternidad reduce los niveles de testosterona en ellos.

El estudio, de Northwestern University, indica que el efecto es consistente con lo que se observa en otras especies en las que los machos ayudan a cuidar una descendencia muy dependiente. La testosterona alienta conductas y rasgos que hacen que un macho compita por una pareja. Luego de tener éxito y convertirse en padres, las actividades “relacionadas con el apareamiento” pueden entrar en conflicto con las responsabilidades de la paternidad, lo que hace que sea más provechoso para el cuerpo reducir la producción de esa hormona.

“Los humanos son inusuales entre los mamíferos en que nuestra descendencia es muy dependiente por más de una década en alimentación y protección”, dijo Christopher W. Kuzawa, coautor del estudio y profesor de Antropología en el Winberg College of Arts and Sciences. “Criar descendientes humanos es un gran esfuerzo que es cooperativo por necesidad, y nuestro estudio muestra que los papás están dispuestos biológicamente para ayudar en la tarea.

Estudios anteriores que mostraban que los papás tendían a tener menos niveles de testosterona fueron pequeños o no concluyentes en dilucidar si la paternidad disminuía la testosterona o si los hombres con baja testosterona eran más dados a convertirse en padres. El nuevo estudio es una novedosa aproximación al seguir a un gran grupo de hombres que no eran padres y ver si sus hormonas cambiaban cuando llegaban a serlo.

“No es que hombres con baja testosterona son más dados a ser padres”, dijo Lee Gettler, otro coautor. “Al contrario, aquellos que comenzaron con más alta testosterona era más probable que se convirtieran en padres, pero una vez lo lograban la testosterona seguía abajo. Nuestros hallazgos sugieren que esto es especialmente para los papás que llegaban a estar más involucrados en el cuidado de sus hijos”.

La investigación también sugiere que los padres pueden experimentar una declinación especialmente larga, pero temporal, en la testosterona cuando llevan pro primera vez un recién nacido a casa. “La paternidad y las demandas de tener un bebé requiere muchos ajustes emocionales, psicológicos y físicos”, dijo Gettler.

“El estudio indica que la biología del hombre puede cambiar sustancialmente para ayudar a satisfacer esas demandas”.

Los autores sugieren además que sus hallazgos pueden aportar una razón por la que los hombres solteros tienen a menudo una salud más débil que la de los casadas y padres. “Si los papás tienen niveles más bajos de testosterona, esto podría protegerlos conrea ciertas enfermedades crónicas al envejecer”, explicó Kuzawa.

El estudio siguió un grupo de 624 machos de 21,5 años a 26 años por un período de 4,5 años en Filipinas.

Tamaño de los dedos revelaría longitud del miembro viril

Por si les interesa a ellas:

Ni un centímetro se le escapa a ciertos investigadores. Sí. Mucho se ha conjeturado y hablado en son de broma que el pie del hombre habla del tamaño de su pene, como comentaban entre sí las abuelas.

Pues bien: parece que hay una mejor manera de establecer el tamaño del miembro viril, de acuerdo con un estudio publicado el lunes por el Asian Journal of Andrology.

Los dedos de la mano darían un indicio más claro: mientras más corto el segundo dedo en relación con el cuarto, más largo el pene.

La relación 2D:4D de la mano del hombre ha sido ligada a una variedad de características biológicas, incluyendo el grado de belleza y el riesgo de contraer ciertos cánceres, como el de próstata.

La relación de la longitud del segundo dígito con el cuarto es sexualmente dimórfica en los humanos: la relación media es menor en hombres que en mujeres.

Esas correlaciones se deben probablemente a diferencias en los niveles prenatales de testosterona y la sensibilidad del receptor andrógeno, factores claves en el desarrollo del pene. Los autores liderados por In Ho Choi y colegas de Gachon University en Corea, proponen que un nivel prenatal elevado de andrógeno causa tanto el menor tamaño del dedo y la mayor longitud del pene.

El estudio tiene la limitación, según los autores, de que se midió la relación con el pene extendido, no erecto. Además, la población escogida fueron pacientes hospitalizados por cirugías urológicas en un solo centro del nivel terciario. Fueron 144 hombres de 20 o más años.

Se sabe que las altas concentraciones de testosterona en el periodo fetal inducen una actividad testicular alta, derivando en una menor relación de los dedos.

Un hallazgo que, de confirmarse, suma en el creciente cuerpo de evidencias que sugieren que la relación del dedo puede servir como biomarcador valioso para condiciones clínicas relacionadas con los efectos de los andrógenos durante el desarrollo, según un análisis del estudio hecho por Denise Brooks, del Skidmore College en Nueva York.

Ya lo sabe: si le están mirando mucho los dedos…

12