Qué ciencia curiosa

Una modelación que buscó entender porqué los planetas y asteroides de nuestro Sistema Solar están distribuidos como lo están hoy, halló que alguna vez Júpiter, el mayor planeta, estuvo alguna vez más cerca del Sol que hoy. Los planetas no se formaron donde hoy están, porque si no Marte debería tener 10 veces más masa y Urano y Neptuno mucho menos. Datos de la División de Ciencias Planetarias de la American Astronomical Society. Curioso.

Cometa venenoso

En la Tierra, el cianuro es uno de los venenos más mortales. En el espacio, es uno de los ingredientes más comunes de los cometas. En el acercamiento de la sonda Epoxi-Deep Impact al cometa Hartley 2, que lo tendrá a ojo de tiro el 4 de noviembre, se ha hallado una rara expulsión de cianuro: la expulsión aumentó de 5 en 8 días en septiembre, según la Nasa. Curioso.

Adultos listos

En Suecia detectaron que las personas de 70 años son más lsitas que sus predecesores. Además, cada vez se hace más difícil diagnosticar la demencia, aunque el olvido sigue siendo una de las señales, según estudio de la Universidad de Gothenburg. ¿Estará pasando lo mismo en otros lados? Curioso.

Veneno salvador

Una toxina hallada en potente veneno del escorpión centroamericano Centruroides margaritatus es al menos 100 veces más potente para prevenir la hiperplasia neointimal (hace que la vena sea más sensible a la formación de placa aterosclerótica) la causa más común de fallo del bypass, según estudio de la Universidad de Leeds. Curioso.

Proteína deprimente

Un estudio que apareció el viernes en Science Translational develó cambios moleculares en el cerebro que podrían ayudar a explicar porqué algunas personas se recuperan con fortaleza de los apuros de la vida mientras que otros se hunden en las profundidades de la desesperación. Una proteína llamada p11 en el cerebro influencia la depresión en humanos y ratones; sin embargo la terapia genética puede estimular los niveles de p11 y revertir la depresión en ratones, reporta el estudio. Curioso.

Beba para que tiemble

Temblor. ¿No ha visto que algunas personas experimentan algún temblor en sus manos?
Un estudio en el Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry encontró que beber más de un par de bebidas al día puede duplicar el riesgo de desarrollar un temblor involuntario, trastorno neurológico que solo en Estados Unidos afecta a alrededor de cinco millones de personas mayores de 60.
Las personas que bebían al menos tres unidades de alcohol al día tenían más del doble de riesgo de esa clase de temblor, llamado esencial. En ese nivel de consumo de alcohol, cada año adicional de bebida regular diaria aumentaba el riesgo en 23 por ciento. Aunque no era tan grande, el riesgo también era mayor entre la gente que bebía menos unidades de alcohol, pero lo hacía de forma regular.
Se sabe que el alcohol es una toxina cerebral, sobre todo en el cerebelo, la parte del cerebro que tiene que ver con el temblor involuntario. Con frecuencia, el alcohol se usa para aliviar los síntomas de temblor esencial, pero este estudio sugiere que en realidad podría acelerar la progresión de la afección y empeorar los síntomas.
La causa exacta del temblor involuntario no está clara, pero se considera que es causado por un daño a las células cerebrales llamadas células de Purkinje, y a una interrupción en la señalización entre las sinapsis nerviosas, reveló un informe de prensa sobre la investigación.