La sangre joven rejuvenece adultos… (en ratones)

Nada mejor para rejuvenecer que ¡la sangre de un joven! Y no es asunto draculesco. Es un tema, por ahora, entre ratones.

A ratones viejos a los que les hicieron transfusión de sangre de congéneres jóvenes, su cerebro pareció recobrar nueva vida.

El estudio fue publicado en Nature Medicine y fue realizado por científicos de la universidad de Stanford.

Mediante técnicas sofisticadas se pudieron notar cambios moleculares, neuroanatómicos y neurofisiológicos en el cerebro de los ratones con la nueva sangre.

También los investigadores hicieron una prueba sencilla: simplemente compararon el desempeño de los ratones viejos con la sangre nueva en tests de memoria espacial y los que no la habían recibido.

Saul Villeda, líder del estudio, ahora en la Universidad de California indicó que “demostramos que al menos ciertas condiciones cerebrales relacionadas con la edad son reversibles. No son el final”.

Un estudio anterior de Tony Wyss-Coray, Villeda e colegas, descrito en un reporte en Nature en 2011 había revelado que unas regiones claves del cerebro de ratones ancianos expuestas a sangre de jóvenes producía más células nerviosas y al revés: sangre de los viejos colocada en los jóvenes reducía esa formación y les dificultaba andar en sitios nuevos.

No evaluó sin embargo los cambios en la conducta. Esta vez se estudiaron los cambios en los circuitos nerviosos y en células individuales para ver los efectos demostrables en el aprendizaje y la memoria.

¿Funcionará en humanos? Es pronto para decirlo. “No sabemos”, indicó Wyss-Coray, pero esperan saberlo antes que tarde y para ello se planea un ensayo clínico.

Más información:

http://news.sciencemag.org/biology/2014/05/young-blood-renews-old-mice?utm_content=buffer8931b&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

http://www.sciencedaily.com/releases/2014/05/140505094906.htm

Inyectan a paciente células sanguíneas cultivadas

Científicos lograron inyectar con éxito células rojas sanguíneas cultivadas creadas de células humanas hematopoyéticas en un donante humano, según los resultados de un estudio publicado en Blood, revista de la American Society of Hematology.

Cuando la necesidad de sangre viene en aumento y se reduce el número de donantes, los resultados del estudio son una esperanza para que algún día pacientes que requieran sangre con urgencia de una transfusión puedan ser sus propios donantes.

Utilizando células madre que forman todas las clases de células sanguíneas de un donante humano, un grupo de científicos de París generó con éxito miles de millones de células sanguíneas cultivadas en platos de petri con la ayuda de factores específicos del crecimiento que regulan la proliferación y maduración de las células madre para ser células rojas sanguíneas.

Tratando de probar que las células cultivadas eran capaces de madurar en el cuerpo, los científicos las inyectaron en cuatro modelos de ratón y confirmaron que sí progresaban en todo el proceso de maduración. Con un donante voluntario, repitieron el proceso de crear otro conjunto de células rojas cultivadas y se las reinyectaron para ver si sobrevivían en una persona. Luego de cinco días, la tasa de supervivencia en la corriente sanguínea del donante era del 94 al 100 por ciento y después de 26 días la tasa estaba entre 41 y 63 por ciento, comparable al promedio de 28 días que tiene el ciclo de células rojas nativas. Los resultados demuestran que el ciclo de vida y la tasa de supervivencia de las células cultivadas son similares a las células rojas convencionales, pudiéndose convertir en el futuro en una fuente de transfusión.

“Aunque estudios previos han mostrado que las células madre hematopoyéticas pueden ser desarrolladas como células rojas sanguíneas maduras, es el primer estudio que prueba que son capaces de sobrevivir en el cuerpo humano, un gran paso para la comunidad de transplantes”, dijo Luc Dougy, autor senior del estudio y profesor de Hematología en la Université Pierre et Marie Curie en París (Francia).