Mis 10 noticias científicas de la semana (23-29)

Uno de los caballos secuenciados para comparar

1. Un caballo regresó del pasado

Un equino que vivió hace 560.000 a 780.000 años habló sobre la historia de sus antecesores y de su origen. Sí, al secuenciar el genoma de un fósil de caballo científicos pudieron estimar que todos los equinos provienen de un ancestro común que vivió hace 4 millones de años, dos millones antes de lo que se creía. El fósil, una pata del ejemplar, había sido hallado en 2003 en el hielo perenne de Canadá. El estudio apareció en Nature.

2. Habitantes de un mundo raro

Astrónomos reportaron el hallazgo de tres planetas en la zona de habitabilidad alrededor de la estrella Gliese 667C a 22 años luz hacia la constelación de Escorpión. La estrella es parte de un sistema triple. Aunque los planetas están en esa zona donde podría existir agua líquida, no quiere decir que exista ni que tengan vida o sean habitables: podrían no reunir otras condiciones, pero lo importante del hallazgo es que se pueden buscar sistemas similares en torno a estrellas débiles como esta, un tercio de la masa solar.

3. Y me da un hambre…

En un nuevo estudio científicos del Max Planck Institute of Neurobiology detectaron que el hambre afecta la toma de decisiones y la percepción del riesgo. Los investigadores encontraron que el hambre altera el funcionamiento de estructuras cerebrales. Su estudio tuvo como objeto la mosca de las frutas Drosophila.

4. Un vecindario movido

La Nasa informó que se encontró el objeto 10.000 en el vecindario de la Tierra, sumados asteroides y cometas. La agencia rastrea toda clase de cuerpos para determinar si alguno está en curso de colisión con la Tierra. Estos cuerpos son denominados Objetos Cercanos a la Tierra y algunos son potencialmente peligrosos. El propósito de la Nasa es detectar más de 100.000.

5. Míster Obama se conmovió

Una de las mayores amenazas de la humanidad es el cambio climático, una realidad no cuestionada ya por la ciencia. Tras haber permanecido quieto y hasta en contra durante varios lustros, el gobierno de Estados Unidos encabezado por Barack Obama anunció que actuará para tratar de asegurar un mejor futuro a nuestros hijos. Se recortarán emisiones de las plantas de energía y se impulsará el estudio de tecnologías limpias. Estados Unidos nunca ha suscrito acuerdos para frenar el calentamiento, como Protocolo de Kyoto. Algo es algo.

6. Ya casi se escapa

Tres artículos aparecidos en Science analizaron datos enviados el año pasado por la sonda Voyager 1, lanzada en 1977, estudios que permiten concluir que la nave no ha salido aún de la influencia del Sol, encontrándose en la frontera final del Sistema Solar, en una región que los investigadores denominan autopista magnética. No se sabe cuándo podría salir. La nave se encuentra a más de 18.500 millones de kilómetros de la Tierra.

7. Ese totazo sí sonó muy duro

La onda de choque del meteorito que cayó sobre Rusia en febrero pasado fue tan fuerte, que viajó alrededor del planeta dos veces, de acuerdo con un estudio publicado en Geophysical Research Letters. La roca medía 17 metros y pesaba unas 10.000 toneladas. La explosión tuvo el equivalente a 460 kilotones de TNT, la más energética desde el evento de Tunguska en 1908.

8. Los chimpancés también se jubilan

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos informaron que la mayoría de los 360 chimpancés que aún utiliza en investigaciones pasarán a uso de buen retiro acogiendo recomendaciones del grupo de trabajo del Consejo de Consejos. Se mantendrán 50 para proyectos de investigación en genómica mínimamente invasivos y estudios del comportamiento.

9. Grasa cancerígena

De hace tiempo la obesidad ha sido vinculada a la diabetes y la enfermedad cardiovascular y en décadas recientes ha sido ligada a un mayor riesgo de cáncer. Un estudio en ratones sugiere un mecanismo para esa asociación: cambios en el microbioma intestinal que acompañan la obesidad conducen a la producción de metabolitos que inician la inflamación y factores promotores de tumores, informó The Scientist.

10. Misión: el Sol

La Nasa lanzó la sonda Iris (Interface Region Imagen Spetrograph) con el objetivo de estudiar la atmósfera solar, en especial mirará cómo el material solar se mueve, reúne energía y se caliente mientras viaja por una región poco entendida de la estrella en la atmósfera inferior. Una región entre la fotosfera y la corona donde se origina el viento solar y se genera la mayor emisión de radiación ultravioleta, los cuales tienen impacto en la Tierra.

Mi selección: 10 hechos científicos de la semana

1. Adiós a un servidor

El observatorio espacial Heschel, de la Agencia Espacial Europea, cerró sus ojos esta semana luego de 3 años de andar dedicado a observar el frío universo. Lanzado en mayo de 2009, el martes se agotó el refrigerante, 2.300 litros de helio líquido, que permitían mantener los instrumentos en el cero absoluto. La confirmación de su muerte, que estaba prevista, provino de la estación terrestre en Australia occidental, que comprobó un aumento exagerado en la temperatura de todos los equipos. En su vida hizo más de 35.000 observaciones durante más de 25.000 horas de valiosos datos científicos en 600 programas.

En la foto de ESA, el observatorio contra la región Vela C de formación estelar.

2. El extraño insecto que voló

Durante las primeras horas de una mañana el verano pasado en el laboratorio de robótica de Harvard, un insecto alzó vuelo. De la mitad del tamaño de un clip para papeles y con un peso menor a 1/10 de gramo, se elevó varios centímetros, se detuvo un momento, batió sus alas y se desplazó por el cuarto. El primer insecto-robot probado con éxito, cuyo logro apenas acaba de divulgar el estudiante Pakpong Chirattanamon. Fue culminación de más de una década de esfuerzos de diversos científicos. El reporte se publicó en Science.

3. Una molécula que nos envejece

La región del cerebro que controla el crecimiento, la reproducción y el metabolismo también inicia el proceso de envejecimiento según un estudio publicado en Nature, un hallazgo que podría conducir a tratamientos para enfermedades relacionadas con el envejecimiento, permitiendo quizás que las personas vivan más.

Dongsheng Cai, fisiólogo del Albert Einstein College of Medicine en Nueva York y colegas rastrearon en el cerebro de ratones la actividad de NF-kB, una molécula que controla la transcripción de ADN y participa en la inflamación y la respuesta del cuerpo al estrés.

Encontraron que la molécula es más activa en el hipotálamo cuando el ratón se hace mayor.

Exámenes posteriores sugieren que esa actividad ayuda a determinar cuándo los ratones exhiben señales de envejecimiento.

4. Otro virus que brinca

Más de 126 casos confirmados en China y 26 muertes tiene a su cargo hoy el virus de la influencia aviar H7N9, cuya transmisión se ha dado de animal a humano aunque no se descarta que algún caso haya sido entre personas. Tampoco se tiene mucha claridad sobre el origen de la virulenta cepa que por ahora está confinada a ese país asiático pero que ha generado la alerta de la Organización Mundial de la Salud. Los rasgos genéticos del virus fueron puestos en internet por los científicos chinos para el estudio de la comunidad científica internacional.

5. Un mal regreso al pasado

Hace más de 3 millones de años que la Tierra no tenía las concentraciones de dióxido de carbono que exhibe hoy: casi 400 partes por millón de acuerdo con el Observatorio de Mauna Loa, una revelación conocida mientras en Bonn delegados de 160 países trataban de allanar el camino hacia un pacto que permita poner en cintura las emisiones de gases de invernadero. Al comienzo de la revolución industrial la concentración era de 280, lo que muestra la incidencia que hemos tenido los humanos en su crecimiento.

6. Anti, sí anti-materia, anti-gravedad

En un artículo en Nature Communications físicos de la Universidad de California en Berkeley y colegas del experimento Alfa en el CERN -Gran Colisionador de Partículas- reportaron la primera medición directa del efecto de la gravedad en la antimateria, específicamente en un antihidrógeno en caída libre. Aunque aún no es definitiva .la incertidumbre es 100 veces la medida esperada- el experimento el camino hacia una respuesta definitiva a la pregunta fundamental de si la materia cae hacia arriba o hacia abajo.

7. Choque esos dos

A la lista creciente de exoplanetas hay que sumarle otros dos hallados con el observatorio espacial Kepler, el espectrógrafo de alta precisión Harps-N del ESO y el espectrógrafo Sophie. Se trata de KOI-200 y del KOI-889-b. KOI: es Kepler Object of Interest. Ambos tienen cerca de la masa de Júpiter y órbitas excéntricas de menos de 10 días, residiendo muy cerca de sus estrellas. A la fecha se conocen 884 planetas extrasolares en 692 sistemas planetarios.

8. Si por acá llueve…

No es sencillo imaginarse un huracán 20 veces el tamaño de esos mortíferos que vemos en la temporada de huracanes en el Caribe. Bueno, la sonda Cassini que hace años transita por el sistema de Saturno encontró uno en el planeta de los anillos. Detectó un vórtice como esos asociados al tiempo dentro de un misterioso chorro con patrón hexagonal en el polo norte. Cuando Cassini llegó a Saturno en 2004 el invierno no dejaba ver, pero ahora, tras el equinoccio saturniano de 2009, hay más luz y pudo detectar la tormenta.

9. Esto se nos dañó

Un estudio publicado el viernes en Geophysical Resaerch Letters reveló cómo el calentamiento global con el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono cambiará los patrones climáticos y provocará más fenómenos extremos como sequías y precipitaciones. Por cada 0,5°C que aumente la temperatura la lluvia fuerte en el planeta aumentará 3,9% y la más ligera 1%, lo que no son buenas noticias.

10. Se deja ver 105 años después

Dicen que solo mató una persona en 1908 pero devastó más de 2.000 kilómetros cuadrados: el impacto de Tunguska en remota zona de Siberia, que se cree se debió a un meteorito pero que al no encontrarse restos algunos optaban por una explicación algo llamativa: el coletazo de un cometa. Dada la lejanía y las dificultades en las comunicaciones, como la convulsión sociopolítica en Rusia una comisión llegó al lugar varios lustros después. Ahora el jueves científicos anunciaron haber descubierto posibles fragmentos del meteorito. La publicación se hizo en MIT Technology Review y demandará estudios adicionales. ¿Principio del fin del misterio?

10 noticias científicas de la semana

1. El bosón predice fin del universo

El descubrimiento del bosón Higgs el año pasado permitió realizar cálculos que antes no se podían concretar porque faltaban datos. ¿Qué arrojó? Según Joseph Lykken, físico teórico del Laboratorio del Acelerador Fermi, las proyecciones indican que el universo finalizará en un gran cataclismo en billones de años, lo que indica que vivimos en un medio altamente inestable. Pero no nos preocupemos por eso: mucho antes de eso, en solo 4.000 millones de años, la Tierra será muy posiblemente borrada del mapa por nuestro Sol.

2. Se aclara la materia oscura

El físico y nobel Samuel Ting, del MIT, informó a principios de la semana que publicará en breve un artículo con una revelación sobre la materia oscura, que aún no se sabe qué es y que constituye un 21% de la masa del universo observable.

Algunos sugieren que está hecha de Wimps (partículas masivas de interacción débil), un tipo de partículas que son al mismo tiempo sus propias antipartículas. Al interactuar se aniquilan liberando partículas hijas, un electrón y su contraparte antipartícula el positrón. Se cree que al fin el espectrómetro alfa en la Estación Espacial detectó ese evento, la mismísima materia oscura.

3. Meteorito vino desde un mundo raro

Ignacio Ferrín y Jorge Iván Zuluaga, astrónomos de la Universidad de Antioquia, realizaron los primeros cálculos conocidos de la órbita del meteorito que cayó en la región de Chelyabinsk en Rusia. Sus cálculos, basados en una novedosa técnica que considera la sombra que creó, sugieren que provino de una zona de asteroides entre Marte y la Tierra. El asteroide tenía unos 17 metros, el más grande desde el evento Tunguska en 1908, y explotó liberando una energía de unas 30 bombas de Hiroshima.

4. La foca anda mediodormida

Un estudio revelado en el Journal of Neuroscience mostró en focas un hecho no documentado antes: estos animales duermen con la mitad de su cerebro despierto cuando se encuentran en el agua. En tierra duerme todo. Una situación relacionada con la acetilcolina, un químico cerebral importante, que desciende en la zona cerebral dormida y aumenta en la que se mantiene en vigilia.

5. Aprueban primera retina artificial

La FDA de Estados Unidos aprobó el primer implante retinal para adultos, la prótesis Argus II, para tratar pacientes con retinitis pigmentaria avanzada. El dispositivo incluye una pequeña videocámara, un transmisor en unas gafas, una unidad de procesamiento de videos y una retina artificial implantable. De este modo los adultos que han perdido la capacidad de percibir formas y movimientos podrán desempeñarse mejor en su vida diaria.

6. Encontraron planeta que tomó chiquitolina

A 210 años luz de la Tierra, el observatorio espacial Kepler encontró un sistema planetario de tres miembros, uno de los cuales, el Kepler-37b mide solo un tercio de la Tierra siendo más pequeño incluso que Mercurio, el menor de los planetas del Sistema Solar. La estrella madre es similar a nuestro Sol, pero no se cree que exista vida pues los planetas orbitan muy cerca a su estrella.

7. Unos peces pastilleros

Los ríos de muchas regiones del planeta reciben la descarga de infinidad de sustancias, entre ellas medicamentos. Pues bien, en Suecia científicos encontraron que los peces que viven en un medio donde se encuentran restos de Oxacepam, conocido antidepresivo, son más activos y agresivos, siendo menos sociales. Se mostraron menos temerosos para salir a zonas donde podrían estar expuestos a depredadores, aparte de que comían mucho más rápido, lo que puede cambiar la cadena alimenticia. El estudio fue publicado en Science.

8. El primer minero interplanetario

El robot Curiosity, que desde agosto pasado recorre el cráter Gale en Marte, marcó un hito esta semana cuando se convirtió en el primer minero interplanetario. El simpático explorador, el robot espacial más sofisticado hasta hoy, perforó con su taladro una roca y recogió con su brazo el polvo para someterlo a análisis de los laboratorios que posee, informó la Nasa. Otro pequeño gran paso.

9. ¿Nueva fuerza de la naturaleza?

En lo que podría ser un hallazgo histórico para el campo de la física de partículas, el profesor Larry Hunter y colegas del Amherst College y la Universidad de Texas establecieron nuevos límites a lo que los científicos denominan interacciones spin-spin de gran rango entre partículas atómicas. Unas interacciones propuestas por los físicos pero no detectadas hasta ahora. Las observaciones constituirían el descubrimiento de la quinta fuerza de la naturaleza, además de la gravedad, las fuerzas débil y fuerte y la electromagnética.

10. Los dos visitantes que se acercan

Los cometas Panstarrs y Lemmon se encuentran cerca a la Tierra y el Sol, por lo que en marzo serían visibles a simple vista según observadores. Y para fines de año se espera al ISON, que podría ser el cometa más llamativo de lo que va de siglo.

Cálculos revelados esta semana por investigadores del Instituto de Física de la Universidad de Antioquia encabezados por el profesor Ignacio Ferrín, indican que el Panstarrs sería visible alrededor del 10 de marzo, pudiéndose apreciar su cola.

El ISON podría ser no tan llamativo como se espera, aunque sí visible si sobrevive su gran acercamiento al Sol, dijo el profesor Ferrín.

Dos asteroides cayeron en Júpiter

Movida la semana en asuntos de asteroides y meteoritos.
La Nasa reveló que fueron astrónomos aficionados, con telescopios en sus casas, quienes detectaron dos asteroides cayendo y encendiéndose en la atmósfera del gigante Júpiter.
El primero fue detectado el 3 de junio. Era un cuerpo de 8 a 13 metros de diámetro. Si hubiera caído en la Tierra, no hubiera provocado daños en la superficie. Es unas 5 a 10 veces menor que el evento de Tunguska en Siberia en 1908. El segundo, en agosto 20, fue similar.
Ambos fueron detectados con telescopios entre 11 y 14,5 pulgadas de diámetro.
Los dos son un poco más grandes que el asteroide que ardió sobre el cielo de Sudán en 2008.
El reporte fue presentado en el Astrophysical Journal Letters.
Como quien dice: mirar desde Tierra sirve. Foto cortesía Nasa: en ella se fen los puntos blancos de los cuerpos cayendo en la atmósfera del planeta joviano.

Cuál choque cósmico: fue el clima

Vestigios de Younger Dryas

Cometas. ¿Se imaginan un cuerpo que choque con la Tierra y queme una extensa región? Lo de Tunguska en 1908, cuando algo aún desconocido devastó una extensa región de Siberia, no será nada con otro choque.
De ese choque no hay testigos. Según algunos científicos, ocurrió hace cerca de 12.900 años, provocando una onda de choque que se desplazó a través de Norte América a cientos de kilómetros por hora y provocó incendios continentales.
Miremos cómo trabaja la ciencia. Sandy Harrison, de la Universidad de Bristol y colegas, probaron la hipótesis examinando registros de carbón y polen para precisar cómo se habían sucedido los incendios en Norte América entre hace 15.000 y 10.000 años, una época de rápidos cambios climáticos.
Los resultados no revelaron evidencias de un súper fuego continental, pero respaldan el hecho de que el aumento de grandes incendios en todas las regiones del planeta la década pasada está relacionado con un incremento en el calentamiento global.
Hacia al final de la Younger Dryas, hace unos 11.700 años, hubo un intervalo cuando la temperatura de Groenlandia se calentó más de 5 grados en unas pocas décadas. El grupo utilizó 35 registros de carbón vegetal en sedimentos en lagos a lo largo de Norte América para ver si los incendios respondieron a tan brusco cambio, sabido que el fuego aumenta cuando sube la temperatura.
Los científicos encontraron cambios evidentes en la biomasa quemada y en la frecuencia de los incendios cuando el colima cambiaba abruptamente y en particular cuando las temperaturas subieron al final de la fase fría de la Younger Dryas, un periodo caracterizado por un decaimiento general de la temperatura.
El hallazgo, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, echaría por el piso el choque del cometa.

La terrible lluvia sobre Tunguska

Hace 100 años algo devastó una región de 2.000 kilómetros cuadrados en la remota Siberia. ¿Qué fue? Para unos, un cometa. Para otros, un asteroide. El problema es que no se encontraron cráter ni tampoco fragmentos.
Haya sido lo que sea, sí es claro que explotó en el aire y de ahí se desprendió una gran bola de fuego que acabó con parte de la taiga en la región bañada por el río Tunguska.
Investigadores rusos, italianos y alemanes se dejaron venir con un estudio en el que dicen que según el análisis de restos de madera, en los hielos congelados de la región que datan de 1908, se encontraron altos niveles de isótopos de nitrógeno y carbono, N15 y C13. Además., hallaron elevadas concentraciones de iridio y nitrógeno en esos restos de madera, lo que indica que son el resultado del objeto que golpeó Siberia.
Se cree que unas 200.000 toneladas de nitrógeno llovieron sobre la región, hubo una gran temperatura y el nitrógeno reaccionó con el oxígeno de la atmósfera, incrementando los óxidos de nitrógeno, la llamada lluvia ácida, según la investigadora Natalia Kolesnikova.
El golpe sobre Siberia equivalió a una bomba de 5 a 30 megatones, mil veces más poderosa que la lanzada sobre Hiroshima. El fuego consumió al menos 80 millones de árboles.
El nuevo estudio se va por la hipótesis del asteroide. ¿Será que sí? Mucha tela para cortar.
Foto de árboles quemados, tomada por Leonind Kulik, primer expedicionario en la región devastada, a la que llegó 19 años tras el suceso.