Ese olorcito que atrapa moscas

En sus pies podría estar un arma más para combatir la malaria y, quizás otras enfermedades.

Una media usada y una botella de levadura fermentada sería un medio barato y eficaz para atrapar mosquitos, según un nuevo estudio.

Científicos probaron varios ingredientes para trampas en Kenya occidental y encontraron que podría llevar esos insectos fuera de los humanos.

Los mosquitos siguen el dióxido de carbono (CO2) que es exhalado por los animales de los que se alimentan, transmitiendo en el caso de los humanos enfermedades como la malaria y el dengue.

Es común que los investigadores empleen trampas con carnadas de CO2 producidas industrialmente para capturar los mosquitos para su estudio, pero científicos de Wageningen University en Holanda, la Universidad de Nairobi en Kenya y el Internacional Centre for Insect Physiology and Ecology, con base en ese país africano, querían ver si podían emplear una versión casera más barata.

Colocaron así algunas trampas con el producto industrial y otras con una mezcla de levadura fermentada y una solución azucarada. Las dos opciones fueron examinadas en varios ensayos de campo en las afueras de Lwanda, una villa rural, cuyos ocupantes dormían bajo toldillos.

Algunos calcetines usados por dos de los científicos, APRA asegurarse que tenían volátiles humanos, fueron agregados a algunas trampas y en otras, como medio de control, se adicionaron calcetines limpios.

Las trampas que mejor resultado produjeron fueron las que contenían los calcetines y la levadura fermentada, de acuerdo con el reporte de SciDev.Net.

La malaria mata de uno a dos millones de personas cada año en países tropicales.