El camino al cerebro sintético

Cerebro. Qué máquina tan complciada. ¿Se ha imaginado alguna vez un cerebro artificial? La verdad es que estamos lejos de tener uno, aunque no de desarrollar ciertos sistemas cerebrales.
Científicos de la Universidad del Sur de California dan los primeros pasos en la construcción de neuronas a partir de nanotubos de carbono que emulan la función cerebral.
“No sabemos si construir un cerebro sintético es posible”, explicó Alice Parker, profesora de Ingeniería Eléctrica. “Puede tomar décadas fabricar algo cercano a un cerebro humano, pero emular pedazos del cerebro, como un sistema de visión sintético o una cóclea sintética que se comunique con éxito con un cerebro real, pueden estar disponibles pronto, mientras que las partes sintéticas de la corteza cerebral en unas décadas”.
El reto de crear un cerebro sintético es emocionante. A diferencia del software de computador que estimula la función cerebral, un cerebro sintético incluirá un hardware que emule las células del cerebro, su sorprendente y compleja conectividad y un concepto que Parker denomina plasticidad, que les permite a las neuronas artificiales aprender mediante la experiencia y adaptarse a cambios en su ambiente del modo como lo hacen las neuronas.
¿Se concretará?