111 000 elefantes cazados en solo 10 años

Foto Benh Lieu Song-Wikipedia

Foto Benh Lieu Song-Wikipedia

No la pasan bien los grandes animales por la codicia humana. No la pasan bien los elefantes en África: fueron muertos 111 000 entre 2006 y 2015 de acuerdo con el Reporte del Estado del Elefante Africano de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, entregado en la cumbre de Cites en Sudáfrica.

El reporte comprende la situación en 37 estados subsaharianos e incluye más de 275 nuevos estimativos de poblaciones de elefantes en toda la región. Y por primera vez se estabelce un número total en los planos continental, regional y nacional.

Mediante una amplia variedad de métodos, desde rastreos aéreos hasta conteo de excrementos, se pudo estimar que en 2015 había 93 000 elefantes menos que en 2006, 111 000 al incluir poblaciones no registradas antes.

Hoy existen 415 000 elefantes y podría haber de 117 000 a 135 000 más en áreas no rastreadas de manera sistemática.

La caza de estos grandes animales por comerciantes olegales de marfil ha sido la principal razón de su declive, una caza que arreció en la última década y ha sido la peor ola desde los años 70 y 80 del siglo pasado.

Es una cifra alarmante sobre la cacería implacable sobre este animal, uno de lso más inteligentes y el mamífero terrestre más grande, en palabras de Inger Andersen, director general de la UICN.

El reporte es una ayuda más en el esfuerzo que se debe incrementar de manera sustancial para reducir la acción de los cazadores.

Con cerca de 70% de los elefantes, el sur de África posee el mayor número de especies, cerca de 293 000 elefantes; África Oriental el 20%, cerca de 86 000, unos 24 000 quedan en África Central o el 6%, mientras la menor población se registra en África Occidental con unos 11 000 o el 3% del total.

La región más afectada por la caza es África Oriental, donde se redujo más de 50% la población, en su mayor parte por el 60% de declive en Tanzania. En Uganda, Kenya y Rwanda las poblaciones han estado estables o han crecido un poco, con la mayor expansión dada en Kenya.

Crece amenaza sobre los grandes simios y la cebra

Gorila oriental está muy amenazado. Foto Wikipedia

Gorila oriental está muy amenazado. Foto Wikipedia

No son buenas las noticias que se desprenden de la reunión de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que entregó una nueva lista roja de especies, la cual incluye ahora evaluación de 82.954 especies, de las cuales 23.928 experimentan amenazas de extinción según esa organización.

Llaman la atención varios casos, como la situación de los grandes simios y las amenazas sobre la cebra.

Una información oficial de la UICN dice:

El gorila oriental (Gorilla beringei) pasa de la categoría En Peligro a En Peligro Crítico a raíz de una devastadora reducción de su población, que asciende a más del 70% en 20 años. Dicha población se estima actualmente en menos de 5.000 individuos. El gorila oriental de planicie (G. b. graueri), una de las dos subespecies del gorila oriental, perdió el 77% de su población desde 1994; de 16.900 individuos pasó a solo 3.800 en 2015. Si bien está prohibido matar o capturar grandes simios, la caza representa la mayor amenaza para el gorila oriental de planicie. En cambio, la otra subespecie del gorila oriental, el gorila de montaña (G. b. beringei), se encuentra en una mejor situación, con un aumento de su población, que actualmente suma unos 880 individuos. Cuatro de los seis grandes simios – el gorila oriental, el gorila occidental, el orangután de Borneo y el orangután de Sumatra – están ahora clasificados en la categoría En Peligro Crítico, mientras que el chimpancé y el bonobo se hallan en la categoría En Peligro.

Es realmente preocupante ver al gorila oriental – una de las especies más cercanas al hombre – encaminarse a la extinción” comentó Inger Andersen, directora general de la UICN. “Vivimos en una época de grandes cambios y cada actualización de la Lista Roja de la UICN nos muestra que la crisis global de la extinción avanza a gran velocidad. Las acciones de conservación dan resultados y cada vez tenemos más evidencias y pruebas de que es así. Nuestra responsabilidad es intensificar nuestros esfuerzos con el fin de revertir la tendencia y salvaguardar el futuro de nuestro planeta.”

La cebra de llanura (Equus quagga), en el pasado con una población abundante y de amplia cobertura, pasa de la categoría Preocupación Menor a Casi Amenazada. La población se redujo en un 24% en los últimos 14 años, pasando de unos 660.000 individuos a la actual estimación que sobrepasa apenas los 500.000. Si bien en muchos países la especie se encuentra solamente en áreas protegidas, se han registrado reducciones de la población en 10 de los 17 países del área de distribución desde 1992. La cebra de llanura se encuentra amenazada por la caza para la carne y las pieles, sobre todo cuando los animales salen de las áreas protegidas.

Tres especies de antílopes africanos – el duiker bayo (Cephalophus dorsalis), el duiker de vientre blanco (Cephalophus leucogaster) y el duiker de lomo amarillo o cefalofo silvicultor (Cephalophus silvicultor) – anteriormente considerados como Preocupación Menor, se clasifican ahora en la categoría Casi Amenazado. Las poblaciones de estas especies que se encuentran dentro de áreas protegidas son relativamente estables, pero las que se hallan en otras áreas están disminuyendo a causa de la persistencia de la caza ilegal y la pérdida de sus hábitats.

La caza ilegal y la pérdida de hábitats siguen siendo amenazas importantes que conducen a la extinción de muchas especies de mamíferos”, puntualiza Carlo Rondinini, coordinador de la evaluación de los mamíferos en la Universidad La Sapienza de Roma. “Hemos efectuado la reevaluación de la mitad de los mamíferos. Si bien celebramos algunos éxitos, estos nuevos datos deben servirnos de guía para la conservación de las especies que siguen estando amenazadas.”

Hasta ahí la nota de la UICN. Preocupante, preocupante, así el panda gigante y el antílope tibetano hayan salido de la categoría En peligro

Tres nuevas especies de aves en Colombia

Oxypogon stubelii. Cortesía Proaves-O. Cortés

Ahora son dos que se me parecen uno…. dice la canción, pero acá sería al revés: de uno surgieron cuatro. Sí 2 nuevas especies de colibríes y una atrapamoscas, según publicación de la revista Cosnervación Colombiana, de la Fundación Proaves.

El reconocimiento sube a 1.903 el número de especies de aves en el país, el más biodiverso del planeta en este aspecto.

Los expertos Nigel Collar y Paul Salaman evaluaron la variación morfológica y biométrica, plumaje y vocalizaciones de cuatro poblaciones del colibrí barbudito (Oxypogon guerinii) en toda su distribución geográfica. La especie se encuentra en varios páramos del país y de Venezuela, siendo muy diferente cada población de la otra.

En el estudio se recomendó reconocer como separadas las poblaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta (O. cyanolaemus), los Andes venezolanos (O. lindenii), Cordillera Oriental de Colombia (O. guerinii) y Cordillera Central de Colombia (O. stubelii).

Un comité de la Unión Americana de Ornitólogos, el South American Classification Committee, que evalúa los nombres y el tratamiento taxonómico de las aves de Suramérica aceptó tratar a Oxypogon como cuatro especies separadas.

La propuesta fue aceptada también por el Congreso Ornitológico Internacional y BirdLife International/UICN.

La especie O. cyanolaemus no se ha visto desde 1946 y si no está seriamente amenazada podría haberse extinguido ya.

Oxypogon ha estado confinado a regiones montañosas, páramos y subpáramos así como bosques adyacentes.

Rayas y tiburones viven días difíciles

Tal como sucede en tierra firme, en los mares las grandes criaturas no escapan a la presión del hombre.

De 1.041 especies de quimeras, rayas y tiburones, peces cartilaginosos, 249 están en la categoría de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Se cree que en unas décadas podrían enfrentar la extinción de acuerdo con un artículo aparecido en eLife.

Algunos estudios habían mirado la situación desde el punto de vista de la sobrepesca local, pero este análisis incluyó la situación fuera de las costas.

En todas las zonas de libre pesca en los mares el tiburón enfrenta la extinción. Hoy no existen santuarios reales, efectivos, donde puedan estar a salvo de la sobrepesca.

Al estudiar la información existente los autores hallaron que los tiburones y las rayas tenían un riesgo mayor de desaparición que muchos otros animales y tienen el menor número de especies consideradas seguras.

Con la lista UICN los autores clasificaron 107 especies de rayas y 74 de tiburones que están amenazadas. Solo 23 especies estaban catalogadas como de baja preocupación.

Los sitios donde es mayor la amenaza son el Indo-pacífico, en particular el golfo de Tailandia, el Mar Rojo y el Mediterráneo.

Las aguas menos profundas ofrecen el mayor peligro para esas especies.

La sobreexplotación -en especial por el lucrativo mercado de las aletas de tiburón- y la degradación del hábitat son más severas para las 90 especies en agua dulce.

La situación es peor para la carismática mantarraya y las rayas del demonio.

Si se extinguen se perderán capítulos importantes de nuestra historia evolutiva.

Para el ambiente sería problemático, pues las especies más grandes juegan un rol de primera magnitud como depredadores, lo que afectaría todos los ecosistemas.

Mis 10 noticias científicas de la semana (19-25)

1. Aparearse es un negocio arriesgado

Los machos de las ranas túngara Physalemus pustulosus emiten sonidos desde los charcos para atraer las hembras. Este sonido crea ondas en el agua, ondas que son evaluadas por otros machos para medir el nivel de competencia por la hembra, dijeron en un artículo en Science científicos del Smithsonian Tropical Research Institute en Panamá. Por desgracia, hay un intruso: los murciélagos, principales depredadores de estas ranas, también pueden evaluar las ondas, pudiéndose dirigir con certeza a su presa. Al llamado de los machos, buena cantidad de hembras acuden al estanque. Pan comido o, mejor, rana comida

2. Para estar siempre a tiempo

Un nuevo reloj atómico de estroncio no gana ni pierde un segundo en 5.000 millones de años, convirtiéndose en el reloj más exacto desarrollado hasta hoy. Es un 50% más exacto que el que mantenía la marca de exactitud. Fue creado por científicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de Estados Unidos y presentado en Nature. Para dar una idea de su precisión, valga citar que la Tierra tiene unos 4.500 millones de años, o sea si se hubiera desarrollado entonces aún no se había atrasado ni adelantado.

3. Ese puntito no estaba allí

Mientras miraba con sus estudiantes imágenes tomadas por el telescopio, un astrónomo del Reino Unido detectó algo inusual: una estrella brillante donde antes no había nada. Sí, una supernova en la galaxia del Cigarro M82. A solo 12 millones de años luz, una vecina en términos astronómicos. Desde 1987 no se detectaba una tan cercana. Una supernova es una violenta explosión de una estrella, sea normal en su fase final o una enana blanca que ha sumado más materia.

4. Un planeta echando humito

Ceres es un planeta enano, el más cercano a la Tierra (otro es Plutón) pues se encuentra en el cinturón principal de asteroides, una región repleta de esos cuerpos entre Marte y Júpiter. Su diámetro es de 950 kilómetros y en 2015 recibirá por primera vez la visita de una nave, Dawn. Observaciones con el observatorio espacial Herschel permitieron detectar un rasgo no visto hasta hoy: expulsa vapor de agua, lo que podría deberse al calor que recibe del Sol en determinadas épocas. El reporte apareció en Nature.

5. Sí que hay niños muy intensos

Claro que el clima también enloquece los niños. Un estudio de un grupo internacional de científicos de ARC Centre of Excellence for Climate System Science (CoECSS), el US National Oceanic and Atmospheric Administration y la australiana CSIRO, reveló que los fenómenos severos de El Niño se presentan cada 20 años en promedio, pero dado el cambio climático lo harán ahora cada 10 años más o menos. Y esto no es una buena noticia. Para nada. El análisis se presentó en Nature Climate Change.

6. Solo quedarán las fotos y videos

En pocas décadas más de un cuarto de los peces cartilaginosos como rayas, tiburones y quimeras serán cosa del pasado según un estudio publicado en eLife. La investigación indica que de las 1.41 especies conocidas, unas 249 están en categoría de amenaza en la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Los tiburones y las rayas tienen el menor número de especies consideradas seguras.

7. Detectan al perro que tuvo la culpa

Científicos reportaron en Science la secuenciación del más antiguo cáncer sobreviviente, un cáncer de transmisión genital que afecta los perros. Este cáncer, que provoca tumores genitales grotescos en perros de todo el mundo, surgió primero en un solo perro hace unos 11.000 años Sobrevivió tras la muerte del perro mediante la transferencia de las células cancerosas a otros perros durante el apareamiento. Ese genoma tiene unos 2 millones de mutaciones, muchas más de las halladas en cánceres humanos. La mayoría de los cuales tiene entre 1.000 y 5.000 mutaciones.

8. Bichos marcianos

Hace unos 4.000 millones de años en Marte corrió agua líquida tan fresca que perfectamente pudo contener vida, reveló un extenso análisis de los primeros 10 años de trabajo del robot Opportunity presentado en Science. Opportunity permitió documentar en la geoquímica de antiguas rocas que hubo allí depósitos de agua fresca, más pura que la detectada en otras zonas marcianas, más ácidas.

9. Fritando humanos

El año pasado fue el cuarto más caliente desde que se llevan registros hace 134 reveló la National Oceanographic and Atmospheric Administration de Estados Unidos al reportar el estado del clima mundial en 2013. Fue además el 37 año consecutivo desde 1976 con temperatura más caliente que el promedio histórico. La temperatura global, sumando superficie terrestre y océanos, estuvo 0,61° C por encima del promedio del siglo pasado de 13,9 grados.

10. Despertó la bella durmiente

Luego de 31 meses de andar dormida en el espacio, la sonsa Rosetta despertó y poco después envió una señal a Tierra indicando que todo andaba okey. La nave deberá cumplir una proeza este año: hacer descender un módulo (Phiale) en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en noviembre. Tras desperezarse, comenzará a perseguir al cometa hasta tenerlo a tiro de escopeta en agosto. La misión es coordinada por la Agencia Espacial Europea (ESA).