Fume para que le crezca

Fumar es un placer… mortal. Tanto que se habla del cigarrillo, estudios van y vienen. Esto es lo último: La exposición prolongada al humo del cigarrillo puede incrementar los niveles de norepinephrina y unas enzimas en el corazón que tienen el potencial de reformar el ventrículo izquierdo, dice el estudio de la Universidad de Illinois en Chicago.
Con ratas como modelo, cinco semanas de exposición al humo del tabaco fue asociado con la activación de ciertas enzimas que gobiernan el crecimiento y la supervivencia del músculo del corazón. La activación de las enzimas puede ser un evento clave en el daño que el cigarrillo provoca en el corazón, informó Mariann Paino, profesora en esa universidad y directora de la investigación.
Se cree que la enfermedad del corazón probablemente se desarrolla como resultado de interacciones complejas entre varios elementos presentes en el humo del cigarrillo.
Piano indicó que el cigarrillo tiene cerca de 4.000 químicos distintos, uno de ellos la conocida nicotina, pero la influencia de esta en los eventos cardiovasculares es aún motivo de discusión.