Resumen científico de la semana

1. Lorita, ¿quiere cacao’

¿Por qué las loras son tan hábiles para imitar el sonido humano? Un estudio publicado en Plos One reveló el descubrimiento de diferencias estructurales claves en los cerebros de estas aves que podrían explicar esa capacidad increíble. Esas estructuras no habían sido halladas hasta hoy. Las loras son de los pocos animales con aprendizaje vocal, o sea que pueden imitar sonidos. Su cerebro tiene diferencia con el de colibrís y aves canoras, otras que aprenden sonidos. Posee unas especies de anillos externos reveló la investigación. Foto cortesía Jonathan E. Lee, Duke U.

2. Esa vacuna no sirvió

Los virus como los de la influenza tienen la capacidad de mutar con el tiempo. La vacuna administrada para la temporada 2014-2015 ha sido altamente inefectiva. ¿Por qué? Científicos encontraron mutaciones del virus que le permiten escapar de la acción de la vacuna. El estudio se presentó en Cell Reports. Cada año la influenza ataca unos 5 millones de personas en el mundo y mata unas 500.000. Cuando los anticuerpos cazan con los del virus, la vacuna es efectiva; en caso de que el virus desarrollo mutaciones en los puntos donde deben unirse los anticuerpos, no funciona. Solo 1 de cada 4 personas ha quedado protegida.

3. Rodeados de veneno

Un grupo de 128 científicos de 28 países estudió el vínculo entre las mezclas de químicos usados en numerosos productos de uso cotidiano y el desarrollo del cáncer. Seleccionaron 85 químicos no considerados carcinógenos y encontraron que 50 contienen mecanismos claves relacionados con el cáncer en exposiciones como las que se encuentran en el ambiente hoy. El preocupante estudio apareció en Carcinogenesis. Diversos estudios sugieren que 1 de cada 5 casos de cáncer se debe a químicos.

4. Las ratas tienen dulces sueños

Cuando las ratas están descansando, sueñan con un futuro deseado, por ejemplo, una buena comida que habían visto antes pero que no se les permitió alcanzar. Eso hallaron científicos que monitorearon la actividad cerebral en esas situaciones: cuando estaban descansando, la actividad de ciertas células cerebrales especializadas sugería que simulaban caminando hacia y desde la comida que no pudieron obtener. El estudio apareció en eLife.

5. Amenaza climática

Las amenazas a la salud por el cambio climático podrían hacer perder muchas de las ganancias de los últimos 50 años en la salud global y el desarrollo, reveló un informe de una comisión publicado en The Lancet. Las acciones de adaptación y mitigación del cambio climático tienen, no obstante, tienen efectos positivos según el informe. La comisión conceptuó que el cambio climático es una emergencia médica, remarcando así la necesidad de enfrentar la situación.

6. Planeta desangrado

Un Neptuno con cola. Eso es lo que detectó el telescopio Hubble: un planeta de esa clase con una enorme cola de hidrógeno, orbitando en cercanías a su estrella, cuya radiación hace que el planeta pierda ese elemento. La cola tiene el tamaño de unas 50 veces la estrella. Se calcula que el planeta debió perder ya cerca del 10% de su atmósfera. El estudio apareció en Nature.

7. Juntos y revueltos

Hace cerca de 40.000 años se extinguieron los neandertales según algunos estudios. Contribuyeron con un 1 a 3% del genoma de los actuales euroasiáticos. El análisis de una mandíbula de hace 37.000 a 42.000 años reveló que ese individuo tenía de 6 a 9% del genoma neandertal. Eso sugiere que algunos de los primeros humanos que llegaron a Europa se cruzaron con los allí existentes neandertales. El estudio fue publicado en Nature.

8. Mis primeros dientes

Más del 98% de los vertebrados tienen mandíbulas. Estas y los dientes son innovaciones importantes en la evolución de estos animales. El hallazgo de un fósil de pez, Romundina stellina, de hace 410 millones de años sugiere que los dientes aparecieron mucho antes de lo que se creía. El fósil, una pequeñísima placa con dientes, había sido descubierto hace 40 años y no se sabía qué era. El artículo apareció en Biology letters.

9. Comiendo estrellas

Astrónomos lograron imágenes de la gigantesca galaxia M87 en el cúmulo de Virgo en la que se aprecia que aún se está engullendo otra galaxia menor, proceso en el cual ha estado en los últimos 1.000 millones de años, según la publicación en Astronomy & Astrophysics Letters. Se detectó que la galaxia engullida ha agregado estrellas jóvenes a M87. Se trataba de una galaxia mediana. Una gran porción del halo externo de M87 aparece hoy el doble de brillante que si la colisión no hubiese ocurrido.

10. Excesos nocivos

Un estudio publicado en el Journal of Neuroscience sugiere que una dieta alta en grasas y dulces provoca cambios en las bacterias intestinales que parecen estar relacionadas con una importante pérdida de flexibilidad cognoscitiva, o la capacidad de adaptarse y ajustarse a situaciones cambiantes. El efecto es más serio en la dieta rica en azúcar, mostrándose a la vez una dificultad en el aprendizaje temprano a corto y largo plazo. El hallazgo reafirma además la comunicación entre las bacterias intestinales y el cerebro.

Las artimañas del caracol

Izquierda, C. geographus; derecha, C. tulipa cazando peces. Cortesía J. Biggs-B. Olivera

No hay enemigo pequeño. Y hay algunos que se valen de armas tan sofisticadas que las quisiera más de uno.

Es el caso de algunos caracoles cono como el Conus geographus y el Conus tulipa. Aquel, responsable incluso de muertes humanas en encuentros accidentales.

¿Pero cómo puede un caracol pequeño de reducida movilidad ser un gran cazador de presas más rápidas?

Estas especies no poseen aguijones como otras, o sea que se han tenido que valer de otros medios, una red de toxinas que afectan el sistema nervioso de la presa, facilitando su captura.

Investigadores encabezados por Helena Safavi-Hemani encontraron un ingrediente de ese veneno del que no se tenía conocimiento y que es una muestra más de la diversidad de armas que han evolucionado los animales.

Se trata de una forma de insulina que no se encuentra en otros animales, según publicaron en Proceedings of the National Academy of Sciences. Es más corta que cualquiera otra descrita, según Baldomero Olivera, profesor de la Universidad de Utah. “La encontramos en grandes cantidades en el veneno”.

Tal parece que la insulina en el coctel venenoso que es expulsado al agua permite incapacitar muchos peces a la vez. Ensayos con peces zebra mostraron que dispara los niveles de glucosa, afectando el nado. Tal vez produce un shock hipoglicémico en los peces, que quedan a merced del caracol, que con su especie de boca tubular se los traga.

Estos caracoles abundan en aguas marinas tropicales. Cada especie tiene su propio repertorio de compuestos en el coctel venenoso, que han evolucionado para atacar una presa en particular.

Mis 10 noticias científicas de la semana (9-15)

1. Un paso más cerca de fusionarnos

Por primera vez en la historiados experimentos de fusión nuclear produjeron más energía que la que se utilizó en desencadenar la reacción según un estudio publicado en Nature. Los experimentos se cumplieron en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore. No obstante, los investigadores advirtieron que aún queda un camino largo hacia el objetivo final de generar la energía suficiente para operar un reactor nuclear. La fusión, ese proceso que ocurre dentro de las estrellas (el Sol, por ejemplo), ha sido el sueño energético de la humanidad: el hidrógeno requerido es un recurso ilimitado.

2. Para amar, cuide la ínsula anterior

Una región muy adentro del cerebro, la ínsula anterior, parece controlar la rapidez con la que una persona toma decisiones amorosas según un estudio de la Universidad de Chicago, publicado en Current Trends in Neurology, en el cual se estudió el caso de un hombre de 48 años que había sufrido un derrame. Reaccionaba bien cuando se trabaja de asuntos sexuales (que es distinto al amor) pero no en cuanto a su intención de mantener una unión duradera con otra persona.

3. Un, dos, tres… robots trabajando

Inspirados en las termitas que construyen enormes nidos pese a las inclemencias del tiempo, proceso en el cual unas mueren y la lluvia erosiona la estructura, científicos e ingenieros crearon un grupo de robots constructores, que no necesita supervisión ni vigilancia ni comunicación entre sí. Los robots, simplemente, cooperan entre sí para modificar el ambiente, de acuerdo con la investigación publicada en Science. Las termitas trabajan mediante el concepto de estigmergia, una especie de comunicación implícita: observan los cambios que las otras hacen en el ambiente y actúan en consecuencia. Eso lograron con los robots.

4. Mujeres más bajitas

En el doble cromosoma X que tienen las mujeres está parte de la explicación de porqué tienen en general menos estatura que los hombres, revelaron científicos en Plos Genetics. El portar los dos cromosomas podría traer problemas de desarrollo, por lo que una de las dos copias es silenciada. Cuando una mutación aumenta la expresión de un gen en el cromosoma hace que sean más bajas en estatura. Aparte de esta condición otros estudios han encontrado otros genes relacionados con este rasgo físico.

5. Adivinando la muerte

Científicos desarrollaron un método para predecir cuánto será la duración de la vida. Bueno, al menos en el gusano C. elegans. En un estudio en Nature mostraron que al dotarlos con proteínas fluorescentes en respuesta a radicales libres en la mitocondria y luego observando el número de ‘mitoflashes’ durante 3 días podían decir si sobrevivirían más o menos a los 21 días promedio de vida que tienen.

6. Fumando, el cáncer espero

Las mujeres jóvenes que fuman y han estado consumiendo una cajetilla diaria por una década o más tienen un riesgo muchísimo mayor de desarrollar el tipo más común de cáncer de seno, según una investigación publicada en Cancer, la revista de la Sociedad Americana del Cáncer. Se sabía ya de esa relación, pero no se había evaluado qué tipo de cáncer podría desencadenarse. En este caso se trata del cáncer de seno por receptores de estrógeno positivos.

7. Una cara bonita es una recompensa

Una gran recompensa. El sistema opioide del cerebro juega un papel en la percepción humana del deseo de mirar rostros atractivos del sexo opuesto, reveló un estudio en Molecular Psychiatry. El hallazgo sugiere que ese sistema media en el comportamiento social regulando el sentimiento de gratificación de ver estímulos valiosos evolutivamente. La información visual de los demás, en específico las caras, tiene un papel importante en la selección humana de pareja y activa los mismos sistemas cerebrales de gratificación que la comida y el dinero.

8. Un rastreo lunático

La luna más grande del Sistema Solar, Ganímedes, que gira alrededor de Júpiter, ha sido cartografiada. Un grupo encabezado por Geoffrey Collins del Wheaton College produjo el primer mapa geológico de ese satélite, basado en imágenes tomadas por las naves Voyager 1 y 2 en los años 70 y el orbitador Galileo, que estuvo en ese sistema entre 1995 y 2003. Ganímedes muestra una gran variedad de características geológicas, un contraste entre dos tipos de terrenos, el oscuro, más viejo y lleno de cráteres y el más claro, algo más reciente con hondonadas y rugosidades.

9. Un niño muy viejo

El genoma de un niño que vivió hace 12.600 años de un sitio Clovis en Estados Unidos. El estudio concluye que muchos americanos actuales son descendientes directos de quienes desarrollaron la cultura Clovis en aquel tiempo. Este es el complejo arqueológico más antiguo de ese país, de hace 12.600 a 13.000 años. El artículo sugiere que el niño descendía de las migraciones que llegaron de Asia y revela que las poblaciones de centro y sur América no son iguales a las del norte. El estudio apareció en Nature.

10. La hormiga loca triunfa

En el primer caso descrito de un insecto que logra desactivar el veneno de otro, científicos reportaron en Nature que la hormiga loca está desplazando a la hormiga de fuego, invasoras ambas, gracias a que segregan un compuesto que neutraliza su veneno. Hasta ahora la de fuego, conocida por picar muy fuerte a los humanos (el veneno es 3 veces más tóxico que el DDT), dominaba a todas las demás especies de hormigas del sur de Estados Unidos.

Conozca el animal con más puntería

No es broma: difícil encontrar un animal con mejor puntería que la cobra que escupe veneno, que va un paso delante de sus congéneres en eso de atacar sus presas o depredadores. Parece increíble, pero estas serpientes pueden dar en el ojo de una víctima a más de 1,5 metros de distancia, mientras se mueven, con una precisión del 90 por ciento.
¿Cómo lo hacen? Las cobras predicen dónde van a estar sus blancos en la mitad del tiempo que toma parpadear.
Bruce Young, d ela Universidad de Massachusetts en Lowell se paró detrás de un cobertor plástico y grabó el chorro de veneno de estas cobras en Sudáfrica, mientras apuntaban a sus ojos.
Curiosamente, las serpientes movían su cabeza justo antes de escupir el veneno. Guido Westhoff, de la Universidad de Bonn en Alemania, colega de Young, había observado ese movimiento, así que trabajaron juntos para averiguar qué podría significar.
Durante seis semanas, Young provocaba las serpientes moviendo su cabeza frente a ellas, recibiendo más de 100 chorros. Cuando analizaron los movimientos de Young, encontraron que 200 milisegundos antes de que las cobras escupieran, Young movía su cabeza, lo cual haría errar las cobras.
En un quinto de segundo antes de que moviera la cabeza, la mitad del tiempo que toma parpadear, la serpiente predecía dónde iba a estar la víctima, dedujeron los investigadores.
Durante esa fracción de tiempo, la serpiente también movía su cabeza en dirección al movimiento de los ojos a los que les apuntaba para guiar el veneno con precisión. También la movía ligeramente mientras lanzaba el chorro para ampliar el espacio con miras a un mejor chance de impactar los ojos.
Todo lo que necesitan, después de todo, es que sólo una fracción del veneno contacte la córnea, lo que deja fuera de acción al contrincante.
¿Será un ejemplo de inteligencia? Desconocido mundo animal.
El estudio fue publicado en el Journal of Experimental Biology.