7 tipos de cáncer ligados al consumo de alcohol

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Beber alcohol no solo puede emborrachar sino tener una consecuencia más desastrosa: desarrollar 1 de 7 tipos de cáncer.

Podrían ser más, pero un meta análisis publicado en Addiction, en el que se revisó la mayor cantidad posible de investigaciones sobre el tema arrojó mayor seguridad frente a esos 7.

Pese al hallazgo no quedó claro si la relación es directa.

Hay evidencia sólida de que el alcohol causa cáncer en 7 sitios del cuerpo y probablemente en otros”, según Jennie Connor, cabeza de la investigación, de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda.

La evidencia respalda una asociación causal del consumo de alcohol con el cáncer de orofaringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto y de seno en las mujeres.

También hay evidencias crecientes de un vínculo con otros cánceres, como de próstata, páncreas y melanoma, pero la evidencia no es tan sólida hasta ahora para hablar de causa-efecto para esos cánceres.

Para esos 7 cánceres vinculados directamente, estudios previos han hallado que ha una relación de dosis-respuesta, o sea que a más consumo de alcohol más probabilidad de desarrollar esos cánceres.

También, dicen estudios anteriores, el riesgo se reduce cuando se deja de ingerir licor.

El vínculo entre el alcohol y los cánceres de boca y garganta son más fuertes que el de los otros cánceres.

Por ejemplo, según se explicó, beber más de 50 gramos de alcohol al día se asocia con un riesgo 4 a 7 veces mayor de desarrollar cáncer de boca, garganta, esófago en comparación con no beber.

Los gramos de alcohol en una onza de licor puedan variar, hay de 2,4 a 2,8 gramos en una onza de vino pero 1 a 1,2 gramos de alcohol en una de cerveza.

Ingerir la misma cantidad se asocia, por otro lado, con cerca de 1,5 veces más riesgo de cáncer colorrectal, de hígado o seno comparado con no beber.

Hasta ahora no se conoce el mecanismo exacto por el cual el alcohol provoca cáncer. Podría ser incluso diferente dependiendo del sitio del cuerpo donde ocurra. Se cree por ejemplo que un compuesto que se forma cuando se descompone el alcohol tiene que ver con los cánceres de boca, garganta, esófago e hígado. Es el acetaldehído, que en contacto con los tejidos puede alterar el ADN en las células, lo que deriva en cáncer.

En el cáncer de seno, el alcohol puede aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo, una hormona ligada a esta enfermedad.

Una e las limitaciones del estudio es que algunas investigaciones evaluadas se basan en autorreportes de las personas sobre cuánto alcohol ingerían.

Las 10 noticias científicas de la semana

Fumigación de cultivos. Foto Jaime Pérez

1. La química de la muerte

La exposición continua y en distintos ambientes a químicos tóxicos está cobrando no solo muchas vidas sino la salud de muchas personas y problemas de reproducción a las personas, reveló un informe de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (Figo). Los abortos, nacimientos prematuros, fetos con malformaciones y menor desarrollo neurológico están entre las consecuencias. La exposición está en el aire, el agua y los alimentos. Solo por contaminación del aire cada año mueren 4 millones de personas.

2. Calcio para qué

No se gaste el dinero en eso: dos estudios publicados en el BMJ concluyeron que la ingestión de calcio mediante dieta o suplementos no mejora la salud ósea ni impide las fracturas en los ancianos, o sea que no debe recomendarse para ese fin. La recomendación ha sido tomar 1.000 a 1.200 miligramos/día de calcio para mejorar la densidad ósea y prevenir fracturas. Muchos toman suplementos para seguir la recomendación. Pero no, no funciona según los dos estudios.

3. Nuestras diferencias

El Proyecto 1.000 genomas revela hallazgos. Establecido en 2008 para secuenciar genomas de más de mil personas de las Américas, África, Europa, este y sur de Asia, Se encontró que el tipo más común de variación genética, el 99%, con los polimorfismos de nucleótido simple, un solo cambia de letra en el alfabeto. Además, las 2.100 a 2.500variantes estructurales detectadas afectan más el ADN a través del genoma. Se encontró además que un genoma típico difiere del genoma modelo en unos 4,1 a 5 millones de sitios. El estudio apareció en Nature.

4. Gasolina que no hace ¡pum!

Científicos de Caltech y el JPL de la Nasa encontraron un polímero que como aditivo de la gasolina reduce la capacidad explosiva de esta cuando ocurre un accidente, por ejemplo de un avión, que empeora las consecuencias. El aditivo cumple su papel sin afectar el desempeño del combustible, reveló el artículo publicado en Science. El polímero posee unas supermoléculas que evitan que el combustible se disperse violentamente y explote, esto sin alterar sus propiedades energéticas y densidad.

5. Muéstrame tu huella

Un estudio reveló que es posible identificar el origen ancestral de una persona con base solamente en sus características y aunque se necesita profundizar más en la investigación. En el estudio publicado en American Journal of Physical Anthropology se analizó de dos formas la huella del índice derecho de 243 individuos de distintas procedencias. No hallaron diferencias entre hombres y mujeres pero sí en cuando al ancestro americano-europeo o americano-africano. Un tema con muchas implicaciones.

6. Borrachos y envenenados

Un estudio en el Journal of Environmental Health presentó el análisis de 65 marcas de vino de Estados Unidos, de diferentes regiones. En todas, salvo una, halló rastros de arsénico por encima de los límites permitidos allí. La agencia ambiental EPA permite no más de 10 partes por mil millones pero se encontró entre 10 y 76, con promedio de 24. Bajo determinadas condiciones en la dieta, pueden ser dañinas esas concentraciones. Si eso es allá…

7. Que no se les olvide

No ha sido publicado aún en revista, pero científicos de la Universidad del Sur de California y el Centro Médico Bautista Wake Forest desarrollaron un dispositivo con electrodos pequeños que implantado en el cerebro ayudan en problemas de pérdida de memoria. Examinado bien con animales, ahora comienza su ensayo con humanos. En pérdida de memoria no se pueden transmitir bien las señales para crear recuerdos, por lo que personas con problemas como alzheimer recuerdan bien algo de hace mucho tiempo pero no reciente. Eso trata de remediar el dispositivo.

8. Fuego cruzado

La evidencia clara hasta el momento apunta a que un gran asteroide impactó con la Tierra, en el Golfo de México y lo que siguió produjo la extinción de los dinosaurios. Un estudio en Science complementa el panorama: el asteroide produjo una activación de volcanes en India durante cientos de miles de años, lo que contribuyó fuertemente a la gran extinción masiva que hubo entonces. El papel de los volcanes ha sido sugerido en distintas oportunidades, pero esta vez las pruebas parecen más firmes.

9. Sed marciana

En Marte hay agua, cuento viejo. Lo que no se sabía es que podía estar en estado líquido y eso reveló un artículo en Nature Geoscience que analizó datos espectrográficos de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter de varios sitios del planeta en los cuales aparecen manchas de las laderas de los montes. Se trata de agua salada dijeron los investigadores. Eso abre nuevas posibilidades para la exploración del planeta en un futuro lejano.

10. Positivos ante todo

Las personas que son positivas frente a la vida se diferencian no solo por eso sino por poseer unas conexiones cerebrales diferentes a las de quienes son negativos, reveló un estudio de la Universidad de Oxford publicado en Nature Neuroscience. El hallazgo se hizo tras estudiar imágenes cerebrales de 461 personas y analizar unas 200 formas de conexión entre áreas en el cerebro.

Mis 10 noticias científicas de la semana (11-17)

1. Un hallazgo enterito

No se había encontrado un cuerpo tan completo. Y fue hallado a 40 metros bajo la superficie del mar. Sí, el cuerpo casi completo de una niña que vivió hace 12.000 a 13.000 años, el fósil americano más antiguo más completo, incluso con fragmentos de ADN, cráneo entero y dentadura. Fue hallado en Hoyo Negro, en la península de Yucatán en México, dentro de la caverna Sac Antun. Estaba junto a restos de otros animales extinguidos, revelaron los investigadores en el artículo publicado en Science. Es una clara evidencia del vínculo entre los paleoamericanos, los primeros habitantes de América, y los nativos modernos. En la foto, buzos obtienen los restos.

2. ¡Qué año tan largo!

GU Psc es un planeta gaseoso gigante que se encuentra a 155 años luz de nosotros. Pero tiene una característica especial: de los que se han hallado es el planeta que más lejos orbita su estrella. Anda de ella a unas 2.000 veces la distancia Tierra-Sol (que es de 150 millones de kilómetros). Tan lejos está que su año dura ¡80.000 años! Es lo que demora en darle una vuelta. El planeta está hacia la constelación Piscis. La estrella y su planeta son jóvenes, con menos de 100 millones de años reveló el estudio publicado en The Astrophysical Journal. De 90 estrellas analizadas en busca de planetas, solo se encontró este.

3. Fíjese metas en la vida

Una buena manera para agregarle años a la vida: tenga un propósito, un sentido vital. No importa cuál es su edad. Eso dice un estudio publicado en Psychological Science. Tener una dirección en la vida, un norte, y fijar metas para lo que se quiere lograr ayuda a vivir más tiempo, independiente de cuándo se logra el propósito, explicaron los autores. Así, mientras más pronto alguien encuentre o fije ese sentido, más rápido comenzarán los beneficios protectores.

4. Alguien lavó mal la mancha

Alguna fuerza o proceso desconocido está encogiendo la gran mancha roja de Júpiter. De los casi 41.000 kilómetros que tenía a fines de los 1800, pasó a 23.000 cuando las Voyager pasaron por el gran planeta y ahora mide 16.500 kilómetros revelaron las imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble, revelaron la Nasa y la Agencia Espacial Europea ESA. Una hipótesis es la presencia de vórtices o remolinos que estarían incidiendo en el tamaño de la mancha.

5. Levántate, y… ¡caminó!

Ratones discapacitados severamente por una condición tipo esclerosis múltiple caminaron menos de dos semanas después de un tratamiento con… células madre humanas, un avance que abre nuevas perspectivas para tratar esa condición, según un artículo publicado en Stem Cell Reports. Cuando los científicos trasplantaron esas células humanas en los ratones, predijeron que serían rechazadas, tipo rechazo de un órgano ajeno. Pero qué sorpresa: los resultados fueron espectaculares, dijeron.

6. Tomar vino por otras razones

Hace unos años la fama del vino tinto subió como espuma: uno de sus compuestos, el resveratrol, parecía proteger contra el cáncer y contra enfermedades del corazón, además de alargar la vida en modelos animales. Ni esa bebida ni el chocolate ni las fresas, que también lo contienen, serían útiles contra aquellas condiciones reveló un nuevo estudio en Jama Internal Medicine. Se encontró que esos productos podrían reducir la inflamación y proteger algo el corazón pero se debería a otros compuestos. ¿Al fin qué?

7. Qué tal: un ratón ‘pesado’

Otro cuento con ratones, bien interesante: científicos reportaron la creación de un ratón ‘pesado’, el primer animal enriquecido con isótopos no radiactivos, permitiéndoles capturar en detalles sin precedentes la estructura molecular del tejido natural leyendo el magnetismo inherente a los isótopos. Es un avance que podría conducir a sorprendentes descubrimientos médicos y a implantes mejores. El estudio fue publicado en Science.

8. Derretida como un helado

Seis glaciares del ala occidental de la Antártida están en claro proceso de desestabilización reveló un nuevo estudio. ¿Qué quiere decir? Que se derretirán de manera irremediable, pues el proceso no es reversible dijeron los investigadores de la Nasa. En unos pocos cientos de años la enorme masa habrá desaparecido y el nivel del mar aumentará cerca de 1 metro reveló el artículo que será publicado en Geophysical Research Letters.

9. Una fábrica de huesos

Cientifícos demostraron en un animal muy emparentado con el hombre que es posible producir nuevo hueso a partir de células madre inducidas pluripotentes elaboradas de las propias células de la piel del animal. La investigación, en monos, presentada en Cell Reports también mostró que existe cierto riesgo: que las células puedan alimentar tumores, pero esa infortunada consecuencia parece menos probable que lo que sugerían estudios en ratones inmunosuprimidos. Un avance prometedor en monos macacos.

10. Quieto para la foto

El nuevo tomador de fotos de Gemini, en los Andes chilenos, acaba de imponer una nueva marca al tomar la mejor foto lograda de un planeta extrasolar: Beta Pictoris b, que se encuentra a más de 63 años luz de la Tierra. Con el anterior instrumento se habían tomado imágenes de un puñado de planetas, todos lejanos de su sol como del nuestro Saturno o Neptuno, y todos enormes, con varias masas de Júpiter. Beta pictoris b tiene una masa de 4 a 11 la de Júpiter. El seguimiento al planeta permitió saber que en 2017 hará tránsito delante de su estrella, una gran oportunidad para confirmar datos y allegar otros. El reporte apareció en Proceedings of the National Academy Sciences.

Cerveza disminuiría riesgo cardiovascular

Contrario al pensamiento general, la cerveza sí tiene efectos benéficos sobre la salud cardiovascular, demostró un nuevo estudio. Eso sí: con moderación.

Al analizar por separado los beneficios del vino y la cerveza, un estudio de los laboratorios de la Fondazione di Ricerca e Cura Giovanni Paolo II, en Campobasso, Italia, se encontró que ambas bebidas son buenas para la salud.

La investigación, publicada en el European Journal of Epidemiology, utilizando un metaanálisis estadístico, escudriñó distintos estudios conducidos en distintas partes del mundo en los últimos años, con lo cual se pudo analizar datos de 200.000 personas en quienes los hábitos de consumo de alcohol estaban asociados con enfermedad cardiovascular.

Los resultados confirmaron lo que ya se sabía del vino: que dos vasos al día para hombres y 1 para mujeres pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular hasta 31% comparado con no bebedores.

Lo que hace este estudio es agregar los efectos de la cerveza.

Al parecer por primera vez se demuestra el beneficio de esta bebida.

La máxima protección se observó para aquellas con un volumen del 5% de alcohol, ingiriendo algo más de una pinta por día, unos 568 mililitros.

“En nuestro estudio analizamos el vino y la cerveza por separado. Al comienzo se observa una reducción del riesgo cardiovascular con el consumo moderado. Luego, con un consumo mayor, la ventaja desaparece y el riesgo se torna más alto”, explicó Simona Costanzo, autora principal del estudio.

La cerveza y el vino son parte del estilo de vida de muchas personas, reconoció Augusto Di Castelnuovo, de los laboratorios que adelantaron la investigación. Un vaso va bien con comidas sanas, ingeridas en el momento adecuado, con la familia o los amigos. No se trata de beber mucho.

Los datos, tampoco, pueden ser extrapolados a todas las personas. En mujeres jóvenes en edad fértil, aumenta el riesgo de cáncer, lo que se contrapone al beneficio para la salud del corazón.

¿Qué hace que el vino y la cerveza tengan el efecto protector? Ambos contienen alcohol, pero también polifenoles. Falta averiguar más.

Cerveza afecta a las mujeres

Cerveza, algo más que burbujas. ¿Será por allá? ¿O es para preocuparnos acá? Lo cierto es que un estudio reveló que las mujeres que beben cerveza con regularidad podrían aumentar el riesgo de desarrollar psoriasis, un trastorno autoinmune que afecta la piel.
Pero eso no es todo: otras opciones de bebidas alcohólicas, como la cerveza light o el vino, no se relacionaron con este riesgo.
Fueron investigadores del Hospital Brigham y de Mujeres, de la Facultad de Medicina de Harvard y de la Universidad de Boston que hicieron seguimiento a 82,869 mujeres a las que al principio no se les había diagnosticado psoriasis durante unos quince años, entre 1991 y 2005. Las participantes informaron sobre su consumo de alcohol y también informaron si un médico les había diagnosticado psoriasis.
Se halló que incluso cantidades relativamente moderadas de cerveza parecían aumentar el riesgo de psoriasis. Este aumentaba en casi 80 por ciento con 2,3 bebidas semanales.
Cinco cervezas o más por semana duplicaban y más el riesgo de diagnóstico de la afección cutánea, comparadas con las abstemias.
“Podemos decir que si a una mujer le gustaría consumir alcohol, y tiene antecedentes familiares o personales conocidos de psoriasis o algún otro motivo por el que podría estar predispuesta a esta afección, probablemente no deba elegir beber cerveza que no sea light”, aseguró Abrar A. Qureshi, autor principal del artículo que aparecerá en diciembre en Archives of Dermatology.