Salamandras del tamaño de un fósforo

Una de las nuevas salamandras. Foto J. Hanken

Una de las nuevas salamandras. Foto J. Hanken

Tan pequeña que no la veían. En remotas montañas de Oaxaca, México, científicos hallaron tres especies de la salamandra más pequeña del mundo, las que están en peligro de extinción.

Son especies del género Thorius, más pequeñas que un fósforo (cerilla). De hecho son consideradas los organismos de cuatro patas más pequeños del planeta. Sus cuerpos miniatura son inusuales en invertebrados, con unas estructuras prominente para alimentarse.

Eran especies abundantes, pero han declinado de modo estrepitoso en los últimos 30 años y ahora raramente se ven. El hallazgo es una muestra de la cantidad de especies que quedan por ser descubiertas y descritas y de la necesidad de salvarlas.

Las salamandras de zonas altas en México están más cerca d ella extinción que cualquier otra en la Tierra”, según David Wake, de la Universidad de California en Berkeley, uno de los coautores del paper sobre las nuevas especies, aparecido en Peer J.

Las causas principales de la amenaza son la conversión del hábitat y nuevas enfermedades infecciosas.

El género Thorius fue descubierto en el siglo 19 y por 75 años se creyó que era una sola especie, pero 9 se hallaron entre 1940 y 1960. Los adultos son tan pequeños que es difícil describirlos. En los 70 se encontró que varias especies anatómicamente similares eran distintas al analizarlas con técnicas moleculares. Así, hoy suman 29 especies.

Las nuevas especies fueron nombradas como Thorius pinicola (o sea salamandra de los pinos), Thorius longicaudus (salamandra de cola larga) y Thorius tlaxiacus (salamandra heroica).

En los últimos 30 años, el número de anfibios descritos ha aumentado 3% por año y mientras en 1985 se reconocían 4000 especies hoy son más de 7700.

Pero a medida que se describen se vive una trágica realidad: el declive global de estos animales.

Con respecto a los Thorius, de las 29 especies casi todas están en peligro o críticamente amenazadas.

Tener un amigo cercano ayuda a los hombres

Foto Wikipedia commons

Tener un buen amigo, de esos cercanos, ayudaría a lidiar con el estrés de los hombres y mejoraría su salud.

Eso dice un estudio publicado en Neuropsychopharmacology.

El estudio de científicos de la Universidad de California en Berkeley dice que el ‘bromance’ (relación cercana entre dos hombres, no sexual) extiende a esa amistad cerrada entre hombres lo que ya se había demostrado en estudios con pares de ratas macho y hembra: las interacciones sociales aumentan los niveles de oxitocina en el cerebro, hormona que ayuda a socializar, aumentando la resiliencia de cara al estrés y ayudando a tener una vida más larga y saludable.

En esta investigación se trabajó con ratas macho en la misma jaula, demostrando que el estrés moderado puede hacer que sean más sociales y cooperadoras de lo que son en un ambiente desestresado.

“Un ‘bromance’ puede ser una gran cosa”, en palabras de una de las autoras del estudio, Elizabeth Kirby. “Los machos tienen una mala fama cuando mira modelos de animales y sus interacciones sociales dado que son agresivos por instinto. Pero aún las ratas pueden tener un buen abrazo macho-macho para ayudar a recuperarse de un día malo”.

“Tener amigos no es antimasculino. Estas ratas usan su amistad para recuperarse de lo que de otra forma sería una experiencia negativa. Si las ratas pueden hacerlo, los hombres pueden”.

Cuando se trata de eventos traumáticos, se encontró que los niveles de oxitocina se reducen y eso impide la s

Ojo con el estornudo

Saliva. Cuando alguien escupe o emite alguna partícula de saliva, ¿cuán seguro puede estar alguien a su lado?
Mark Nicas ha dedicado casi toda su vida a la saliva y construyó modelos matemáticos de cómo el escupitajo de alguien puede terminar en usted.
Ha estudiado no solo el tamaño de las partículas, sino también si vienen de alguien con tos seca o de un sonoro y mojado estornudo.
Si usted va en un bus o en un avión, debería sentarse al menos a tres sillas de quien tose o estornuda.
Las personas situadas hasta un metro de distancia tienen más probabilidades de contraer el mal.
Se considera que las partículas más pesadas, que contienen la carga infecciosa, caen pronto al piso y llegan hasta un metro.
Conocer cómo se diseminan los gérmenes es importante en materia de salud y de seguridad, expresa el experto, de la Universidad de California en Berkeley.
No hay que olvidar que los desastres vienen de la boca, como reza un proverbio chino.
h, y no olvide no estrechar las manos de quien tiene gripa.

Pastas, quiero más pastas

Coma. Coma y no engorde. ¿Sabía que hay una manera de comer todos los carbohidratos que desee, sin engordar? Coma pastas, arroz, snacks dulces y gaseosas y siga delgado.

¿Cierto? Pues investigadores de la Universidad de California en Berkeley identificaron un gene que desempeña un papel crítico en el proceso de convertir los carbohidratos en grasa.

En un estudio, desactivaron el gen en ratones, que presentaron entonces menores niveles de grasa corporal que las contrapartes, a pesar de haber comido todo lo que deseaban en un buffet de pastas.

El estudio fue publicado en Cell y en él se revela que el gene ADN-PK podría tener un rol esencial en la prevención de la obesidad relacionada con el alto consumo de carbohidratos.

ese gene ha sido objeto de mucha investigación, dado que ayuda a reparar daños en el ADN y su supresión ha sido usada como una técnica para alentar la capacidad de tratamientos para matar células tumorosas en los cánceres. Su papel en la síntesis de la grasa, ha sido una agradable sorpresa.