Nos esperan días difíciles con El Niño

La sed de La Guajira se podría acentuar. Foto Donaldo Zuluaga

El Niño ha traído reducción de hasta el 70% en las lluvias de la zona nordeste de Colombia, como La Guajira y de más del 40% en otras regiones andinas. Y lejos está de desaparecer el fenómeno.

El último reporte del CPC sugiere que “existe una probabilidad mayor de 90% de que El Niño continúe durante el invierno de 2015-2016 del Hemisferio Norte, y alrededor de 80% de que persista hasta temprano en la primavera del 2016”.

Es decir, podría extenderse hasta al menos marzo-abril próximos, con lo que cumpliría un año desde que se confirmó su presencia.

No es solo eso. La probabilidad de que aumente intensidad, con lo cual el verano sería más fuertes, es alta.

En junio, las anomalías de las temperaturas de la superficie del océano excedieron 1°C a través del este y centro del Pacífico ecuatorial, con los mayores aumentos en las denominadas regiones Niño 3 y Niño 3.4 (esta es la más usada para establecer el fenómeno).

Las anomalías atmosféricas permanecieron acopladas al calentamiento oceánico, lo que ayuda a configurar la existencia del fenómeno.

El informe indica que “casi todos los modelos predicen que El Niño continuará en el invierno del 2015-16 del Hemisferio Norte, con los promedios de muchos modelos prediciendo un evento fuerte durante el periodo de su máxima fortaleza (los valores de 3 meses de los índices del Niño-3.4, igual o mayor que 1.5oC).

El consenso de pronósticos “es a favor de El Niño bien fortalecido, en exceso de +1.5°C o mayor, en la región de El Niño-3.4”.

Un índice de este tipo trae como consecuencia un fenómeno fuerte que haría más secas las regiones donde se asocia con sequías y más lluviosas aquellas asociadas a humedad.

El aumento de las temperaturas debido a El Niño trae un incremento en los casos de enfermedades transmitidas por vectores, como la malaria, el dengue y la leishmaniasis, por lo que debería esperarse mayor incidencia en regiones de Chocó, Urabá, Bajo Cauca, Nordeste y algunas otras zonas del norte del país.

Dos asteroides rozan hoy la Tierra

Como de asteroides y meteoritos se habla con insistencia en Colombia, del espacio llega más tema.
A las 5:51 de esta mañana un asteroide rozó la Tierra a tan sólo 248.000 kilómetros de distancia, 0,6 veces la distancia Tierra-Luna, reveló l Nasa.
No es el único cuerpo que nos visita. A las 5:12 de la tarde, un segundo cuerpo pasará a tan solo 79.000 kilómetros.
Ambas distancias se consideran, en términos astronómicos, como un gran acercamiento.
Si no fuera por la hora, los cuerpos podrían ser observados mediante telescopios de tamaño reglar que usan los aficionados.
El primer asteroide, llamado 2010 RX30, mide de 10 a 20 metros, mientras el segundo, denominado 2010 RF12 mide de 6 a 154 metros de longitud. Unas piedritas en el mundo de los objetos espaciales.
Los dos cuerpos fueron descubiertos el domingo pasado en la mañana por Catalina Sky Survey cerca de Tucson, Arizona en Estados Unidos.
Se estima que cada día un asteroide de 10 metros, de una población de unos 50 millones que no han sido descubiertos, pasa todos los días a una distancia similar a la de la Luna. Uno golpea e ingresa a la atmósfera terrestre cada 10 años en promedio. Por lo general caen en áreas deshabitadas o en los océanos.
Ninguno de los dos cuerpos ofrece peligro alguno para la Tierra, de acuerdo con los cálculos del Centro de Planetas Menores en Cambridge.
El tema se torna interesante al recordar que en el último mes dos meteoritos han sido observados en los cielos de Urabá y Santander, aunque no han sido hallados: la mayoría son pequeñas rocas de pocos kilos de peso.
El, programa de Objetos Cercanos a la Tierra del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa estima que en promedio cada 100 años cae un asteroide de unos 50 metros, que puede provocar desastre local en el sitio de caída.
Cada día, cerca de cien toneladas de polvo y rocas pequeñas ingresan a la atmósfera terrestre. En la foto de la Nasa, el asteroide Gaspra, un gigante de verdad.