Al fin ¿cuánto ejercicio es bueno?

Buscar una solución parece mejor ejercicio que muchos de los que pregonan las investigaciones. ¿Cuánto ejercicio debe hacer una persona para estar sana?

Una investigación publicada en el Journal of the American College of Cardiology sugiere que trotar de 1 a 2,4 horas a la semana sin hacerlo más de 3 días en ese lapso arrojó mejores resultados que los de aquellos que se entrenaban con mayor vigor.

El estudio se hizo con 1.100 corredores sanos y 413 personas sedentarias, seguidos durante 12 años.

Los investigadores encontraron que los corredores enérgicos fueron igual de propensos a morir durante el periodo que los no corredores sedentarios. A los corredores ligeros y moderados les fue mejor, dijo el autor principal del estudio, Jacob Marott.

Para los investigadores correr con vigor, ese ejercicio de resistencia extenuante de largo plazo podría inducir la remodelación estructural patológica del corazón y de las arterias grandes.

Otros científicos salieron al paso y no creen que el problema esté resuelto. Entre ellos D. Lee, quien el año pasado había publicado otro estudio sobre el tema en la misma revista. Anota vacíos en la investigación danesa.

Para él, correr más quizás solo sea peor para las enfermedades cardiovasculares. En sus trabajos ha encontrado que la muerte por todas las causas era más baja en los corredores en comparación con los no corredores, independiente de qué tanto corrían, aunque hubo una tendencia ligera a un beneficio más bajo con dosis mayores al comparar con aquellas más reducidas.

De todas maneras hacer ejercicio de un modo u el otro siempre será mejor para la salud y la vida larga que quedarse sentado.

El ejercicio puede inducir orgasmo en las mujeres

Con el ejercicio abdominal, las mujeres pueden alcanzar orgasmos, confirmó un estudio de investigadores de Indiana University.

Y aunque es un hallazgo nuevo, lo que hizo fue confirmar diferentes reportes empíricos y noticias de medios sobre una asociación entre los ejercicios para los músculos abdominales y el orgasmo, indicó Debby Herbenick, co-director del Center for Sexual Health Promotion en la Escuela de Salud de aquella universidad.

“Los ejercicios más comunes asociados con el orgasmo inducido por ejercicio son los abdominales, trepar palos o cuerdas, bicicleta o spinning y levantamiento de pesas”, dijo.

Los hallazgos fueron publicados en el journal Sexual and Relationship Therapy.

Los resultados se basaron en encuestas administradas vía online con 124 mujeres que reportaron esa clase de orgasmos y 246 mujeres que reportaron placer inducido por el ejercicio.

Las mujeres estaban entre los 18 y 63 años de edad. La mayoría estaba casada o en una relación y 69% eran heterosexuales.

Entre los resultados del estudio figuran:

-Alrededor del 40 por ciento de las mujeres que experimentaron orgasmo o placer asociado al ejercicio lo tuvieron más de 10 veces.

-La mayoría de las que experimentaron orgasmo reportaron cierto grado de autoconciencia de que se ejercitaban en sitios públicos y un 20% dijo que no pudo controlar la experiencia.

-La mayoría dijo que no estaba fantaseando o pensando en alguien durante su experiencia.

-El 51,4% asoció su orgasmo con ejercicios abdominales. Un 26,5% con levantamiento de pesas. El 20% con yoga. El 15,8 con bicicleta. Con trotar el 13,2. Y con caminar el 9,6%.

Los mecanismos detrás del orgasmo y el placer inducidos por el ejercicio no están claros, dijo Herbenick.

No se sabe tampoco qué tan común es el fenómeno, pero podría ser algo común: reclutar las 370 mujeres del experimento solo les tomó 5 semanas.

Uno de los ejercicios reportado como más asociado con el orgasmo y el placer fue la llamada silla del capitán.

Foto de la silla del capitán