La fresa ¿fruta bendita? Eso dice el corazón

¡Comerse 15 kilos de fresas! ¿Les suena? Bueno, si hablamos de medio kilo al día por un mes quizás….

Eso fue lo que ingirió en grupo de voluntarios en un estudio para ver si alteraba sus parámetros sanguíneos.

¿Qué les pasó? Al final de la prueba se habían reducido de manera significativa los niveles de colesterol malo y triglicéridos, informaron los científicos italianos y españoles.

Los efectos de la capacidad antioxidativa de las fresas se han mostrado en otras investigaciones, pero en esta investigadores de la Università Politecnica delle Marche (UNIVPM, Italia), y las Universidades de Salamanca, Granada y Sevilla (España), condujeron un análisis que reveló que esta fruta también ayuda a reducir el colesterol.

En el experimento se agregaron 50 gramos de fresas a la diera diaria de 23 voluntarios durante un mes. Se tomaron muestras de sangre antes y después.

Los resultados, publicados en el Journal of Nutritional Biochemistry muestran que la cantidad total de colesterol, del LDL y la cantidad de triglicéridos cayó al 8,78%, 13,72% y 20,8% respectivamente. El colesterol bueno HDL permaneció invariable.

Las fresas también mejoraron otros parámetros como el perfil lipídico en plasma, los biomarcadores antioxidantes, las defensas antihemolíticas y la función de las plaquetas.

Todos los parámetros retornaron a sus niveles anteriores a los 15 días de haber abandonado la dieta con fresas.

Para Maurizio Battino, investigador, es la primera vez que un estudio respalda el rol protector de los compuestos bioactivos de las fresas en factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo lo hace? Los científicos admiten que no hay aún evidencia directa de cuáles compuestos de la fruta proporcionan los efectos benéficos.

Las fresas, además, protegen contra la radiación solar, reduce el daño del alcohol en la mucosa gástrica, fortalecen los eritrocitos y mejoran la capacidad antioxidante de la sangre. Esto lo confirmaron los autores en otro estudio que será presentado en Food Chemistry.

Suplementos de omega-3 serían poco útiles

Pese a tantos elogios y a ser tan recomendados por muchos médicos, los ácidos grasos omega 3 no serían nada benéficos para evitar las enfermedades del corazón.

No es que se haya hecho un nuevo estudio, aclaró un informe aparecido en Los Angeles Times, basado en un informe aparecido tan solo el miércoles en el Journal of the American Medical Association. No, lo que hizo un grupo de investigadores fue revisar 20 estudios de 1989 para acá, que involucraban cerca de 70.000 pacientes.

Tan recomendado ha sido este suplemento que en Europa, por ejemplo, si un médico no lo recomienda se considera como caso de mala práctica médica.

La revisión afirma con claridad que esos ácidos grasos poliinsaturados no reducen el riesgo de ataque al corazón, derrame ni muerte prematura.

Varios estudios recientes habían puesto en duda los beneficios de ese compuesto, creando confusión. Ahora llega este examen, de investigadores de la Universidad de Ioannina en Grecia, a la literatura que recomendaba los suplementos.

Entre las observaciones, los autores dijeron que los estudios más antiguos sobre los suplementos de omega-3 y la salud cardiovascular se mostraban sólidos, con un efecto significativo, pero cuando se hacían estudios al azar, los resultados no eran tan claros.

Una de las razones podría ser que los primeros estudios se realizaban con personas que sabían que estaban tomando esos ácidos grados, personas en su mayoría hombres que habían padecido un ataque cardiaco.

Uno de los debates sobre omega-3 tiene que ver con las recomendaciones clínicas. La Food and Drug Administration lo aprobó solo como agente reducidor de triglicéridos, mientras algunas autoridades europeas los recomiendan para pacientes que han sufrido un ataque u otros problemas cardiovasculares.

Las recomendaciones en la etiqueta, crean confusión, dijeron los autores.

Robert Bonow, citado por el diario, un cardiólogo de Chicago que no participó en el estudio, está de acuerdo con la conclusión de que no todos se benefician por ingerir ese suplemento.

Para él, cualquier efecto benéfico es poco frente a lo mucho que benefician el ejercicio, mantener un peso adecuado y controlar el colesterol alto así como la presión arterial. Sin embargo, aclaró, los suplementos parecen ser útiles para personas con corazones muy débiles, como lo reportó un estudio en JAMA.

También los omega-3 son útiles en reducir los peligrosos triglicéridos, grasas que circulan en la sangre y pueden ser nocivas en niveles altos.

Foto Wikipedia Commons

Culpables de los males del corazón

Si tiene colesterol alto y los triglicéridos disparados, ya tendría a quién echarle la culpa aunque, igual deberá cuidarse.
Al escasear los genomas de más de 100.000 personas de todo el mundo, científicos reportaron 95 variantes genéticas, disposiciones de los ácidos nucleicos en el ADN que difieren entre la gente, que contribuyen a cambios en el colesterol en la sangre y los niveles de triglicéridos en mujeres y hombres de diferentes orígenes étnicos.
De ese número, 59 variantes no eran conocidas y son un primer paso hacia el desarrollo algún día de medicinas más efectivas APRA aliviar los problemas del corazón.
La investigación, en la que participaron científicos de 17 países, fue publicada el miércoles en la revista Nature.
La investigación se basó en estudios de asociación amplia del genoma, que analiza el ADN de poblaciones para detectar puntos genéticos difíciles de determinar relacionados con enfermedades comunes que tienen causas genéticas y ambientales.
Los niveles anormales de colesterol y triglicéridos son factores que representan riesgos serios de enfermedad del corazón.