¿Por qué estas moscas se comen el semen?

Parece una conducta bien extraña para ser una mosca, pero muestra la ‘sabiduría’ del mundo animal. Las hembras de las moscas Ulidiid, luego de aparearse, expulsan el semen y se lo comen.

¿Para qué? Parece que podría ayudarles a elegir cuál macho será el padre de sus hijos, según un estudio aparecido en el journal Behavioral Ecology and Sociobiology.

Al estudiar moscas de la especie Euxesta bilimeki llamadas moscas de alas pintadas, los investigadores encontraron que 100% de las 74 parejas que estudiaron eyacularon el esperma tras aparearse. Un análisis más profundo encontró que 25% de las hembras no quedaron con nada de esperma, lo que sugiere que son capaces de controlar cuánto esperma expulsar para seleccionar cuáles machos fertilizan los huevos.

Se trata de insectos poco románticos: largos periodos de cortejo antes de aparearse aumentan la probabilidad de que la hembra expulse el esperma. Parece que ellas les permiten a algunos machos aparearse, pero evitan futuros avances y expulsan su esperma antes de que puedan fertilizar los huevos.

Otra posibilidad sería que el esperma les represente alimento cuando la comida escasea, lo que se probó con un ensayo. Aquellas que fueron sometidas a escasez de comida y se alimentaron el esperma vivieron esas a las que se les impidió comer el esperma, lo que sugiere que el eyaculado es una fuente requerida de fluidos.

Estudios con otras especies han demostrado que no existe un beneficio nutricional en el esperma, lo que pone en duda esta explicación.

Por ahora la pregunta no está resuelta, lo cierto es que estas hembras aprovechan por alguna razón el semen de los machos.