Cultivos transgénicos ayudan a los vecinos

El tema no es muy conocido. Provoca temor entre los poco entendidos o incluso en conocedores, pero hasta ahora funciona. Los productos transgénicos.

Ahora, un grupo de científicos agrícolas informaron en el journal Science que el maíz que ha sido modificado genéticamente para producir proteínas que matan insectos, aisladas de la bacteria del suelo Bacilus thuringiensis (Bt) da resultados económicos aún a los cultivadores vecinos que siembran variedades no transgénicas de maíz.

“La ciencia agrícola moderna juega un rol crítico en responder varios de lso temás más álgidos de la agricultura hoy (americana), incluyendo el manejo de pestes y la productividad, según Tom Vilsack, secretario de Agricultura de E. U.

Los investigadores estimaron que agricultores en Iowa, Illinis, Minnesota, Nebraska y Wisconsin recibieron beneficios acumulativos de cerca de 7.000 millones de dólares entre 1996 y 2009, con beneficios de más de 4.000 millones de dólares para los agricultores no-transgénicos.

Estimaron además que en tres de esos estados, las poblaciones de barrenadotes en cultivos no transgénicos adyacentes se redujeron de 28 a 73 por ciento.

Se atribuyeron los beneficios colaterales para los sembrados tradicionales a la supresión de amplias áreas de barrenadotes derivada de las plantaciones de largo plazo de los cultivos protegidos.

Del beneficio también disfrutaron plantaciones de otros cultivos, como papa y habichuela.

Los investigadores subrayaron la importancia del uso de cultivos refugio (la plantación de cultivos no-Bt adyacente a los transgénicos para que las pestes puedan retirarse, así como otras estrategias para disminuir la capacidad del barrenador del maíz para desarrollar resistencia al Bt y así mantener por largo tiempo la efectividad de las proteínas insecticidas.´

El año pasado en Colombia se plantaron 16.793 hectáreas de maíz genéticamente modificado en 10 departamentos, según la organización Agro-Bio. En el mundo se siembran 41,7 millones de hectáreas de maíz GM.

En la foto, cortesía de Usda y Keith Séller, un barrenador europeo del maíz.

El primer perrito rojo

Imagínese un perro, lo cual no es anda difícil. Ahora imagíneselo rojo. No rojo de la ira, sino rojo bajo cierta iluminación.
Pues bien, Ruppy parece ser el primer perro transgénico con una característica increíble: produce una proteína fluorescente que resplandece bajo la luz ultravioleta. Es un Beagle, como los otros cuatro que poseen esa característica, lograda mediante la clonación de células de fibroblastos que expresan un gen fluorescente rojo producido por anémonas de mar.
Fueron producidos por Lee Byeong-Chun, quien había hecho parte del equipo que clonó el primer perro en 2005.
El experimento abre la puerta, según el grupo, a la posibilidad de crear perros transgénicos que sirvan de modelo a enfermedades humanas, aunque otros investigadores no están tan seguros de que ese modelo sea de amplia difusión en investigaciones, según un reporte en la revista New Scientist.
El estudio original fue publicado en el journal Genesis.
En la foto, el doctor Lee con los perros clonados en 2005.