Morir de a poquito

Medellín hacia el sur

Aire. Aire puro. Eso es lo que necesitamos en Medellín, en donde los índices de material particulado son mucho más alto de lo que permiten las débiles normas colombianas. Se publicó hoy en The New England Journal of Medicine un estudio que, aunque referido a Estados Unidos, pone a pensar.
C. Arden Pope y colegas encontraron que una reducción de 10 micrones por metro cúbico en el aire, aumenta las expectativas de vida de 0,6 a 0,2 años.
En las áreas estudiadas, la disminución de la contaminación del aire respondía por un aumento del 15 por ciento en las expectativas de vida de los habitantes.
Un estudio de Elkin Martínez y colegas en 2007 en Medellín mostró que la contaminación del aire en la ciudad por partículas de 10 micras era en promedio de 95 unidades por metro cúbico, mientras la norma de la Organización Mundial de la Salud habla de 20 como máximo permitido.
Una muerte lenta.

Eso allá sí se está moviendo

Marte. El planeta rojo está vivo y coleando, como decimos popularmente. Sí, un equipo de científicos halló rastros de metano en la atmósfera marciana, lo que indica que está biológica o geológicamente activo.
El hallazgo se realizó tras observar durante años Marte con el telescopio de infrarrojo del Observatorio Keck en Mauna Kea, Hawai. Y con los espectrómetros del telescopio se obtuvieron tres rasgos asociados, casi sin dudas, al metano.
¿Por qué no se había hallado antes? La atmósfera marciana, mediante diferentes mecanismos, destruye con rapidez el compuesto. El gas se detectó en el hemisferio norte, lo que sugiere que algún proceso desconocido lo libera.
El metano, cuatro átomos de hidrógeno unidos a uno de carbono, es el principal componente del gas natural en la Tierra. Los astrobiólogos se han interesado en ¿él, dado que los organismos terrestres producen mucho de este gas al digerir los nutrientes, aunque otros procesos geológicos, como la oxidación del hierro, también lo liberan.
Para Michael Mumma, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la Nasa, principal autor del estudio, en el momento no se posee la suficiente información para decir si el metano marciano es producido por organismos o por acciones geológicas o por ambos, pero al menos indica que el planeta está vivo, hablando en sentido geológico.
Si hubiera vida que estuviera produciendo el metano, probablemente se encontraría en las profundidades del suelo, donde se darían las condiciones de temperatura para que hubiese agua líquida, elemento necesario para todas las formas conocidas de vida dado que es una fuente de energía y suministra carbono.
En la ilustración de la Nasa, de Susan Twardy, se muestran posibles fuentes de emisión del metano: agua subterránea, dióxido de carbono y el calor interno que se unen para producirlo.

La súper Tierra prometida

Vida. Super-Tierras. Gigantes planetas congelados podrían albergar vida. No es una afirmación sin sentido, aunque sí, no probada aún.
¿Cómo es el cuento? Científicos buscan en lejanos mundos planetas como la Tierra en los que pudiera haber vida. Según las estimaciones, estimaciones al fin y al cabo, un tercio de los sistemas planetarios podrían soportar, en potencia, la vida.
“Sabemos que hay súper Tierras allá afuera y que la próxima generación de telescopios ayudará a encontrarlos, indicó Scott Gaudi, profesor de Astronomía de la Universidad del estado de Ohio, en su presentación ante la conferencia anual de la Unión Geofísica Americana en San Francisco.
Pese al nombre, las súper Tierras tienen poco en común con nuestro planeta, salvo la superficie rocosa. Estarían cubiertas con hielo, como se dice lo estuvo alguna vez el planeta que habitamos, y podrían tener una atmósfera más gruesa que la de la Tierra.
Gaudi y Eric Gaidos, de la Universidad de Hawai y Sara Seager, del Instituto de Tecnología de Massachussets, se unieron para modelar si tales planetas podrían albergar un océano líquido en el cual se desarrollada la vida y si el agua podría ser detectar desde nuestro hogar.
La respuesta es que sí. Además, el agua parece mucho más común de lo que se creía hace unos pocos años.
Gaidos y Seager hallaron que las súper Tierras de unas 10 veces la masa de la Tierra, podrían retener el calor de su formación para formar un océano líquido debajo del hielo, aún aunque esos planetas estuvieran situados cinco veces más lejos de su estrella de lo que la Tierra está del Sol.

La receta para la vida

¿Cómo surgió la vida en la Tierra? Hipótesis hay muchas. Desde que vino en meteoritos y cometas, hasta que fue ayudada por extraterrestres. Una investigación de la Nasa y científicos universitarios, añade una más: se formó gracias a las erupciones volcánicas, según el estudio publicado en Science esta semana.
Para llegar a tal conclusión se realizaron experimentos en laboratorio que semejaron las condiciones existentes tras la formación del planeta.
Las muestras de un ensayo que imitaba una erupción volcánica contenían 22 aminoácidos, 10 de ellos hallados en experimentos similares, según Daniel Glavin, del Centro Goddard de la Nasa.
Las erupciones, además de agua y dióxido de carbono, liberaban hidrógeno y metano. Las nubes volcánicas contienen también rayos, dado que las colisiones entre las partículas de ceniza y de hielo generan una carga.
Por eso se cree que los precursores de la vida se originaron en estanques tormentosos alrededor de islas volcánicas. ¿Será que sí?
En la imagen, el aparato que usó Stanley Millar en 1953-54 para recrear las condiciones originales de formación de la vida en la Tierra.

Del agua y el lago en otros mundos

La sonda Phoenix confirmó la presencia de agua en Marte, reveló la Nasa. Las implicaciones del hallazgo no se conocen bien. Habría que ver qué cantidad queda y si hubo o hay alguna forma de vida.
La nave Mars Odyssey que se halla en órbita en torno a Marte, planeta que se encuentra a unos 280 millones de kilómetros de la Tierra hoy, había encontrado en sus registros agua bajo la superficie, Phoenix, que llegó hace 68 días al planeta rojo, ha sido la primera sonda en escarbar la superficie marciana en búsqueda de agua y algún organismo.
La noticia se divulgó casi a la par con la confirmación de la existencia de un lago en Titán, una gran luna de Saturno, en cuyo sistema explora hoy la sonda Cassini.
El lago es de metano. Es el primer objeto fuera de la Tierra donde se encuentra un cuerpo de líquido.
Dibujo de cómo luciría el paisaje en Titán, cortesía del JPL-Nasa. La atmósfera de la luna está cubierta por una especie de niebla, por lo que solo se captan sus rasgos mediante radar.
¿Cuándo se encontrarán rastros de vida?

123