Escribir sobre valores personales ayudaría a bajar peso

Perder peso no parecería ser solo asunto de ejercicio. No. Un estudio aparecido en Psychological Science reveló que las mujeres que escribieron sus valores más importantes, como relaciones, música o religión, perdieron más peso en los meses siguientes que quienes no se tomaron ese trabajo.

“Necesitamos la necesidad de sentirnos íntegros”, explica Christine Logel, de la Universidad de Waterloo, quien participó en el estudio junto a Geoffrey L. Cohen de Stanford University.

Cuando amenaza el sentimiento de que uno es una persona buena, como perder un examen o pelear con un amigo “podemos mantener esa auto-integridad recordándonos a nosotros mismos cuánto amamos nuestros hijos, por ejemplo”.

Para su estudio, los científicos reclutaron 45 mujeres universitarias con índice de masa corporal de 23 o más. De 18,5 a 24,9 se considera normal; un 58% de las mujeres son obesas o con sobrepeso.

Cada una fue pesada y se le entregó una lsita de valores importantes, como creatividad, política, música y relaciones con amigos y familiares. Cada una los clasificó según la importancia que tenían para ella. A la mitad se le dijo luego que escribiera en 15 minutos sobre el valor que consideraba más importante. A la otra mitad se le dijo que escribiera sobre porqué un valor en su lista clasificado bajo podía ser importante para alguien más.

Las mujeres volvieron al mes y a los 4 meses para ser pesadas. Aquellas que escribieron sobre el valor más importante, perdieron en promedio 3,41 libras, mientras que las del grupo de control habían ganado en promedio 2,76 libras, un patrón de ganancia de peso común en universitarios.

“Cómo nos sentimos con nosotros mismos puede tener un gran efecto”, expresa Logel. Quizás cuando esas mujeres llegaron a casa y pensaron sobre el valor importante que sobre el que escribieron, comieron menos para sentirse mejor. Al día siguiente pudo ser igual.

Distintos estudios, según un boletín de prensa referente a la investigación, pueden tener un gran efecto sobre situaciones donde la gente siente una amenaza a su integridad.

No se sabe si lo hallado podría ser válido para cualquier persona, dijeron los investigadores.

Conservadores y liberales ven distinto

No parece asunto de cuerdos, pero un estudio de la Universidad de Nebraska-Lincoln sugiere que liberales y conservadores no ven el mundo del mismo modo.

Científicos de esa institución midieron la reacción a observar el movimiento de los ojos de otros, la tendencia de las personas a poner atención hacia donde mira, aún si es irrelevante, y encontraron diferencias entre los dos grupos de seguidores políticos.

Los liberales respondían más fuerte a esa señal, moviendo su atención en la dirección sugerida a ellos por una cara en una pantalla de computador, mientras los conservadores no.

¿Por qué? Los investigadores sugirieron que los valores conservadores en la autonomía personal los hacen menos dados a ser influenciados por otros y por ende son menos dados a responder a las sugerencias visuales.

“Pensábamos que el temperamento político puede moderar la magnitud del seguimiento a la mirada de otros, pero no esperábamos que los conservadores fueran completamente inmunes a ellas”, dijo Michael Dodd, profesor de Psicología y cabeza del estudio.

Los liberales siguieron la mirada dado que tienden a ser más abiertos a otros, sugiere el estudio.

“La investigación provee en esencia una evidencia más de que liberales y conservadores perciben el mundo y procesan la información tomada de él, de diferentes maneras, expresó Kevin Smith, profesor de Ciencias Políticas, coautor.

Para él, entender exactamente porqué la gente tiene perspectivas políticas tan diferentes y de dónde provienen esas diferencias puede ayudar a entender mejor las raíces de muchos conflictos políticos.

El estudio involucró 72 personas y será publicado en el journal Attention, Perception & Psychophysics.

¿Será igual en todas partes?